<body>

Rural Tex es un estúpido portal web de reseñas y noticias sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

La Otra Dimensión: The House that Jack Slashed

Review: Metal Gear Rising: Revengeance (PS3/X360) - Bastante tiempo ha pasado desde que jugamos un título nuevo de la serie Metal Gear producto de la mente de Hideo Kojima, y pasará un tiempo más ya que Metal Gear Rising: Revengeance tiene el nombre de Metal Gear, personajes y elementos del universo de Metal Gear, pero no es Metal Gear Solid como tampoco es producto de la pluma y mente del dramático y excéntrico Kojima… pero es un buen juego.

Recordemos a Kojima en aquel E3 hace cuatro años cuando anunció en el podio de Microsoft XBOX 360 que Metal Gear Rising sería el primer título disponible para la plataforma de Redmond*; no en balde, contrario a su demostrada animadversión a desarrollar en consolas norteamericanas como casi todo Japón. Sin embargo, y a pesar que la billetera de Microsoft puede hacer que un musulmán cuelgue un crucifijo en su cuello, Kojima advirtió que tal alianza sólo significa que licenciaba la serie a otro desarrollador distanciando su nombre de la producción a no más de un mero consultor. Para entonces recalcó que "Metal Gear Solid: Peace Walker", el último título anunciado de la saga de "los Snake" hasta el presente, sería la verdadera producción de Metal Gear Solid ungida y bendecida con su nombre, es decir, escrita y dirigida por Kojima-san. Esto trajo muchas reservas en relación a la calidad final de Metal Gear Rising. Pero descuiden mequetrefes, Metal Gear Rising: Revengeance es un excelente juego siempre y cuando tomemos en cuenta su propósito y audiencia: No es un juego de espionaje táctico como Metal Gear Solid, es un Japanese Hack & Slash de pura acción superficial.

Si recuerdan bien la participación de Jakku “Jack” Raiden en Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots, el Ninja espía de FOXHOUND, recordarán que vino totalmente renovado de aquellos días del PS2 convertido en una increíble máquina de artes marciales en un cuerpo Cyborg á-la Cyber Punk Kojima, anime-style. Siendo un NPC (None Playable Character) sólo podías admirar, en frustración, lo espectacular de sus movimientos patea-traseros sin intervención alguna. Inmediatamente vino un pensamiento a la mente colectiva de todos quienes jugamos a Raiden en Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, ¿¡Por qué coño de la madre no fue así cuando lo manejamos en aquel juego!? Pues ahora sí, contra todo escepticismo si se podía trasladar aquella demostración cinemática a mecánicas reales de juego, Metal Gear Rising: Revengeance pone en tus manos el control de ese über ninja con majestuosa fluidez y glorioso dinamismo. Sin tramas novelescas ni guiones profundos, sin juego furtivo ni complejidad táctica RPG, Metal Gear Rising: Revengeance es pura acción veloz y satisfactoria, eso sí, sin manchar el linaje del universo de Kojima.


Cyber Punk Ninja Gaiden Solid: si querías jugar a Jack Raiden al verlo quemar traseros con elocuencia de danza en MGS4 pues aquí tienes ese sueño realizado. Advertimos que el gameplay es para hombres de pelo en pecho.

Otro motivo para estar tranquilo y confiar que Metal Gear Rising: Revengeance es un excelente juego –a pesar de sus flaquezas– es que fue desarrollado por Platinum Games, responsables entre otros tantos éxitos recientes como Bayonetta, MadWorld y Vanquish, este último un Arcade Shooter Japonés al que le dimos seis estrellas por su intensa e impecable jugabilidad. Metal Gear Rising: Revengeance es un juego ambientado en el universo de Metal Gear, con personajes de Metal Gear, sin la jugabilidad tradicional ni los melodramáticos guiones “¡yo también puedo Hollywood!” de Metal Gear. No, no aparece Snake, no esperen un “cameo” para no caer decepcionados… pero sí lo nombran.

Tema: He aquí la falla principal de Metal Gear Rising: Revengeance, el pobre e inteligible guión, no obstante sabemos que Platinum Games se concentra en su fuerte, la jugabilidad, y esto quedó igualmente reflejado en su anterior éxito. A pesar de esto intentan dar mucho énfasis en dar continuidad a los hechos posterior a la crisis de los Patriots que tomó lugar durante los acontecimientos de MGS4. Donde el mundo ahora sufre una nueva etapa económica en relación a las guerras privadas. Haciendo muchas referencias a situaciones del pasado dentro del universo de Metal Gear buscando dar legitimidad a la atmósfera mono-dimensional en la cual se desarrolla la insípida trama. Que trata de algo respecto al trafico de cerebros para Cyborgs secuestrando niños de la calle en países del tercer mundo como materia prima. Además de otras conspiraciones políticas que incluye un senador norteamericano corrupto y el Presidente de los EE.UU.

Con conversaciones largas, poco interesantes al punto que genera aburrimiento. Hubiera sido mejor dejar a un lado tanta paja y sincerarse con el propósito del juego, total, así hicieron con Vanquish: All Action, No Bullshit. Prefiero un guión sin excusas cargado de clichés chicle bomba que un burdo intento por Kojimizar un drama mediocre. Trama que no entendí, así que mi mejor resumen del tema es: tú eres bueno, ellos son malos, éntrales a coñazo limpio y, pueblo, a mamar.


¡Coñazo, coñazo y más coñazo! los pulgares te van a arder a tres tablas, los botones del gamepad perderán su firmeza, este juego da un síndrome de túnel carpiano prematuro de la tensión que sufren tus muñecas.

Diseño: El diseño es un estricto, al pie de la letra, Hack & Slash Arcade al estilo japonés o JH&S. Dividido en capítulos donde al final de cada uno se mide tu desempeño estadístico en puntaje tipo Arcade, que se convierte en moneda para adquirir mejoras y aditivos tanto para tus artefactos como para tus habilidades marciales –que vas acumulando progresivamente. Es muy básico si me permiten la honestidad donde las opciones de expansión y desarrollo del personaje se ve desnutrida ante otros juegos del mismo género, ejem: Devil May Cry y Ninja Gaiden. Sin inventario mayor que un puñado de granadas y otros artículos, muchos de estos singulares de la serie Metal Gear, ejem: la caja y barril de Snake, raciones para aliviar la salud y estimulantes para mejorar los poderes cyborg. Dicho esto, se echa por tierra cualquier diseño de juego basado en stealth o RPG dentro de su estructura lineal de combate acelerado basado en combos y progresión de puntos. Muy a pesar que el juego te proponga aproximar una misión de manera furtiva, su diseño de niveles hace de esta mecánica poco más que absurda. En todo caso, lo que impresiona es el diseño de la mecánica de corte, sí, es completamente libre, a discreción, sin scripts pre-animados. Puedes cortar casi todo en la orientación que prefieras usando “Blade Mode”, que activa una línea sobre el objetivo indicando la zona a cortar. Al activarla divide exactamente en ese punto y se pueden combinar repetidas veces. Es impresionante y demuestra un cuidado casi exótico en el diseño.

Al igual que sus homólogos paisanos, Gaiden y DmC, Metal Gear Rising: Revengeance califica tu desempeño hacia el final de cada sub-capítulo con una numeración estadística tipo Arcade que se promedia usando las clásicas letras D, C, B, A y el siempre ansiado “S” que te gradúa como el mequetrefe mayor en combate. Flawless Victory para los no conocedores del JH&S. Cualquier imperfección, contragolpe o continue ¡cof! Muerte ¡cof! evita que obtengas esa prestigiosa calificación. Por supuesto que invita a repetidas jugadas. El diseño del combate es netamente con armas marciales de contacto directo, variando levemente con armas pesadas limitadas a un RPG y un lanza cohetes Stinger, de lo contrario no sería un hack & slash si en principio empleara armas de proyectiles. Se complementan unos niveles opcionales llamados VR Training –coleccionables a lo largo del juego– que expone aún más el carácter Arcade con el propósito de pulir tus habilidades paralela a la trama. Trama que se va en más o menos seis horas… sin multiplayer. Menos mal que se presta para jugadas repetidas, como todo buen Arcade H&S.


Raiden corta en dos... y tres, y cuatro y a la n+1 gracias a su mecánica impresionante de corte libre y discreto en casi todo lo que le pones el "Blade Mode". ¿Te faltan vitaminas? Extirpar médulas de energía será tú especialidad.

Jugabilidad: Este es un H&S para machos, para experimentados con el juego del Arcade japonés que se caracteriza de ser muy pero muy veloz contrario a su contraparte norteamericano que es significativamente más lento (ejem, God of War). Requiriendo al máximo de tus reflejos y capacidad de respuesta –innata e intuitiva– del mapa de botones usando la mecánica de varios combos posibles para superar los escenarios de combate, muchos de ellos de extrema dificultad.

Sin embargo hay varios niveles de selección de dificultad, con uno suicida –Revengeance– que aparece disponible una vez hayas vencido el juego en modo Normal o Hard. Sin embargo, al igual que todo buen JH&S, el gameplay de combate funciona en base a fórmulas y patrones, en algunos casos predecibles al punto de permitir un estudio y aproximación mejor a la inicial. Amaestrar los controles es suave, muy flexible y de una fluidez impecable. La respuesta es perfecta y la satisfacción de logro es muy gratificante debido a lo empinado que es la curva de dificultad. Los Jefes** por encima de todo son implacables, muy veloces y demandan perseverancia aún si los vences en el primer intento, otros por el contrario parecen indescifrables que pudiera ser frustrante, sólo que anima a variar la estrategia si no te funciona la primera… o la mil, Monsoon anyone?

Aun así, los enemigos y los mini Jefes son de temer con igual o mayor respeto; hay Crying Wolf, Raging Raven, hasta un Metal Gear Ray –¡como primer Jefe!– y toda suerte de mini Jefes que exigen coordinación y destreza. Abundan los temibles bípedos mecánicos de MGS4, los Geckos ¿se acuerdan de ellos?, pues los vas a enfrentar, y en número, igual que como veías a Raiden hacerlo “de lejito”. La vida no es regenerativa, mantiene tradición fiel al género –y a Metal Gear– con una barra medida en porcentajes que recuperas encontrando raciones o extrayendo médulas de energía de enemigos caídos. Las habilidades y armas que acumulas las puedes envenenar en el menú de opciones donde usas los puntos ganados en adquirir los complementos disponibles de manera progresiva. No pueden faltar los QuickTime Events en este género, que afortunadamente están reservados para terminar con los Jefes o mini Jefes, con elaboradas secuencias pre-animadas a la espera de pulsar un botón en la fracción de segundo precisa.


Olviden trama, multiplayer y presentación ejemplar, aquí lo que hay es tánganas, diablas y redoblonas encendidas. Los jefes son un filtro para gamers serios, claro, si apenas comenzando el juego te enfrentas a Metal Gear Ray.

Presentación: Si bien el acabado gráfico y artístico es adecuado y a veces agradable, no va a competir por ningún premio en presentación de arresto visual. Muy plano y de poco empleo realista de pixel y vertex shaders pareciera a veces estéril y contrario a esa fotografía fílmica que persiguen los juegos de Metal Gear. Texturas en su mayoría planas y modelos simples en sus casi homogéneos escenarios que dan muy poca personalidad y variedad a los capítulos. Ahora, lo que realmente importa y es crucial para este tipo de juego es su framerate, no sólo es fluido e impecable, sino que va a ¡60 cuadros por segundo! Un juego de esta velocidad necesita este framerate, de lo contrario no sería sincrónico con la inmediatez de los controles y la capacidad de respuesta que exige el gameplay. Esto es Ninja Gaiden rápido y 60fps fluído, una delicia. Pero se le da méritos en el acabado cyber punk típico de Kojima que da prioridad a los modelos de los personajes y hardware militar futurista. Con mucho cuidado en las animaciones y el mo-cap.

Si tan sólo la animación facial no fuera tan acartonada y su actuación vocal tan pastiche y cliché, el audio pudiera tener mi respeto, pero seguro perseguían ese estilo Kojima novelesco y se le respeta. Las cosas que dicen y el tono en que lo enuncian va directo a los Razzies si esto fuera una película. Contando además que los actores vocales son, en el caso de los conocidos, los mismos de siempre desde que Metal Gear tiene actores sonoros. Claro, no sería Raiden sin la voz del actor Quinton “Q” Flynn, su intérprete desde siempre, pero también otras voces conocidas y sus respectivos personajes hacen un cameo agradable para mantener esa atmósfera que estás en el universo de Solid Snake. Un detalle que me dejó dudas ¿La sangre de Raiden no es blanca sintética en MGS4? ¿Entonces por qué es roja rojita aquí si son eventos posteriores a aquel juego? Bueno, no podían faltar los sonidos de efectos propios de la serie incluyendo el clásico alerta de los enemigos con el singular signo de exclamación. A pesar de todo, el audio tampoco es muy vibrante y realista, con una banda sonora cyber-power-metal típica de estos juegos que grita cultura japonesa hasta por los codos, pero bueno.

Metal Gear Rising: Revengeance es un juego muy entretenido, homenaje al legado cultural de la saga aunque se desvía en filosofía de origen hacia una aplicación más comercial y visceral que lógica y emocional. Divertida a patadas, técnica y mecánicamente un ejemplo de gameplay perfecto si bien sacrifica los demás renglones. No sé si vale sesenta verdes de primer día, pero sí vale tu tiempo dedicado, en especial si cosechas un fetiche por los Hack & Slash de corte Arcade japonés y eres seguidor de larga trayectoria a la saga Metal Gear. Recomendable sin reservas.

Jugab: Sir William McKay (★★★★★★)
Tema: Ñame (★☆☆☆☆)
Diseño: Pasta (★★★☆☆)
Presentación: McKay (★★★★☆)

¿60$? Diversión y reto garantizado para fans del buen H&S y Metal Gear.

[PS3: 2013. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 720p. Sonido: Dolby Digital 5.1, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 483MB, Dual-Shock Compatible. ESRB Rating: M]



______________
Bart

P.D. Kaiser, Deibi, ahombrense mequetrefes y terminen de pasar de los primeros Jefes que ya se ve feo que el Wolf y el Monsoon les devuelva su culo envuelto en papel regalo con tarjeta Hallmark... ni que fuera Demon's Souls, ahí sí corre sangre.

[*] Sepan ustedes que Metal Gear Rising: Revengeance casi no ve la luz del día ya que Kojima en un principio quiso cargar con la producción completa de todo el proyecto, como siempre exponiendo su reputación de control total. Pero tuvo dificultades en desarrollar un gameplay basado en mecánicas de corte como ostentaba la demostración no interactiva de Raiden en Metal Gear Solid 4. Por tal motivo Metal Gear Rising: Revengeance fue cancelado en silencio por Kojima de manera extraoficial en 2010 hasta que buscó asesoría al respecto como un último intento por llevar este Spin-off de la serie a los jugadores. Encontró experticia en Platinum Games en materia de mecánicas y diseño de acción donde Kojima no posee experiencia ya que su saga siempre estuvo orientada al juego táctico, furtivo y de corte narrativo-cinemático. Afortunadamente el juego encontró su cauce en desarrollo sin mayores demoras hasta su publicación oficial el pasado mes de Marzo de 2013. Fuente: Kotaku.

[**] Esta semana se encuentra disponible Metal Gear Rising: Revengeance Jetstream DLC donde asumes el rol de Jetstream Samuel Rodriguez –el antagonista Jefe del juego– en una breve campaña solitaria.

Etiquetas: , ,

LEGAL

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido –escrito o gráfico– cuya autoría intelectual no sea nuestra, será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente le corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Interactive Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ asume la responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos con comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos con comentarios. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex