<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

La Otra Dimensión:
Casualties of War

Valiant Hearts

Reseña: Valiant Hearts (PS4/XBO/STEAM/iOS/Android) - Una vez más vuelvo a resaltar la importancia de los juegos pequeños con tinte de desarrollo independiente por su personalidad artística, aunque en esta oportunidad encuentro difícil darle ese título a Valiant Hearts: The Great War al ser un desarrollo auspiciado/publicado por la casa UbiArt, filial de Ubisoft. Sin embargo no resta méritos en el cuidado, arte y amor puesto en este título ameno que calza más en el 'Edutainment' que en el de gaming en términos casuales. Valiant Hearts: The Great War es un juego simple, hermoso y entretenido que apetece a todo público, no por la complejidad de sus gráficos y gameplay, que no los tiene, sino por el contenido histórico de carácter educativo ligero sobre los hechos de la Gran Guerra.

Pensé que sabía mucho sobre La 1ª Guerra Mundial (1914-1918) y es bueno bajar la cabeza en humildad para admitir que por más somero y superficial, Valiant Hearts: The Great War me enseñó más de un par de detalles y efemérides sobre el tema, algunos muy sorpresivos que ilustraron lagunas de ignorancia y desinformación. Por ejemplo, que el alambre de púas fue usado aquí por primera vez, que el lanzallamas fue inventado por los alemanes para esta guerra (no la 2ª Guerra Mundial como creí) y que ¡había teléfonos en los dirigibles espías para dar reportes al momento! Wow. De cualquier forma, para quienes poseen un nutrido conocimiento de este período conflictivo en Europa, no hay mucho que aprender dejando que los niños en edad educativa aprovechen más este excelente instrumento didáctico e interactivo para el aprendizaje de la historia moderna del s.XX.

Caricaturas de celdas dibujadas a mano conforman el arte visual de Valiant Hearts. Emile, Karl, Freddie y Anna son cuatro accidentados personajes que se ven forzados a sobrevivir –mediante rompecabezas– en la Gran Guerra.

Con lo anterior me refiero a que hay bastantes fichas ilustradas que leer a lo largo del juego, incluye antecedentes coyunturales que causaron esta cruenta guerra y su desenvolvimiento que involucró naciones de otras latitudes y continentes (EE.UU., Japón, Imperio Otomano y hasta Australia), afectados cual epidemia de cólera. Guerra que, a diferencia de la venidera Segunda Guerra Mundial, nunca tuvo un "villano" o eje maligno per se, dado que en términos prácticos fue una pugna entre imperios* por más que la gente de Ubisoft Montpellier quiera omitirlo. Lo digo porque, aunque se trató de un "Clash of The Empires" –en mi análisis– el mapa del conflicto que proyecta el juego etiqueta a los rusos, otomanos, germanos y austrohúngaros como 'Imperios', pero por alguna razón sólo pone "Francia" e "Inglaterra" a secas en las etiquetas del mapa político.

En fin, Valiant Hearts: The Great War cuenta la historia de cuatro personajes, a quienes juegas de principio a fin, que se interceptan y relacionan para sobrellevar el infierno que fue la Gran Guerra. Emile, el francés, su yerno Karl de origen germano, Freddie el norteamericano (que no podía faltar) y la chica belga, Anna. Todos combatientes de distintos frentes salvo Anna quien es enfermera para el lado de los franco-belgas. El diseño y gameplay toma de base el modelo de mecánicas del motor de Rayman Origins (tambien de Ubisoft), que emplea una jugabilidad de navegación estrictamente 2D que puede ir en cualquier dirección. Al igual que Rayman, se usan animaciones de celdas tradicionales a mano de que le da un carácter de historieta de papel con gran gusto artístico. Aunque en Valiant Hearts: The Great War, la restringida paleta semi-monocromática contrasta enmudecida ante el asalto lisérgico policromado de Rayman Origins.

Los cortes de escena están animados como caricaturas tipo Flash Animation con gran clase y gusto artístico. Los rompecabezas no son reto para nadie, siquiera los más pequeños, pero es una interacción amena sin violencia.

El gameplay es bastante sencillo y no impone reto alguno en sus obvios rompecabezas, siquiera para los más pequeños… o estúpidos. El juego te bombardea con efemérides históricas que van alineadas con los acontecimientos que el juego recrea, todos enmarcados en batallas y eventos titulares que marcaron la historia de esta Gran Guerra. Paralelamente también rellena la narrativa progresiva de los personajes con cartas que se escriben mutuamente (y a sus familiares en sus territorios de origen) a medida que avanzas en la trama y evoluciona la guerra. Ambas van precedidas de un narrador tipo documental de cable que introduce los eventos y da un recuento de los sucesos que Karl, Emile, Freddie y Anna viven durante su participación en distintos puntos del mapa europeo. Las tareas que llevan los personajes no involucra violencia explícita, a pesar que debes usar dinamita, granadas y hasta un tanque en situaciones de emergencia.

Cada personaje tiene una habilidad especial, pero casi olvido al quinto protagonista que todos comparten en algún momento y se convierte en la única mecánica de gameplay común del cuarteto: un perro. El perro sirve de mucha ayuda en niveles donde la complejidad de sus rompecabezas exige que estés en dos lugares a la vez. El entrenado can obedece órdenes para activar palancas, traer un objeto y hasta distraer guardias. Los rompecabezas sirven de RPG- light que resuelven situaciones y obstáculos para avanzar hacia los muchos niveles que conforman cada uno de los cuatro largos capítulos del juego. Hay algunas secciones de persecución de vehículos en perspectiva parallax con jugabilidad tipo arcade. De estas, hay pocas, pero son las más aceleradas entre la selección de niveles apaciguados. También puedes recolectar coleccionables, nutriendo las lecciones históricas, que van apareciendo como fichas a medida que las encuentras.

Cada cuadro es un arte hermoso, una oportunidad para ilustrar con estilo animado, lo cruel que fue esta guerra, las fichas históricas por el contrario muestra otra realidad fotográfica. La música es otro manjar a los sentidos.

Insisto, Valiant Hearts: The Great War es más una caricatura interactiva con fines educativos que un juego tradicional. Más si consideras que casi todas las mecánicas de Anna recae en fastidiosos quicktime events. Sin embargo no quiere decir que deba conformar con el status quo de la industria actual para adquirir respeto como buen juego, al contrario, lo recomiendo como una alternativa fresca, distinta y muy interesante tanto en su ficción narrativa como historiografía pop educativa. Más aún considerando que cada nivel es un arte hermoso de historieta animada que complace y hasta conmueve. Algo inevitable si añadimos que su delicado soundtrack de música clásica de trío piano, chelo y violin –a cargo de Daniel Jacob Teper– doblegan emociones y sentimientos. En especial que final es bastante melancólico y triste, no para mi, yo nunca lloro, pero en ese momento se me metió una basurita en el ojo que contenía pica-pica y cenizas de cigarrillo, qué raro.

Debo agregar que el soundtrack no es exclusivo de Teper, quien ocupa el marco musical de Valiant Hearts: The Great War, porque hay música clásica de Clinton Patrick Rusich, John Devereaux, Gregor Narholz y Stephen Mark Satterthwaite entre otros compositores desconocidos. Complementan con varias piezas culturalmente clásicas del período, todas de reconocimiento instantáneo, como 'Hungarian Dance Nº 5' de Johannes Brahms, 'French CanCan' de Jacques Offenbach y 'Flight Of The Bumblebee' de Rimsky-Korsakov para diversificar la cultura musical de orquesta clásica de cada país involucrado.

Si son dados a este tipo de música y les gusta la historia –como moi– les va a gustar este juego, su arte brillante y gameplay simplista son apenas una excusa.

BIEN:
● Hermoso, educativo, ameno.
● Excelente soundtrack y música.
● Historia ligera para todo público.
MAL:
● Secciones de QTE.
● Gameplay repetitivo.
● Sin dificultad alguna.

¿15$?: Si no lo bajaste gratis en PS+, eres un miserable infeliz. Aún así vale las 15 pelas.

PS4: 2014. DLG (Digital). Video HD: 1080p. Sonido: Dolby Digital, Jugadores: 1 (Online: N/A); Disco Duro: 2GB, DualShock 4 & Remote Play Compatible. ESRB Rating: E

PlayStation

______________
Bart

[*] Me explico, sabemos bien que esta guerra se debe a un conflicto territorial/económico entre el Imperio Autro-Húngaro (y su aliado el Imperio Germano) contra los intereses del Imperio Ruso (liderado por el Zar Nicolás II) que desencadenó en la crisis política tras el asesinato del heredero al trono austríaco, el Archiduque Franz Ferdinand (no la banda de Rock, Hipsters) en Sarajevo en 1914. Hecho que obligó a los austrohúngaros declarar la guerra a la provincia de Bosnia-Herzegovina, quienes buscaban una emancipación independentista. El peo desencadenó el apoyo del Imperio Ruso a los Bosnios y por defecto el Imperio Germano a los austrohúngaros, cada quien con su agenda oculta, por favor. Esto se salió del carril y sumó al imperio Otomano, el Imperio Británico, el Imperio Japonés, el ex-imperio Francés y el futuro Imperio Norteamericano. ¿Entonces, fue o no fue una guerra de Imperios?

Etiquetas: , , , , ,

0 COMENTARIOS

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido escrito o gráfico cuya autoría intelectual no sea nuestra será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Computer Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ no se hace responsable por las ideas y opiniones expresadas en los comentarios emitidos por los lectores, bien sea por su grado de estupidez, ignorancia o mal gusto. De igual manera los editores de Rural Tex™ asumen la responsabilidad de sus opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Sin excepción no publicamos comentarios anónimos. Los comentarios se publican tal como vienen, sin censura, sin correcciones y sin edición, así que cuiden su ortografía mequetrefes. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos o comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que más arrechera nos dé o nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos y comentarios de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos o comentarios, es decir, te callas. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados son de los bajos fondos, no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex