<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

Suit up!



¿Por dónde comienzo? ¿Son fans de comics como nosotros, verdad? Pues vayan a ver The Avengers inmediatamente sin leer esta reseña porque es lo que todo fan y lector de comics ha añorado ver desde que la franquicia inició hace medio siglo por la casa Marvel. Este es uno de esos raros casos donde un ensamble de estrellas hace engranaje en un guión coherente para satisfacer a los eruditos en la materia como a los noveles espectadores casuales. Mis expectativas al rededor de este film estaban demasiado altas por lo que había un 99% de probabilidad de decepcionarme. Pues me complace decir que se cumplió el improbable 1%. A veces es bueno equivocarse.

Con mucho tiempo en preparación y media docena de films “introductorios” de sus ingredientes por separado –unos mejores que otros– no había espacio más que esperar algo grande con esta unión de superhéroes y vaya que lo logra a lo grande. Méritos al Director Joss Whedon por manejar a este complejo universo de caracteres y personajes cuyos mundos convergen en armonía y conflicto. Haciendo un balance perfecto entre el tono serio y el carácter de comedia sin dañar su género de acción sci-fi fantasía en grado superlativo. Manteniendo un ritmo y estructura con fluidez cremosa que disimula su longevidad casi épica sin generar cansancio.



Resulta muy complicado hacer este tipo de ensamble sin sacrificar algo. Le sucedió a la trilogía X-Men que, a pesar que funcionó, dejó elementos por fuera que requirió de las tres cintas para pintar un panorama abierto y eso que faltó mucho para cubrir el universo mutante. En el caso de The Avengers, se contó con films previos que dibujaron un perfil más íntimo haciendo de introducción con amplio margen para desarrollar el personaje y su universo particular. Esto le permitió al Director Whedon trabajar en la interacción de estos personajes que por vez primera –de sus adaptaciones fílmicas– se encuentran para colisionar en un escenario creíble de caos cooperativo.

Su guión, sin ser perfecto, combina argumentos coherentes de las circunstancias que lleva a reunir este equipo de súper héroes sin dejar agujeros mayores ni anacronismos muy típicos de este tipo de género. No que The Avengers tenga diálogos de referencia dramática, sin embargo funciona gracias a su balance meticuloso entre la comedia jocosa y el tono serio que demanda la serie desde el papel. Respetando los fundamentos básicos que conocemos del comic a pesar del peso que los actores arrastran detrás de sus personajes. Me explico, Downey Jr. es una figura Hollywood de la lista "A", pero el jefe de Los Vengadores y quien da las órdenes es Capitán América, pues así se hizo sin que la figura de Downey Jr. quedara a la sombra de éste.



Los diálogos –algo superficiales en tono– estuvo inclinado hacia lo ligero y casual sin que afectara a las actuaciones que nunca pierde su carácter sin rayar en lo sobre actuado. Con una química excelente entre los actores que combinan con naturalidad en todas las escenas sin que ninguno se sienta desubicado. Dirigidos a perfección con un ritmo fluido que estimula tensión genuina, sin que dependa de las escenas de acción que por cierto abundan y patean culos a tres tablas. Con un excelente juego de cámara y fotografía que evoca las páginas de los comics con cada encuadre que nunca privilegia a ningún personaje por encima del otro (algo que nunca se pudo hacer en la saga X-Men).

Lo más impresionante del guión es cómo se empalman elementos de los universos de cada personaje, y de sus films previos, con progresiva homogeneidad sin divagar del curso lineal de su estructura presente. Logrando hilvanar la convergencia de sus sub-mundos sin conflictos incoherentes, anacronismos forzados ni agujeros inexplicables. Hasta elementos poco importantes de cada personaje tiene presencia o mención para dar sentido natural dentro de la linea de tiempo común de cada uno. Obvio que hay cambios y adaptaciones que hace tangente a la fidelidad del comic, algo normal en estos casos, pero nunca se comprometen los fundamentos básicos de la historieta original (por ejemplo, y que no es Spoiler, no están The Wasp ni Ant-Man).*



Teniendo el presente como base, el hermano adoptivo de Thor, Loki, consigue cómo venir a La Tierra con la ayuda de un artefacto clave proveniente de la trama de Captain America: The First Avenger para invadir y reinar como un Dios. Cada Vengador se suma a la causa para detenerlo bajo la coordinación de S.H.I.E.L.D. y su jefe Nick Fury. No sin que existan asperezas conflictivas y motivaciones distintas entre los integrantes del equipo de los súper poderosos vengadores. Esto enriquece la trama rompiendo con el estereotipo de acción sin razón sólo porque el malo debe ser malo y los buenos políticamente correctos. Debiendo superar sus diferencias en favor de un bien común, Los Vengadores libran varias batallas internas antes de someterse a la prueba máxima de salvar el planeta como un equipo.

Los efectos especiales son transparentes con mi única preocupación siendo Hulk quien nunca lució convincente en sus producciones por separado. Me complace que el personaje mercurial ahora posee textura y realismo para pasar convincentemente aunque no roza la barra de medir dejada por Cameron y sus Avatares impresionistas. Aún así los efectos demuestran un cuidado meticuloso de mezclarse con la realidad para una suspensión sin distracciones donde uno normalmente grita “¡CGI!”. Menos mal. El score soundtrack de Alan Silvestri calza perfecto con su acostumbrado estilo Opus-Stravinsky.



Las actuaciones no tienen desperdicio dado el reparto mascaclavos cinco estrellas. Incluyendo los noveles y experimentados, todos desempeñan sus personajes con adherencia casi estereotípica que sus roles merecen. Robert Downey Jr. se roba momentos –como siempre– con su extrovertido y pomposo Tony Stark tal como acostumbramos en su serie particular. Después de su debut en el rol del primer vengador, Chris Evans hace uso de su papel de líder de equipo con tal soltura y firmeza que logra el respeto que se merece. Samuel L. Jackson como Nick Fury sirve de ancla inicial del singular equipo sin mayores dificultades. La revelación del momento, Jeremy Renner, personifica a Hawkeye con iniciativa eficaz a pesar de no gozar de un film independiente. Igual la mami de mamis Scarlet Johansson a quien ya vimos, aunque no tan desenvuelta, en la segunda parte de Iron Man 2. Con especial mención a Chris Hemsworth quien vino a ser la sorpresa novedosa al apoderarse del personaje de Thor con la misma seguridad y carácter que desempeñó su film debut el año pasado. Sólo el genial Mark Ruffalo se sintió un poco a la sombra del resto siquiera porque su tiempo de cámara se reduce cada vez que lo reemplaza su alter-ego verde digital. Pero no desperdicia sus breves momentos.

Si hay alguien quien merece mil elogios es Tom Hiddleston detrás de Loki como el villano apropiado para el inicio de The Avengers (tal como en el comic) con absoluta elocuencia y arrogancia sin recurrir a clichés sobre buscados. Cargado de soberbia y confianza excesiva es un personaje bien articulado por este actor con absoluta satisfacción. Mención de honor a los contornos de la serie Stellan Skarsgård y Gwyneth Paltrow que lejos de ser carga nutren la atmósfera con sus personajes claves dentro de la serie.

¿Qué más les puedo decir si llegaron hasta aquí en lugar de ir a verla? Que es un palo de película, se van a divertir un mundo sean lectores de comics o no. Sólo esperamos que la inevitable continuación retenga este espíritu espontáneo, serio y lleno de todas esas emociones que sentimos cuando leíamos sus viejas páginas de historietas.

Absolutamente recomendable.

Film: Sir William McKay (★★★★★★)

___________
Bartolomeo Hawkeye

[*] De todas maneras, y para aclarar, la alineación de la cinta es un híbrido de las alineaciones de toda su historia. Se respeta los fundamentos de sus fundadores de los ’60 donde están Iron Man, Hulk, The Wasp, Ant-Man, Thor y su líder Captain America. Pero por popularidad y en sustitución de The Wasp y Ant-Man, se incorpora Clint “Hawkeye” Barton y Black Widow quienes no entra en la alineación sino muchos años después según la línea de tiempo del comic original. Estos ajustes son naturales en estas adaptaciones fílmicas.

Para Zentraedi: (highlight to read, stupid). Un gran “Chúpame las Bolas” para ti plagiador-periodista-copy-paste, te atreviste a desacreditarme cuando predije que esta película sería la mejor de super héroes comic hasta la fecha. Anda a masturbarte viendo "The Dark Knight" chino pajúo que siendo Pro DC Comics y fan a muerte de Batman sostengo lo que dije de The Avengers. También me puedes plagiar el review ya que tus lectores están cansados de posts sobre anuncios de trailers y posters. The gloves are off, Bitch!

Etiquetas: ,

La Otra Dimensión: ¡Jornada Doble!

Review: MLB 12 The Show (PS3/PSV) - Debutando en el 2006 y con la herencia de la franquicia legendaria 'MLB', la casa San Diego Studios de Sony Computer Entertainment ha consolidado la novel Major League Baseball "The Show" como la referencia con la que se mide un video juego de beisbol, no, disculpen, una simulación perfecta de esa disciplina deportiva. Apenas en su octava versión, su madurez es tal que uno espera por pequeños ajustes cada año, pues no, cada versión trae mejoras justificables para soltar 60 pelas y no sólo por el obligatorio line-up actualizado.

Empezando porque MLB 12 The Show hace cambios drásticos en su logística de versiones con el debut del PlayStation Vita. Aprovechando que coincide el lanzamiento de la nueva generación de consola portátil con el lanzamiento del juego (y el comienzo de la temporada 2012), MLB 12 The Show debuta en el PS Vita para acompañar a la edición del PS3, con tal similitud, que este review aplica a ambas versiones por ser prácticamente idénticas. Las variantes entre ambos se especificará en el review, si acaso. A diferencia de la mutilada versión para el PSP –que antes acompañaba la edición PS3/PS2– la versión del Vita es casi indistinguible de su contraparte de mesa demostrando las bondades técnicas de la nueva plataforma móvil. Cuando digo “antes” quiero dejar claro que a partir de este año no sale más MLB The Show para el PSP como tampoco para el PS2… triste, es triste.

MLB 12 The Show no es sólo el juego del año pasado con Rosters actualizados mas una nueva –y pésima– carátula. Debutan dos nuevas mecánicas de gameplay tanto para bateo como para pitcheo. Move y Pulse. Excelentes.

Diseño: El Diseño es un área que año tras año no recibía cariño, en parte por tener una estructura sólida y balanceada de modos de juego. Diversificando la complejidad y aproximación al deporte a todos los niveles de habilidades o fanatismo. Desde un simple juego de exhibición hasta intrincados modos de simulación de la temporada, MLB The Show ofrece desde administrar una franquicia (Franchise) hasta vivir un RPG interactivo donde asumes el papel de un jugador en ascenso (Road to The Show). También se mantiene la simulación exacta de la temporada en curso (Season), con los modos de práctica y el Derby de Home Run que debutaron dos años atrás. Para darle méritos significativos al diseño tenemos el debut del modo “Diamond Dynasty” que puede resultar atractivo como adictivo para aquellos que venimos de muy atrás jugando video juegos de esta fascinante disciplina deportiva.

Si recuerdan las viejas franquicias como Hardball y Ken Griffey Jr. Baseball extrañarán las modalidades de crear tu propia liga tipo Fantasy Baseball y diseñar tu propio equipo, desde el logo hasta el uniforme con todo y nombres ficticios de los jugadores. Esto invita a la imaginación para reproducir, si tienes tiempo, tu equipo local del Caribe que lleva años ignorado por esta franquicia. Con Diamond Dynasty puedes recrear al glorioso Magallanes con todo y su liga local o tu liga de fantasía como la que haces en Internet ¡y jugarla! Advertimos que es adictivo y demanda mucho tiempo libre, un lujo que cada vez menos se puede disfrutar. Todos los demás modos permanecen iguales con ligeros ajustes para mantenerlos tan familiares y satisfactorios como siempre.

La presentación sigue impecable donde este año se añade mejoras en el sistema de colisiones y la física de la pelota. Sin embargo se pule un grado más los detalles de sus impresionantes gráficas ultra realistas.

Jugabilidad: La jugabilidad es donde MLB 12 The Show viene cargado de mejoras. Ofrece mecánicas novedosas que puede seducir a muchos de ustedes aferrados a los modos clásicos de juego. En primer lugar está el soporte al PS Move. Donde el año pasado asomó su potencial al emplear el control de movimiento del PS3 apenas al Derby de Home Run, hoy se aplica a todo el gameplay del juego, sí, tal como leen, desde el pitcheo hasta el fieldeo, mejorando el sistema de bateo. Advertimos que el realismo apunta hacia una simulación lo más parecida al juego real que genera dos inconvenientes. La primera que es tan dificil –como impresionante– requiriendo de mucha práctica y disciplina, tanta que si la amaestras es mejor que vayas donde un scout de la liga profesional a ver si tienes oportunidad como novato... o recoge bates.

La precisión de bateo es impresionante, y aún en práctica de bateo encuentras que hacer contacto efectivo con la pelota resulta tan frustrante como difícil, tal cual la vida real. Pitchear es igual de complejo y preciso, haciendo movimientos de lanzamiento que debes coordinar con el gatillo del Move para lograr un punto de soltura-efectividad como un lanzador real. Requiere de mucha práctica. También añade el Move para fieldear, pero es tan extraño que no pude dar con la rutina. El segundo inconveniente es que requiere de mucha actividad física que produce fatiga aunque bien te haría el ejercicio. Después dicen que el gamer es sedentario y piporro, Reindertot anyone?

El abanderado este año es Adrian Gonzalez de los Medias Panties de Boston. Sony San Diego tiene un fetiche con mi odiado equipo rival, es el 2º jugador de ese equipito que engalana la portada en 6 años. ¡Qué webonada es!

La otra novedosa mecánica que sin duda atraerá a más de uno por su genial simplicidad y complejidad en la dificultad es “Pulse Pitching”. Tanto en el PS3 como en el Vita, esta modalidad de pitcheo ofrece una nueva y distinguida jugabilidad que no toma mucho tiempo amaestrar, pero sí devenga resultados satisfactorios haciendo un balance entre el modo clásico y el excelentisimo modo Pure Analog. Pulse Pitching tiene un marcador pulsante en el control de pitcheo que late en medida de las capacidades y confianza del lanzador. Es un círculo de líneas segmentadas que varía en diametro –en ritmo latente– donde el más corto indica precisión y el más abierto descontrol.

Acertar a soltar la bola en el diámetro más corto es un reto debido a que el latido pulsante requiere de mucha concentración para acertar. Cosa que no se resume a aprender el ritmo, ya que la velocidad varía de acuerdo al desempeño del lanzador (cansancio, confianza y experiencia). Es muy bueno y lo recomiendo a aquellos que no cambian su mecánica ni a punta de pistola. Eso es lo maravilloso de MLB 12 The Show, introduce mecánicas nuevas y efectivas ajustadas a todo gusto y nivel de dificultad. Siempre habrá una que se ajuste y complazca. Sin ignorar los modos clásicos ni los añadidos en versiones pasadas. Aún permanecen los modos clásicos ¡cof! MVP rip-off ¡cof! del péndulo/botones para el pitcheo/bateo respectivamente, al igual que los Pure Analog Pitching/Batting que introdujeron el pasado año. Lo más hermoso es que puedes combinarlos.

Los parques están recreados de los planos originales garantizando fidelidad arquitectónica hasta en los detalles más superfluos. A escala real. Desde el Fenway Park (Feliz Centenario) hasta recientes como el Miller Park.

Por si fuera poco, a riesgo de sonar como infomercial, MLB 12 The Show trae funciones para los adictos a esta franquicia que maximiza su disfrute. Dirán ustedes, “fiebrúos, compraron las dos versiones, la del PS3 y la del Vita”, a la que respondemos con dos argumentos de peso, la primera ¡cállese infeliz que cada quien hace con sus reales lo que le da la gana! y la segunda que MLB 12 The Show ofrece servicio de Nube pudiendo guardar en el servidor remoto todos tus ajustes y progreso de la temporada que llevas jugando en el PS3, para continuarla en el Vita si te ves obligado a salir de tu cuarto de juego como para… ¿ir al trabajo quizás? Sí, no tienes que dejar atrás tu juego favorito y perder la inspiración ya que en el Vita la experiencia es transparente siempre y cuando dispongas de una conexión de Internet (o tengas el Vita versión 3G).

Las diferencias entre el MLB 12 The Show del Vita y el PS3 son mínimas dándole la ventaja a la versión madura y pulida de la consola de mesa con pequeñas inconsistencias que sufre la versión móvil. Pero se le deja pasar siendo su debut. La versión del Vita posee interfaz de toque pero está limitada al menú y a dos funciones en el juego. El multiplayer es igual de mediocre en ambas versiones aunque se reconoce que ha mejorado el Lag que viene arrastrando de años. Con nuestro "Lenternet" es injugable.

Presentación: La presentación gráfica es tan increíble como siempre. Para no repetirnos es bueno que se repasen los reviews viejos donde nos extendemos en detalles y elogios. Pero cabe resaltar que los ajustes de presentación no se resume a cambios ligeros de cámara, texturas y una que otra novedad (como el estadio de Los Marlins que debuta este año), sino que la versión del Vita es casi indistinguible que para ser una consola portátil es un hito en logo técnico. El otro detalle está en una revisada a la física de la pelota que asombra por lo real de su reacción (¡ahora gira!), distanciando aún más a la competencia que aún no logra establecer los fundamentos en la gravedad terrestre. El sistema de colisiones entre jugadores mejora aunque le falta más trabajo. El repertorio musical es tan fresco como siempre con el lujo de contar con un tema de The Black Keys.

¿Qué más les puedo decir? ¿Puntos malos? la dificultad se afinca con esta versión que puede irritar a los fieles seguidores y que en la portada está Adrian Gonzalez, el “Media Panty” de Boston, siendo el segundo de ese equipo que abandera la portada en seis años que lleva la franquicia ¡Maldita sea!* Sony San Diego #melomamais.

PS3 & PSV
Jugabil: Sir William McKay (★★★★★★)
Diseño: Sir William McKay (★★★★★★)
Present: Sir William McKay (★★★★★★)
Multiplayer: Pasta (★★★☆☆)

¿60$ + 40$? Pégale un recorte de tu jugador favorito en la portada y es perfecto.

[PS3: 2012. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 720p/1080p. Sonido: Dolby Digital 5.1, Jugadores: 1-4 (Online: 2-8); Disco Duro: 5-10GB (Fuck!), Dual-Shock, PlayStation Move & Wireless Headset Compatible, 3D. ESB Rating: T]

[PSV: 2012. Vita Game Card. Zona 1. Jugadores: 1 (Online: 2); Memory Card: 6MB, Motion & Touch Controls. ESB Rating: T]



______________
Barton "Let's Go Yankees!"

[*] ¿Por qué no pusieron al MVP de la Americana Justin Verlander o al de la Nacional Ryan Braun?

Etiquetas: , , ,

Evil

Si hay algo que estoy convencido que existe es El Mal. Parte intrínseca de la naturaleza humana, el instinto maligno yace silente en muchos de nosotros a la espera por el detonante apropiado para desatarla. Este fenómeno de la malignidad humana sólo es posible en sociedad, ya que el el hombre por defecto no suele sentir estos impulsos sobre su conciencia sin el roce con otros miembros de su propia especie.

El Director David Fincher ha explorado este fenómeno humano en más de una ocasión con devoción confesa hacia lo obsesivo. Primero con Se7en, luego con Zodiac, los asesinos en serie lo han cautivado de una manera morbosa que continúa explorando diversas manifestaciones dramáticas para presentarla artísticamente en film. Con The Girl with the Dragon Tattoo Fincher se deja seducir por el Best Seller europeo de Stieg Larsson –basado en una trilogía ficticia– que encierra un cúmulo de maldad alrededor de dos personajes poco convencionales. Dos investigadores de distinta óptica quienes se relacionan a raíz de una inquietud por descubrir el misterio que encierra una poderosa familia adinerada. Aquí se exponen las debilidades del hombre, sus secretos, apariencias y prejuicios que nos hace juzgar a la gente a priori por su estatus social o su apariencia física. ¿Justo? ese es el mundo en que vivimos, quieras o no aceptarlo.

En el review del film damos nuestra opinión completa con mucho tacto –como siempre– para quienes aún no la han visto. Como acostumbramos con las obras que nos complace, hacemos el review del plástico azul al ser merecedor de formar parte de nuestra filmoteca… claro, siempre que se puedan conseguir (gracias al fiel ruraltejano Luisjoset por tan generosa contribución). Éste es un BD de lujo porque las cintas de Fincher suelen venir cargadas de contenido en sus versiones en video casero, razón por la cual no deben dejar pasar si son amantes de su trabajo así como del cine en general.

El BD viene en un paquete de lujo que incluye el film repetido en formato DVD para quienes aún usan ese formato pre-histórico que ya ni siquiera usan “las cachifas ni los vigilantes” (así sea quemado). Al menos es bueno contar con una copia de ese venerable formato para situaciones donde un reproductor de plásticos azules no está disponible. Suficiente con decir que el transfer y presentación de Audio y Video exime las bondades técnicas posibles de ese formato (como detalle viene pintado como un DVD-R para dar la ilusión que vino copiada en un “quemaíto”).

La presentación en BD viene dividida en dos discos (dentro de un Digi-Pack), uno para el film, aprovechando al máximo toda la capacidad de sus 50GB sin dejar espacio a extras que pueda ocupar espacio precioso –obligando a comprimir más. Los extras quedan en un segundo BD, cargado de contenido para pasar toda una tarde descubriendo todo pormenor de producción como acostumbra a revelar este Director. El contenido es excelente y me encantaría que todo BD viniera con igual tratamiento… si la película lo amerita ¿quién quiere horas y horas de extras de un film de Adam Sandler?

El transfer a video es de lujo absoluto. Por su estilo de fotografiar, es importante que la compresión sea mínima para dejar ver todo el detalle de su oscura fotografía. Por eso todo el disco contiene el film en sus dos láminas evitando así las bandas de compresión en los degradé (banding). Todo luce con textura y profundidad que aprovecha el contraste generoso de las cámaras RED cuya sensibilidad es casi como un film de verdad. Los colores enmudecidos limita la paleta cromática donde la saturación es inexistente. Oscuro y frío, tiene una apariencia casi monocromática que a veces asoma colores intensos en apenas un puñado de escenas.

Cero artifactos de compresión, dada a que la tasa de compresión es mímima por el privilegio de ocupar todo un disco para el film. Tampoco hay maquillaje digital adicional que aumente la nitidez o reduzca el ruido; con razón, porque fue filmada en formato digital de principio a fin. Es una imagen referencial, siquiera artística, que no se puede considerer referencia para colores por su manipulación extrema en post-producción (color timing).

El Audio es sublime, etéreo y atmosférico tanto como el film, y se debe al humor fúnebre que imprime Trent Reznor al OST presente como otro protagonista de la trama. En glorioso DTS-HD Master Audio, la pista es tan espaciosa y llena de vida que te traslada en medio de las escenas, desde los momentos apacibles hasta las pocas situaciones que aprovecha el rango dinámico al máximo. Posee muchas capas que recrea cada escenario con naturaleza viva y convincente, una mezcla de primera.

Una joya aunque no supera el mejor de los trabajos del Director, pero que mantiene su reputación en una época donde el buen cine escasea. Además que mejora con cada vista y revela nuevos detalles omitidos. De colección.

Film: Willy McKay (★★★★★)
Video: Sir William McKay (★★★★★★)
Extras: Sir William McKay (★★★★★★)
Audio: Sir William McKay (★★★★★★)


[BD/DVD: 2011. 158 min. 2-Discos/1-Disco. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 2.40:1, Inglés DTS-HD Master Audio 5.1 (48kHz/24bit) & DTS 5.1; Subt: Eng/Fra/Esp/]



______________
Bärtonvist

Etiquetas: ,

God of War Live



Volviendo a la cartelera actual, ahora que se acerca la temporada de Blockbusters, he estado viendo unas cintas para ponerme al día con el cine aún sabiendo que me perdí de muchas del Oscar. Para eso quedan los plásticos, si se consiguen. Entre tanto fui con presentimientos ambiguos al estreno de Wrath of the Titans como la continuación de “Clash of the Titans”, el remake del clásico del celulouide. En parte porque la primera me gustó bastante, pero fui con reservas apostando a que ésta no sería nada como aquella, más bien un coleto. Vaya si me equivoqué.

Hay una regla de oro conmigo que si la película entretiene y divierte a veces los guiones o las actuaciones no tienen por qué ser la verga de triana. Eso me sucedió con la película anterior donde la crítica fue inclemente, pero en cambio yo gocé un bolón. Hay elementos como antecedente que influenciaron mi inclinación por el remake de Titans, como video jugador empedernido soy fan de la franquicia “God of War” de la casa Sony Santa Mónica (PlayStation) y las referencias artísticas del remake fue mayor que el homenaje a la cinta original de 1981. Los productores deben ser igualmente gamers con admiración hacia esta franquicia de video juegos porque la segunda parte arroja más referencias directas a esa adaptación interactiva de la mitología griega.



Algunos años después de los sucesos de la primera película, el mitad Dios mitad humano –Perseo–, vive una vida humilde y tranquila como pescador dedicado al cuidado y educación de su hijo. Entre tanto los Dioses que una vez lo desafiaron corren en su ayuda en una hora desesperada en que pierden poder y son amenazados por el surgimiento de un viejo enemigo. Al parecer un triunvirato en el pasado entre tres hermanos Dioses (Zeus, Poseidon y Hades) conspiró contra su Padre –el Dios Kronos– encerrándolo en las profundidades del Infierno de donde amenaza con volver para destruir a la humanidad.

Volviendo a reunir un equipo poco convencional, Perseo va en búsqueda de su Padre –Zeus– quien fue traicionado por su otro hijo para ayudar a Kronos escapar de los dominios de Tartarus, la prisión del sub mundo del Infierno. En el trayecto se consiguen con cada figura mitológica y viejos personajes que repiten del primer film para nutrir la simple trama con soberbia acción.



Sí, tiene un guión plano y las actuaciones son de video juego en su mayoría tomando en cuenta el reparto de calibres que bien se podría aprovechar mejor. Pero Wrath of the Titans no quiere ser “Hamlet” ni ganarse un Bafta en drama, la idea es entretener casi como si vieras representaciones del juego God of War y lo cumple con creces. La suspensión de la realidad es total gracias a su buen ritmo, dirección de calidad (para el género) y un buen balance entre seriedad y humor de caricatura. La acción es de lujo, llena de momentos agitados que generan tensión leve a pesar de lo predecible que tiene su guión que fracasa en esconder sus clichés del género.

Pero esa suspensión de la realidad tiene otra causa: su despliegue impecable de efectos digitales que supera a los que vimos en la primera cinta, con dos menciones especiales que me permito resaltar porque no dejó de asombrarme. El caballo alado –Pegaso– parece tan vivo que engaña hasta en los movimientos más sutiles; y el Titan Kronos que hace eco a su versión de God of War III casi a manera de homenaje, es impresionante el grado de realismo que proyecta sabiendo que es un volcán antropomórfico si es que se puede categorizar a un Titan gigante de roca volcánica y lava... KRATOS!



Por más que sean de peso, los actores no dejan más que líneas llanas para este tipo de film que no exprime lo mejor de su talento. Sin embargo su presencia habla por sí solos que deja entender que no fue coincidencia reunir tantas figuras de renombre en una misma película de fantasía. Sam Worthington (Avatar, Terminator Salvation) repite el rol de Perseo con soltura física y carisma de líder. Rodeado de los Dioses de la actuación Liam Neeson (Taken, Batman Begins, Kinsey), Ralph Fiennes (The Hurt Locker, In F**king Bruges, The Constant Gardener) y Danny Huston (The Proposition, Children of Men, X-Men Origins: Wolverine) reencarnando sus roles previos de deidades mitológicas.

Acompañados de nuevas caras en esta segunda parte con dos figuras de lujo, uno que le encanta este tipo de roles fantasiosos, Bill Nighy (Notes on a Scandal, Pirates of the Caribbean, Underworld, Valkyrie) sin esconder que es uno de los actores británicos más respetados, y Edgar Ramírez (Carlos, The Bourne Ultimatum, Vantage Point) que demuestra por qué está montado “en los papeles” de las altas esferas de Joligud. Muy buena, entretenida, honesta, espero hagan una tercera.

Film: McKay (★★★★☆)

___________
Bartheus Papapoulis

P.D. Ya falta poco para The Avengers y The Dark Knight Rises.

Etiquetas: ,

"I have a bad feeling about this"

Hace poco tiempo y en una galaxia muy cercana George Lucas ideó todo un mundo original de ciencia ficción (lease: inspirado en Flash Gordon con el concepto de Seven Samurai y The Hidden Fortress de Akira Kurosawa), que generó toda una sub-cultura que tuvo como consecuencia el nacimiento de una casta de idiotas que se ha multiplicado en pandemia incontrolable: los geeks.

Hablando en serio, Star Wars es un hito histórico que cambió el cine para siempre. Poco después que Stanley Kubrick legitimara la ciencia ficción como cine serio con 2001: A Space Odyssey, una ola de cintas de buen calibre le sucedería para fortalecer el género y quedarse para siempre.

Comenzando con Planet of the Apes (1969), esta escalada de cine Sci-Fi encontraría inspiración romántica en un joven estudiante de Cine dando sus primeros pasos con THX 1138 (1971). Lucas, el joven Director, luego quiso rememorar los días de los seriales sabatinos de Flash Gordon haciendo una revisión moderna que para su frustración se le impidió por motivos de licencias de autor. Inconforme, persiguió el sueño empleando su propio concepto tomando inspiración de sus influencias como cinematógrafo y nació Star Wars.*

Star Wars es el punto de definición de todo formato de video. Hasta que no salen en el formato de turno no se considera que éste se ha establecido o madurado. Desde el Betamax hasta el DVD, Star Wars es ese común denominador que está presente en el 99% de las colecciones de video casero y su lanzamiento en Blu-ray Disc no es la excepción. El problema que tenemos con la serie desde que Lucas comenzó a rodar las precuelas ha sido su contante manipulación de las versiones originales hasta enfurecer a los puristas de cine como a los fanboys de la serie.

Me ubico en medio de las dos partes, por un lado Lucas es dueño de sus cintas y puede hacer con ellas lo que quiere, aunque por otro lado está el legado cultural e histórico de estas piezas cinematográficas que trasciende de su propiedad intelectual hacia el mundo. Acepto que algunas escenas viejas se hayan incorporado para devolver la intención original de su visión, acepto la restauración de efectos especiales que estaban en evidencia ante los ojos expertos del espectador y los avances de hoy, así como acepto correcciones menores a aquellos “pelones” que distraen de la experiencia inmersiva de las películas.

En específico, estoy de acuerdo con que se haya añadido algunas escenas originalmente filmadas que por razones técnicas o de presupuesto no se pudieron incluir; me agrada que los efectos especiales se hayan pulido al limpiar las tomas de composición Matte, como también borrar montajes en croma key, nivelar/limpiar el audio, corregir el color; así como añadir ligeros elementos de fondo para esconder pinturas, utilería barata y personas de cartón (las había, en serio). Lo que nunca estaré de acuerdo es con la incorporación de elementos de las películas modernas, suplantar personajes y modificar el contexto de escenas cambiando su humor (añadir al fantasma joven de Anakin al cierre de Jedi, Greedo disparando primero que Han Solo y añadir escenas full CGI que no contrasta con el acabado fotográfico de efectos ópticos y mecánicos, originales de la época).

Los cambios y alteraciones han existido desde el primer día aunque en el comienzo fue con mucha sutileza. A partir de las “Special Editions” de 1997 la locura de Lucas se ensañó con el Digital Editing que se ha vuelto punto de controversia y escándalo. Con esta nueva oportunidad de llevarlas a BD vuelve a la carga con su pincel, pega y tijera digital que enciende las alarmas de la controversia. Por el lado positivo hay más correcciones a de-efectos no atendidos en la vez pasada que por fortuna quedan eliminados para siempre. Maquillaron defectos importantes, montajes de composición óptica (Matte), inconsistencias de audio, color timing y uno que otro elemento que habría quedado más evidente gracias a la resolución del formato HD que no esconde detalles. ¿Lo negativo? Hay nuevos cambios a escenas que francamente no lo necesitaba, unas incómodas, otras muy irritantes. Pero esto no sólo se limita a la trilogía clásica, también las modernas sufren de manipulaciones donde una recibe exceso de filtros digitales al punto que la vuelve un desastre visual. Además que reemplaza un personaje mecánico por uno 100% digital. En las clásicas no hay quejas mayores salvo un detalle irritante al final de Jedi donde añaden el grito “Nooooo” (del Vader al final de Sith) cuando Vader arroja al emperador a la fosa. Aparte de eso no hay mayores detalles que altere la experiencia

Vamos a resaltar lo bueno que hace de este set “salvable” al menos como la mejor versión que se existe en video hasta la fecha. En primer lugar el transfer/remaster de la trilogía original es ESPECTACULAR, muy consistente, natural y sin maquillaje artificial o filtros digitales. Basado en el transfer a 4K hecho para el DVD, se optimizó el mastering para el BD eliminando el contraste marcado y saturación de color que plagó al DVD (2004). La consistencia y uniformidad entre la tres es perfecta, homogénea. Se retiene el gránulo de film sin ninguna evidencia de acentuación de nitidez, reducción de ruido digital (DNR) ni filtros de ningún tipo. Los colores se presentan, en la mayoría de las escenas, neutros, naturalmente saturados y con el mejor contraste que se pueda pedir a estas alturas. El DVD de 2004 sufrió de mucha saturación y contraste marcado que generó un aspecto artificial ayudado por la limpieza digital automatizada.

Un detalle me molesta, hay algunas escenas en escenografía de estudio en Ep. IV que poseen una distorsión del tinte desbalanceado hacia el magenta –inaceptable– que da una coloración púrpura/rojiza a los rostros. Verifiqué bien mis ajustes de calibración. Sin embargo son leves y esporádicos. Entre las tres el detalle se retiene como si fuera la proyección natural del fotograma de 35mm. Finalmente existe un puñado de escenas "suaves" en Jedi –casi desenfocadas– casi sin nitidez, parece DVD upscaled. Se debe al transfer, no al mastering. Al principio pensé que se trataba del efecto de aquellos lentes Panavision de los '80 que daba ese efecto retro “suave” que caracteriza a las películas de la época. Pero no, el transfer no fue hecho para HD, fue para DVD y por consecuencia no se ve tan nítido como otros transfers hechos para BD (como Blade Runner). De las tres Jedi se ve peor por un grado. Star Wars necesita un nuevo re-scan a 8K con color correction (no color timing) y un ajuste de niveles para balancear el contraste, no hace falta ninguna ayuda de filtros digitales si se hace a esa resolución. Pero eso cuesta tiempo y mucho dinero. Esta edición bastará como la mejorcita hasta la fecha.

La cosa no es tan buena en la trilogía moderna, donde el video va drásticamente de un casi Ñame a un Sir William. Cada cinta, a diferencia de la trilogía clásica, utilizó distintos medios de filmación desde Film a Digital Video. La peor de todas es Phantom, que aparte de ser la más mala sufre en el transfer con el peor acabado de las seis. Como se filmó en celuloide, se le trató digitalmente con filtros y reducción de ruido excesivo (para recortar el gránulo) buscando equipararla al acabado “limpio” de las otras dos que se grabaron con video digital. Phantom se ve como un video juego y no sólo por sus efectos falsos, sino por su excesiva aplicación de DNR y filtros en post producción que hace lucir las texturas lisas, sin detalles, que se nota más en los tonos de piel porque todo el mundo parece de cera. El Yoda mecánico de Phantom fue reemplazado por el digital de las siguientes. Clones no es que se vea del carajo, fue filmada en 2K y morirá en esa resolución por lo que no tiene ese detalle que sólo ofrece el film o el video digital de cámaras más avanzadas (RED, ViperCAM, etc). Sin embargo no es irritante, pero no piensen usar este BD como demostración de su pantalla. Sith por su parte si se grabó con cámaras modernas de video digital y el resultado es espectacular, por un grado mejor que la trilogía clásica cargada de tanto detalle de contraste y colores que parece 3D, referencial… ésta sí se puede considerar un Demo Disc con cancha.

El audio fue completamente tratado y remezclado de cero en los seis films. El resultado de su DTS-HD Master Audio –6.1– es del coño de la madre. Primera vez que escucharán Star Wars en audio uncompressed con todo el rango dinámico que un film de sci-fi como éste merece. El espacio, timbre y direccionalidad es increíble, todas suenan como si se hubieran grabado juntas… ayer. No hay ‘hiss’ en las clásicas (como no lo hubo en los DVD), el audio se corrigió en escenas donde variaba el tono del ADR que sucedía demasiado en Hope (aún para el DVD). Suena limpio, sin esfuerzo y con mucha energía, sólo ligeros detalles necios que no voy a explicar le resta una puntuación perfecta, pero muchos de ustedes –mequetrefes infelices– no lo notará.

Los extras son la razón para adquirir esta versión de la saga completa (porque también vienen separadas sin extras). Tres BDs cargados de documentales y galerías para pasar todo un día con su noche viéndolos. Un BD enteramente para los extras de las clásicas y otro para las modernas, reservando un último BD para bromas, sátiras y colección de todo tipo de variedades culturales del mundo de Star Wars, abarcando comerciales, Saturday Night Live, Robot Chicken, Fan Films y caricaturas. Cada disco de extras tiene escenas borradas, detrás de cámara, documentales, galerías de fotos, modelos 3D y toda suerte de tesoros pertinentes a cada trilogía. Por primera vez se encuentra disponible las escenas borradas nunca antes vistas de la trilogía clásica y debo decir que son una joya. Hay entrevistas, Bios, comentarios, de todo. Sólo un detalle, el documental de History Channel que abanderó los extras del DVD de 2004 no se encuentra aquí como cosa curiosa, así que si tienen esa versión de DVD, aférrense a ella (las dos ediciones de DVD posteriores no trae el cuarto disco de extras).

Ep. IV - The Empire Strikes Back:
Film: Willy McKay (★★★★★)
Video: Willy McKay (★★★★★)
Extra: Willy McKay (★★★★★)
Audio: Willy McKay (★★★★★)

Ep. V - The Empire Strikes Back:
Film: Sir William McKay (★★★★★★)
Video: Willy McKay (★★★★★)
Extra: Willy McKay (★★★★★)
Audio: Willy McKay (★★★★★)

Ep. VI - Return of the Jedi:
Film: McKay (★★★★☆)
Video: McKay (★★★★☆)
Extra: Willy McKay (★★★★★)
Audio: Willy McKay (★★★★★)

Ep. I - The Phantom Menace:
Film: Ñame (★☆☆☆☆)
Video: Mancao (★★☆☆☆)
Extra: Willy McKay (★★★★★)
Audio: Willy McKay (★★★★★)

Ep. II - Attack of the Clones:
Film: Pasta (★★★☆☆)
Video: McKay (★★★★☆)
Extra: Willy McKay (★★★★★)
Audio: Willy McKay (★★★★★)

Ep. III - Revenge of the Sith:
Film: Pasta (★★★☆☆)
Video: Sir William McKay (★★★★★★)
Extra: Willy McKay (★★★★★)
Audio: Willy McKay (★★★★★)


[BD: 1977/1980/1983/1999/2002/2005. 127/129/134/136/142/140 min. 9-Discos. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 2.35:1, Inglés DTS-HD Master Audio 6.1 (48kHz/24bit) & DTS 5.1; Subt: Eng/Fra/Esp/]




______________
Bartolomeo

P.D. Agradecimiento al fiel ruraltejano LJT quien obsequió este box set a RTx. Tenemos más plásticos azules pendientes como Pulp Fiction, The Girl with the Dragon Tattoo y Saving Private Ryan. Tranquilos que aquí siempre se hablará de cine.

[*] Sería injusto dejar todo el éxito de esta franquicia –al menos su clásica trilogía– sobre los hombros de Lucas sin mencionar las piezas claves que en equipo lo hicieron posible. Ralph McQuarrie y Jean “Moebius” Girard fueron los artistas plásticos responsables del acabado visual de Star Wars al traducir con sus imágenes todo lo que Lucas tenía en mente (Por más increíble y coincidente que parezca, McQuarrie y Moebius murieron la primera semana de este mes de Marzo ¡con menos de 3 días de diferencia!). En especial McQuarrie quien hizo la mayoría de los bocetos iniciales. Aparte del equipo técnico de genios que materializó esos bocetos en fotografía donde aún faltaban décadas para la asistencia de imágenes por computadora. Me refiero a Dennis Muren y Douglas Trumbull. A todos ellos mis mayores respetos como los responsables de lo que vemos y adoramos de las cintas clásicas.

Etiquetas: ,

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex