Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

RESEÑAS

Todas las reseñas de videojuegos y cine se encuentran en nuestra base de datos alfabetizada. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es estrictamente legal y original.

Importante: Información Legal.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' Bien… Ta' Bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! ¡CULAZO!
Spiff-O-Rama - Reseña: Avengers Infinity War

To Infinity and Beyond

Cine Cartelera

Se cumplen 10 años desde que Iron Man abriera el camino para lo que conocemos hoy como el Marvel Cinematic Universe, un enramado de películas interconectadas de varios súper héroes que forman parte de la propiedad intelectual de la casa de comics MARVEL (mayoría proveniente del legado y autoría de Stan Lee y Jack Kirby).

Cada personaje desarrolló su propio arco para formar parte de un universo común con el fin de crear un panorama coherente y homogéneo de gran escala. Es ahora que todas esas "introducciones" y breves crossovers dan el fruto que tanto se ha sugerido en las últimas escenas extra créditos. Planeada a dos partes, Avengers: Infinity War se perfila como la cresta que rompe la ola que inició con The Avengers, el colosal ensamble del MCU.

¿Qué podemos decir a estas alturas que no hayamos dicho en todas las reseñas de films del MCU aquí en RTx? ¿Es lo que esperábamos que iba a ser como el potencial clímax de un culebrón que lleva una década en desarrollo? Pues sí. Avengers: Infinity War cumple y con mejores resultados de lo que esperaba para lo que parecía ser un caos muy difícil de adaptar en un largometraje, siquiera repartido en dos cintas.

Infinity War es más que eso, es una consagración de varios logros que echan por tierra muchos de mis temores en relación a la adaptación de un comic de seis tomos (Infinity Gauntlet, MARVEL 1991*), con un guión que balancea la congestión de figuras y, más importante en mi opinión como lector de comics, la introducción de un villano importante que no tuvo espacio para desarrollarse en las películas anteriores.

Eso es lo importante aquí, ya que los 149 minutos de Avengers: Infinity War podría parecer una extensión muy longeva, propia de obras más épicas, que de no administrarlas bien corre el riesgo de cansar en sentido de tedio. Sin embargo el tiempo es adecuado para saturar al espectador de contenido –que lo mantiene anclado de principio a fin– con un ritmo casi perfecto que balancea un conglomerado de figuras que compite por tiempo de cámara. Tanto es así que Avengers: Infinity War te deja exhausto al cierre debido a tantas emociones manipuladas con cambios abruptos.

A pesar de su duración, es muy poco tiempo para que un personaje nuevo desarrolle sus motivaciones con suficiente peso argumental. Pero el guión de Stephen McFreely y Christopher Markus saca a relucir la experiencia acumulada escribiendo varios de los films previos del MCU, con Captain America: Civil War y The Avengers siendo sus primeros ejercicios para coordinar un gran ensamble… que ha crecido. En este sentido Avengers: Infinity War es acelerada, a veces forzada, que el Director Joe Russo conduce con elocuencia magistral sin darle preponderancia a ningún personaje, salvo al que necesita de la mayor atención posible para dar a entender sus propósitos: Thanos.

Ese era uno de mis temores, ya que en papel Thanos tuvo muchos volúmenes para darse a conocer. Algo muy difícil de condensar en una única oportunidad dentro de un film para evitar quedar como un villano mono dimensional; ustedes saben, ese que sólo quiere ver al mundo –o en este caso al universo– arder por puro gusto. Thanos es quien recibe más atención en Avengers: Infinity War para demostrarnos sus motivaciones y propósitos, que puedes llegar a tenerle cierta condescendencia por la forma en que se desnuda para mostrar que tiene alma y hasta corazón… que no es la roca que golpea la ola, pues.

Todo sin dejar de sentir genuina animadversión hacia su imposición como la amenaza que es, con el ingrediente de la obsesión que lleva a todo megalómano a perseguir sus metas con locura. Josh Brolin es quien resalta con su interpretación del infame titán púrpura al dejarnos ver a Thanos como un ser con profundidad y capas que se evidencia con cierta traslucidez subliminal en sus acciones. Que no está demás decir que va al grano sin perder tiempo dejando a sus homólogos Galactus y Apocalipsis como amateurs.

Infinity War es simple en su arco argumental que tiene como sinopsis dos objetivos paralelos: reunir las seis gemas de la infinidad que lentamente hemos ido conociendo con cada capítulo anterior; y por otro lado reunir a Los Vengadores que aún poseen grietas tras los sucesos de Civil War generando distancia y animosidad entre ellos. Pero es en el desarrollo e interacción de estos personajes –de este inmenso crossover– lo que le da complejidad a esta trama de apariencia simple.

Avengers: Infinity War tiene continuidad directa de Civil War y Thor Ragnarok, es todo lo que puedo decir porque extenderme sería irresponsable. Hablar de la acción y los efectos especiales es nulo a estas alturas del juego, eso se espera en un nivel alto y no hay sorpresas. Aplicando la misma "fórmula MARVEL", Infinity War tiene su dosis de humor para nunca tomarse muy en serio. Pero en esta oportunidad es necesario bajar un poco el acostumbrado tono jocoso para imprimirle amargura y desesperación.

Lo mejor del MCU no es tanto la adaptación fiel a los comics, sino la cuidadosa selección del reparto que se ha apropiado de sus respectivos personajes al punto que no podríamos aceptar actores sustitutos. Es aquí donde se pone a prueba la empatía que cada personaje ha construido con la audiencia a lo largo de diez años, logrando que Avengers: Infinity War resulte muy emocional para unos más que a otros. El film es oscuro, pesado y tenso, con Thanos como el epicentro de todo.

Thanos patea culos y duro. Es el rival formidable que "los héroes más poderosos de La Tierra" necesitaban para ponerlos a justificar el sueldo. No decepciona ni en sus palabras como tampoco en sus acciones. Lo que en consecuencia tiñe a Infinity War de un tono melancólico al asecho. Cuando dije que manipula las emociones, no exageré. No obstante esa velocidad que mencioné deja unos agujeros mínimos a lo largo del guión, que abundan para ser honesto, pero que aún en conjunto no degradan la experiencia de su bien calibrada edición que a momentos resulta sofocante.

Las interpretaciones de todos los personajes sigue su tradición a cargo de cada actor tanto los viejos como los nuevos. Robert Downey Jr., Chris Evans, Scarlett Johansson, Benedict Cumberbatch, Tom Holland, Zoe Saldana, Tom Hiddleston, Paul Bettany, Mark Ruffalo, Chris Pratt, Chris Hemsworth, Elizabeth Olsen, Anthony Mackie, en fin, no los puedo mencionar a todos, cumplen como se esperaba y eso es suficiente. Con noveles a la serie donde destaca Peter Dinklage y varios cameos de otros personajes que hemos visto a lo largo de esta serie de films, como Benicio Del Toro, William Hurt, Gwyneth Paltrow y el tradicional como esperado rol mutante casual de Stan Lee.

La mejor Marvel hasta ahora, creí difícil superar la barra tan alta que dejó Civil War, pero me alegra quedar sorprendido, la pienso ver mañana de nuevo, rara vez hago eso con una película y eso dice mucho como elogio. Es ver un comic real cobrar vida, es el punto al que queríamos llegar, es superar las expectativas más altas y aún así quedar impactado, recordando que apenas es una primera mitad con la conclusión para el año que viene.

Altamente recomendable como la cartelera rural de la semana.

Saint Williams McKay
(★★★★★★★)
¿Vale la pena pagar el Cine?: Es por lo que hemos esperado 10 años y casi dos docenas de films de MARVEL.
Cine. Estudio: Disney. País: EE.UU. Director: Joe Russo. Genero: Comics/Acción/Fantasía. Idioma: Inglés. Duración: 149m. Estreno: Abril 27, 2018. Censura: PG-13

___________
Bart

[*] A Infinity Gauntlet se sigue 'Infinity War' en los comics (seis tomos, MARVEL 1992) que extiende el conflicto con Thanos incorporando más figuras que quisiéramos ver en la adaptación de cine, como los X-Men y Fantastic Four, pero ya hemos dicho por qué no es posible en varias oportunidades y no me pienso repetir. Sin embargo Avengers Infinity War toma elementos de ambas series para adornar su argumento original aunque signifique que se desvía del comic para darle al MCU identidad propia.