<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante)

Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

El Barry Allen* de los HDD


Review: Other World Computing® Mercury Extreme Pro™ SSD (60GB)
Desde hace casi una década hemos observado un avance vertiginoso en casi todos los componentes de la computación en general. Los CPU han avanzado al punto que es difícil predecirlos con la Ley de Moore, núcleos y más núcleos cada vez con arquitecturas reducidas que desafían la física de la nanotecnología. Memorias y Buses con un ancho de banda casi tan rápido como el CPU y GPUs que mueven millones de polígonos con texturas de híper resolución. ¿Pero qué área se ha mantenido restringida a pasos insignificantes en materia de performance? claro, cual otra que el acceso al almacenamiento de datos y la respuesta de lectura/escritura. Fíjense mequetrefes, procesamos la data a la velocidad de la luz pero la accedemos a la velocidad de un carrito de helados, porque decir que un disco duro va a la par de la velocidad del sonido sería muy halagador. Triste, es triste.

Los discos de rastreo mecánico** han golpeado un muro físico que les impide continuar alcanzando avances en performance. Recurrir a RAIDs*** en múltiples canales SATA apenas ofrece una solución parcial -aunque compleja y de alto riesgo- para tener acceso veloz a masivas cantidades de data. Existe un límite físico en cuanto a la densidad y las revoluciones de giro de un disco mecánico sin que corrompa la data o estalle en llamas. Tomando en cuenta que el Talón de Aquiles de un disco duro es su velocidad de lectura y escritura aleatoria. Aquí es donde los discos mecánicos ponen al resto del sistema a esperar por data, a eso le llamamos: latencia. Considerando que la lectura y escritura de data aleatoria es la tarea más común que carga todo disco duro, ya que la lectura y escritura secuencial es una utopía que el marketing (ab)usa para vender discos duros “rápidos”. No obstante, existe una tecnología reciente que promete acabar con ese paradigma y llevar a las unidades de almacenamiento al nivel de exigencia de los sistemas de hoy. ¿Cómo así? Pues rompiendo con su estructura de diseño mecánico al emplear componentes de estado sólido, es decir, chips que en la práctica son más rápidos que cualquier tecnología mecánica aleatoria o secuencial. El problema está en que al ser relativamente nuevos, los discos duros de estado sólido -o SSD por sus siglas de Solid State Drive- han presentado dos graves inconvenientes. El primero: que los chips de NAND Flash, la tecnología empleada en los SSD, es relativamente costosa por GigaByte, que obliga a ofertarlos en configuraciones de baja capacidad; y la segunda que su confiabilidad en el tiempo no ha probado ser de las mejores.

Afortunadamente estos inconvenientes se están resolviendo como es natural en la industria. Los precios bajan de acuerdo a la economía de escala mientras van ganando popularidad en el mercado. Los problemas en performance y durabilidad se están resolviendo gracias a avances en semiconductores y software que madura la tecnología. El problema más importante que sufrieron los primeros SSDs, aparte de su alto costo por supuesto, es que con el tiempo su performance se reduce hasta que se portan más lento que un disco duro convencional. Muchas investigaciones surgieron a raíz del enigma llegando a descubrir que los sistemas operativos no toman en cuenta que se trata de un disco de estado sólido y pretenden controlarlos como discos convencionales. Esto trae como consecuencia que los SSD no responden a la manera que su contraparte mecánica, especialmente a la hora de administrar los sectores donde reside la data. Los SSD requieren de múltiples instrucciones adicionales para administrar la disponibilidad de las celdas, borrarlas correctamente y volver a escribir sobre ellas, muy diferente al tradicional método de los discos duros que reescriben sobre data sin penalización de performance. Las consecuencias que trajo a los SSD fue fragmentación excesiva de data, desgaste disparejo de las celdas, reducción del performance y muerte súbita prematura.

Este problema se alivia al proporcionar instrucciones apropiadas al Sistema Operativo para administrar las celdas de los SSD. Logrando borrarlas apropiadamente, distribuir la escritura y re-escritura para un desgaste más uniforme, además de otras optimizaciones apropiadas para su tecnología. Esta novedosa técnica se llama TRIM y funciona a nivel de software desde del Sistema Operativo.

Sin embargo, a pesar de su efectividad, el comando TRIM no proporciona una interacción tan eficiente de la estructura de almacenamiento de un SSD como la que se obtiene a muy bajo nivel de instrucción y eso sólo se alcanza desde el firmware del propio hardware. El SandForce Controller* sale al rescate. La compañía californiana SandForce Semiconductors desarrolló un procesador-controlador específicamente para SSDs que trae la administración de las celdas al más bajo nivel del sistema: por firmware dentro del hardware del SSD. De esa manera se mejoró el desempeño y durabilidad de los SSD de forma radical que por primera vez se colocan como opción segura para reemplazar un disco duro convencional. La clave de los controladores SandForce está en la implementación de varias tecnologías que mantienen las celdas en su estado óptimo alargando su tiempo de vida a la vez que sostiene el performance al máximo de manera constante. La primera de esas tecnologías es SandForce DuraClass™ Technology que mantiene la máxima longevidad de las celdas debido a su Ultra-efficient Block Management & Wear Leveling evitando el desgaste disparejo, que junto al SandForce® Processor maximiza las tareas de lectura y escritura de manera balanceada y pareja. Adicionalmente posee un avanzado sistema de ECC (Error Correcting Circuitry) que protege la data de errores y corrupción al más alto nivel industrial. Aparte, posee la tecnología SandForce RAISE™ (Redundant Array of Independent Silicon Elements) que proporciona protección de data al estilo de un RAID garantizando confiabilidad aún en las tasas más altas de transferencia de datos. Finalmente posee un avanzado sistema de reciclaje de celdas para un manejo eficiente del espacio libre y celdas borradas.

Después de estudiar mis opciones con cuidadoso ojo clínico, siguiendo de cerca las críticas de los SSD que usan SandForce, decidí que ya era hora de decir adiós al disco duro tradicional y probar el futuro con un SSD en mi Mac principal. Adquirí un SSD serie Mercury Extreme Pro™ de la casa OWC como el disco de arranque y aplicaciones de mi Mac Pro. Ya contaba con un disco Seagate Barracuda de 7200rpm para esa tarea, que lejos de ser el más rápido de la industria al menos estaba dentro del rango de performance que su tecnología actual ofrece (hay discos mecánicos extremos como el Raptor de Western Digital que alcanza hasta 140MB/s, nada mal). Debido a que el costo de un SSD es prohibitivo en capacidades mayores, elegí el de 60GB como tamaño más que suficiente para albergar mi configuración de trabajo tal cual tenía en el disco mecánico (una instalación completa de Mac OS X 10.6.7 + todas mis aplicaciones de trabajo dan menos de 35GB). Un SSD de 60GB me basta y sobra sabiendo que tengo mis archivos en un RAID 0 usando un par de discos Samsung de 7200rpm que me da casi 400MB/s (rápido, pero los RAIDs son un riesgo y no resuelve la lentitud de acceso aleatorio). El Mac Pro posee 4 bahías pre configuradas para instalar 4 discos SATA de 3.5” cada uno en su propio canal independiente. Como sabrán, los SSD no necesitan de una forma tan grande por lo que se presentan en el tamaño de un disco de laptop, es decir, 2.5” para ser exactos. Las bandejas que trae el Mac Pro tienen los tornillos alineados para ajustarse al tamaño de un disco duro de 3.5”, por lo tanto tuve que hacerme de una bandeja especial para albergar discos de 2.5” gracias a Trans International que las tiene por apenas 30 pelas (ver foto). Una vez instalado el SSD de OWC en la bandeja, la deslizo en la bahía Nº 1 y procedo a instalar una copia fresca del Mac OS X 10.6.7 Snow Leopard.

A partir de la instalación comenzó la locura. Normalmente toma de 15 a 20 minutos la instalación típica del Mac OS X 10.6 en un disco convencional, ¡que en el caso del SSD tomó poco menos de 6 minutos! Reiniciar el equipo posterior a la instalación es suficiente para convencer a cualquiera del increíble performance de un SSD. El sistema virgen tomó poco menos de 14 segundos cuando normalmente se demora entre 35-40 seg. en mi Mac Pro (otras Macs más modestas se toman hasta el doble). Pero para una comparación justa debo configurar el sistema con mis aplicaciones pesadas y todo el software que tenía en mi disco mecánico. Al final el sistema toma 18 segundos en arrancar desde que presionas el botón de encendido. La demencia. El asombro no terminó ahí, abriendo aplicaciones es casi magia. No hay aplicación por más pesada que se tome más de 4 segundos y eso sólo para las de productividad fuerte como la suite CS5 de Abobe. De resto todas las aplicaciones abren casi antes que termine el primer rebote del ícono en el Dock. Todos los programas abren y responden como si fuera lo único que está corriendo en el sistema. Como es costumbre, respaldo mis impresiones subjetivas con unos Benchmarks**** cuantitativos y verificables. Pero si les da flojera hacer click en los Benchmarks, sepan que el pequeño disco tiene los minerales para humillar al HDD en velocidad máxima secuencial sostenida, 265 MB/s pa' que sean serios (¡más que el RAID!).

Después de dos semanas viviendo con un SSD no imaginas volver a usar tu máquina sin uno. La experiencia me mal acostumbró. Para concluir, entiendo que los SSD son caros, pero no puedo dejar de recomendarlo a todos como la mejor actualización que pueden hacer a su máquina más que cualquier cambio de CPU o aumento de memoria. Ahora voy por uno para el MacBook Pro.

Pros: ¡Rápido, hijueputamente rápido! Rápido, muy rápido, demasiado rápido, ¡criminalmente rápido! ¡arrechamente rápido! ¡Por Judas es rápido! rápido… rápido... rápido... rá…
Cons: ¿Caro? ¿Poca capacidad? ¡Ja! trata de repetirte eso una vez que pruebes uno… no podrás volver a usar una computadora sin tener uno instalado, te apuesto lo que sea.
Veredicto: Sir William McKay (★★★★★★)




Barton

[*] Bartholomew Henry "Barry" Allen es The Flash en la serie comic de DC Comics®.
[**] Disco duro mecánico, consiste en un disco giratorio + cabezal de lectura y escritura.
[***] RAID: Conjunto de discos duros configurados en sincronía para redundar o acelerar data.
[****] UPDATE: El Arranque del Mac OS X ahora da un increíble 8.9s con el OWC Mercury Extreme Pro™ SSD después de actualizar al 10.6.8 (en adelante). Quizás Apple colocó optimizaciones al sistema de archivos pensando en los SSD ahora que forman parte de casi toda la línea de Macs, pero no hemos podido confirmarlo.

P.D. El agradecimiento al fiel ruraltejano Daniel Pilo quien nos hizo el favor de traernos este SSD de USA.
En ambas categorías, precio/performance, Other World Computing™ está pateando todos los culos dentro de la industria gracias a su empeño de calidad y diseño sin compromisos. Superando a gigantes de la industria como Intel, Crucial, OCZ y Kingston quienes han tropezado con SSD de inferior desempeño y durabilidad. ¿A qué debe OWC su reputada presencia en el mercado naciente de los SSD? Pues a su aplicación de novedosas y avanzadas tecnologías de grado empresarial al costo de un SSD comercial. El controlador SandForce se ha vuelto muy popular entre los fabricantes independientes de SSD catapultando su adopción con paso firme. OWC es una de esas compañías Pro-Macintosh que apostó agresivamente por tomar el liderazgo en el creciente y competido mercado de los SSD al diseñar sus propias unidades usando sólo los mejores componentes de grado empresarial. La serie Mercury Extreme Pro viene a ser su tercera generación, mucho más económico a la vez que más veloz que sus generaciones anteriores. Utilizan el controlador más avanzado de SandForce, el SF-1200, y usan los chips NAND Flash más robustos de grado servidor de la casa Chipzilla™ (Intel). El resultado ha tomado al mundo de la computación por los cuernos, que si bien hay otras marcas que emplean los mismos componentes ninguno ha podido descifrar por qué los SSD de OWC superan a toda la competencia en performance y durabilidad; y no sólo en velocidad secuencial sostenida, sino en acceso aleatorio que al final es el recurso más frecuente y común cuando se usa un disco duro. Después de un año en el mercado, los Mercury Extreme Pro de OWC no reportan pérdida de performance como otros SSD que testarudamente se resisten a licenciar el controlador SandForce. Muchos creen que el controlador TRIM vía software en el Sistema Operativo es suficiente. -Sir Barton

Etiquetas: ,

0 COMENTARIOS

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido escrito o gráfico cuya autoría intelectual no sea nuestra será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Computer Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ no se hace responsable por las ideas y opiniones expresadas en los comentarios emitidos por los lectores, bien sea por su grado de estupidez, ignorancia o mal gusto. De igual manera los editores de Rural Tex™ asumen la responsabilidad de sus opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Sin excepción no publicamos comentarios anónimos. Los comentarios se publican tal como vienen, sin censura, sin correcciones y sin edición, así que cuiden su ortografía mequetrefes. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos o comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que más arrechera nos dé o nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos y comentarios de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos o comentarios, es decir, te callas. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados son de los bajos fondos, no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex