Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

RESEÑAS

Todas las reseñas de videojuegos y cine se encuentran en nuestra base de datos alfabetizada. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es estrictamente legal y original.

Importante: Información Legal.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' Bien… Ta' Bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porquería! ¡Un CULAZO!
La Otra Dimensión - Reseña: A Plague Tale Innocence

Le Dernier d'entre Nous

A Plague Tale Cover
A Plague Tale Banner
PlayStation 4 XBOX One PC Video Reseña

Hay títulos que llegan inesperadamente como un aire fresco en una industria que nos satura con el mismo juego cada año para cumplir con tendencias de acuerdo a la demanda popular de moda. Hoy cuesta encontrar variedad cuando todos quieren competir en el plano de los servicios online (GaaS), los Battle Royale y los Loot Shooters. Sin embargo, en una generación, pocas veces encontramos a un desarrollador que nos sorprende con algo artístico, especial y elocuente, y no siempre tiene que venir de un estudio AAA de gran reputación.

Eso es lo que encontré con el videojuego A Plague Tale: Innocence, una obra de arte de las humildes manos de Asobo Studios, un estudio indie con aspiraciones de AAA que nos sorprende con su primer proyecto independiente como desarrollo original. Antes actuaban como colaboradores de grandes publicistas –Microsoft y Ubisoft– haciendo ports de juegos de otros desarrolladores, Kinect games y adaptaciones de bajo nivel de films de Pixar.*

¿Qué ocurrió en la dirección de este estudio francés que prácticamente de la noche a la mañana pasó de ser un "estudio por encargo" a un desarrollador con serias inclinaciones a convertirse en el próximo Naughty Dog o Santa Mónica Studios?

Menciono a Naughty Dog porque sería imposible hacer esta reseña sin resaltar las influencias de ese gran estudio en A Plague Tale: Innocence, en especial The Last of Us. Desde la dirección narrativa hasta el diseño general del gameplay, se evidencia la clara inspiración que acobija a este proyecto, sin que en ningún momento sugiera que carece de originalidad. A Plague Tale: Innocence es ambicioso, tanto, que dudé, con el pedigree que Asobo arrastra en su haber, que ese estudio fuera capaz de llevar a cabo un proyecto de esta magnitud. Pero el juego llamó mi atención y mi curiosidad. Luego de un año siguiendo de cerca su desarrollo y progreso, mi interés creció al punto que anticipé algo especial. No me equivoqué a pesar que tuve mis dudas a priori.

Como les dije, A Plague Tale: Innocence es una de esas sorpresas silentes que un inesperado estudio nos agracia en una generación. Una hermosa y cruenta narrativa lineal que nos pone en la épica aventura de dos hermanos sobreviviendo en el corazón de la Inquisición Francesa hacia el ocaso del medioevo. Especificamente en el año 1348, tomamos en rol de Amicia de Rune, una noble adolescente que disfrutaba de una vida sin preocupaciones hasta que la tragedia de la Inquisición tocó a su puerta de manera violenta. Las causas que rodean el súbito cambio de destino tienen epicentro en una extraña "enfermedad" que aqueja a su hermanito de 5 años y que por razones de la trama no me permito revelar más. Sepan que el guión es fantástico y que obliga a continuar jugando capítulo tras capítulo hasta su desenlace emocional y sobrenatural.

A Plague Tale: Innocence es una aventura de acción-stealth de corte narrativo lineal con bastante variedad en la interactividad de su rico gameplay. No se sustenta en quicktime events como me pareció predecir ante las primeras impresiones que tuve; más bien busca retar al jugador con estrategia aplicada al uso inteligente de recursos en las situaciones que se enfrentan los protagonistas. Es una odisea donde Amicia y Hugo, su hermanito, intentan buscar respuestas al interés que tiene la Santa Inquisición por un pequeño niño enfermo con el mismo desespero que ellos tienen por encontrarle cura. En el trayecto, encuentran NPCs que se unen a la cofradía de rebeldes que lucha contra el regimen. Son interactivos, les puedes comandar que ejecuten órdenes de acuerdo a su talento particular.

El juego encierra mucha tensión, horror y algo de historia dentro de las curiosidades que encuentras y que sirven de incentivo a la exploración; si bien ésta está restringida a pocos niveles abiertos que su diseño lineal narrativo exige. Por lo tanto no es inusual encontrarse con puertas cerradas, bloqueos que impiden backtracking y las inevitables "paredes invisibles" que, en conjunto, intentan mantener al jugador en un ritmo emocional en ascenso. El guión de A Plague Tale: Innocence se encarga que así sea, en parte por la dirección y personajes bien desarrollados que generan conexión genuina.

El gameplay en estricta tercera persona es bastante complejo. Si a momentos pareciera que A Plague Tale: Innocence intenta cubrir muchos estilos de juego y nunca parece sobresalir con ninguno, te das cuenta al final que hacía malabares con tantas mecánicas para evitar caer en la repetitividad a lo largo de sus 16 capítulos; que te atraparán de principio a fin por unas 12 horas. Cuenta con un sistema de progresión de habilidades donde irás acumulando mecánicas nuevas de jugabilidad para evitar que te sientas cómodo con las que ya has aprendido. Además de un banquillo para modificar y mejorar tu equipo, en especial la honda. Todo esto va siendo necesario porque el reto va cuesta arriba con nuevas dificultades, que en los capítulos finales se suman para abrumar con afinco.

El foco está en el stealth, que casi siempre es la mejor estrategía dado que el sistema de combate de Amicia es muy simple y rudimentario, eso a pesar que hay una gran variedad de mecánicas en su círculo de opciones estratégicas. Su única arma es una Honda, que es bienvenida en tiempos donde siempre se suele recurrir al cliché del arco y flecha con poca ingeniosidad (la excepción fue la magistral Horizon Zero Dawn). Pero esta honda no te va a sacar de un encuentro contra media docena de guardias si eres descubierta, siendo una desventaja cuando te atacan en simultáneo con lanzas, flechas, espadas y casi todos con armadura y destreza. Así que ser sigiloso y evitar una pelea siempre es la mejor estrategia. El diseño de niveles no te la hace fácil ni obvia aunque no es muy retador.

Un sistema de crafting (elaboración) a base de –muy escasos– recursos te mantendrá al filo de la estrategia para que administres los ingredientes que necesitas y elaborar artilugios de alquimia que dan variedad a tu honda. Aparte de usarla como arma para matar enemigos con un certero tiro a la cabeza, puedes incendiar o encender hogueras, apagarlas, dormir guardias con un veneno, arrojar ácido a las armaduras o atraer ratas con un brebaje. Y eso nos lleva quizás al componente más impresionante del juego: Las Ratas. Durante la Inquisición Europea es frecuente escuchar o leer sobre plagas que azotaron poblaciones, muchas de ellas esparcidas por roedores. En A Plague Tale: Innocence las ratas son un protagonista especial. El algoritmo que emplearon en Asobo para su comportamiento en hordas de a miles –en mi burda apreciación– es inédito e impresionante.

Las ratas consumen vorazmente todo a su paso, y tú no eres la excepción. Se escudan en la oscuridad, teniendo al fuego y su luz como único recurso para contenerlas, o detenerlas, porque es imposible matarlas por su abrumador número y velocidad con las que atacan. Desafortunadamente ellas no son el único elemento hostil, los humanos son aún mas despiadados y crueles. La veracidad con la que A Plague Tale: Innocence recrea los horrores de la Edad Media es suficiente para darle a esta emocional aventura una censura para adultos porque se respalda en la autenticidad histórica con suma brutalidad. El A.I. de los humanos es de temer, si bien a veces usan patrones repetitivos y predecibles para momentos stealth, se vuelven lo opuesto si rompes su rutina al ser descubierto, ya que buscan, registran, se alertan y son implacables.

Los rompecabezas que consigues a lo largo del juego no son de mayor dificultad, evitando así romper el delicado ritmo narrativo con frustraciones innecesarias, sin embargo tampoco son muy fáciles u obvios. Esto da momentos de respiro entre lapsos tensos donde debes lidiar con las ratas, los humanos o ambos. En especial que hacia los dos últimos capítulos el juego te lanza todo para que, en medio de la desesperación, veas como tu zona de comfort se va a la mierda, aquí suben la dificultad a 11 y se mean en tu cara.

A Plague Tale: Innocence tiene una presentación visual y sonora de AAA absolutamente hermosa. La dirección de arte es superlativa, con un espectacular uso de luz y sombras que encajan con la atmósfera lugubre medieval de tiempos bárbaros. Sentirás asco, tensión, miedo, admiración, calidez, tristeza, todo enmarcado con un soundtrack a base de cuerdas, con cellos al frente que harán de tu experiencia memorable hasta el final.

La animación facial es buena, no de las mejores, pero transmite emociones convincentes con su estelar actuación vocal. Las animaciones en general son bastante buenas, pero la transición entre animaciones es un poco abrupta. No obstante el juego tuvo un desempeño técnico cinco estrellas, una perfección en pulido y optimización donde no experimenté ni un solo bug, glitch o caída de frame rate. Hubo un par de instantes donde noté algo de screen tearing, pero fueron momentos excepcionales y muy breves que no me distrajeron ni afecta mi apreciación general de este gran logro técnico.

Elegí el audio en francés para mantener la autenticidad del período, mas por una cuestión de purismo que por el choque me daba la inglesa con forzado acento galo. El problema que tuve fue que los subtítulos iban muy rápido y en letras blancas muy pequeñas que me hacían muy difícil la lectura aún en una pantalla grande.

En fin, A Plague Tale: Innocence es una agradable sorpresa de un estudio que no me lo esperaba. Intenso, variado, ritmicamente perfecto, con excelente diseño de corte narrativo, excelente historia, personajes memorables, atmósfera inmersa y una jugabilidad tan diversa como dinámica. Una obra de arte y espero volver a escuchar de este estudio con otro trabajo que al menos iguale éste, mejor si se superan, no volveré a dudar de ellos.

©2019 Asobo Studios/Focus Entertainment

BIEN:
● Excelente gameplay y diseño.
● Extraordinaria dirección narrativa.
● Acabado visual y sonoro de grado AAA.
MAL:
● Transición entre animaciones algo acartonadas.
● Dificultad extrema en los últimos capítulos.
● Subtítulos rápidos y de difícil lectura.**
¿60$?: Lo recomiendo con mi más alto entusiasmo como uno de los mejores juegos de 2019. Superb! Magnifique!
PS4: 2019. 1-Disco (Blu-ray) o Digital. Zona ALL. Video HD: 1080p/30fps. Sonido: Dolby Digital & DTS 5.1, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 37GB, DualShock 4 Compatible. Trophies. ESRB Rating: M

______________
Monsieur Barton

[*] Fuel (2009) fue su primer proyecto original –bajo Codemasters como publicista– un racer de mundo abierto que fue recibido con críticas mediocres y pobres ventas. A Plague Tale: Innocence es su segundo producto original, pero el primero sin la tutela de un publicista AAA (ahora bajo Focus).

[**] Esto fue algo personal, no lo tomen como negativo del todo, elegí jugar con el audio en francés porque el juego viene de Francia, está ambientado en Francia y la actuación vocal francesa es muy superior a la inglesa que viene por defecto. Necesité usar los subtítulos dado que no hablo francés, siempre elijo el audio en inglés por ser mi idioma primario, pero en este juego hice la excepción por las razones anteriores y vaya que la experiencia fue mejor a pesar de la incomodidad de unos subtítulos muy rápidos, con una fuente muy pequeña y difícil de leer.

Copia de prensa por cortesía de Asobo/Focus y Terminals IO by Evolve.

Template Design by Rural Tex