Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

RESEÑAS

Todas las reseñas de videojuegos y cine se encuentran en nuestra base de datos alfabetizada. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es estrictamente legal y original.

Importante: Información Legal.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' Bien… Ta' Bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porquería! ¡Un CULAZO!
La Otra Dimensión - Reseña: Ghostrunner

The real Cyberpunk starts here: The BLADE Runner

RIGHT
BANNER
PlayStation 4 XBOX One Switch PC Video Reseña

Mucho se está hablando, con causa, del muy anticipado Cyberpunk 2077 que está por salir dentro de pocos días. Ciertamente un juego muy complejo con base de RPG y matices de FPS en su mecánica de combate elemental, viniendo, por supuesto, de un estudio muy vanagloriado con pedigree AAA. Pero hace pocas semanas otro juego con similar óptica está pasando por debajo del radar de muchos, injustamente.

Aunque en menor escala, por su carácter indie, es aún más injusto comparar o enfrentar a los dos juegos por sus similitudes temáticas y mecánicas. Sin embargo el pequeño juego indie tiene mucha personalidad y fuerza para hacerle frente al Leviatán de CD Projeckt RED. Ghostrunner es un simple pero muy enfocado juego de temática cyberpunk que también –al igual que Cyberpunk 2077– se juega en primera persona para los fundamentos de sus mecánicas de combate. Pero hasta ahí sus similitudes porque Ghostrunner es lineal, mucho más corto y menos complejo en su objetivo, casi Arcade, de un juego tipo Mirror's Edge.

Ghostrunner es difícil, sí, muy retador, compensa lo simple y corto de su oferta con reto, pero es balanceado si le dedicas seriedad y disciplina porque no admite ensayo y error, ahí su excelentemente calibrado diseño. Un mundo cyberpunk donde eres un ninja con dotes cibernéticos que enfrenta los obstáculos con su katana y su habilidad con el platforming parkour. Es todo, así se completan los niveles dentro de su narrativa que encierra una historia típica de liberación en la lucha contra un gran hermano totalitario.

Eres "Jack", un 'Ghostrunner', una especie de gendarme mercenario/asesino que perdió la memoria y es asistido por una Inteligencia Artificial llamada "El Arquitecto". Juntos se combinan para vencer a 'Mara', quien traicionó al Arquitecto cuando llevaban el control del Dharma Tower, lugar donde se gestan los Ghostrunners que una vez mantenían la paz en Dharma City. Mara destruyó a todos los Ghostrunners quedando sólo tú. En el trayecto consigues más NPC, como Zoe, quien es fundamental para la trama en general.

El Dharma Tower es un gigantesco rascacielos y es aquí donde se desenvuelve el juego debiendo vencer obstáculos que consisten principalmente en escalar con habilidades de platforming y combate melee cuerpo a cuerpo con su espada ninja. Ambas situaciones son duras y requieren mucho reflejo y observación instintiva para no caer al vacío o caer abatido. Un mal paso y debes comenzar desde el último checkpoint, un tiro de un adversario y es game over. Así de simple. Tú también tienes la habilidad de one shot kill, así que no es tan injusta la propuesta de combate, ¿OK, Strider?

La diferencia es que los soldados de Mara pueden usar armas de fuego y disparar a distancia, fallando sí y sólo sí continúas moviéndote de forma errática, fluida y habilidosa. Si duras más de un segundo detenido, Bang! vuelves al checkpoint. El movimiento es muy acelerado, dejando muy pocas ventanas para analizar el entorno, por lo tanto morirás repetidas veces. Te puedes valer del Sensory Boost que ralentiza el tiempo para hacer un esquivo que puede salvar tu vida, pero su uso es comedido (Superhot, anyone?). Las otras habilidades con las que cuentas, además de correr, son: saltar, deslizarse, atacar, garfio para columpiarse y correr por las paredes como Titanfall.

Acierta un coordinado set de movimientos y combate, Ghostrunner te recompensa con una muy satisfactoria sensación de logro. Repite el mismo método que no te funcionó y vas a caer una, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra… ¿entienden? El márgen de error es mínimo. Hay rutas variadas con algunos niveles que se abren para ofrecer alternativas estratégicas, aunque no tanto como para romper su patrón estrictamente lineal. Hay momentos de combate aislado, como de puzzle-platforming para variar.

Los checkpoints son bastante distantes así que caer y reiniciar va a producir un amargo sentimiento de frustración. Hay coleccionables que puedes adquirir si escudriñas algunos callejones y áreas fuera de la ruta, pero no afectan en mayor medida al gameplay. No obstante lo que sí afecta y mejora tu progresión de habilidades son puntos que canjeas por piezas de Tetris porque sirven para reparar el código dañado de Jack, recuperar su memoria y dotarse de mejoras que alivian la dificultad.

La curva de aprendizaje es breve y fácil, lo difícil es amaestrar todo en la práctica, que con los niveles se va volviendo más y más saturado de obstáculos, retos ambientales y enemigos a enfrentar. La precisión llega a ser milimétrica obligando a que prestes atención a las mecánicas y las actives correctamente o no avanzas. Sí, es frustrante y la ventana para acertar es muy reducida, debiendo ser muy bueno en reflejos y toma de decisiones –en fracciones de segundo– cuando estás en un parkour run intenso.

Caer no será la única forma de perecer, ya que hay trampas que pueden hacerlo con un toque ya que no hay barra de vida ni regeneración. Esto podrá hacer que muchos abandonen el juego temprano gracias a su estricto carácter hard-core, pero insisto, paciencia y disciplina es todo lo que requiere desbloquear este magnífico juego, que por apenas 30$ es casi que para no pensarlo.

Visualmente es extraordinario y nada que envidiarle al "otro cyberpunk", con panoramas de neon y hierro dotado de tech-noir ambient con una música electrónica acelerada acorde y a la medida. Nada sorprendente luego de ver el logo de Unreal 4 en los créditos iniciales que ya nos tiene acostumbrados a su excelencia técnica. Posee soporte para Ray Tracing usando nVIDIA RTX, pero sólo se puede ver en una PC. Hay un parche que viene para las consolas Next-Gen que quizás soporte RT, pero queda por verse. Pero lo que sí todos disfrutan es un desempeño perfecto a 60 fps, locked. Indispensable para el tipo de juego que proponen, no podría ser de otra manera.

Este juego necesita de un video para entender por qué.

©2020 One More Level/3D Realms/Slipgate Ironworks - 505 Games

Ghostrunner es el éxito silente de 2020, la sorpresa indie que nadie esperaba, quedé muy impresionado a primera vista y no deben dejarlo pasar sólo porque hay otro cyberpunk mas pomposo y sofisticado, altamente recomendable.

BIEN:
● Excelente Arcade Parkour Platformer.
● Combate milimétrico e intenso.
● Visuales de ultranza a 60fps.
MAL:
● Sumamente difícil que requiere disciplina.
● Trama cliché poco sobresaliente.
● Corto (pero económico).
¿30$?: Un excelente juego que toma elementos de otros títulos, pero los combina en un giro original cargado de retos justos y satisfactorios. Por el precio es para no pensarlo.
PS4: 2020. Digital. Zona ALL. Video HD: 1080p/60fps. Sonido: Dolby Digital & DTS 5.1, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 18GB, DualShock 4 Compatible. Trophies. ESRB Rating: M

______________
Bart

Copia de prensa proporcionada por cortesía de 505 Games.

Template Design by Rural Tex