<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante)

Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

Reseña: Jason Bourne
The name is Bourne, Jason Bourne



Con la vuelta del nuevo milenio el público se cansó del agente 007 y sus impecables hazañas de espionaje llenas de clase y glamour. Pasaba una década desde el final de la Guerra Fría y el tema del espionaje no tenía el mismo atractivo en los nuevos tiempos post 9/11 donde el terrorismo tomó el protagonismo como la nueva amenaza. Para 2002 comenzó un largo hiato para el personaje de Ian Fleming, que también sirvió para buscarle un nuevo rumbo como agente del MI6 en la nueva era de la globalización (en realidad fue para resolver el litigio legal de los derechos entre Eon y MGM/UA). La oportunidad fue propicia para un rostro nuevo, fresco, real, falible, vulnerable y sin los beneficios de super autos, bati-gadgets, trajes de etiqueta y martinis acompañado de divas.

Entra Jason Bourne. Que resultó oportuno dado que las novelas de Robert Ludlum sobre el agente de la CIA –que tenían bastante tiempo– calzan bien con la actualidad ya que su escenario fue basado en la génesis de la internacionalización del terrorismo de mediados de los '60 (Carlos, anyone?). Adaptado al presente con nuevas tecnologías, sin llegar al Sci-Spy de Bond, Bourne se presentó como un mercenario que hace –y limpia– el trabajo sucio de las operaciones negras de las agencias de inteligencia, siempre en calidad de anti-héroe, lleno de imperfecciones conflictivas como todo mortal de carne y hueso. Luego de un vago intento por adaptarlo a los medios con Richard Chamberlain en los '80, Ludlum aprovecha la ausencia del súper espía del tuxedo y la Walter PP con silenciador, para reintentar traer a Bourne* al presente con otro enfoque.


Lo demás fue historia y Bourne, de la mano de Paul Greengrass (Director)**, Tony Gilroy (guión) y Matt Damon (actor), redefine el patrón de los films de espionaje-acción a través de un accidentado agente amnésico, sin pasado evidente y en medio de conspiraciones épicas de orden diplomático. Tres films se hicieron con gracia y coherencia, cargados de tensión y acción espontánea en un escenario trotamundos lo más realista posible. El impacto se hizo sentir en la industria al punto que no sólo desató una ola de franquicias inspiradas (Taken, The Transporter, Jack Reacher, etc), sino que marcó un estilo que obligó a James Bond a actualizarse siguiendo el perfil que Bourne dejó en el imaginario popular, que para nada quería volver al romanticismo del cine de otrora.

Sin embargo Ludlum dejó sólo tres novelas completas y algunas a medio terminar que fueron concluidas por su asistente. Al igual de Bond, Bourne terminó en un letargo que en vano intentó mantener vivo con un rostro distinto a Damon en un film que no hizo honor a su "legado" (¿vieron lo que hice?). Luego de ocho años el equipo original se reúne para un capítulo más en la saga de Bourne y es el film que estrena hoy, que se titula simplemente Jason Bourne sin el adjetivo de extensión que viene de las novelas de origen (Identity, Supremacy, Ultimatum). Al parecer se dejaron cabos sueltos en lo que se suponía una conclusión en la cinta 'Ultimatum', puesto que Jason Bourne pretende dejar finito el problema que lo agobia desde que comenzó a reconstruir su pasado.


Jason Bourne posee todos los elementos para ser un film legítimo del "legado" original de Bourne, salvo un componente crucial, la ausencia del guionista Tony Gilroy, quien adaptó las novelas al cine en los tres primeros films. Su ausencia pesa. De resto la dirección de Paul Greengrass le devuelve el tradicional estilo de documental de acción con sus tomas epilépticas de cámara suelta en un frenético movimiento que marea hasta el steadycam más estable (él siempre hace de camarógrafo mientras dirige). Damon por su parte retoma el rol de Bourne, que conoce y le pertenece, tan holgado como ponerse un viejo par de jeans. Incluso la intensa música de John Powell repite los humores incidentales de rigor, sólo que en calidad de compositor dejando la conducción a un tercero.

La familiaridad de entrada hará que esos ocho años de distancia no se sientan. Pero, Jason Bourne carece de intensidades ni toma riesgos –como los films anteriores– para conformarse con una reincidencia formuláica que la coloca en territorio seguro para no salirse del carril de su carácter verosímil. Sí, hay espionaje, conspiración, persecuciones, combate y todo dentro de la acostumbrada escenografía trotamundos que nos lleva a distintos puntos del globo en impresionantes despliegues de escenarios auténticos. Pero a falta de un guión denso en intelecto (insisto, de Gilroy que se nota su ausencia en lo dramático), Jason Bourne es apacible y convencional, sin arriesgarse para no salirse de lo seguro usando elementos repetidos de la serie que nadie va a objetar. Es un capítulo apéndice, argumentalmente innecesario a la conclusión previa.


Jason Bourne es rítmicamente perfecta y fluida dentro de su estructura convencional que sugiere que algo ya está reutilizado o abusado, como el perenne choque con la CIA como el enemigo omnisciente que al menos aquí lo justifican con la excusa de de era post-Snowden quien los expuso a la luz como un invasor a la privacidad. De cualquier modo esta pugna persigue a un Jason Bourne que insiste en dejar todo atrás, en especial los detalles de su pasado oscuro que intentan revelar, no para desarrollar más a un personaje curado, sino para justificar su salida de la clandestinidad en este nuevo capítulo.

Parte del encanto de Bourne estaba en el conflicto interno con sus antecedentes y su participación en el programa mercenario, mientras menos sabíamos, más interesante se hacía bajo el velo del misterio. A medida que revelan más detalles innecesarios del pasado de Bourne, se hace menos atractivo a la vez que genera anacronismos con argumentos anteriores. No conformes con añadir más personajes, los involucran con hechos previos donde nunca fueron relevantes. Entre los nuevos están Vincent Cassel de némesis (Black Swan, Eastern Promises) y Tommy Lee Jones (No Country for Old Men, Captain America: The First Avenger) como el Director de la CIA que en esta serie es un personaje revolver que rotan cada vez que caen vencidos por sacarle la piedra al fujitivo ex-agente.

Por todo lo anterior, Jason Bourne es aceptable, buena, pero no empuja la barra dejada por la inmaculada trilogía original. Siendo la entrada más floja de la serie no significa que no sea buena, al contrario, está muy lejos de no serlo porque Jason Bourne es satisfactoria para los seguidores que sin duda quedarán complacidos, sólo que no esperen que deje una marca de impresión como solía sin esfuerzo. Sí, la falla en Jason Bourne es que no se esfuerza, es algo débil en la justificación de su argumento, pero intachable en dirección, ritmo y consistencia con las películas anteriores, sobre todo sólida en lo actoral. Intensa no es, pero muy entretenida sí, llena de mucha acción y conspiraciones de costumbre, que por habernos acostumbrados es que perdió su capacidad de misterio y asombro.

La recomiendo sin reservas como la cartelera rural de la semana.


Film: McKay (★★★★☆)

___________
Bart

[*] 'The Bourne Identity' fue ese regalo de despedida de Ludlum quien al menos llegó a ver la primera antes de fallecer en 2002 luego de supervisarla durante la producción del film. Al menos Ludlum se fue complacido con llevar el nombre de Bourne a la cultura popular cinematográfica con un nombre que hasta entonces permanecía en el anonimato literario de las novelas de espionaje.

[**] 'The Bourne Identity' fue dirigida por Doug Liman quien se quedó en la serie como productor.

Etiquetas: ,

1 COMENTARIOS

La Otra Dimensión - Reseña: Ratchet & Clank
Chalk one up for the Lombax

R&C cover
R&C promo
PlayStation 4
Tal como dije en mi reseña de A Crack In Time me arrepiento de haber ignorado esta franquicia durante la generación del PS2. Ratchet & Clank es uno de los mejores juegos de action/platforming que he experimentado y con más personalidad desde Super Mario 64. De hecho, posee más complejidad por su diseño, su elaborado sistema de armas ingeniosas, su humor todo público y el desarrollo de su vasto universo lleno de ricos personajes y ambientes.

Por tal razón no dudé de hacerme de la primera entrega para la actual generación y más todavía cuando el presente título, Ratchet & Clank, es un remake/reboot del primer juego del PS2. Muy apropiado ya que tenía pendiente dentro de mi inmenso backlog volver a ese catálogo ignorado del viejo PS2 (por recomendación del Editor de XBOX/Nintendo, Mike) y jugar los primeros juegos ahora que se encuentran remasterizados para PS3. Así que más oportuno no pudo ser Insomniac Games al relanzar la franquicia para PS4, sólo que completamente rehechos de cero y no un simple refrito maquillado como se acostumbra en la industria. Pero tuve mis dudas, primero por la forma en cómo mercadearon esta edición, me explico, la franquicia vino de sufrir decepciones con las últimas entregas al final de la generación pasada y me pareció que el precio de 40$ para un AAA exclusivo de PS4 se debía a que es un simple remake.

Segundo, temí que sería una promoción al film animado que debutó simultáneamente el mismo mes. Sí, Ratchet & Clank es "el juego basado en el film que es basado en el juego", ya que 'Ratchet & Clank: The Movie' se estrenó en conjunto con el lanzamiento del juego y sospeché que este remake no era más que un 'movie tie-in merchandising' …otra práctica común en la industria. Igual que los remasters. Vaya que me equivoqué, puesto que Ratchet & Clank es tan meritorio de ser un 60$ Day-1 como cualquier AAA y no me explico por qué lo lanzaron a tan bajo precio. Menos todavía que fue recibido con apreciación unánime a diferencia del film que recibió críticas mixtas.

Vuelve una de las parejas más clásicas de PlayStation, el Lombax Ratchet y su fiel amigo el robot Clank. Juntos cruzan de planeta en planeta –que los hay a patadas– dentro del rico universo original de la Galaxia 'Solana'.

No obstante, Ratchet & Clank es un movie tie-in ya que la historia fue convenientemente cambiada del juego original para incorporar elementos y personajes propios del film, al mismo tiempo añade argumentos que la ata con la cinta sin perder la narrativa original del juego. No he visto el film ni he jugado el juego original del PS2 por lo que no soy quien para dar apreciaciones respecto a estos cambios. Suficiente con decir que, para mi, la trama de este reboot/remake funciona con el mismo grado de emoción, humor y energía que A Crack in Time. Quizás lo más apropiado era que Mike hiciera la reseña, siendo que es fan de la serie y ha jugado todos los títulos (incluyendo del PSP). Pero razones de logística interna impidieron que se encargara de este título dejándome el placer de evaluarlo.

Tengo entendido, por lo que pude recolectar, que Ratchet & Clank se desarrolla en los mismos escenarios de la versión del PS2, con mínimas alteraciones de los niveles para ajustarse a las complejidades de diseño del presente y aprovechar las bondades del hardware actual que expande sobre las limitaciones del venerable PS2. Sin embargo se tomaron la libertad de agregar nuevos niveles y jefes, además de reunir todas las armas clásicas –algunas nuevas– para fortificar las opciones de gameplay por encima del juego original. Sin que se deba obviar la obligatoria actualización gráfica gracias que a Insomniac desarrolló los assets del juego en conjunto con el arte CGI del film. Logrando una presentación tan excelsa, que el gameplay supera los pre-rendered cutscenes del PS3 ¡y casi no se distingue del CGI del film que lo acompaña!

El platforming y el combate son el pan con mantequilla fundamental del juego, está tan bien hecho y balanceado que por algo la serie ha trascendido generaciones por su originalidad en lugar de copiar modelos conocidos.

A algunos puristas de la serie les molestará que Ratchet & Clank corre a 30 frames por segundo contrario a la tradición de origen a 60 frames desde el PS2. Casi no me doy cuenta por lo suave y fluido del framerate y los efectos de motion-blur que, bien aplicado, pueden dan esa "sensación de 60" (Destiny, anyone?). Aparte que el único R&C que jugué fue hace siete años y ni me acuerdo si era 30 o 60fps. Sin embargo Ratchet & Clank mantiene el framerate estable, anclado en 30 fps, a full 1080p y con impresionante render de luz usando texturas HD con full screen anti-aliasing (FSAA). Difícilmente alguien se quejará de unos visuales tan impresionantes que resalta por sus colores, modelos tridimensionales, physics based rendering, volumetric lighting y occlusion effects. Parece que juegas a un film CGI de Hollywood a no ser porque Insomniac insiste en la vieja práctica de colocar barras negras arriba y abajo en los cutscenes, ¡cinematic!

En relación a la trama, Ratchet & Clank es un nuevo comienzo donde los orígenes de los personajes son reimaginados y la narrativa cambia para beneficiar la conexión con el film. Desconozco los cambios y qué tanto de la historia original prevalece, pero en Ratchet & Clank, Ratchet, el Lombax, parte de su humilde vida de asistente de mecánico a cadete especial para ayudar a los Rangers a detener el malévolo plan de Dr. Nefarious y Alonzo Drek. Ambos villanos planean destruir a los planetas que no se rindan ante su yugo usando el 'Deplanetizer'. Clank conoce a su futuro compañero en un accidente y juntos se embarcan con Captain Quark, Elaris, Cora y Big Al para detener la amenaza.

Cada planeta es completamente distinto al otro y casi con sus propias reglas de diseño y gameplay que sólo repiten lo básico del combate y platforming. Puedes jugar con Ratchet, con Clank o ambos. Los Jefes son muy divertidos.

En cuanto al gameplay ya dije que Ratchet & Clank es abierto, balanceado y complejo con su curva de dificultad que se amolda a todo público. Platforming sólido que va desde niveles tradicionales –con su buena dosis de verticalidad y backtracking– hasta mecánicas de vuelo, surcando rieles y nado sumergido en selectos mundos. La variedad se diversifica con carreras en circuitos y combate de naves en espacio abierto. Una vez más ambos personajes son jugables por separado como en 'A Clank in Time', sólo que las mecánicas de Ratchet permanecen igual, mientras que las de Clank son nuevas –siempre sin armamento– muy distinto a los diseños de rompecabezas de salto cuántico temporal de aquel juego. Aquí empleas pequeños robots utilitarios (Gadge-Bots) que cambian de función de acuerdo a la necesidad dada del obstáculo ambiental a resolver.

Coleccionables abundan en forma de barajitas que desactivan bloqueos a mejoras al sistema de armamento. Aquí es donde Insomniac siempre se ha destacado, en la imaginación de sus armas y lo vemos inagotable en Sunset Overdrive como también en Resistance. Pero fue aquí donde nació la tendencia. Vuelven las armas clásicas como el 'Sheepinator' que convierte a los enemigos en ovejas, el 'Groovitron' la bola de discoteca que pone a los enemigos a bailar, y por supuesto el inexpugnable 'Mr. Zurkon' que no cree en nada ni en nadie. Igual los jefes, bien ingeniosos y divertidos con suficiente reto para darse a respetar. La variedad de las armas está en la aplicación estratégica ya que conforme avanzas la cantidad de enemigos abruma con una dificultad escalonada.

https://c5.staticflickr.com/8/7391/27491653404_f77f905cd3_o.jpg
Visualmente Ratchet & Clank dejaría a muchos AAA de alto nivel en vergüenza por la calidad de los visuales que raya en CGI de un film animado de cine actual, de hecho cuesta distinguir las imágenes entre el film y el juego.

Decepciona que en esta entrega no hay muchas armas nuevas para contribuir al legado innovador, de hecho, apenas trae un par, donde al menos se puede decir que destacan en originalidad. Mi favorita el 'Pixelizer' que, como reza en su descripción, "devuelve a las víctimas a una época atrás en donde la resolución era menor". Es decir, las convierte en gráficos pixelados 8-bit y su efecto es bien simpático como ingenioso, con todo y el sonido de Arcade de los '70. Lindo. Todas las armas se mejoran con cristales recolectados por doquier de manera progresiva. Seleccionarlas de forma rápida e intuitiva se debe al gran trabajo en su interfaz de menus y favoritos con el D-Pad.

En verdad que hay que admirar un esfuerzo donde combinan el film y el juego como un producto homogéneo. No había visto semejante integración desde 'Enter The Matrix' en 2003 donde aquel juego contó con las voces de los mismos actores del film y su narrativa estaba íntimamente ligada con las cintas al conectarse entre Reloaded y Revolutions. Aquí en Ratchet & Clank no sólo el film cuenta con las mismas voces legendarias de estos personajes desde el primer juego (James Arnold Taylor y David Kaye), sino que el juego cuenta con las voces de los actores lista-A de Hollywood del film que reviven sus personajes como Paul Giamatti, John Goodman y Sylvester Stallone.

©2016 Insomniac Games - Sony Interactive Entertainment

De verdad que Ratchet & Clank es refrescante, divertido y ameno. No lo desestimen.

BIEN:
● Excelente platformer de acción.
● Armas ingeniosas y originales.
● Gráficos rivalizan al film CGI.
MAL:
● Un remake/reboot.
 
 

¿40$?: Valdría 60$ fácil. Muy recomendable para todo público. Título sólido. Compra sin riesgos.

PS4: 2016. 1-Disco (Blu-ray). Zona ALL. Video HD: 1080p/30fps. Sonido: Dolby Digital & DTS 5.1, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 28GB, DualShock 4 Compatible. Remote Play. Trophies. ESRB Rating: T

PlayStation

______________
Barton

Etiquetas: , ,

2 COMENTARIOS
Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex