<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

The Last Go Round?



¿Perfecto?
"Sonido Perfecto Para Siempre" Así introdujeron Sony y Philips al Disco Compacto en 1982. Tal vez para ellos la frase "para siempre" sólo abarca 25 años más o menos...

Este es un viejo artículo que estaba originalmente en la extinta Spiff-O-Rama que decidí rescatar para referencia de la sección "Hablemos de Audio" en caso que la vieja hermana publicación decida ser removida. Pronto volveré a retomar esta vieja columna donde se tomaban tópicos de Audio con bastante interés, mientras agarren este bistec recalentado.

En este ensayo hablaremos del presente y futuro de la distribución de la música y su realidad dentro de la cultura del mercado de los compradores y coleccionistas. Después de leer un cuestionable pero significativo artículo de una prestigiosa publicación de Audio sobre la decadencia del CD, me puse a meditar sobre el futuro de la grabación musical y el destino del CD como medio principal.

Estamos en una encrucijada donde el modelo de la distribución, colección y disfrute de la música está siendo amenazado por un cambio de paradigmas. Estamos acostumbrados al modelo de un medio musical físico desde que se comercializó la música por primera vez en los Rollos de Edison (hace más de un siglo). La idea de salir a comprar música en medios físicos y coleccionarlos como propiedad intelectual ha sido el esquema cultural desde siempre, a pesar de los distintos formatos que se han sucedido para compartir honores. Luego de casi un siglo de dominación del vinil (50 como Long Play), la industria de la música ha sufrido pocos cambios a raíz de los avances vertiginosos de la tecnología. Durante años se ha perseguido la fidelidad del sonido como prioridad ante todo pero, en tiempos recientes, la conveniencia lo ha obligado a tomar asiento en el puesto de atrás.

Un cambio se está gestando
Amigos coleccionistas, melómanos, audiófilos y entusiastas, les guste o no el MP3 llegó como el catalizador revolucionario que ha hecho temblar los cimientos del modelo cultural en el mundo de la música actual. Sin lugar a dudas, el disco compacto se estableció como el reemplazo del reinante vinil por el cambio de paradigmas que ofreció. No fue su -cuestionada- calidad de sonido, sino más bien el factor comodidad, versatilidad y facilidad de uso la que promulgó el cambio. Algo que no era posible con el clásico LP. Pues luego de tantos intentos por derrumbar al CD con otras propuestas superiores, el inferior MP3 y el lo-fi iPod parecen provocar otro cambio similar de paradigmas.

Hemos visto, con dificultad, cómo los esfuerzos por alcanzar una mayor fidelidad que la ofrecida por el CD pasan desapercibidos por muy superiores que estos sean. El DVD-Audio y el Super Audio CD ofrecen la misma forma y función del venerable CD, sólo que con superior fidelidad, entonces ¿por qué la masiva ignorancia ante ellos y su poca aceptación? porque sencillamente la fidelidad no es la prioridad -ni les interesa si acaso- para la mayoría que no los ven como un rompimiento de paradigmas como el que hubo con el CD ante el vinil. Es todo. Mucha gente está contenta con la calidad de sonido del CD y poco le interesa adoptar un nuevo estándar que poco aporta a su nivel dinámico de vida. Por el contrario, y para demostrar que la conveniencia es prioridad en la mayoría, lo único que ha provocado un cambio revolucionario de esquemas en tiempos recientes -similar al que hizo el CD- ha sido bajar música por Internet para iPods, MP3 players, PCs y servidores de discos duros. Por primera vez el CD se ve amenazado...

¿Pero de verdad está amenazado el CD? ¿Se acabarán los estantes de discos en las tiendas (junto a las tiendas mismas) y tus repisas de discos de tu casa? ¿Servidores y discos duros manejados por redes en casa serán los que manejen y alberguen tu colección virtual de música? ¿>Desaparecerá el disco compacto y cualquier otro medio físico de reproducción musical por el frío y virtual archivo de MP3? ¿Ojear discos en las disco tiendas dará paso a navegar en una dirección Web para comprar música? Analicemos más factores que los expuestos arriba.

The Filthy Lucre
La industria de la música está plagada de ejecutivos perversos en favor de un modelo de negocios más que por el espíritu de la música misma. Lucro y ganancias se imponen ante los deseos del artista y del consumidor. Un juego de seducciones lucrativas en donde se desenmascaran las intenciones reales de las disqueras y también de algunos artistas. Recordemos lo que ocurrió a comienzos de la década con el problema de Napster y Metallica. Esto acabó con la imagen y credibilidad de la banda que una vez se denominó anti-empresarial más que por la decadente calidad de su música. Pero este suceso abrió los ojos hacia un nuevo panorama. La distribución de canciones ilegales en MP3, la piratería Web de Ares, eMule y Kazaa -que continuaron donde Napster quedó- unido al rotundo éxito del iPod, han mostrado lo que bien podría ser el nuevo cambio de paradigmas en la cultura de la música en el mundo. Cambio que ninguna de las empresas disqueras observó, salvo la compañía de computadoras responsable del iPod y que capitalizó en otro éxito sin precedentes: El iTunes Music Store. Un modelo de ventas virtual de música legal en archivos comprimidos que parece demostrar que esta teoría se puede "materializar" como el futuro estándar.

La culpa de que el CD muera, no la tiene la bajadera ilegal de archivos de MP3 ni tampoco los quemaítos que hay en todas partes del mundo (más que aquí, se los juro). Esto es lo que quieren hacerte creer los inescrupulosos de la industria disquera. La industria de la música siempre ha estado basada en el relativo éxito de los "hits" o canciones de moda. Simple, si no hay hits, no hay ventas. Punto. Pero ¿a dónde se han ido los hits? Se habrán dado cuenta si han visto hasta qué punto ha llegado MTV -que sólo pone reality shows- y lo especta-anal que está la radio -llena de habladores de huevonadas, reggaeton y joropo- ¿verdad? No hay material nuevo de calidad, es todo. Esto me preguntaba un pana hace poco (Heiryck), si es él o es que no hay calidad en música nueva, al menos en la que se comercializa como mainstream. Lo mismo el Dr. Basura, Kaiser y Spiff, quienes han optado (como yo) en re-comprar clásicos remasterizados en Rock y Jazz, en lugar de arriesgar nuestros duros en porquerías sin originalidad, innovación ni sustancia, como lo que sale del 95% de la industria musical actual. Súmenle a eso el ridículo aumento de precio de los CDs y se darán cuenta por qué la gente ha adoptado el viejo modelo de comprar (o bajar) "Singles" o canciones en el iTunes Music Store en lugar del álbum, como también por la vía ilegal.

Ahora sólo lo usan para barajitas y fotos
Ha muerto el espíritu del álbum, aquel que te garantizaba un contenido genial de principio a fin. El modelo del "Single" fue exitoso en los '50 donde la cultura joven apenas podía gastar en un sencillo de 45-rpm ya que sus padres venían de una gran depresión y la segunda gran guerra. Cierto, los sencillos gobernaron una era, particularmente entre los '50s y '60s en la forma del disco de 45-rpm. Pero a finales de los '60s, en especial gracias a la liberación cultural, fuimos testigos del nacimiento del álbum como modelo musical. Gracias a genios sin restricciones como The Beatles, Pink Floyd, The Rolling Stones, Led Zeppelin y The Doors, se dio génesis a la cultura del álbum como expresión artística musical. Con los álbumes en LP obtuvimos arte, discos conceptuales, historias y proyectos que reflejaban un estilo y personalidad del artista. Fue un potente modelo de distribución musical.

El LP pasó la antorcha al CD manteniendo la misma filosofía, pero desafortunadamente con él vino el boom de la tecnología digital, el Internet y la masificación que despertó la avaricia de las disqueras. Con este fenómeno fue decayendo el modelo del álbum por el de una vulgar repetición del modelo anterior de los sencillos. ¿Cuándo fue la última vez que compraste un CD de magnificencia musical como obra de arte conceptual -de principio a fin- desde OK Computer de Radiohead, The Fragile de Nine Inch Nails, Mellon Collie and the Infinite Sadness de The Smashing Pumpkins y Ray of Light de Madonna? fue común en los '90... hoy día es un evento raro, hasta ahora sólo puedo mencionar tres en lo que lleva de década: 100 Window de Massive Attack, X&Y de ColdPlay, cualquiera de Porcupine Tree y el bárbaro 10.000 Days de Tool. Antes venían de a docenas por año.

Eso fue entonces, puesto que con la comercialización prefabricada de hoy, lleno mediocres "artistas" desechables de dudosa calidad -léase Shakira, Britney Spears, Backsreet Boys, Limp Bizkit, Sum 41, RBD, etc., el concepto del álbum como obra artística de auténtico valor comercial coleccionable se ha extinguido. Implicando directamente en las pobres ventas de los CDs y el auge del modelo MP3/iPod, con el Internet como medio de distribución tanto legal como ilegal. Y todavía las cínicas disqueras se preguntan por qué sucede esto, haciendo recaer toda la culpa en la consecuencia más que la causa, que al final no son más que ellos mismos quienes la provocan. Si no nos dan material de calidad la gente no volverá a invertir en discos. Discos que tienen mayor valor intrínseco que el estéril archivo de MP3 en el disco duro, sin carátula, ni espíritu.

Melómanos, audiófilos... ¡temblad!
Coleccionistas de discos, melómanos por excelencia, ¿prefieren ver sus orgullosas colecciones irse con el 78-rpm para abrazar la idea de tener todo en un disco duro? El MP3 es baja fidelidad y no tienen la plusvalía del arte gráfico de la carátula. Los discos duros fallan inevitablemente y si no hiciste respaldo, adiós a tu gigabytes de música. Quizás un carajito de menos de 25 años no lo aprecie si no lo ha vivido. Por eso la generación de hoy prefiere la cantidad de gigabytes en su disco duro y al número de canciones que su iPod alberga, que al valor de una colección de buena música en discos físicos para la posteridad (menos aún les importa la fidelidad). Y me refiero a buena música, aquella que trasciende generaciones, no la que tiras a la papelera de tu PC porque ya no "está de moda" y reemplazas con lo 'nuevo' y 'fresco' que viene para esta temporada.

Es inevitable que otro formato suplante al CD en el futuro, al final lo que importa es la música. Pero estamos quienes apreciamos el arte de un disco, la expresión de un artista, la envergadura de una colección y la fidelidad del sonido como una ejecución en vivo. Todo esto se pierde si se impone este nuevo modelo que amenaza de manera latente. Salvemos al álbum, al concepto de música de calidad, a la expresión artística no manipulada ni pre-fabricada, a la fidelidad y libertad del artista. No al modelo de negocio ni a la mediocridad por la conveniencia. Salvemos la música.

___________
Batolomeo

Leer: Audiofilos ¿especie en extinción? / ¿Eres Objetivo o Subjetivo? / CD vs. LP

Etiquetas: ,

LEGAL

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido –escrito o gráfico– cuya autoría intelectual no sea nuestra, será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente le corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Interactive Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ asume la responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos con comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos con comentarios. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex