cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

Back to Basics



"¡Qué mierda de película!" fueron las palabras textuales que le dije a Spiff apenas terminó Transformers 2: Revenge of the Fallen. Después de lo sorpresiva que fue la primera, con un buen guión –orientado al público adulto–, excelentes efectos especiales y la oportunidad de ver los personajes que disfrutamos de niño con desconcertante realismo, sólo la pude sentir lástima por la franquicia. Lo mismo me pasó con Jurassic Park, de un clásico pasaron a hacer bodrios. Pero tal como le ocurrió a la cinta de los dinosaurios, la segunda parte de Transformers fue peor que ver secar pupú de perro durante una semana. Muy mala, guión de coleto, larguísima, llena de agujeros argumentales y malas actuaciones donde hasta los efectos especiales se abarataron como si la hubiesen hecho para sacar plata en taquilla. Mis expectativas en torno a la tercera fueron de peor pronostico, total, la tercera de Jurassic Park fue aún peor que el bodrio de la segunda... me equivoqué.

Transformers: Dark of the Moon regresa a esa formula que hizo de la primera un éxito: un guión convencional sin riesgos y orientado a un todo más oscuro (no el infantil de la segunda); buen reparto, si bien desperdiciado, lo suficiente para darle soporte a los Autobots y los Decepticons; excelentes escenas de acción como sólo Michael Bay sabe hacer y efectos impecables a la altura de nuestra capacidad de discernir entre lo real y lo ficticio creando la ilusión de convencimiento.



Lo mejor de Transformers: Dark of the Moon es su guión, que si bien no es perfecto, no insulta nuestra inteligencia sabiendo que se arriesga coqueteando con elementos de la historia, hace guiños a leyendas urbanas sobre conspiraciones en la agenda espacial Apollo y plantea una distopia apocalíptica de tono oscuro. Todo sin dejar a un lado ligeras chispas de humor sin entrar en el ridículo de la entrega anterior; a la vez que juega a lo seguro repitiendo, casi al carbón, la formula estructural que hizo de la primera un éxito. Es que hasta Bay tuvo que hacer catarsis de redención después que el film anterior fuera destajado por fans y críticos por igual.

Las actuaciones siguen tan malas como siempre, jugando a roles de video juego que desperdicia un elenco de figuras, casi en calidad de cameo, como los pesos pesados ganadores de la academia John Malkovich (Burn After Reading, Shadow of the Vampire, Being John Malkovich) y Frances McDormand (Burn After Reading, Fargo). Empleando roles de absoluto cliché estereotipado que no ofende dado el carácter de comic-video game que goza el film. Sin embargo no hay líneas estupidizantes ni mucho menos un tono de comedia constante que hiciera contradicción al motif oscuro de la trama.

Sobre todo que hay un homenaje a las teorías de conspiración que rodea el hermético programa espacial del Apollo 11, haciendo un guiño con frases como “estos tipos son enormes” y la presencia en escena de quien realmente estuvo en La Luna, el astronauta Edwin "Buzz" Aldrin. Creo que no debo decir más.



Suficiente con decir que si el objetivo era reivindicar la serie después de la segunda (y me perdonan tantas referencias comparativas a esa horrible cinta), haciendo otro film divertido, serio y en honor a la serie animada, lo lograron. Sin ser perfecta ni espontánea ya que se sostiene en la formula de la primera cinta si tan sólo para no volver a cometer el error de tratar de arreglar lo que no estaba roto. Es decir, dejaron lo original e innovador a un lado para ir por lo seguro porque, si antes funcionó, que dice que no lo haga ahora. Recibiendo el agrado de volver a ver los mismos efectos convincentes desde su debut y que se justifica dado que los personajes centrales son sólo animaciones digitales con voces actuadas (no puedo decir lo mismo del J. F. Kennedy digitalizado que me hizo arrugar la cara).

¿Qué podemos decir del resto? nada, Shia LaBeouf (Transformers, The Greatest Game Ever Played) tan cómico/ridículo como siempre que compite en ese renglón con John Tuturro (Secret Window, O Brother Where Art Thou?) y casi todos los actores que representan roles planos que deja a los robots como actores de primera en contraste. No tenemos a la pésima actriz de Megan Fox, ni extrañamos su trasero gracias a la mami que rellena su puesto sin mejorar en lo actoral (¿cómo se llama? qué importa, sólo que está miamorrr). Resaltando al pana Ken Jeong que una vez más nos hace reír sólo por que existe. En fin, la idea es ver carros y vehículos convertirse en robots con realismo y con una trama que no nos haga arrancar la silla y lanzarla contra la pantalla en llamas… al contrario, casi salí de la sala con el mismo entusiasmo infantil que sentí cuando vi la primera, cumplió su cometido de entretener y no insultar… se puede ver.

Film: Pasta (★★★☆☆)

___________
Bart

Etiquetas: ,

Steve has left the building



Steve Jobs (1955 - 2011)

Como deben saber, ayer falleció Steven Paul Jobs, el genio emprendedor que desafió los convencionalismos para cambiar el mundo para siempre. Californiano de sangre Siria, Steve fue un rebelde visionario que tenía un panorama que pocos o nadie podía visualizar: Revolucionar la computación al crear la categoría del Computador Personal cambiando al mundo una persona a la vez. Steve estuvo a la vanguardia de las tendencias y muy adelantado a las corrientes que por lo general eran seguidas por el resto de la industria.

Arriesgado e innovador, siempre buscaba la perfección a través de la simplicidad y el minimalismo. Humanizando la computación para el resto de nosotros empleando la facilidad de implementación por encima de la tecnología. Hoy nadie puede decir con modestia que, a quien cariñosamente apodaba "El Hombre Mercurio", influyó directamente en nuestras vidas para quienes hemos usado sus productos para el trabajo y la vida cotidiana, como indirectamente para los que usan tecnologías "inspiradas" en su legado y visión.

Este artículo accidentado lo hago enteramente desde mi iPhone 4* (en una sala de espera) para dejar mis respetos en honor a su memoria y legado. Reservando uno más extenso y más profundo durante los próximos días. Que En Paz Descanse.

Gracias por todo Steve...


____________
Bartolomeo

[*] Que monte un sencillo artículo, incluyendo la imagen y la edición del código HTML desde un teléfono celular, ya dice mucho del legado dejado por este gran hombre a la humanidad.

Etiquetas:

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex