<body>

Rural Tex™ es una estúpida página donde se intenta hablar de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho)
Con influencia de nuestra cultura geek: Apple, Comics, Música y Tecnología. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda™

REVIEWS

  • Aquí podrán ver los titulares con sus respectivos enlaces de los artículos con las últimas reseñas en Rural Tex™ desde cine (cartelera o video casero), los videojuegos que nos quitaron tiempo y una que otra música que no nos irritó... mucho. Como también algún producto geek que la crisis nos deje comprar. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo contenido o formato que aquí se revisa es estricta y legalmente original.

  • CALIFICAMOS ASÍ

  • Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.
    • Sir William McKay: Aleph One
      Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
      McKay: Muy bueno, pero...
      Pasta: Ta' bien... ta' bien.
      Mancao: No nos Inmuta.
      Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y el dinero que perdimos en revisar esta porqueriaaaaaa! Epic FAIL!

    WEB-ONADAS

  • Lectura: Videojuegos en Revolución: El Enemigo Inexistente. Un nuevo análisis en relación a la situación de los videojuegos en el ambito político-social dentro de la coyuntura cultural venezolana. Publicado originalmente en la revista ÉPALE CCS, el 14 de Julio de 2013. –Reindertot
  • To all those dicks saying that consoles are coming to an end, can you please tell us on what the fuck are we playing our games then? Phones? (Twitter thoughts) –Bart
  • ©2005-2014 The Rural Tex Group
    Tarjetas PSN Baratas

    I Hate Slow Computers

    por Bartolomeo

    Review: OWC® Data Doubler™ + Mercury Extreme Pro™ SSD (240GB)
    En Rural Tex seguimos con una profunda infatuación proselitista hacia el Solid State Drive (SSD) por ser el fenómeno informático más radical que haya visto en mis 30 años... usando computadoras. No hay nada, nada que genere un dramático aumento en rendimiento subjetivo (cuantitativamente medible) que un SSD por encima de cualquier cantidad de RAM o número de núcleos del CPU en un sistema, cualquiera que sea la plataforma. Le da nueva vida a una máquina vieja, exprime el potencial máximo a una máquina nueva, reduce espacio, peso y hasta consumo de energía. Su alto costo no es siquiera motivo para pensarlo dos veces. Migrar a un SSD no es una decisión fácil para todos ya que requiere cambios en los hábitos de administración de espacio. Los SSD no son nada económicos, sin embargo hay alternativas que nos permite instalar uno para aprovechar sus beneficios a la vez que se continua disfrutando de la capacidad de los discos duros convencionales. Me refiero al OWC Data Doubler*

    Después de vivir con un disco duro de estado sólido en mi Mac Pro por casi un año supe que no había vuelta atrás. Volver a utilizar un disco duro convencional como disco de arranque/aplicaciones resulta más doloroso que verle el rostro a Zeitan. Cuando tu Mac arranca en 8 segundos –sí mequetrefes, 8 segundos– y cada aplicación se toma entre instantáneo a 2 segundos para abrir, sabes que no podrás volver a la latencia que produce la experiencia de usar discos duros convencionales. De hecho, no te das cuenta qué tan lento es tu disco duro hasta que usas un SSD a diario. Resultaba análogo que debía trasladar esta sublime experiencia a mi MacBook Pro, cuyo disquito mecánico de 5400 rpm es tan lento como el movimiento de los glaciares de La Patagonia… quizás más. El detalle está en el espacio, claro, fue fácil añadir un SSD de 60 GB de bajo costo a un Mac Pro, en especial si éste cuenta con cuatro bahías para discos adicionales donde –en mi caso– reside un RAID 0** ultra rápido de 2 TB para acceder y almacenar grandes cantidades de data. Pero intenten sobrevivir administrando 60 GB en un laptop sin tener que cargar contigo un molesto disco externo de 1 TB... así sea de los compactos.

    Añadir un SSD a un laptop es más complicado debido a que sólo tienen espacio para un disco duro. El problema está en el incremento exponencial de costo por GigaByte de los SSD que los hace poco atractivos para la mayoría. Para que tengan una idea, un Disco Duro tradicional de 2 TB cuesta poco más de 100$, por esa misma cantidad apenas obtienes 60 GB en un SSD. ¿Quieres más espacio? un SSD de medio TB, el tamaño más grande, cuesta más de mil dólares... #melomamais. Existen múltiples configuraciones con mayor o menor nivel de sacrificio para disfrutar de un SSD sin perder mucho espacio o dinero. La más económica consiste en reemplazar el disco interno por un SSD económico de 60-80 GB, suficiente para un sistema y sus aplicaciones, dejando los archivos en un disco duro externo tradicional con centenares de GigaBytes. La otra solución es pagar el alto costo de un SSD de mayor capacidad si la idea de cargar un disco externo resulta poco menos que práctica. Todo depende de tu nivel de sacrificio y tolerancia, pero sin importar la opción hay una configuración de SSD para ti.

    Muchos optan por la vía simple del SSD interno y HDD externo, para mi no es la más práctica. Elegí la MacBook Pro de 13” porque el peso extra del modelo de 15” es incómodo, sin importar que "sacrifique” una pantalla más grande con GPU cojonudo. Cargar discos externos contradice mi filosofía de computación móvil donde lo liviano y lo práctico supera cualquier otra ventaja. Si no se puede instalar internamente, no lo quiero. Por esa razón me incliné hacia la opción más práctica aunque significara un costo mayor, un SSD de mayor tamaño (240 GB). Sin embargo, otros no se conforman con la capacidad de un SSD de “gran tamaño”, tomando en cuenta que hasta la fecha los SSD más grandes apenas alcanza el tamaño mínimo del disco duro que viene con las laptops contemporáneas. Tal es el caso del fiel ruraltejano LJT a quien el tamaño –y el costo– del SSD OWC de 240 GB no calzaba con sus necesidades. Acostumbrado a usar un HDD tradicional de 500 GB en su MacBook Pro de 15”, reducir a 240 GB (o menos) no le inspiraba ánimos para brincar de la emoción.

    Alternativamente OWC ofrece, al igual que otras casas de hardware, una solución que a muchos les resulta el escenario ideal para disfrutar lo mejor de ambas tecnologías: la velocidad de un SSD (para el sistema) y la capacidad generosa de un HDD tradicional (para los archivos). Todo instalado internamente y sin gastar una fortuna. ¿Cómo hace? hay un pero, siempre lo hay ¿verdad? Debes sacrificar la unidad óptica (la quemadora de “ividí”) para hacer lugar al segundo disco duro. El OWC Data Doubler™ es un chasis especial que imita la forma de la vieja unidad óptica permitiendo albergar cualquier disco SATA de 2.5” medida estándar. Seamos francos, ¿cuándo fue la última vez que usaron la unidad óptica? Desde que tengo la MacBook Pro, hace exactamente un año, puedo contarles con una mano las veces que quemé un disco y no fue para mi. Ni siquiera la uso para instalar software, todo lo tengo en imágenes dentro de discos externos. Uso Blu-ray para mis películas que suma otra razón para no usar esa unidad. Igual para el pana LJT, el SuperDrive™ (como Apple llama su unidad óptica) es una carga inútil. Al igual que nosotros muchos ignoran la unidad óptica. No es de extrañar que Apple la elimine en futuras versiones del MacBook Pro de la misma manera que lo hizo reciente con el Mac mini, tendencia que comenzó con la introducción del MacBook Air. Todo el software de Apple –y de terceros– se está canalizando por el Mac App Store –vía Internet– incluyendo el sistema operativo Mac OS X. En este sentido uno debe preguntarse qué tan necesario es dejar la unidad óptica para usarla 5 veces al año, si acaso. No me vengan con que es útil para sacar data, hoy los “Pen Drive” USB supera al DVD-R en capacidad y velocidad, además que todo se puede intercambiar vía Red Ethernet o Wi-Fi.

    Aunque opté por un SSD de 240 GB, decidí eliminar el SuperDrive al igual que LJT y aprovechar ese segundo canal de SATA para otro disco duro. En mi caso, donde 240GB es más que suficiente para mis necesidades, instalé un segundo SSD de 60 GB sólo para el sistema y las aplicaciones, dejando el otro para archivos. Por su parte el pana LJT prefirió conservar su disco convencional de 500 GB debido a que sus necesidades de espacio son mayores, igualmente dejando el SSD de 60 GB para el arranque y aplicaciones; total, es ahí donde el SSD se necesita más. A menos que hagas mucho “scratch” un disco normal basta y sobra si sólo abres documentos ordinarios, incluyendo los multimedia. La instalación me tomó minutos en ambas máquinas. Luego de remover diez tornillos más pequeños que el coeficiente intelectual de Zeitan tienes acceso a todo el interior de la MacBook Pro serie “Unibody”. Remover la unidad óptica es mas complejo y requiere que sepas lo que haces, por fortuna yo lo sé todo, cállense. El SSD de 60 GB quedó en ambos casos en la bahía original para HDD con una instalación fresca del Mac OS X 10.7 “Lion” y sus correspondientes aplicaciones para cada necesidad (Porn). El disco más grande se atornilla al Data Doubler™ y éste se aloja tal como si fuera la unidad óptica usando su canal SATA. Tomen en cuenta que al hacer eso el botón de EJECT y la aplicación Apple DVD Player quedan inutilizadas (con unos trucos en Terminal puedes reasignar la tecla de EJECT para otras funciones). Al reiniciar ambos equipos, posterior al ensamblaje de la tapa, consigues dos volúmenes independientes en el Mac OS X, un escenario raro en un MacBook sin usar particiones.

    Colocando la data –previamente respaldada– en sus respectivos discos ubicados en el Data Doubler, procedí a hacer unas pruebas para comparar con el desempeño anterior usando el disco mecánico. Puedo decirles sin ninguna reserva que no hay nada que envidiarle al Mac Pro. Cada máquina, independiente del CPU que tienen (Core 2 Duo 2.4 GHz en la mía y C2D 3.06 GHz en la del infeliz) arranca en 10 segundos con un sistema cargado y configurado hasta las metras. Aplicaciones abren instantáneamente, o toman un par de segundos si son las de mayor demanda como las de la suite Adobe CS5. Todo fluido sin las molestas apariciones de la pelota multicolor que a todos irrita (Beachball anyone?). Debo señalar que ambas MBP poseen 8 GB de RAM pudiendo influenciar, sin duda, en el desempeño general, no obstante todas las operaciones intensas de acceso a disco son transparentes, rápidas y sin demora. No dejo benchmarks*** porque subjetivamente es similar a los que arroja el Mac Pro en el review del OWC® Mercury Extreme Pro™ SSD el año pasado. Un detalle importantísimo, como no tengo disco mecánico instalado, el rendimiento de la batería mejoró en un 15% promedio pudiendo gozar de entre 60-90 minutos adicionales a los que venía acostumbrado (la otra MacBook Pro no cambió debido a que retuvo su disco original). Parece mentira pero la unidad SuperDrive pesa bastante, ambas MacBooks afeitaron cerca de 200 gr. que pesa la unidad óptica sin que el SSD añada nada. ¡Tampoco pierdas tu unidad óptica una vez removida! tiene utilidad, lee al final del artículo.

    ¿Qué más les puedo decir? SSD is for me and for you, si no tienes un SSD sólo estás escuchando la mitad del sonido... chiste malo, pero el que se ríe soy yo viendo cómo sufren con sus discos mecánicos, mequetrefes. ¡Sácame tu Quad-Core pa' meátelo!

    Pros: Tan rápido como una Mac desktop. Data Doubler™ permite eliminar la obtusa unidad óptica para que no sacrifiques espacio de data. Mejora el rendimiento de la batería y reduce el peso de la máquina (siempre y cuando no haya otro disco mecánico instalado).
    Cons: ¿Caro? El Data Doubler cuesta muy poco, y con un SSD pequeño no tienes excusas.
    Veredicto: Sir William McKay (★★★★★★)




    Barton

    [*] El review a fondo del OWC Mercury Extreme Pro 3G SSD lo tienen en el artículo cuando lo instalé en el Mac Pro con sus respectivos benchmarks objetivos y cuantitativos.
    [**] RAID: Conjunto de discos duros configurados en sincronía para redundar o acelerar data.
    [***] Los SSD de OWC se portan casi igual en las MacBook como en el Mac Pro, pero no exprime al máximo su potencial, como ejemplo comparativo la lectura secuencial en ambos casos no superó los 200MB/s y la escritura secuencial fue de 150-170 MB/s, no se acerca al límite (280 MB/s) como en el Mac Pro, pero nada mal sabiendo que los discos mecánicos no daba más de 80 MB/s. Debe ser por el ancho de banda de las MBP que está muy por debajo del Mac Pro. Predecible.
    En ambas categorías, precio/performance, Other World Computing™ está pateando todos los culos dentro de la industria gracias a su empeño de calidad y diseño sin compromisos. Superando a gigantes de la industria como Intel, Crucial, OCZ y Kingston quienes han tropezado con SSD de inferior desempeño y durabilidad. ¿A qué debe OWC su reputada presencia en el mercado naciente de los SSD? Pues a su aplicación de novedosas y avanzadas tecnologías de grado empresarial al costo de un SSD comercial. El controlador SandForce se ha vuelto muy popular entre los fabricantes independientes de SSD catapultando su adopción con paso firme. OWC es una de esas compañías Pro-Macintosh que apostó agresivamente por tomar el liderazgo en el creciente y competido mercado de los SSD al diseñar sus propias unidades usando sólo los mejores componentes de grado empresarial. La serie Mercury Extreme Pro viene a ser su tercera generación, mucho más económico a la vez que más veloz que sus generaciones anteriores. Utilizan el controlador más avanzado de SandForce, el SF-1200, y usan los chips NAND Flash más robustos de grado servidor de la casa Chipzilla™ (Intel). El resultado ha tomado al mundo de la computación por los cuernos, que si bien hay otras marcas que emplean los mismos componentes ninguno ha podido descifrar por qué los SSD de OWC superan a toda la competencia en performance y durabilidad; y no sólo en velocidad secuencial sostenida, sino en acceso aleatorio que al final es el recurso más frecuente y común cuando se usa un disco duro. Después de un año en el mercado, los Mercury Extreme Pro de OWC no reportan pérdida de performance como otros SSD que testarudamente se resisten a licenciar el controlador SandForce. Muchos creen que el controlador TRIM vía software en el Sistema Operativo es suficiente. -Sir Barton



    Etiquetas: ,

    Haga click en este espacio si desea dejar un comentario o compartir este artículo vía Twitter o Facebook
    COMENTARIOS


    Hola Barton!

    Excelente artículo! Me gustaría hacer una edición resumida para mi web, citando la fuente, el autor y poniendo un enlace directo hacia acá. ¿Me autorizas? Mi web es: www.sophimania.com

    Un abrazo desde Perú!

    Pablo

     


    Pablo Vazquez: Seguro, me envías el enlace del resumen. Saludos.

     


    ¡Gracias Bartholomeus! Estoy trabajando el texto resumen. Apenas lo suba te paso el enlace. Antes te quería hacer una pregunta técnica. Veo en la página de Apple que en las configuraciones para las MacBooks Pro uno puede elegir discos internos "Solid State Drive" de hasta 512 gigas. ¿Esos discos dan el resultado de velocidad que tu describes en el artículo? ¡Saludos!

     


    Pablo Vasquez: Tengo entendido que los discos SSD que usa Apple son Toshiba... no son los más rápidos del mercado, de hecho están por debajo de los mejores en velocidad como OWC, OCZ, Crucial e Intel. Sin duda son más rápidos que los discos convencionales que ofrecen en la configuración básica, pero en performance no son nada ante opciones de terceros en el mercado.

    Personalmente recomiendo los SSD OWC ya que he instalado varios en diversas Macs con resultados impresionantes, en mi caso personal tengo tres y abogo por ellos con total confianza.

    Saludos.

     
    LEGAL
    Acerca: Rural Tex™ es una agrupación espontánea de periodistas independientes, sin afiliación alguna con entidades comerciales, grupos políticos y/o editoriales. Rural Tex™ funciona de manera autónoma –sin fines de lucro– con el claro y único objetivo de transmitir información recreativa. Rural Tex™ no se encuentra aliado con ninguna empresa o medio de comunicación ni persigue alianzas comerciales o editoriales, de carácter pública o privada, para objeto de la difusión de información y entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas, ni hace eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas acordadas previamente o por contribución de algún servicio social.
    ©2005-2014 Derechos Reservados. Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Rural Tex Group®. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital–, es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede hacer enlace a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso de los autores o de Rural Tex™ siempre y cuando no se copie porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido escrito o gráfico cuya autoría intelectual no sea nuestra será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente corresponda. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.
    ©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, el logo de Apple así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS3, PSP, PSN, Vita son marcas registradas de Sony Computer Entertainment. ®XBOX XBOX One, XBOX 360, XBLA son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.
    Aclaratoria: Rural Tex™ no se hace responsable por las ideas y opiniones expresadas en los comentarios emitidos por los lectores, bien sea por su grado de estupidez, ignorancia o mal gusto. De igual manera los editores de Rural Tex™ asumen la responsabilidad de sus opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Sin excepción no publicamos comentarios anónimos. Los comentarios se publican tal como vienen, sin censura, sin correcciones y sin edición, así que cuiden su ortografía mequetrefes. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos o comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que más arrechera nos dé o nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos y comentarios de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos o comentarios, es decir, te callas. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados son de los bajos fondos, no tienen ética y juegan sucio.

    Powered by Blogger

    Powered by Blogger
    Template by Rural Tex