<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

La Otra Dimensión - Reseña: Pokémon GO
Gotta Catch 'Em All!

Pokemon Go
iOS/Android
La industria de los videojuegos móviles lleva ya unos años creciendo tanto que ha empezado a influenciar de manera considerable el desarrollo y el funcionamiento de los títulos de consolas y portátiles especializadas en ellos. Sin embargo, nunca le había prestado mucha atención a esta creciente parte del mundo del gaming salvo algunos minutos de uno que otro título que me pareció interesante. Luego de que publicadoras importantes como Sega y Square-Enix se unieran, apareció Nintendo (junto con Niantic) para crear el que probablemente es el videojuego móvil más popular del mundo.

Pokémon Go es el segundo intento de Nintendo por montarse en el tren del “mobile gaming”, luego de Miitomo, que fue muy bien aceptado durante los primeros días, pero cuya popularidad cayó considerablemente en las últimas semanas. Pokémon Go es un simulador básico del concepto icónico de “atraparlos a todos” donde, mediante el uso del GPS de nuestros teléfonos, nos movemos por el mundo real atrapando Pokémon, obteniendo ítems de las “Pokéstops” regadas por todos lados y combatiendo por el control de gimnasios para ganar experiencia.

El juego salió ya hace un par de meses en el primer mundo y aunque pensé que nunca lo veríamos funcionar bien en nuestro país, me llevé la grata sorpresa de que sí, la desarrolladora Niantic lanzó el título de manera oficial en Venezuela al igual que en el resto de América Latina. Después de dos semanas jugando muchísimo, puedo afirmar que aunque tiene un montón de fallas, Pokémon Go es una absoluta maravilla y estoy oficialmente adicto al juego, que ya es mi título móvil favorito junto con Final Fantasy Record Keeper y Love Live: School Idol Project por ser un concepto completamente nuevo e innovador en esta industria que necesita exactamente eso.


Al abrir el juego por primera vez, creamos a un personaje que podemos configurar de manera muy básica. Le damos un nombre, género y le elegimos el color de la ropa. Luego procedemos a atrapar a un “starter” que, como siempre son Charmander, Squirtle o Bulbasaur de fuego, agua y planta respectivamente. De ahí es sólo cuestión de moverse por el mundo real encontrando Pokémon para iniciar un enfrentamiento donde el teléfono utiliza la cámara mediante un sistema de realidad aumentada, coloca a las criaturas frente a nosotros para arrojar pokéballs y atraparlos para añadirlos a nuestra Pokédex.

Mi experiencia con el juego se limita sólo a la ciudad capital, específicamente en los municipios Chacao, Baruta y el Hatillo, donde afortunadamente hay un sin número de lugares para jugar Pokémon Go de manera eficiente, con gimnasios y Pokéstops por doquier. Las Pokéstops son una parte íntegra del diseño de Pokémon Go porque es la única manera en la que obtendremos ítems como pokéballs, pociones y frutas necesarias para atrapar a las criaturas de manera gratuita. Las Pokéstops están presentes en lugares como plazas, universidades, centros comerciales, museos, etc. Cómo todo juego F2P* de celulares, hay una tienda interna en el juego donde podemos usar dinero real para comprar los ítems pero honestamente jamás he sentido que el juego me limite u obligue a usar la tienda porque las Pokéstops son más que suficiente para obtener todo lo que necesitamos en el juego. Esto se lo aplaudo a Niantic y Nintendo.

Los gimnasios, sin embargo, no son muy de mi agrado porque las batallas no funcionan del todo bien y el sistema no está explicado de manera correcta. Las peleas entre los Pokémon ocurren en tiempo real, a diferencia de los juegos convencionales que tienen batallas por turnos y usamos la pantalla táctil de nuestro teléfono para atacar al oponente y esquivar su contraataque. Naturalmente y como en todos los juegos de la franquicia, el nivel de cada criatura, los movimientos que usa así como sus tipos toman un rol muy importante en el resultado de una batalla por lo que un Jolteon (eléctrico) casi siempre derrotará a Pokémon voladores y de agua mientras que un Pidgeot (volador) no tendrá problemas en lidiar con Pokémon planta o insecto.


En las batallas es donde se le ven mucho las costuras al juego debido a bugs y otros problemas de rendimiento. Además, creo que Niantic tiene un serio problema de gente haciendo trampa porque desde que el mismo día que el título salió en nuestro país, ya la mayoría de gimnasios estaban siendo defendidos por entrenadores de nombres extraños con Pokémon increíblemente fuertes como Dragonites y Gyarados de poder de combate 2000 o más, que son prácticamente los más altos posibles del juego. Esto me pareció muy sospechoso y a decir verdad, afecta de manera muy negativa la experiencia de las cientos de personas que estamos jugando de manera normal.

Pokémon Go también tiene un pequeño problema de contenido actualmente. Los únicos disponibles para atrapar son los de primera generación que iniciaron con los juegos Pokémon Red/Green y muchas funciones que son primordiales de un título de Pokémon como poder combatir a un amigo e intercambiar con él/ella, no están presentes (por ahora) en el juego. Además, la frecuencia de aparición de algunos en específico parece ser exagerada. Caracas está demasiado llena de Zubats, Eevee y Pidgey mientras que muchos otros como Ghastly, Abra y el mismísimo Pikachu son muy difíciles de conseguir. Eso ni hablar de otros aún menos frecuentes como Snorlax, Tangela, Scyther o Dratini.

Pero a pesar del tema de las batallas y el contenido, Pokémon Go ha resultado ser una experiencia muy gratificante y es muy divertido salir a coleccionar Pokémon fuera de casa e interactuar con amigos y otros jugadores en sitios públicos y me parece que la experiencia mejorará a medida que Niantic corrija los problemas presentes y añada más contenido como Pokémon de la segunda generación, además de la posibilidad de hacer intercambios para mantener la popularidad y relevancia del juego.

BIEN:
● Gameplay novesdoso e innovador.
● Sistema F2P no oblig a usar la tienda.
 
MAL:
● Muy poco contenido.
● Muchos jugadores y bots hacienda trampa.
 

¿0$?: Es un muy bueno y divertido F2P que corre en practicamente cualquier smartphone. Lo recomiendo ámpliamente tanto para fanáticos de Pokémon como para jugadores casuales.

iOS: 2016. Mobile App. Video: Resolution Independent. Sonido: Stereo, Jugadores: 1 (Online: 2); Disco Duro: ~106MB; Requiere iOS 8.0 o superior con iPhone/iPad/iPod Touch compatible


______________
Mike

NOTA: Ahora, este es lamentablemente un comentario importante que debo hacer aunque parezca trillado: Recuerden la situación precaria de seguridad de nuestro país y tengan muchísimo cuidado cuando estén jugándolo en la calle.

Etiquetas: , ,

5 COMENTARIOS

Reseña: Suicide Squad
A correr que llegó la Legión del Mal



Ir al cine hoy en día es cada vez más predecible, sin que esto sea necesariamente malo. Vemos constantemente remakes, secuelas, precuelas y entre todas entrecruzadas pelis de héroes y antihéroes, con o sin capa y antifaz.

Es por ello que cuando fui a ver The Force Awakens, por ejemplo, me sentí yendo a un restaurant de comida rápida (debo aclarar que soy adicto a la comida rápida). Así como en uno de estos restaurantes debo esperar recibir un combo de hamburguesa con papas y refrescos –quizás con algún postre–, con la nueva entrega Star Wars entendí que debía esperar el surgimiento de un nuevo Jedi que aún no conoce sus poderes (Rey), un adepto de la oscuridad (Kylo Ren), una fuerza inconmensurable del mal (La Primera Orden) y un grupo rebelde que contra todo pronóstico realiza una incursión contra un arma de escala planetaria (Starkiller Base) y siempre logra destruirla.

Obtuve lo esperado. La 'salsa secreta' quizás fue la muerte de Han Solo, y la guinda del postre fue la aparición de Luke Skywalker en la última escena. Salí más contento que si hubiera acabado de comer una doble con queso y tocineta.


Pero esta no es una reseña dedicada a esa religión que es Star Wars ni a la comida chatarra, por lo que entro en el tema de Suicide Squad después de la explicación anterior: Ir a ver este largamente anticipado experimento de DC en el camino hacia Justice League el año próximo fue como llegar de madrugada a atapusarse en una calle del hambre paloteado con unos panas.

Ya sabes qué esperar, sabes que te estás comiendo cualquier vaina, en una ocasión que puede parecer decadente, pero cuyo sabor te cae del carajo. La historia nos lleva a una prisión secreta en Lousiana, donde tienen a Deadshot (Will Smith), Killer Croc (Adewale Akinnuoye-Agbaje) y Harley Queen (Margot Robbie) bajo máximas medidas de seguridad.

Aparece entonces Amanda Waller (Viola Davis), cumpliendo en este contexto aproximadamente la función de Nick Fury en el ensamblaje de Los Vengadores. El mundo aún asimila la muerte del hombre de acero en Batman vs. Superman y los servicios de seguridad estadounidenses se preguntan, ¿qué pasaría si el próximo Superman no comparte nuestros valores? Waller logra demostrar con hechos que lo más conveniente es contar con un equipo de metahumanos capaz de contener una amenaza de este tipo, aunque se trate de criminales y sociópatas.


Siguiendo con spoilers abiertos en las próximas líneas, el personaje dual de Enchantress (Cara Delevigne), originalmente bajo control, se constituye en la temida amenaza al rebelarse, lo que obliga a completar el equipo con Captain Boomerang (Jai Courtney), Diablo (Jay Hernández) y Slipknot (Adam Beach). Katana (Karen Fukugara) remata al cubrir las espaldas del jefe del escuadrón mascaclavos (Rick Flag-Joel Kinnaman).

El equipo entero se lanza a cumplir una misión casi imposible en Midway City, donde un ejército sobrenatural comandando por un ser de… la otra dimensión (guiño), amenaza a la humanidad entera. Tras la intro y presentación de los personajes, ocurren constantes secuencias de acción bien logradas, con estética de videojuego, por lo que la película resulta familiar y fácilmente entendible para nosotros los gamers y algo casual para los amantes de DC Comics.

Parte de la crítica formal maltrató el film debido a sus flashbacks, algunos de ellos destacando la participación minoritaria del Joker de Jared Leto y los cameos de Ben Affleck como Batman y Ezra Miller como Flash, que en lo particular no molestaron en lo absoluto. Sobre este Guasón vale decir que no intentó competir con Heath Ledger, y recreó a un personaje que sí se fundamenta en la locura intrínseca que lo caracteriza y logra "contagiar" esta condición a su psiquiatra hasta convertirla en Harley Queen, su pareja y mejor secuaz. El estilo de la interpretación logra sacar la cara.


El director David Ayer (Fury, Sabotage) responde al compromiso con ayuda de Zack Snyder y permite que DC logre avanzar pese al marcador adverso que Marvel le ha propinado en los últimos años. Quizás lo mejor logrado sea el equilibrio estético y la compresión de numerosos detalles argumentales en un espacio limitado, logrando que los personajes inmuten y atrapen al espectador, destacando a Margor Robbie, quien se la come, aún superando a Will Smith que queda como segundo.

La comparación que se ha generalizado con Deadpool es inexacta, ya que el sarcasmo y la comicidad no se utilizan en el mismo sentido. En Suicide Squad hay momentos de amargura muy bien logrados, como el trago de despecho que comparten todos en un bar que funge como bulevar de los sueños rotos.

El soundtrack es sencillamente brutal, con Black Sabbath, Queen, The White Stripes, entre otras grandiosas selecciones que van de retro a nostálgico. Termina por ser un divertimente para ver con ojos de niño y adolescente que se constituye incluso en repetible.

En conclusión, Suicide Squad fue eso y nada más, comida rápida cinematográfica y no un faisán con escargots acompañado de un Château Latour del '61. Sin temor a la crítica es posible la recomendación de Suicide Squad para la cartelera rural de la semana si buscan una hamburguesa con todo y hasta mal de ojo.

Film: Pasta (★★★☆☆)

___________
El Richard

Etiquetas: ,

3 COMENTARIOS

La Otra Dimensión - Reseña: No Man's Sky
Cristobal Colón Espacial

No Man's Sky cover
No Man's Sky review banner
PlayStation 4 PC
¿Ustedes saben de dónde origina el hype? nadie lo sabe, es una incógnita como lo es el origen de la materia oscura. El Gran Colisionador de Hadrones fue creado para dos propósitos: conocer el origen y significado de la masa y de dónde viene el hype. Miles de científicos trabajan arduamente y millones de dólares son gastados para entender el hype, pero hasta ahora no hay resultados.

Yo no soy científico pero tengo una teoría, pienso que el hype se origina en la cabeza de la gente. No estoy loco, permitanme explicarme. Una desarrolladora anuncia un juego cuya premisa es la exploración espacial dura en un universo aleatoriamente generado con 18 quintillones de planetas (1.8×10º19), entonces viene la gente y cree que es la segunda llegada de Cristo haciendo breakdance. Pero ¿qué no es No Man's Sky? probablemente todo lo que tú quieres que sea. Porque el algún punto la gente se metió en la cabeza que un universo tan absurdamente masivo era el lugar perfecto para meter el gunplay de Destiny con el combate espacial de Ace Combat, una historia épica a lo Mass Effect y todas las posibilidades de Minecraft. Ah, y ya que estamos pidiendo, que sea también un multiplayer tipo MMORPG por favor. Hello Games, la desarrolladora de No Man's Sky tiene 14 empleados. Sí, 500 personas menos que tu estudio habitual. Ve tú a saber de dónde salió tanta locura.


No Man's Sky es un sueño hecho realidad para gente obsesionada con el espacio y los viajes interestelares como moi, pero definitivamente no es para todo el mundo. Se basa completa y absolutamente en la premisa de explorar un universo imposiblemente grande, todo lo demás es accesorio. Tampoco sirve como videojuego promedio porque NO está hecho para los que buscan gratificación instantánea o su fix habitual de adrenalina. Es un título lento, muy lento. Necesitas tener una personalidad paciente y capacidad de disfrutar ambientes/sensaciones audiovisuales como una experiencia gratificante por si misma.

Perfecto para llegar después del trabajo y relajarte mientras exploras el infinito en ropa interior, sin que nadie te moleste. También genera sentimientos si el juego es de tu agrado. He llegado a sentir una absoluta soledad, miedo, incertidumbre, frustración y alivio. Llegué a planetas en los que no hay nada esperando conseguir combustible para continuar mi viaje y estar profundamente preocupado de haberme quedado atrapado para siempre. Llegué a estar en sistemas donde todo me salió mal que pensé haber entrado en un sistema equivocado, como cuando te pierdes en un barrio peligroso.

Es condición humana que instintivamente queremos y necesitamos saber qué estamos haciendo y para dónde nos dirigimos, trabajar por medio de metas. No Man's Sky no tiene nada de eso porque en ningún momento vas a ningún lado. Claro, hay un "endgame" que es dirigirte al centro de la galaxia, pero el objetivo omnisciente es tan sutil que bien podrías obviar que existe. Se trata de disfrutar el recorrido y no el destino.


Tu inicio es estar varado en uno de esos miles de millones de planetas generados en algún punto del vasto universo y deberás sobrevivir a las (posibles) duras condiciones en la que te encuentres mientras descubres cómo arreglar tu nave. Mientras haces minería para elaborar cosas –crafting mechanics– que te ayuden a mantener con vida, buscas y catalogas flora y fauna aleatoriamente generada en tu atlas, la cual puedes ponerle el nombre que desees si eres el primero en descubrirla.

Buscarás tecnología para ser más apto, para llegar más lejos, para entender lenguaje alienígena. Lo que sea que te permita ir tan lejos como desees o puedas. Eventualmente repararás tu nave e irás a otro planeta de tu sistema en busca de elementos, vida, tecnología, sitios y repetirás todo de nuevo. Cuando agotes el sistema saltarás a otro sistema y repetirás todo, por la eternidad. Puede llegar a ser insultante lo repetitivo que puede ser para muchas personas, este es uno de los principales problemas que tiene. Para combatir esto existen varias situaciones completamente aleatorias como lo son piratas, naves de comercio, llamadas de auxilio, naves estrelladas, etc.

Elementos que no son suficientes para que el jugador promedio pueda quedarse atado a la propuesta. Otro elemento negativo es que al igual que el espacio real, no hay sentido de orientación alguno. Sin saber qué es arriba y abajo, es sumamente difícil encontrarle sentido a la navegación, dejar algo pendiente en un planeta o sistema para regresar después es una tarea imposible, por lo menos para mi.


El mapa del universo es confuso y solamente hay una linea de navegación de sistema a sistema en sentido hacia el centro de la galaxia, no puedes ver por dónde vienes. Es un indie que cuesta 60$ sin tener los niveles de producción, el personal ni los recursos de un juego triple A. Es excesivamente caro e injustificable para el producto que representa y esto le va a pasar factura de cara al público, porque de tener un precio de entrada de 40$, o incluso 30$, muchas de sus carencias serían fácilmente perdonadas. La mala prensa, en esto específico, está más que justificada.

Técnicamente es muy diferente al igual que su propuesta principal. No está hecho con los clásicos polígonos que componen el juego común, se usa Voxels que permiten la generación de terreno y su destrucción. Colores saturados, colores pastel, espacio que brilla. No se busca realismo, sino ambientación. Es un juego precioso que necesita urgentemente un modo de fotografía porque no se puede apagar el HUD.

No tiene tiempos de carga, todo es generado y representado mientra sucede. Da 30fps estables la mayoría del tiempo y el único momento donde se le ven las costuras es cuando vas a gran velocidad sobre terreno en tu nave, cuando el pop-in es evidente en forma de granulado. El audio es sobresaliente en ambiente y la música es tan increíble que no puedo esperar tener el OST de 65daysofstatic y Paul Weir. Recomiendo encarecidamente usar audífonos o surround 5.1 para aumentar la experiencia del juego.


Esta es mi primera reseña donde no termino un juego, porque No Man's Sky no tiene fin. Poco a poco avanzo hacia el centro de la galaxia, pero no es mi objetivo principal. Soy como la tía fastidiosa en el viaje familiar que quiere ver todas las porquerías que hay en la calle y no me voy a disculpar por eso. La premisa del juego afortunadamente hizo resonancia con lo que me gusta, explorar. Porque al igual que todos los demás, esperaba otra cosa y recibimos algo completamente distinto, para bien o mal.

Una joya que fue dañada por una desastrosa campaña de marketing, vendido como juego para las masas cuando claramente no lo es. Otro lanzamiento presionado por Sony, como también sucedió con Driveclub y con Street Fighter V entre otras víctimas. Una industria/público que no merece tener títulos como éste, descuartizar un lanzamiento simplemente por no ser una propuesta/género de su agrado.

No tengo la menor idea del lugar que va a tener este juego ahora mismo o en el futuro. Lo amas o lo odias, no hay término medio (yo lo amo con locura y pasión). Sea un fracaso en la mente del colectivo o se convierta en un clásico de culto con el pasar del tiempo. Tiene muchos problemas fundamentales de diseño, pero lo voy a recordar por siempre y lo jugaré por meses, quizás años si el soporte es bueno. Su legado es inmediato.

BIEN:
● Interminable.
● Excelente ambientación.
● Jugabilidad muy relajante.
MAL:
● Muy repetitivo.
● No está terminado.
● Demasiado costoso.

¿60$?: No es para todo el mundo ni vale el precio exigido.

PS4: 2016. Digital. Zona ALL. Video: 1080p/30fps. Sonido: DD & DTS 5.1, Jugadores: 1 (Online: 1-∞); Disco Duro: 6GB, DualShock 4 Compatible. Trophies. ESRB Rating: T

PlayStation

______________
Nhoze

Etiquetas: , , ,

2 COMENTARIOS

La Otra Dimensión - Reseña: Call of Duty Black Ops III
The Death of Call of Duty

Black Ops III cover
Black Ops III banner
PS4 PS3 XBO/360 PC
De niño me encantaba que me regalaran esos enormes sets de creyones y block de hojas en blanco para ponerme a dibujar robots, surf y carros arrechos. Nunca entendí esos libros de colorear ni los de pintar trazando las líneas marcadas, coño yo quiero dibujar lo que me da la gana y no lo que que quiera un libro pre diseñado.

Así es el gameplay de Call of Duty de un tiempo para acá, diametralmente opuesto a lo que fue la franquicia desde su orígen de guerras históricas hasta su consagración con Call of Duty 4. Hoy día es una sombra de su legado, un juego de paintball virtual con armamento ficticio, de física risible y combate caricaturezco. Maldita sea, ¿saben qué es peor que cuando de niño un adulto me quitaba el control para que mi 'amiguito' también juegue?, pues que el propio juego me quite el control para que se juegue solo. Call of Duty es eso, "gaming" en piloto automático. Después de repetir año tras año que "no juego más nunca otro Call of Duty", siempre me meto mis palabras por el culo con cada reseña –que me veo forzado a redactar– con el juramento solemne que será la última vez. Al manos mantuve mi palabra después de Modern Warfare 3 de que no volvería a botar un centavo en estos coletos.

Pero a insistencia de lectores como el fiel ruraltejano Rich, quien me dona esta copia asegurándome que el juego ha mejorado mucho y que, citando sus propias palabras, "es arrechísimo", me veo en la obligación de revisarlo para una vez más darle la oportunidad que en vano le he brindado cada año después de MW3. Se lo agradezco en el alma, ya que si MW3 me hizo jurar que no volvería a pagar por jugar un CoD, y cumplí, Call of Duty: Black Ops III logró que me flagelara hasta sangrar jurando que este es el último Call of Duty que juego y reseño para RTx. Que por mi honor cumpliré. ¡Ya basta!


Así de malo fue MW3 que cumplí mi palabra de no comprar otro Call of Duty, siquiera usado, hasta el día de hoy. Aceptando jugarlos prestados, donados o cambiados, siempre y cuando no signifique un desembolso más que la electricidad consumida por mis equipos. Pues Call of Duty: Black Ops III es tan, pero tan malo, que pongo mi nombre, mi honor y mi palabra que en adelante no volveré a jugar otro Call of Duty bajo ninguna circunstancia. Antes me pongo una camisa de los Leones del Caracas, me cambio a Windows y me inscribo en el Partido Comunista luego de sacarme cuatro dientes de la boca.

Después de haber sido un excelente shooter, con fantásticas historias y recreaciones contemporáneas fidedignas, Call of Duty es un producto reciclado para casuals, un instrumento para democratizar el género gamer a las masas N00Bie, de forma tan legítima como Candy Crush lo hizo en los móviles para el resto de los 'normies'.

Los he jugado todos desde el primero, con momentos grandiosos que dejaron huella como Call of Duty 2 y el genial Call of Duty 4: Modern Warfare, que desató la ola de juegos de guerras modernas hasta que Destiny cambió el paradigma hacia el cosmos. Hoy es difícil encontrar algo memorable en un CoD de los últimos seis años, ya que la franquicia se ha homogeneizado en una compota incolora, inodora e insípida que cuesta distinguirlos por debajo de la carátula. Al final no importa, puesto que todos son un reciclaje del mismo juego guionizado, lineal, lo menos interactivo posible, que no en balde los he acusado, sin exagerar, que durante los últimos cinco años se juegan solos.


De hecho lo probé esta vez, dejando el control a un lado viendo como los NPCs limpiaban un área de enemigos para desbloquear el progreso del nivel. No siempre es así, dado que si tomo la iniciativa de ir adelante, el guión no lo permite hasta que no cumplas con seguir al NPC y hacer lo que te ordena. Sólo vean el video de abajo y escuchen desde el minuto 1:05 cuando la voz de tu personaje dicta lo que debes hacer y lo señalan en pantalla con un icono; ¿exploración y deducción? opcional. Todo enmarcado en una temática que rememora a Titanfall (saltos y parkour), Crysis (nano-cibernética fisionómica) y Bioshock (poderes mágicos), así es BLOPS 3, pirata… "como tu película".

Call of Duty: Black Ops III tiene de facto la trama más convulsionada e incoherente que haya visto. No conformes con lo inverosímil de su ambientación Sci-Fi de brujería santera, el extremo que alcanza lo absurdo de su argumento incomprensible llega a niveles de ridiculez. Metieron todo y de todo, hasta huevo y aguacate, puesto que a los niveles se les puede condimentar con opciones de personalización de armamento, tomado del modelo del multiplayer en un intento por innovar sobre sus flaquezas creativas. Innovar es la palabra clave, ya que lo "arrechisimo" de las innovaciones del multiplayer que mi amigo Rich apuntaba, no eran más que 'súper poderes' en base a clases, 'súpers' que activas con [L1]+[L2] cuando el medidor se recarga durante la partida en línea, que advierte con un banner amarillo… ¿dónde habré visto esa vaina antes? Hmmm…


Luego de un año, nada importará dado que le toca al relevo de Activision tomar su turno para volvernos a saturar de mercadotecnia y DLC, y vendernos el mismo desabrido producto con igual fecha de vencimiento que el juego anterior. La misma que tienen las bolsas de Doritos con idéntico cuadro nutricional. Mmm… Doritos… ¿Qué más se pueden esperar de esta edición que le tocó a Treyarch? Pues el sempiterno modo de zombies en modo multiplayer, que este año añade otra modalidad: si terminas la campaña, puedes activar el modo 'Nightmare' para incrustar a los zombies dentro del juego solitario volviendo todo un clusterfuck ad infinitum, ¿dije convulsionado?

Lo jugué en el modo 'Hardened' acostumbrado a la estupidización de su gameplay en pro de complacer a los N00Bs. Pues me di cuenta que debí seleccionar el modo 'Realistic' debido a lo ofensivamente fácil que resultó BLOPS 3. Las dos primeras dificultades deben ser para bebés, donde asumo que morir es potencialmente imposible ya que en Hardened es un suceso raro gracias a lo predecible e imbécil de su A.I. Dejando esos pocos momentos de fracaso por violar la regla sagrada: adelantarse al NPC guía. En una campaña tan larga y tediosa, que les juro que durante el último acto me salían lágrimas arrodillado frente al TV mientras gritaba "¡ya por favor, termina de una vez!", sólo para ver cómo estiraban con gameplay repetitivo y genérico intentando –sin éxito– darle sentido de conclusión a lo incoherente de su guión cyber-paranormal. Me lo mamais.

©2015 Treyarch - Activision

El multiplayer al menos justifica algo de este desastre quizá dirigido a los que dicen que Battlefield es "muy grande y lento" o que Destiny es "muy largo y complicado" (es decir, los que terminan de último al final de las partidas). Con destellos de diversion, si estar en un recreo de niños rata es entretenimiento para ti, reteniendo reminiscencias de su diseño de gameplay fundamental del clásico CoD4:MW.

Decepciona que el motor gráfico del multiplayer no es el mismo de la campaña, que al menos agrada por estar actualizado con la generación en curso, puesto que el multijugador sigue usando el motor gráfico de Last-Gen (como el año pasado), pero con anti-aliasing en 1080p y a 60fps para meter la coba. Por eso fue que la versión de PS3/360 no trajo la campaña, siendo el último CoD de esa generación de salida.*

Desechable, guionizado, incoherente, plagios de diseño como innovación, pegando pedazos de otros juegos relevantes de la generación para intentar aparentar fresco y reinventado, en fin, Call of Duty: Black Ops III es el mismo juego ridículamente copiado del año anterior que por más que lo intenten maquillar, no puede ocultar su patético estado terminal. Call of Duty es el FIFA de los shooters, el denominador inferior que representa el género FPS, basura interactiva y una vergüenza que no justifica su existencia.

Iba a ser una micro reseña para el Bargain Bin Diaries por ser viejo, pero fue tan malo que ameritó su propio artículo especial para darle su funeral de despedida. Evitar a toda costa.

BIEN:
● Multiplayer aceptable para casuals y N00Bs.
 
 
MAL:
● Trama pésima e incoherente.
● Gameplay asistido y guionizado.
● Gráficos Last-Gen para Multiplayer.

¿60$?: Ni un centavo, si lo regalan en PlayStation Plus o XBOX Games With Gold, sólo lo bajaría por el multijugador si: a) Soy un niño rata; b) No tengo autoestima gamer; c) Soy malo en Halo, Destiny y Battlefield 4; d) Soy un casual que pagó 120$ por el pre-order de Hardline y/o Battlefront y no siento vergüenza; y d) Todas las anteriores.

PS4: 2015. 1-Disco (Blu-ray). Zona ALL. Video: 1080p/60fps. Sonido: DD & DTS 5.1, Jugadores: 1-2 (Online: 2-16); Disco Duro: 58GB (!!!), DualShock 4 & Wireless Headset Compatible. Trophies. ESRB Rating: M

PlayStation
______________
Bart

[*] PS3/360 sólo incluye el modo multiplayer y es el último Call of Duty para Last-Gen.

Etiquetas: , ,

9 COMENTARIOS
Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex