<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

El valle de las almas perdidas



En ocasiones, los padres proyectan en sus hijos lo que desearían para sí: sueños no alcanzados, modelos de ejemplo de conducta. Y en virtud de ello, los hijos actúan en aras de complacer lo que estos ansían. Pero cuando la realidad descubre que estos no eran ni por asomo lo que se suponían que eran, las dudas se acrecientan y la verdadera personalidad aflora para demostrar que al final, todos somos humanos con virtudes y defectos que no nos hacen ni mejores ni peores que otros. Este planteamiento forma la base, además del regreso a casa luego de estar en Irak en plena guerra, de lo más reciente de Paul Haggis, In The Valley Of Elah.

Desde el primer fotograma, compuesto a partir de imágenes tomadas por una cámara de teléfono celular con las correspondientes distorsiones y voces en off que reflejan el terror de estar en un sitio no deseado y en una guerra impopular, el espectador se hace acompañante de Hank Deerfield, ex veterano del Ejército que había perdido un hijo previamente y que ahora volvía a enfrentarse a otra pérdida; esta vez de su segundo vástago Mike, el cual había regresado de una campaña de 18 meses en Irak y que desapareció de su base en Fort Rudd, Nuevo México. Deerfield quien se encuentra en Monroe, Texas viviendo con su esposa Joan, emprende el viaje hacia la base para averiguar sobre la desaparición. Al llegar allá, descubre que su hijo ha sido asesinado y que tres de sus compañeros eran acusados de ser sospechosos del crimen, por lo que asume la búsqueda de quién lo hizo y de las razones para llevarlo a cabo con la ayuda de la detective de homicidios Emily Sanders.



El entorno en donde se desarrolla la historia es una fusión entre el ambiente militar y el civil que rodea a la base y el enfrentamiento entre las fuerzas del orden del Ejército y de la policía en cuanto a las averiguaciones de rigor. Y mientras se revelan las situaciones que llevaron a la muerte de Mike, también sale a la luz los códigos de comportamiento dentro de las instituciones militares, los horrores de cualquier guerra y la doble vida que la víctima llevaba, siendo un reflejo de algo para sus padres, pero otra cosa diferente estando lejos del nido familiar.

Este film viene a ser el proyecto como director que siguió a la oscarizada Crash, así como a las colaboraciones de éste tanto en Casino Royale como en la aclamada Letters From Iwo Jima. Pero a diferencia de estos proyectos mencionados y de su consagración como director tipo Robert Altman, se nota en In The Valley Of Elah un tono melodramático que lejos de atraer aleja al espectador. Tal vez en su afán de ser honesto y preciso en denunciar la Guerra en Irak y el costo moral y psicológico de la misma, lo que termina haciendo es algo pretencioso y pomposo que no tiene nada de nuevo; al menos Oliver Stone logró hacer algo de más contundencia en Born On The Fourth Of July.

Esto se refleja también por una dirección a ratos precisa, pero en muchos deficiente que en vez de mantener la atención, lo que hace es dispersar en un uso errado de la ralentización de eventos como para que el público no pierda detalle ni atención, cosa que como mencionamos actúa al revés. En lo fotográfico no se aprecia un aporte ni nada de atractivo en cuanto a encuadres o iluminación, salvo lo que cualquier persona con un mínimo de conocimiento podría hacer a un costo económico y con resultados más logrados. La edición ayuda efectivamente para que el público no se quede atrapado en la historia sino que se distraiga, mediante el uso de pasajes lentos y sin habla, momentos ideales para revisar los mensajes del celular o el sucio de entre las uñas. En lo musical, no hay tampoco un aporte de reflejar pasajes con estados de ánimo, más bien viene a ser casi como dejar un radio encendido sin que nadie lo oiga.



Muchos han alabado la selección que hace Haggis en cuanto a los actores de sus películas y es de reconocerlo, pero también hay que hacer mención a los milagros que estos hacen cuando el libro es deficiente. Empezando por el protagónico que hace Tommy Lee Jones que hace esfuerzos porque su rol de Hank Deerfield sea convincente y en ocasiones lo logra, quizás sea cuando se sale del guión. Cosa que no puede decirse de Charlize Theron, la cual no tiene un papel decente como Emily Sanders; e insistimos, no es ella, es el guión que es malo. James Franco se nota aquí desperdiciado, al igual que Jason Patric, Frances Fisher y Josh Brolin, sobre todo en este último luego de haber hecho algo soberbio en No Country For Old Men. Pero el mayor desaprovechamiento actoral es el que se produce al subutilizar a Susan Sarandon. El tiempo que ella tiene en pantalla es tan corto que si el personaje de ella no existiese en el libro no se extrañaría, pero el problema es que ella es quien lo hace extraordinario y en última instancia es quien hace que el film no sea una experiencia aterradora. Lástima que sus talentos no hayan sido explotados aquí; inclusive, la historia podría rehacerse bajo la perspectiva de la madre en vez del padre.

In The Valley Of Elah termina siendo un ejercicio interesante, pero bajo otras manos, no las de Paul Haggis. Ahora se entiende por qué esta película no tuvo alta recaudación ni reconocimientos en las entregas de premios. Porque estamos en presencia de un zapatero que hace carteras. Moraleja: Paul Haggis debería de hacer guiones y pulirlos mejor que ponerse detrás de la lente de una cámara; es de riesgo darle una filmadora.

Film: Mancao (★★☆☆☆)

___________
Spaceman Spiff

Etiquetas: ,

0 COMENTARIOS

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido escrito o gráfico cuya autoría intelectual no sea nuestra será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Computer Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ no se hace responsable por las ideas y opiniones expresadas en los comentarios emitidos por los lectores, bien sea por su grado de estupidez, ignorancia o mal gusto. De igual manera los editores de Rural Tex™ asumen la responsabilidad de sus opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Sin excepción no publicamos comentarios anónimos. Los comentarios se publican tal como vienen, sin censura, sin correcciones y sin edición, así que cuiden su ortografía mequetrefes. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos o comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que más arrechera nos dé o nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos y comentarios de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos o comentarios, es decir, te callas. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados son de los bajos fondos, no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex