<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

Leave the classics alone!



Siempre comienzo mis reseñas de cine con algo de antecedentes históricos a manera de introducción, no esta vez. Primero porque tratándose de Star Wars hace tiempo que uno de los editores fundadores de RTx hizo una retrospectiva bien compacta que no podría igualar, menos superar (lectura recomendada: 30 años atrás el cine no volvió a ser el mismo). Por otro lado porque no tengo la menor motivación luego de ver el film más esperado del año… por muchos: Star Wars Episode VII: The Force Awakens. Digo por muchos, excluyéndome, porque no estaba dentro del rebaño con sobre dosis de Hype. Ya pasé por eso cuando se estrenó Episode I y sufrí una de las más grandes decepciones.

Para alguien que siempre ha sido un fan de Star Wars (moi), que vio su génesis en el cine en USA en su época original (70's), tuvo casi todos los juguetes de Kenner e igualmente casi todas las ediciones de las películas originales en cada formato de video casero, es difícil no sentir gran apego por esta franquicia. Sólo que ha sido tan pisoteada en los últimos 15 por un intento de revivirla hacia las nuevas generaciones que uno ha adoptado una aproximación escéptica a cualquier cosa Star Wars, incluso en videojuegos, mi otra pasión enfermedad aparte del cine. Es mejor dejar los clásicos donde están.


Por tal razón, mis expectativas para esta nueva etapa sans-George Lucas estaban poco menos que al mínimo posible. Rayando apenas en el interés suficiente para verla en su estreno y no acampando frente al cine cual fanboy disfrazado… etapa superada, ya tengo canas en el culo. Sin embargo albergaba esperanzas de ver un reverdecer en la serie que prometía volver a sus raíces de producción, guión y hasta en la actuación. En especial después de la trilogía moderna de George Lucas que falló en casi todos los frentes donde se puede desglosar un film. Star Wars Episode VII: The Force Awakens fue en lo personal, como en criterio objetivo, una gran decepción.

En especial si tomamos en cuenta que esta nueva etapa trae refuerzos veteranos de la trilogía clásica, desde el dramaturgo (Lawrence Kasdan) hasta los actores legendarios que retoman sus roles (los que hicieron de esta saga un culto). En relación a su principal falla, resalta un guión pobre sin bases sólidas para sostenerse, siquiera para darle sangre a una nueva trilogía. Con personajes flojos –tratándose de los nuevos– respaldados en la nostalgia de viejos caracteres quienes apenas sirven de marco, pero no con flujo suficiente de circulación para dar fuerza a una nueva generación.

Star Wars Episode VII: The Force Awakens carece de personalidad o argumento original por su estructura y elementos que se fija demasiado en la fórmula exitosa de Episode IV. Repite el molde de un imperio que amenaza a la galaxia y una rebelión que busca destruir su "arma secreta", todo calcado al carbón. Un ente político/militar gestado del viejo Imperio llamado "The First Order", que todos creímos derrotado en el cierre de la vieja trilogía, surge sin argumentos ostentando una escala tan grande en soberbia fascista, que no me sorprendía si en cualquier momento salía Scolar Visari (gamer joke, people).


Los personajes nuevos, de ambos lados del conflicto, van desde lo risible hasta lo absurdo, al menos dan algo de qué hablar, porque con sinceridad hay varios que están de sobra sin justificar siquiera un comic relief role. Otros no dan razones para hablar de ellos, por eso obviaré a algunos. Todos, con excepción de la única que resaltó, la silente protagonista, no tienen espacio de desarrollo, propósito, ni motivaciones genuinas. Aquí pongo en balance a los protagonistas de la nueva generación –de nuevo excluyendo a la heroína– porque fallan en conectarse con la audiencia, generar respeto, empatía y justificación de sus motivaciones, si es que las tienen.

La heroína, 'Rey', al menos es la única que calza perfecto con el reparto que la representa, porque además de ser la única que logra captar a la audiencia, posee los ingredientes necesarios dentro de esta fantasía serial para legitimarse como líder, además de figura vulnerable con espacio para evolucionar. En este aspecto, hablando en términos de Star Wars, la heroína posee las mismas señales que hicieron de Luke Skywalker un icono de admirar: antecedentes misteriosos, situación desventajada, potencial innato, motivaciones nobles y destino profético. ¿Será la hija de Luke? lo dije primero, anótenlo.

Lástima que no tenga una contraparte a temer de escala inconmensurable que intimide, como Darth Vader en la pasada trilogía cuya presencia era más grande que la vida misma. En contraste tenemos a un villano que luce, actúa y resulta tan absurdo como risible: 'Kylo Ren'. Me referiré a él en adelante como "Darth Pussy". Darth Pussy pretende emular a Vader en imagen, presencia y misterio. Sólo que fracasa careciendo de respeto, no tanto por los personajes con los que intercambia, sino con la audiencia que se mofa de sus intenciones 'enclosetadas' de ser el nuevo Vader para el nuevo Imperio. Vi el film, y su absurdo sable triple sigue siendo estúpido.



Un villano frustrado, absurdo y contradictorio. De entrada impresiona por su despliegue de poder, sólo que como cosa extraña no lo demuestra en el desenlace, donde colapsa de forma patética, luego de venir decepcionando en picada con cada escena desde su introducción. Peor si consideran que su maestro de referencia, el 'Supremo Líder' de The First Order, se parece a Gollum del Señor de los Anill… ya va, el actor que le da vida al líder supremo no es otro que Andy Serkis… a las pruebas me remito Sr. Juez. Algo lamentable si pretenden darle más espacio a estos patiquines durante el resto de la pretendida trilogía, porque con villanos así podemos dormir tranquilos ya que Galactus o Hercóbulos son amenazas más creíbles para la galaxia. El Chrome Trooper fue la otra gran decepción, pura bulla publicitaria, dejémoslo así.

Lo ridículo del villano, y me perdonan que insista, es su pretensión de 'misterio' en la representación de una máscara que emule el legado de Vader, quien sí tenía razones de sobra para su cubierta siniestra. Desde la primera escena es claro que todo el mundo sabe quien es el Darth Pussy; peor todavía, antes de la primera mitad se revela su identidad. Entonces uno se pregunta, ¿por qué coño la máscara? ¡hasta que se la quita! suma su progresivo deterioro de imagen como figura antagónica, y de inmediato uno se arrepiente que lo haya hecho. Les juro que si Jar-Jar Binks o Adam Sandler estuvieran detrás del antifaz para el momento de retirarla no habría sido peor. No hay sorpresas, sólo más momentos facepalm que por desgracia no escasean.


El otro problema es el ritmo y la dirección. Sí, sé que no es santo de mi devoción, pero debo ser objetivo en decir que J.J. Abrams hizo con Star Wars lo que George Lucas siquiera pudo lograr: quitarle a la serie esa sensación y "feeling" de Star Wars. No me voy a extender en decir que Star Wars Episode VII: The Force Awakens es indistinguible de las Star Trek de Abrams en sentimiento y atmósfera, ni que hace de la dirección de los personajes parecer a veces estar viendo una serie de TV en lugar de un film. Me refiero a que su ritmo es irregular, sin un ápice de construcción de emociones, acumulación de tensiones ni algo de suspenso. Nada. Quitarle ese aura de serial sabatino que fue la causa de inspiración de Lucas fue quizás lo peor.

Que ni con todos los reconocidos y familiares efectos de sonido –de Ben Burt– y los iconos visuales de su universo, que incluye la forzada nostalgia arrastrada, The Force Awakens logra que sientas que estás viendo un film de Star Wars. Sentimiento presente en la trilogía moderna de Lucas por más que se les desprecie o critique. Al menos pueden estar tranquilos que Star Wars Episode VII: The Force Awakens no cae más abajo de esa referencia bochornosa. No hay Jar-Jar Binks ni Midichlorians.

Más triste para mi que soy adicto a los Original Soundtrack Score fue ver, digo escuchar, como el gran John Williams se diluye cual banda sonora casual de incidencias genéricas y poco impacto. No hay temas nuevos que resalten como hizo en la trilogía moderna, única salvedad que aquellas cintas por contribuir al legado de Star Wars con deliciosas melodías epopéyicas y grandilocuentes que se elevan al sitial de culto junto a las wagnerianas piezas clásicas. En Star Wars Episode VII: The Force Awakens –su peor trabajo– presiento que fue para cobrar un cheque, porque no hay nada que emocione ni dirija las intensidades, repitiendo motifs reciclados a cada rato como música de ascensor.


Puntos positivos, celebro el enfoque a filmar en escenarios naturales, con mínimo de exposición en estudios y chroma key (pantalla verde). Obvio que con un calibre de producción de Lucasfilm, los efectos especiales son transparentes y sobrios. Con fuerte énfasis en efectos prácticos y mecánicos, usando disfraces y animatrónicos tradicionales que siempre serán mejor recibidos que el abuso de imágenes digitales desconectadas de las actuaciones (como ocurrió con los Ep. I II III). Ah, ¡'BB-8' manda! Es todo. Pero no fue suficiente para darle la columna vertebral a un film que depende, como todos, de una convincente historia que suspenda la realidad y secuestre las emociones. Hay buenos momentos de acción y humor aquí y allá, pero son islas breves en un mar de Meh.

Los actores ya los conocen, como dije los clásicos sirven de marco y reviven esa nostalgia con la misma química de siempre, eso se esperaba y no defrauda. Con Hamill, Ford, Fisher, Daniels y Mayhew en sus roles respectivos que no hace falta decir quién es quién. Queda de parte de los noveles demostrar que pueden recibir la batuta, pero ya expliqué que, salvo una excepción, fracasaron, dejaron caer la bola y anotó hasta el perro.

John Boyega fue un personaje P.C. innecesario, sobreactuado, deseaba que lo mataran en cada escena donde había un mínimo de peligro. Oscar Isaac, sin motivos ni dirección, sin carisma ni liderazgo alpha. Si Ford puede mantener el semblante canalla de 'Han Solo' después de todos estos años dice mucho de lo que dejó a posteridad. Max Von Sydow, desperdiciado, pudo ser un nuevo Grand Moff Tarkin, no un monigote desechable de entrada. Lupita Nyong'o, desperdiciada en un rol refrito. Y Adam Driver deja una muy muy mala impresión como villano, ¿¡quién hizo el casting!?

Por último nos queda la deliciosa excepción en Daisy Ridley –la heroína– hermosa no sólo en el semblante, sino en el carisma como figura protagónica que traza un porvenir decente para el resto de la serie. Lastima que estuvo rodeada de rellenos desechables y no tenía donde pararse en argumentos de base estructural.

En conclusión Star Wars Episode VII: The Force Awakens entretiene apenas lo suficiente para no quedarse dormido, no complace al hard-core Star Wars fan y sólo seduce a las nuevas generaciones acostumbrados al Sci-Fuck de The Divergent Series, Hunger Games y Maze Runner (¿¡dónde están los Philip K. Dick y Asimov de esta generación!?). Soy fan a muerte de Star Wars y les digo que mejor esperen a verla por cable.

¿Cartelera rural de la semana? No. Sólo para fanboys cegados.

Film: Ñame (★☆☆☆☆)

___________
Bart

P.D. Hay rumores que Daniel Craig (007) y Nigel Godrich (Radiohead) actúan de extras, pero encubiertos como Stormtroopers. Anyone?

Etiquetas: ,

LEGAL

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido –escrito o gráfico– cuya autoría intelectual no sea nuestra, será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente le corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Interactive Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ asume la responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos con comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos con comentarios. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex