<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

La Otra Dimensión:
We have arrived

Reseña: Final Fantasy Type-0 HD (PS4/XB1)- Llevo desde el año 2011 esperando por la oportunidad de jugar Final Fantasy Type-0 en inglés. Recuerdo en aquel momento cuando descargué el demo de la versión original de PSP desde mi cuenta de PSN japonesa y quedé anonadado con la calidad de los gráficos y el gameplay action-RPG que mostraba en la portátil que ya para el momento estaba de salida. Pasaron casi cuatro años y finalmente tenemos un remaster en HD para PlayStation 4 y XBOX One y luego de haberla jugado en casi toda su totalidad, debo decir que me siento un poco decepcionado.

Para comenzar, Final Fantasy Type-0 es un juego de PSP. El trabajo de remaster que hizo Square-Enix en PS4/XBO no cambia eso más allá de ciertas mejoras en las texturas y una resolución en 1080p. Los gráficos son muy malos a pesar de tener un diseño y un mundo muy bueno y la estructura del juego sigue atada a las limitaciones de la plataforma original donde el director Hajime Tabata (el de Final Fantasy XV) la desarrolló con su equipo. Sin embargo, si se logra estar en paz con el hecho que estás jugando un título de PSP en tu PS4/XBO, podrás disfrutar mucho del excelente gameplay y combate que ofrece Type-0, que es lo que realmente lo hace brillar y lo convierte en un juego muy divertido a pesar de sus limitaciones.


Type-0 se lleva a cabo en el mundo ficticio de Orience, donde existen cuatro naciones, cada una protegida con un cristal que le da poderes mágicos a sus habitantes. Durante el comienzo del juego, la nación de Milites, que es muy avanzada tecnológica y militarmente, ataca e invade a sus tres vecinas con el propósito de tomar control de sus cristales. Nosotros tomamos control de la “Class Zero”, un grupo de 14 jóvenes muy poderosos que son cadetes militares en la nación de Rubrum, quienes participan en la defensa de sus tierras en la invasión de Milites.

Al comienzo y durante la primera mitad de la historia, todo se desenvuelve como un conflicto militar entre naciones donde controlamos a este grupo de talentosos cadetes en distintas misiones de varios tipos y con diferentes objetivos. Todo esto lleno de elementos recurrentes dentro de la franquicia Final Fantasy, como la presencia de Chocobos, Moogles gritando “kupo!”, invocaciones a Ifrit, Bahamut, etc. y muchísimos otros que caerán muy bien a los fanáticos con experiencia. Sin embargo, eventualmente el juego empieza a bombardearte de terminología muy complicada, eventos que tienen poco sentido y cinemáticas que a pesar de ser muy bonitas, son sumamente difíciles de comprender. Todo termina con la gran mayoría de los jugadores completando la historia sin haber entendido qué fue lo que pasó realmente ni por qué.


En lo que respecta al gameplay, manejaremos a los 14 miembros de Class Zero en un sistema de action-RPG parecido en cierto punto a los Souls/Bloodborne, donde tenemos completo control del movimiento y ataques de nuestro personaje. Los 14 cadetes son muy diferentes. Cada uno tiene habilidades propias que los hacen únicos; por ejemplo King se especializa en ataques de rango con sus revólveres, Jack utiliza una katana y sus ataques cuerpo a cuerpo son súper letales mientras que otros como Queen o Rem se enfocan más en el uso de magias tanto defensivas (Cure, Protect, etc.) como ofensivas (Fire, Blizzard, Thunder…). Incluso una chica llamada Deuce, se enfoca completamente en “support” tocando canciones con su flauta para lograr efectos beneficiosos a sus compañeros. Todo mientras ocurre violencia indiscriminada a su alrededor.

Como ya mencioné, el combate es lo que realmente hace brillar a Type-0, es muy pero muy divertido y en lo personal, me pareció fascinante experimentar con diferentes combinaciones de personajes (solo puedes usar tres al mismo tiempo) para ver cómo se comportaban juntos en batalla. Uno de los aspectos criticados del juego es que los únicos personajes que ganan experiencia son los que participen en batalla y como el juego es relativamente difícil, es necesario volver a jugar misiones anteriores con otros grupos para mantener los niveles de cada personaje balanceados, sin embargo a mí esto no me molestó porque disfruté mucho utilizarlos a todos y cambiar las habilidades disponibles de cada uno para ver como servían mientras ganaban experiencia.


Existe gran variedad de enemigos, como soldados humanos de bandos enemigos, bestias salvajes que encuentras fuera de las ciudades, dragones, criaturas mágicas, robots gigantes y deidades clásicas de la franquicia. Casi todos los enemigos presentan algún reto importante salvo que sean de muy bajo nivel. Existe un sistema de contraataques que te permite hace mucho daño o eliminar contrincantes de un solo golpe si los atacas en ciertos momentos de alguna animación, principalmente luego de evadir o bloquear algún movimiento de ellos. Hay un “overworld” fuera de las ciudades principales y pueblos que me recuerda mucho a la estructura clásica que usaban los JRPG. En este overworld puedes explorar bosques, montañas, planicies, etc. y completar un gran número de sidequests para los NPC a cambio de ítems importantes, magias o armas.

Lamentablemente, todo lo bueno que tiene el gameplay de Type-0 se cae gracias a la muy pobre narrativa, que no supo contar bien lo que pudo ser una buena e interesante trama; los malos gráficos que inevitablemente espantarán a un gran porcentaje de potenciales jugadores y los personajes, que a pesar que se controlan de manera excelente y están bien diseñados, no tienen personalidades interesantes ni icónicas. El hecho que Type-0 tenga 14 personajes jugables además de los villanos y otros aliados evita que alguien en particular sobresalga. Olvídense de que Type-0 nos regale a un Kefka, un Cloud o una Yuna porque los miembros de Class Zero están muy lejos de eso. De hecho, los que obtienen cierto protagonismo (Machina, Rem y Ace) normalmente actúan bajo motivos abstractos y controversiales que hacen difícil encariñarse con ellos. Si a eso le sumamos la enorme cantidad de terminología enredada de la mitología “Fabula Nova Crystallis”, todo se vuelve aún más enredado.

Final Fantasy Type-0 HD termina siendo un juego difícil de recomendar. Es indiscutible el hecho que el remaster debió estar en el Vita en lugar de las consolas convencionales porque se siente demasiado que está hecho con plataformas portátiles en mente, pero las pobres ventas del Vita fuera de Japón y el hecho que el juego venía con el demo de Final Fantasy XV “Episode Duscae”, obligaron en cierta forma a Square Enix a traerlo de la manera que llegó. Definitivamente no es un mal juego porque si lo disfruté mucho, pero no se puede tapar el sol con un dedo. Type-0 tiene una narrativa y personajes muy pobres además de un trabajo de remaster flojo que el excelente gameplay no logró compensar. Solo se lo recomiendo a fanáticos fuertes de la franquicia.

BIEN:
● Excelente jugabilidad y sistema de batalla.
 
 
MAL:
● Personajes poco interesantes.
● Gráficos pobres, mal remaster de Square Enix.
● Mala narrativa, trama innecesariamente confusa.

¿60$?: Difícil de recomendar.

PS4: 2015. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 1080p. Sonido: Dolby Digital, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 10GB, Dual-Shock 4 Compatible, ESRB Rating: T

PlayStation

______________
Mike

Etiquetas: , ,

Fantas-TEEN Four



Hay veces que las cosas se hacen con cariño cuando hay alma y corazón invertidos en un proyecto por amor al arte, el resultado final casi siempre es satisfactorio con mínimas quejas. Otras por el contrario son hechas "a juro" para cumplir un requisito, vender o simplemente salir del paso sin un mínimo de inversión emocional, la calidad es opcional, Made in China motherfuckers. Cuando FOX revivió la ola de films basados en comics, entró con la excelente "X-Men" de Bryan Singer abriendo las puertas a otras oportunidades de expansión. Para entonces Marvel Comics no tenía el pie metido en Hollywood y Marvel Productions, como la conocemos, no existía. Licenciar sus propiedades intelectuales a estudios de cine terceros fue la manera de Marvel de hacer negocios utilizando sus franquicias legendarias. Motivado al éxito de X-Men, FOX procuró asegurar los derechos de Fantastic Four y no muy atrás vino Columbia/Sony a apoderarse de Spider-man (Warner decidió irse por DC Comics). Empezó la fiesta.

Desde entonces ha sido toda una carrera armamentista entre los estudios por dominar la taquilla y monopolizar el merchandising de los comic films. Esto obligó a Marvel –hoy propiedad de Disney– a formar su propia productora para comer de esa torta. De esta forma evitaría seguir vendiendo derechos a otros estudios para que hagan lo que les dé la gana con su legado. Así mequetrefes tenemos la explicación por qué X-Men y Spider-man –entre otros– no pertenecen al Marvel Cinematic Universe y por tal motivo hemos tenido que sufrir anacronismos argumentales y toda suerte de conflictos creativos (two versions of Quicksilver anyone?); todo por la mezquindad legal resguardada entre distintos estudios que pretenden dividir el homogéneo universo de Marvel Comics. Misma razón que explica por qué Fant4stic, el reboot de la franquicia de Los Cuatro Fantásticos, resultó ser un caldo de diarrea con vómito y sangre, por lo que les ruego ¡NO LA VAYAN A VER!


¿Por qué? pues para matricular y no perder la titularidad –aparte de continuar haciendo dinero– que les exige a los estudios sacar films con relativa frecuencia. 20th Century Fox reinicia Fant4stic, un bodrio miserable, para mantener los derechos de Fantastic Four excusados en un bajo presupuesto, un Director barato y unos actores jóvenes sin ranking millonario (como el que disfruta X-Men desde día 1). Fant4stic sólo existe para que FOX mantenga a Marvel Productions/Disney lejos del dominio legal y seguir cobrando la beca en el proceso. No es sorpresa que Fant4stic sea mala, pero jamás pensé que pudiera ser TAN mala. No al nivel de Batman y Robin, aún estamos pagando por tal abominación, pero lo suficiente para estar entre las peores de todos los tiempos. Si les pareció, como a mi, que los primeros intentos por hacer Fantastic Four fueron poco aceptables (no la porquería de Roger Corman de 1994, esa nunca existió), entonces no están preparados para lo peor. Aquellas dos cintas al menos tuvieron un poco de cariño invertido y apenas rayaron en lo decente. Si con Fant4stic buscaron que las apreciemos, lo lograron.

Fant4stic no intenta relatar una buena historia, basarse en ningún comic clásico de la serie de Stan Lee y Jack Kirby, generar emociones o siquiera análisis crítico, no. De hecho, dudo mucho que entretenga a nadie, y no me refiero a fans de comics casuales que se sentirán justificadamente ofendidos, sino a los menores de 13 años a quienes presumo está dirigida esta alcantarilla destapada. Al menos me llevé a Silver Surfer y Jessica Alba en ropa interior como recuerdos memorables de los primeros intentos de FOX una década atrás, aquí ni Kate Mara en pelotas habría ayud… [¡SLAP!] disculpen, me di una bofetada, ni yo pude decir eso con la cara seria y creerlo. Bueno, a Kate Mara (y su hermanita) como me la pongan. Sin embargo no hay nada entretenido, ni qué resaltar o aislar de Fant4stic para darle el beneficio de redimirse en una secuela, porque amenaza con una a juzgar por la escena apéndice. Merezco crédito por haberme quedado hasta ese punto.


Obvio que dibujan un capítulo de origen, pero ahí se queda inmutable porque sólo hay acción en dos escenas. La conjunción/revelación del equipo –y su mediocre villano– no tiene lugar sino en los 15 últimos minutos de cierre donde tendrán la peor batalla de superhéroes en el cine desde Batman y Robin. ¡No hay acción! Fant4stic es tediosa, lenta, sin ritmo, con efectos CGI tan mediocres que en muchas ocasiones parecen inferiores a los de Fantastic Four (2005). Sólo esta cinta pudo robar la personalidad heterogénea del cuarteto del edificio Baxter con tal nivel de depresión que puede inducir al coma. Actuaciones unidimensionales, pero no culpo Kate Mara (House of Cards), Miles Teller (Whiplash) o Toby Kebbell (RockNrolla), figuras noveles que han demostrado su calidad, sino culpo al guión que les dio poco o nada con qué trabajar. No hay trama, propósito, estructura, nada, un prólogo perenne con 15 minutos de acción concluyente. Tampoco hay empatía, conexión, emoción ni entusiasmo en el rostro de ningún actor. Si bien el Director Josh Trank demostró interés con su film de pseudo-superhéroes, "Chronicles", aquí pierde una oportunidad de oro teniendo la marca Marvel a su favor. Tomando en cuenta que emplea a dos actores principales de Chronicles, uno que por cierto genera controversia, con justificación, al tergiversar la tradición del comic.

No quiero que me mal interpreten por apoyar la corriente de comic-ortodoxos radicales que rechaza al Johnny Storm de Michael B. Jordan solamente por ser de raza negra, lo rechazo por violar la imagen tradicional de un superhéroe, que no deber ir más allá de modernizar el traje como ocurre en estas cintas contemporáneas. Sólo recuerden el rechazo masivo al nuevo Superman "eléctrico" sin capa (Superman Blue 1997) que surgió años luego de su infame muerte. Johnny Storm es rubio, cómico, extrovertido y presumido, atributos –clásicos– que carece esta versión "políticamente correcta" de Jordan. No tiene nada que ver con la raza del actor, sino el respeto al legado original del personaje. ¿Qué sigue, un Batman charro con bigotes? (SJW, chúpenmelas). Peor, en Fant4stic se repite, como en las anteriores (exceptuando a Chris Evans), el error de asignar los roles de Richards, los "hermanos" Storm y Grimm a un reparto inapropiado que no los representa bien. En especial el villano, Victor Von Doom (Kebbell), que no pudo ser peor; y creí que la versión anterior era un insulto por el metrosexual con su capa Armani. Los 90 segundos de masacre que introduce a Dr. Doom en Fant4stic fue demasiado 'calentapipe' para la forma vergonzosa como termina en el desenlace. ¡Maldita sea!** Los efectos CGI de The Thing son nivel 'Scooby-Doo/The Smurfs' como el resto del diseño de los personajes. La falta de luz para darle un todo oscuro a las escenas se les explotó en la cara.

Fant4stic no es una mala película de superhéroes, es una mala película en general. Esto es el peor insulto al legado de Lee/Kirby desde que obligaron a cambiar a la antorcha humana por el robot H.E.R.B.I.E. en la alineación de la serie animada por políticas de los '70.** Esto es tan grotesco que me obligó a crear una nueva categoría peor que 'Ñame' en la misma manera que Mar Adentro me obligó a crear el Sir William McKay.

¡Por Júpiter, ni una estrella, Ñame es mucho!

Film: Über Shite! 'The Adam Sandler Award' (☆☆☆☆☆)

___________
Bart

[*] ¿Se acuerdan de Dr. Doom? Ese científico megalomaníaco con un genio que rivaliza a Lex Luthor, que resistió un ataque de Thanos y el Infinity Gauntlet, aquel super villano que le quemó el culo a Silver Surfer, Hulk y Thor (levantando su Mjölnir para 'latonearse' la cara) que el propio Jack Kirby confesó ser su personaje favorito, ¿ese? Pues búsquenlo en los comics, porque tampoco vino esta vez. Puro humo, como el Galactus de Rise of the Silver Surfer.

[**] Porque para entonces los niñitos retrasados se bañaban en kerosene y se prendían en candela para jugar a ser Human Torch Storm. En algo tuvieron razón, sólo miren cómo salió nuestro Editor Nhoze, un piromaníaco social. Realmente no es esa la razón, fue por un lío de derechos repartidos, como ocurre con los estudios que se reparte el legado de Marvel. La historia se repite.

P.D. No vayan a verla, no les den dinero de taquilla a FOX para que devuelva los derechos a Marvel.

P.D.2 Estuve enfermo para el estreno de Ant-Man, se las debo.

Etiquetas: ,

La Otra Dimensión:
Cerrajero Simulator: Ughquisition

Reseña: Dragon Age Inquisition (PS/XB) - ¿Cómo llegaron ustedes a Bioware? en mi caso por Neverwinter Nights, un juego divertido pero mediocre. Después sacaron el aclamado Knights of the Old Republic, juego prestado que casi no regreso de lo arrecho que era y eso que a mi no me gusta Star Wars (¡VENGAN DE A UNO PUES!) y ahí ganaron mi respeto.

Después lo volvieron a perder sacando Mass Effect 1 en exclusiva temporal para XBOX 3-60-luces rojas. Gran vaina, igual lo jugué en PC en 1080p con todo en ultra, mamagüebos. Finalmente sacaron Mass Effect 2, juego que considero top 5 de la generación anterior y decidieron cambiar el rumbo en una reunión dentro de la compañia: –ajá, ya copiamos Star Wars, ¿Ahora qué copiamos? –Si ya hicimos el futuro, el siguiente paso lógico es hacer un juego en el pasado. –¡Ya sé, vamos a copiar las obras de Tolkien! –Pero jefe, ¿no se va a ver mal? –No vale, fíjate que en su universo los elfos son que si dioses, aquí los vamos hacer esclavos y pobres. –¡Usted es un genio, abra la maleta de billetes! *suena rap trancao* y nació Dragon Age: Origins, idea horrenda en papel, pero el producto final fué increíble.


La historia era increíble, los personajes inolvidables, diferentes historias según la raza que elegías al principio, diferentes finales según las elecciones que tomaras en el juego. Un acervo y mitología superior incluso a Mass Effect y un set épico: Viene la ruina del mundo y debes detenerla. ¿Si ya salvaste al mundo de la total destrucción, qué puede ofrecer Inquisition? Dragon Age: Inquisition lo logra y la caga por partes iguales, explora una subtrama súper interesante del primer juego, The Fade, y la caga en todo lo demás.

Una de las cosas que distingue este universo de ser una balurda copia de la tierra media son las sutiles diferencias. Los elfos son como negros africanos, los magos son encerrados desde su nacimiento ya que la magia es prohibida y los que la usan son considerados extremadamente peligrosos. ¿Por qué? ellos tienen una conexión con The Fade, un lugar "en los sueños" donde residen los peores monstruos existentes esperando poseer un mago que entre a este dominio y así acceder al mundo real para acabar y matar a todos. En el primer juego era parte escencial de la historia si elegías ser mago, de resto ni te enterabas.


Aquí es parte central de la historia. Despiertas de un sueño y el mundo está caótico, hay portales abiertos del Fade y monstruos por todos lados. Es como despertarse en el vagón del metro y adivina qué, eres Jesucristo y tienes en tu mano el poder de cerrar estos portales. Eres un vulgar y común cerrajero glorificado. Mientras andas chambeando como cerrajero vas a conocer gente que te ayudará en tu tarea, y todos ellos son tan interesantes como una tipa obsesionada con la astrología. Hay algunos personajes recurrentes e importantes del primero juego, pero para cuando aparecen ya es como que ya pa qué.

Mientras andas salvando el mundo con tus escoltas vas a encontrar gente que necesita tu ayuda, si les cierras un portal cercano casi que te maman el chaparro, pero ojo, sólo son palabras porque su soporte es nulo y no te lo van a mamar. Copiaron el sistema de "Galaxy Ready" de Mass Effect 3, esto es que tienes que encontrar la mayor cantidad de apoyo de todos los sitios, facciones, tierras y ciudades que puedas para ser mas paguerfullllll. A veces tienen hambre y te van a pedir cazar venados para comer, otras veces te dirán que quieren caerle a pedradas a un cochino elfo y te van a pedir que recojas piedras.


La cosa no siempre puede ser ir por la vida como cerrajero, tiene que haber inmersión y variedad, OK. Todo esto con un sistema de batalla como el primero pero con dos ACV encima. No es profundo, no es táctico, ni siquiera tienes que controlar nada. Ves un enemigo y puedes mandar los escoltas a caerse a coñazo mientras lees el periódico y cero peo. Si eres un ávido léctor, pero al mismo tiempo quieres jugar y este dilema te causa angustia, no lo dudes más, este es el juego.

El Skill Tree es como el primero sólo que con otro ACV para que todo vaya en armonía, hay que cuidar la salud del jugador. Para hacer upgrade a tus armas y esas cosas mediavales recoje todo lo que veas en el suelo y ya, o cómpralos no sé. Ése es tú peo. Hay romance con tus escoltas si te sientes solo, hay para todos los gustos. Puede ser aprobado por la santa iglesia católica, cachaperismo, tragasables, todos contra todos. Si quieres coger hay bastantes opciones y se agradece por parte del desarrollador, no todos pueden pagar por el porno y esos sitios en Internet son peligrosos.

Esta es una opción segura e ideal de explorar tu sexualidad con responsabilidad. Los gráficos son en 3D, son desplegados en tu pantalla a 30 cuadros por segundos. Dependiendo si estás en los menús, estos son estáticos, pero si estás fuera de ellos son dinámicos con varios efectos y cosas. Si te gustan los gráficos, pues te van a gustar los gráficos, pero si no te gustan los gráficos… no te van a gustar. Dragon Age: Inquisition es un gran juego (en tamaño) que me hizo preguntar cómo coño gasté plata en esto, usé 50GB para descargarlo y, sobre todo, el cerro de perico que se metió la industria al convertirlo en "El Juego del Año" de facto 2014. Si quieres un juego largo, bueno, enviciante, interminable y superior en todos los sentidos, ve por The Witcher 3 y pasa de largo por esta cagada. Yo tomé esta bala por ti, no hagas que sea en vano.

BIEN:
● Hmm, verga no me presionen más…
● Nada.
 
MAL:
● Concepto, historia.
● Los gráficos.
● Todo.

¿60$?: ¿¡Game of the Year 2014!? ¿¡De pana!? ¡Corre!

PS4: 2014. Descarga Digital. Video HD: 1080p (30fps). Sonido: Dolby Digital & DTS 5.1, Jugadores: 1 (online disponible); Disco Duro: 50GB, DualShock 4 & Remote Play compatible. ESRB Rating: M

PlayStation

______________
Nhoze

Etiquetas: , ,

La Otra Dimensión:
перевидання добре зроблено*

Reseña: METRO Redux (PS4/XBO) - Estuve debatiendo escribir esta reseña sabiendo nuestra política de no hacer reviews a refritos en RTx (o remasters como se le conoce en el gremio gamer). Pero luego de revisar bien y re-jugar la serie METRO en su presentación 2x1 recalentada para la actual generación –que incluye todos los DLC– encontré un juego casi irreconocible por su profunda transformación. No tuve otra que hacer la excepción. Más aún sabiendo que nunca hicimos reseña de 2033 (que debí), el primero que fue exclusivo para el XBOX 360.

Es importante volver a recalcar a los Devs detrás de este magnífico shooter porque no quiero que olviden su odisea. 4A Games son unos carajos con bolas por allá por la región de Kiev (Ucrania) que aman los videojuegos y quisieron producir títulos de calidad con contenido autóctono. Son el residuo de otra compañía, GSC Game World, responsables del hito de culto en PC, S.T.A.L.K.E.R, que se disolvió a raíz de numerosos problemas financieros. La peladera de bola por allá es dura. Han pasado por más calamidades que los hijos de las siete malas leches. Son tan pequeños e independientes que no pecamos al etiquetarlos de indie. Crearon su propio motor gráfico/físico de juegos –4A Engine– se financiaron de manera endógena para sacar la serie METRO porque todos los publicistas que han tenido rodaron hacia a la quiebra. Pasaron por la crisis política social de Ucrania en medio de la guerra civíl, escasez de alimentos, falta de energía eléctrica, poco personal y recursos, no todo fue dinero que también les faltó. Su publicista principal, THQ, quebró como bien sabemos, dejándolos afuera en la lluvia.

A pesar de todo, lograron sacar dos juegos de la serie METRO y se esmeraron un mundo en este remaster, demostrando gran amor por su arte más que la necesidad de sacarle más pega a los gamers con un refrito… que lo merecen. METRO Redux no lo califico como remaster, más bien un remake, ya que el trabajo detrás de renovar 2033 –el 1º– lo nivela con el 2º y lo distancia de su forma original en el X360 que parece otro juego enteramente. No me refiero al obligatorio ajuste de resolución y aumento frames x segundo, que habría sido suficiente, no, me refiero a la transformación completa de modelos, texturas, arte, iluminación ¡y hasta diseño/gameplay! 2033 Redux casi se rehace para que se sienta y se vea indistinguible a Last Light como si fuera un hilo coherente sin costuras. Me voy a centrar en 2033 porque la reseña de Last Light la tienen aquí, además los cambios en el remaster de Last Light son nulos y se limitan a un ajuste de 1080p/60fps.

Las capturas de ilustración son todas de 2033 Redux, no vale la pena mostrar las de Last Light pudiendo verlas en la reseña original de hace dos años. Sin embargo es casi igual porque 2033 fue revitalizado al nivel de la secuela.

Tema: 2033 (como Last Light) están basados en la trilogía de novelas del autor eslavo Dmitry Glukhovsky (Metro 2033, 2034 y 2035), escritor muy reconocido por esas latitudes que deleitó a los fans del Sci-Fi con su relato denso de una sociedad que sobrevive en las estaciones subterráneas del transporte público de la Moscú post-nuclear. El mundo que construyó es increíble y la lógica social que dibuja hace reflexionar sobre la naturaleza humana inmutable a pesar de los contextos y circunstancias. Con esto quiere decir que la raza humana es una mierda en cualquier escenario. Eres Artyom, un joven que sobrevive día a día en las estaciones y vías del metro que ahora forman poblados y facciones ideológicas rivales (Comunistas, Fascistas y Rebeldes Demócratas).

Han pasado 20 años desde que la humanidad se destruyó mutuamente en una guerra nuclear global, dejando a la superficie inhabilitada para la vida humana, animal y vegetal como la conocemos. El aire no se puede respirar por gases tóxicos, el invierno nuclear acabó con el agua potable y la fertilidad de la tierra. Mutaciones reinan como abominaciones que dejan dudas sobre su origen animal (¿o humano?) y la radiación garantiza medio milenio de prevalencia, tiempo suficiente para nuestra extinción.

Los humanos son las ratas del submundo, en constante pugna por el dominio de los pocos recursos de agua y alimentos obligando a cada facción a armarse en una guerra intestinal que es reflejo de nuestra naturaleza apocalíptica. Artyom es usado para enviar un mensaje a otro poblado en una remota estación para probar su entrada a los Rangers, militancia neutral que sólo persigue defender a los sobrevivientes de los radicales Soviets y Nazis en su eterna guerra por definir la ideología que gobierne esa sociedad. Pero hay otra amenaza, los Oscuros, mutantes, posiblemente humanos, que según dicen, vienen a destruirnos. En la misión descubren que hay una base de silos con misiles nucleares sin detonar llamada D6 con reservas de alimentos para un siglo. De conquistar esa base garantizan que tanto los Oscuros como las facciones del Cuarto Reich y Los Rojos, se abstendrán de avanzar mientras ellos tengan esta arma. Las decisiones que toman por el desenvolvimiento de situaciones durante el trayecto obliga a un final aún más triste que necesita de otro juego para explicar qué pasó.

Los efectos de volumetrics en partículas, humo, luz y profundidad de campo son impresionantes. La dinámica entre luz y sombra contra múltiples superficies parecen no tener fin (occlusion) y todo con 4X Full Screen Anti-Aliasing.

Diseño/Jugabilidad: Lo interesante aquí son los cambios en el gameplay y su historia para emparejarlo con Last Light. Fíjense, en el 2033 original, podías desembocar en dos finales, uno de los cuales activa los misiles para destruir a los Oscuros; el otro por el contrario lo evita descubriendo que estos, los Oscuros, son benignos y quieren ayudarnos. En Redux el sistema moral de decisiones se elimina, para que sólo exista el final "malo" que mata a los Oscuros. Fue necesario ya que Last Light comienza con una misión para buscar el último sobreviviente de esa raza de mutantes y haría conflicto con el final "bueno" de 2033, si dejaban esa opción. 2033 cambia por completo la interfaz de los controles para hacerlo exacto a Last Light, incluye el rediseño de todos sus componentes, armas y consumibles, el más radical siendo los filtros de la máscara de gas cuando accedes a la superficie. Los controles son fluidos e intuitivos, una delicia de FPS.

En el juego original, los filtros duraban tanto que no recuerdo si los cambié alguna vez. En Last Light es desesperante porque son efímeros, se gastan en 4 minutos, dando un nuevo giro de mantenimiento a tu tiempo limitado ya que no puedes llevar más de 20 minutos de filtros contigo. 2033 Redux usa la nueva interfaz mejorada para los consumibles de Last Light empleando el D-Pad. Más rápida e intuitiva. Las notas que recoges también cambian, incluyendo su aspecto y diseño en pantalla. Otros elementos, como la batería recargable y la bomba de presión de aire, se mantienen igual, no así las armas que son reemplazadas por las de Last Light. Cuando un "refrito" hace cambios tan profundos de diseño que afecta el gameplay, raya en remake más que en remaster.

Presentación: Como dije, Last Light casi hace difícil justificar su presencia en este remaster porque apenas se puede distinguir de su versión de PS3. Aún conservo mi copia de Last Light en PS3 y pude hacer comparaciones lado a lado con esta versión de PS4, fue difícil separarlas dando mucho crédito a la versión de PS3. Obvio que la iluminación mejora con anti-aliasing en las sombras, pero las texturas, aún en 1080p, sobresalen muy poco en el PS4 sobre las del PS3. Ahora, cuando el juego se mueve es donde el salto es más que obvio, Last Light en el PS3 corre a 30fps (sólido, como dije en la reseña) pero en el Redux del PS4 es una mantequilla miamorrr a 60fps y sin bajar un frame. Lo que salva a Last Light de merecer un puesto en este Redux es que incluye los 4 DLCs, y contenido nuevo, que expande el juego a más horas. Añadan, mejor dicho, reduzcan 10$ del precio típico de un lanzamiento nuevo y la oferta es irresistible.

El foto realismo de 2033 Redux raya en inmersión que en una pantalla bien calibrada produce contrastes marcados y sutiles. El gameplay también sufre un makeover desde el diseño para imitar a Last Light. Es otro juego distinto.

Pero ya va, el protagonista en este remaster es 2033 y el salto de su versión original de last-gen a ésta es del cielo a la tierra. Día y noche, literalmente porque el cambio al nuevo motor de luz del 4A Engine para current-gen es el mejor que he visto apartando mi referencia hasta ahora, Killzone Shadow Fall. Impresionante, increíble, comparar la versión del X360 lado a lado no fue necesario (tampoco tengo un X360 a la mano como hace tiempo). Hay zonas que recuerdo bien con iluminación plana, con áreas pre-cocidas en rendering de shaders sin luz dinámica. En Redux, 2033 es otro juego, otro render totalmente dinámico con efectos de occlusion y volumetric lighting, FSAA dynamic shaders, volumetric smoke, particle effects, etc. Lo único que le faltó fue advanced tessellation que tiene la versión de Redux para PC que por fortuna y cortesía de mi vecino, el fiel ruraltejano DouglasPC, pudimos comparar en detalle en su über reference Hi-End gaming PC (creanme, no hay PC para gaming igual a ningún precio).

Metro 2033 Redux también camba los modelos de enemigos mutantes, rostros de NPCs y niveles completos sea en la superficie o bajo. Todo es diferente, parece nuevo aún siendo los mismos niveles por su drástico ajuste artístico de objetos, texturas y efectos, todo a 1080p y 60fps sólido (sólo PS4 y PC). También hubo cambios y ajustes en la actuación vocal para usar los mismos actores de Last Light en 2033. El audio sigue igual, atmosféricamente impresionante, pero con rango dinámico pobre en las armas y explosiones. Un detalle que no me había fijado, ¿sabían que la hora que marca el reloj de pulsera de Artyom –en ambos juegos– es la hora que tiene tu consola en tiempo real? Sucede también en las versiones de last-gen, pero ahora es que me di cuenta. Detalles como éste, me hace apreciar más el esfuerzo y cuidado de 4A Games.

Definitivamente METRO Redux eleva la barra de cómo hacer un remaster, mi referencia anterior estaba en la colección de Halo para el XBOX One, más por el valor de contenido reunido que por el gran salto técnico que apenas beneficia al primer juego, pero sólo en lo estético. En Redux tenemos casi un remake de cero de 2033 que me costó creer que vino de un estudio tan pequeño y humilde bajo condiciones tan difíciles de trabajo. Una lección para los estudios gigantes que sacan remasters de dudoso valor con recursos y presupuestos "AAA". Espero que 4A Games esté trabajando en la culminación 2035 (o si le cambian el nombre como hicieron con Last Light que en realidad es 2034), porque será compra segura 'Día 1' para mi. Lo recomiendo.

BIEN:
● Lección de cómo hacer un remaster.
● Cambios en el diseño y gameplay.
● Gran bono: 1080p/60fps + DLCs.
MAL:
● Last Light no tiene casi cambios.
 
 

¿50$?: Claro que vale la pena, dos juegos excelentes, revisados y pulidos a la perfección. Si bien Last Light no ofrece cambios notorios, más que el obligatorio aumento a 1080p y el desempeño a 60fps, justifica la compra por la inclusión de sus nutridos DLCs. Si jugaste 2033 en el X360, es como jugarlo de nuevo "por primera vez" con ajustes de forma y fondo en el diseño/gameplay, aparte de un makeover de 180º en las visuales que hacen agua la boca.

PS4: 2014. 1-Disco (Blu-ray). Zona ALL. Video HD: 1080p/60fps. Sonido: Dolby Digital & DTS 5.1, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 15GB, DualShock 4 & Remote Play Compatible. ESRB Rating: M

PlayStation

______________
Bart

[*] Remaster bien hecho.

Etiquetas: , ,

Plausible



A parecer la saga de Mission Impossible ha ido en franca mejoría después que John Woo y J.J. Abrams se esmeraron en arruinarla desechando el motif de guerra de agencias de inteligencia por la de un genérico de acción reciclado como las The Fast & The Furious. Lo digo porque quedé muy complacido con el retorno al tópico de espionaje y conspiraciones, con su buena dosis de imaginario Tecno Sci-Spy, a partir de la entrega anterior a cargo de Brad Bird, quien antes dirigía animados en cine y TV (Pixar, The Simpsons).

Pues la adaptación al cine –iniciada por Brian De Palma– de la clásica serie de TV dio un giro de vuelta a sus orígenes con Mission Impossible: Ghost Protocol, añadiendo mucho humor para no tomarse muy en serio y refrescando el elenco con figuras de distinto matiz pero igualados en calidad. En su quinto capítulo, la serie sigue consistente al mantener a Tom Cruise (Valkyrie, War of the Worlds, Collateral) como el agente Hunt, el único personaje del primer film que repite, siendo el líder de su equipo ficticio de IMF que opera en la oscuridad de una sombra extendida por la extinta Guerra Fría.


Conflicto rejuvenecido por la nueva ola de terrorismo que inyecta nuevo aire para dar argumentos. Sólo que en este caso los argumentos no son del todo nutritivos para que Mission Impossible: Rogue Nation tenga la intelectualidad para pretender llamarse un film de suspenso táctico con tensiones que te llevan al borde del asiento.

Sin embargo no le resta méritos al mantener un sobrio y consistente ritmo gracias a la Dirección de Christopher McQuarrie, quien además de ser el responsable del aceptable guión, ha hecho llave con Cruise en varias oportunidades en la misma dupla de Actor/Director (Valkyrie, Jack Reacher, Edge of Tomorrow). Funciona bien para M.I. a pesar que se mantiene la tendencia de la "posición revolver" en la silla del Director con cada nuevo capítulo. Esto le ha dado una inconsistencia en humor, motif y sentido a cada cinta casi como un universo aislado. Pero no es así, cierta continuidad sobre su antecesor es reconocida en cada nuevo film, y Rogue Nation no es la excepción.

McQuarrie imprime un toque romántico evocando nostalgia de films clásicos de Bond, pero con la modernidad frenética de las recientes series de Bourne/Taken que las audiencias contemporáneas esperan. Incluyendo el escenario trotamundos en locaciones auténticas.


En resumen se conformarán con saber que Mission Impossible: Rogue Nation plantea una trama simple con un villano que casi no justifica sus motivos terroristas fuera de intentar aparentar una imagen de malvado que esconda su aspecto –y voz– enclenque. Al menos se presenta como una excusa para que el equipo de Hunt legitime su existencia, ahora que agencias rivales, incluyendo las domésticas, intentan cerrarla de forma definitiva.

No es la primera vez que sucede este escenario, en Ghost Protocol la IMF fue cerrada culpando a Hunt de terrorista; pues es una lástima que McQuarrie no tuvo tiempo de idear otro escenario más original para poner en riesgo a la IMF puesto que una vez más el agente Hunt es marcado como fugitivo en calidad de mercenario suelto.

Tampoco es que Mission Impossible: Rogue Nation es un copy-paste de la anterior con diferente enemigo, ya que el balance entre acción y suspenso de espionaje le dan carácter propio con extraordinaria edición y dirección de los personajes. En mi opinión, Rogue Nation se eleva sobre la anterior al desarrollar más a los nuevos personajes que por fortuna matriculan para esta entrega. Combinando suspenso, acción caricaturesca y humor accesible con delicado balance para romper el velo entre la ficción y el drama.


Esta mejora en la serie no sólo se debe en gran parte a Cruise quien ha absorbido el rol de Hunt como suyo, sino por el reparto secundario en Simon Pegg (Star Trek Into Darkness, Dawn of the Dead) quien viene de dos cintas atrás y Jeremy Renner (Avengers, The Town, The Hurt Locker) que debutó en la anterior; ambos aportan nuevas texturas en el rol de héroes, cada uno con su estilo, sin opacar o robar escena. La que sí roba el show es Rebecca Ferguson como la mami de turno (y me mató con su simplicidad euro-chic), por su belleza natural sin maquillaje y con serias demostraciones de patear culos. Vestida de gala como Femme Fatale o manejando un cuchillo como Pran de cárcel fue todo lo que necesité para enamorarme de ella.

Me decepcionó ver que no repitió Paula Patton, pero con este reemplazo no me quejo. Sí, soy de los que les vendes cualquier mierda con un par de tetas pelando lo dientes, si Microsoft lo aplicara, hace años que tendría un PC y un XBOX. Hablando de PC/XBOX, el 'product placement' de DELL (y BMW) es casi como que, descarado.

Volviendo al reparto, Alec Baldwin (The Departed, Blue Jasmine) debuta en la serie con buen pie y, lo mejor para el final, el regreso de Ving Rhames (Pulp Fiction) en rol protagónico y no relegado a segundo plano semi-cameo como en el film anterior. Él es parte indispensable de esta serie desde la primera película y su calidad como carisma no debe ser desaprovechado. Tipo Serio.

Buen film de acción para el verano, buena la dirección que Mission Impossible ha tomado y espero que continue así sin importar si siguen cambiando de Director como pañales de bebé. Mission Impossible: Rogue Nation es apropiadamente entretenida, divertida, seria, cómica, inteligente e inverosímil sin inclinarse demasiado hacia ninguna de esas cualidades, lástima que su argumento central no tenga la misma proporción. Altamente recomendable como la cartelera rural de la semana.


Film: McKay (★★★★☆)

___________
Bart

Etiquetas: ,

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex