cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

La Galería del Terror™ Presenta:
Lo Peor y más Chaborro del 2008



Un año más de terror. Quien pudiera haber avizorado que si el 2007 fue patético en grado sumo, el 2008 sería un poco mejor. Pero no. Todavía pululan por el mundo seres de baja ralea que cual espantajos atormentan y asesinan el buen gusto de muchas personas.

Es en virtud de este hecho innegable, de tanto Daniel Charcos pegado en la pantalla, de más y más malo reggaetón, de babosadas y atentados al buen gusto que rayan casi en la violación sexual, que, como es tradición, La Galería del Terror™ ha decidido rememorar el año de terror que está por culminar en aras de exorcisar, ensalmar y depurar de las mentes inocentes todo esperpento que abunda por ahí.

Aunque tampoco nosotros hemos escapado al cáncer del terror. El haber rememorado la década más nefasta que vivió el país, los 80, nos llevó a más de seis meses de electroshock con inyecciones de morfina para superar los ataques epilépticos generados de recordar las hombreras, Guillermo Dávila y Popy. Disculpen lo anterior.

Es por ello que ahora les traemos lo más deplorable, fantasmal, abominable y nefasto de los pasados 366 días, porque hasta en esto fue bisiesto el terror. Como siempre decimos, amárrense al suelo porque lo que viene es TERROR:

  • Acordes de Terror: Aventura. Si hay algo más maléfico que la bachata, es la techno bachata cruzada con vallenato, guitarra gay y voces igual de homo. ¿Y además cómo se baila eso?

  • El Gorila Terrorífico: Tito El Bambino. Si bien no cumple con el patrón de regaetonero simiesco, la forma en que gruñe las palabras lo lleva a la categoría de chimpancé con sarna.

  • Dúo de Terror: Sin Bandera. Menos mal que se separaron porque tanta lloradera puesta en canción era para los “anales” del terror mocoso.

  • Mutante del Año: Por segundo año consecutivo, Luís Chataing (pronunciar su apellido extendiendo la segunda a cual Boris Izaguirre). Ahora de presentador de marras y espantos, embrutece más que respirar éter porque acaba de sacar un “libro” que más bien parece un manual para métodos de tortura imbécil.

  • Retorno del Infierno: Creíamos que habíamos visto regresos del más allá como si se tratara de zombies. Hasta que desde el averno mayamero vinieron y encima llenaron escenarios. Este retorno le corresponde a Mamarracho y Cagantino (Servando y Florentino, respectivamente).

  • Muñeco Voodoo: Primer empate. Los monigotes más nefastos del año vienen por la vía del cine. El primero es el creador de la mamarrachada gilliganesa de Lost, J.J. Abrams. Y en segundo lugar el neo nazi, achtung juden, asesino de cámaras de gas en Auschwitz. Todo lo anterior se pasaría en Roland Emmerich si tan solo nos e pusiera a dirigir películas.

  • Film de Horror y Snuff: Por extensión, los dos filmes más malos del año son: en primer lugar, el film que inauguró la categoría de ÑAME TOTAL en este piazo ‘e blog, Cloverfield. Segundo, 10.000 BC de Emmerich. Sin que el indiecito creído Hitchcock se salve de su bodrio, The Hapenning, M. Night Syamalan.

  • Comida Indigerible: ¿Recuerdan el gordito pesado al que hacíamos mención el año pasado? Pues bien, al darse cuenta de que cobrar mensajes de texto para completar las recetas no daba real, ahora se empata con el papá –que seguro cocina mejor–, en hacer unos micros que de tan sólo oírlos provoca buscar la sal de fruta en el gabinete de las medicinas para inyectársela. Ah, y con papitis incluida en 9 de cada 10 palabras.

  • Morticia Addams: Chelo Rodríguez. Desafiando a Darwin, al Tiranosaurio Rex de Jurassic Park e incluso a las ruinas del Foro Romano, regresa la top model (si es que alguna vez existió ese término en el país) de los 60 y 70, no como la actriz Carolyn Jones, sino como un cruce entre Hellboy con Cuella De Vil. ¿El secreto? Botox en polvo con Tody. De hecho, ella modelaba togas antes de las peleas de gladiadores.

  • Lily Munster: Catia Holmes de Cruz (Katie Holmes). No conforme con hacerse amiga de Plastic Posh Spice Victoria Beckham, además viste y arregla a su hija Suri como si fuera una versión siniestra de ella en miniatura. No sería de extrañar que de grande se meta a una secta satánica, o la Cienciología.

  • Canal de Televisión de Terror: Empate técnico entre Telesur y por segundo año, TeVesMal. El primero por ser una lloradera constante de documentales tan “divertidos” que garantizan un sueño reparador sin apelar al Valium, al Fenobarbital o al Librium. Y el segundo por seguir siendo un faro de mal gusto como ninguno; sólo como detalle: allí se estrenan episodios de la serie Columbo, y ciertamente los eran, pero en 1972.

  • Medio Terrorvisual del Año: En caliente en el momento en que se está escribiendo esto: Meridiano Televisión. Dirán y gritarán: ¿Cóoomo? Pues respóndanos. ¿En qué mente cabe que el épico tema creado por James Newton Howard para el Batman de Christopher Nolan, Christian Bale y Heath Ledger sea usado como música de fondo para los resultados de un partido de béisbol cualquiera? A mandarles The Joker a que les coloque una bomba y desaparezca un lápiz a cada uno de los carrizos que laboran allí. Actitudes como esa son las que hacen que hayan personas que no les emocione el béisbol local. Terrorvisión es tan malo que este año ni figuró.

  • Mención La Llorona: Amy Winehouse. Reconocemos y admiramos su franqueza cuando dice que si la llevan a rehab ella dice no, no, no. Pero hasta ahí. No sale de una clínica, canta horrible, además de verse como gato aplastado en autopista. Allí tienen a la verdadera llorona británica; si van en carro en una noche oscura y la ven, pásenle las ruedas una y otra vez.

  • Momia Absoluta: José Diaz, Joselo. Dentro de los previos a las últimas elecciones en la cobertura que hacía MVR-TV, ha aparecido en medio de la bruma, las telarañas, y el formol al 90% el equivalente vernáculo a Tuthankamon. Con sus mismo lentes culo ‘e botella y sus chistes malos. Aquí aplica lo de Frankenstein: It’s alive! It’s alive! It’s alive!...

  • Sábados de Terror: El reinado absoluto de Sábado Sensacional peligra ante lo que Globovisión hace en las noches con el coleto de Sábado en la Noche. Tres tipas medianamente buenas que no saben ni hablar, hacen un programa de arte y espectáculos en vivo de 10 a 12 de la noche. No hablen, quítense la ropa. ¿Y para cuando será que haya un programa de calidad a lo Saturday Night Live en vivo un sábado por la noche con artistas musicales A1, nada de Doble U con Y griega?

  • Quien Volvió y se Devolvió: De nuevo, Joselo. Al parecer el calor del sarcófago se sentía mejor que el frío del medio ambiente, por lo que cerró el ataúd y botó la llave.

  • Quienes Volvieron y Amenazan con Seguir: Deberíamos decir que volvió, porque el mono que dejó en el cirujano plástico por la lipo y el estiramiento es tamaño King Kong. Después de una pausa de un par de años regresa para el próximo la pueltorriqueña con apellido colombiano, Olga Tañón.

  • Televisión del Más Allá: Terrorvisión Plus. O debiéramos decir, Univisión Minus. con Don Francisco, Cretina Saralegui, el Gordo y la Flaca, Casos de Familia, y Sábado Sensacional los domingos. Ni siquiera los fantasmas lo ven porque se asustan.

  • Corriente epidémica letal: De nuevo, la bachata, ganándole espacios a la maldición de reggaetón. En voz de Juan Luís Guerra suena agradable, pero en las fauces del clásico gore de Víctor Víctor, Mesita de Noche, como en los aullidos de Aventura, la bachata es la favorita de las misas negras.

  • Virus de la Web: Los Blogueros del Terror, por clamor popular, Glam Queen (Zeitan, nuestro nuevo amigo especial) y Delimce, por su ejemplificación de cómo ser un obtuso nerd lobotomizado que mete la pata cada vez que abre la boca. Ejem: el "leak" del "Death Magnetic" de Delimce y... buej, que se puede decir de un orangután que teclea, por Júpiter.

  • Cable (de la Horca): Por segundo año, en línea, Real TV, alias MTV. O debiéramos decir The Hills TV. El peor y mas retrógrado canal de la televisión por suscripción.

  • Neo Zombies del año: Tres clases de espantajos entran en esta categoría. Los que recordaron y vivieron como el tango la década de los 80 en los dos resúmenes sobre el tema. Mientras que nosotros nos internamos en el manicomio, estos desempolvaron sus bluyines nevados, sus cocuizas y sus colores pasteles con los colchones ortopédicos como hombreras para escuchar Melissa en lomplei. Las viudas que admitieron su gusto confeso por las bandas en español más malas de todos los tiempos, aunque nos faltó La Banda El Recodo en clave tex mex. Y en tercer lugar los que sacaron sus puntos más altos en El Terror Quiz, dignos representantes del chaborro más exquisito y del terror más escalofriante.

  • Visitante de Terror del Año: Doble U con Y griega (Wisin y Yandel). Llegaron al país con una parafernalia que ni Mecha Jackson y autodenominándose extraterrestres. Al espacio exterior hay que mandarlos, pero sin oxígeno para que implosionen.

  • Aquelarre del Año: El jurado del programa de Terrorvisión Plus Casos de Familia. Las comadres tejiendo son más productivas que el trío nefasto que habla el spanglish más cubano, mexicano y pare de contar. Con la loquera cubana que hace parecer en la voz a Iris Chacón y a Charityn como susurros al oído.

  • Fantasma del Año: Boris Izaguirre. Aparte de publicar sus revistas ¡Hola! ficcionalizadas (traducción: novelas), ha reaparecido en las ondas hertzianas locales en plan de instaurar lo drag, lo gay y lo homo.

  • Monstruo Masculino del Año: Sin duda e invicto por segundo año, Daniel Charcos. Punto.

  • Monstruo Femenino del Año: Mimí Lazo. Con sus kilos rollizos de más, su voz de fumadora perfil puta presa, bis a mucha honra, su enfermiza loquera de admirar a Marilyn Monroe y de aspirar algún día a ganar un Oscar™ de papel maché. Aparte de protagonizar otro tobo más de Terrorvisión, ha salido del closet para admitir sus gustos rojos. ¿Será por eso que el Che Guevara perdió en Bolivia porque la tenía a ella en sus filas? Sí, es tan vieja que apostamos a que estuvo ahí.

  • Chillidos del Año: Moderatto. Vienen de México, balbucean rock si es que se le puede llamar así, se maquillan más que transfor vírgen, quieren verse intensos pero se ven maricones, y admiran el glam metal de los 80. ¿Hay que decir más? La defensa descansa.

  • Blog aterrorizante del año: No es Zeitan ni Camilo Reyes, tampoco El Vencedor de Boyacá ni Los Guaros, No. Por segundo año, Rural Tex, pero en esta ocasión por haber tenido el extraño y dudoso honor de ser reseñados en prensa, concretamente en El Nacional del día 12 de octubre del presente año. Al que se le ocurrió recomendarnos o reseñarnos (lo estamos buscando para que pague), definitivamente se le formalizó el cerebro con éter luego de leernos, hasta quedar en el propio bloque de cemento.


  • Y en este año, El Terror De Platino™, el terror que sobrevive a hambrunas, crisis económicas y que aguantado desde el principio del tiempo va a las manos de… La Primerísima Mirla Castellanos (hasta cuando, ¡retírate!). Los números musicales del Miss Venezuela, los carbones de copia que hacía de Rocío Jurado, Massiel y hasta Paloma San Basilio al parodiar el musical Evita. El rubio quemado en la cabellera, el pretender cantar salsa, todo esto y más hacen a Mirla merecedora del premio máximo a la excelencia en el terror eterno. Para la catacumba y la posteridad, per secula seculorum.

    No sabemos si por el hecho de haber sido este año bisiesto el terror se magnificó. Lo cierto es que pareciera que los fantasmas siguen pululando por el mundo, y por eso es que existe esta galería junto con nosotros haciéndole de Van Helsing y Los Hermanos Winchester para cazar espantos y encerrarlos; para que no hagan el mal en la mentes del pasado, del presente y del futuro. A cerrar las mazmorras que nos toca descansar de tanto monstruo.

    ¡Hasta el año que viene!

    ______________
    Spiff & Barton

    Etiquetas:

    "Trust is the ultimate form of sacrifice"*



    Para dejarles la otra de esta semana de estrenos y el último review de cine en cartelera por este año, encontramos la última de nuestro Director británico favorito, Ridley Scott; quien en su última película se la comió con American Gangster. En esta oportunidad vuelve con su actor fetiche, Russell Crowe (3:10 to Yuma, American Gangster, Master and Commander: The far Side of the World, A Beautiful Mind, Gladiator) y Leonardito para desarrollar una historia ficticia dentro del contexto de la guerra contra el terrorismo en el Medio Oriente, me refiero a Body of Lies. Un thriller sobre espionaje, terroristas islámicos fundamentalistas y los intereses particulares de las organizaciones de inteligencia en materia de seguridad nacional. Aquí el elemento a juzgar es la confianza y el grado de importancia que tiene para cada quien.



    Body of Lies se centra en un espía de la CIA que se encuentra trabajando con las manos sucias de lleno en el epicentro de los acontecimientos. Es decir, el que no está detrás de una sala de conferencias viendo fotos e imágenes satelitales a la vez que analiza documentos de inteligencia. Es el espía que se las juega arriesgando las bolas con el fin de conseguir ese chismecito caliente que le eche el pajazo al enemigo. El problema está en que tiene que jugar para todos los bandos con el fin de privilegiar al que considere el más justo aunque vaya en contra de los intereses mezquinos de sus jefes en Langley Virginia. Por lo tanto tiene que enfrentarse a todos para lograr el objetivo: desenmascarar una red de terroristas islámicos que sistemáticamente bombardean localidades occidentales con mártires suicidas. Siendo la mentira el arma de doble filo que debe manipular con cautela, ya que es más peligrosa que las propias bombas.



    El film presenta un ritmo acelerado que balancea elementos de acción, suspenso y drama sin darle énfasis a ninguno por encima del otro, como dije, bien balanceado. Con mucha cámara en mano para darle ese toque "acción en vivo" de documental/noticiero como recurren muchos films del género (The Bourne Saga, The Kingdom, Syriana). La cosa está en que no es precisamente un film centrado en espionaje crudo y avanzado como en las adaptaciones de Tom Clancy (Jack Ryan) o las complejidades intrincadas como Spy Games. Pero es un buen intento por tocar este tema de parte de Scott quien sabe manejar los actores y la cámara para que no perderte en la trama. Buen guión que enfrenta los caracteres de Crowe con Leonardo DiCaprio (Blood Diamond, The Departed, Aviator, Catch me if you can) y el reparto oriental que los sustentan. Realidades ocultas, mensajes directos y sin aspiraciones de denuncia es lo que Body of Lies tiene para el espectador que quiere ver una representación más real y sin el glamour literario de un 007 dentro del mundo del espionaje y la guerra en caliente.

    Recomendable.

    Film: McKay (★★★★☆)

    ___________
    Sir Barton

    [*] Reservoir Dogs

    Etiquetas: ,

    Klaatu Barada Nikto*



    Las ofertas de cine mejoran aunque no necesariamente quiere decir que sean garantías de buen material. Como suele ser la norma con los refritos de Hollywood o remakes que casi siempre quedan a la sombra de la versión original. No es la excepción para el remake de The Day the Earth Stood Still, original clásico de culto de sci-fi de 1951 por Robert Wise. Aquel film post guerra de ciencia ficción (cuando el género era denigrado como de segunda) donde un alienígena aterriza en Washington acompañado por un robot intimidante que trae un mensaje de paz (¿Quién no se acuerda de ese robot gigante monocular indestructible?). El mensaje de paz mundial que iba acorde con las circunstancias mundiales de entonces, que aun sentían las cenizas de la reciente gran guerra, y donde las tensiones de la guerra fría se estaban caldeando. Espero que NUNCA nadie se atreva a hacer un remake de Close Encounters of the Third Kind o quemo el cine con la gente dentro ¡ese sí es un film se sci-fi de Tipo Serio!



    TDtESS del presente intenta, repito, intenta homenajear a la original como hacen todos los remakes usando producciones modernas con fastuosos efectos como póliza de seguro. Fórmula que le garantiza que, de cagarla en el lomito (el guión), al menos entretiene por espacio de un par de horas sin que la gente se duerma. Le funcionó a Spielberg con otro remake de otro gran clásico de sci-fi: War of the Worlds y al menos le de da ese mérito a esta nueva versión del clásico de Wise. La idea detrás de los films de ciencia ficción del pasado era transmitir un mensaje acompañado del toque B-Movie horror para impactar porque lo efectos especiales no eran tampoco como para inmutar a nadie. Hoy día parece lo opuesto, la excusa parece ser que los efectos es todo lo que la gente persigue dejando a muchos de estos remakes en el olvido. Pues TDtESS no se salva. Como se esperaba, el remake se basa someramente en lo básico del clásico original, salvando el tema de la guerra reemplazado por uno ecológico y conservacionista que calza mejor con los tiempos actuales. Al menos vemos a Klaatu y GORT sólo que me hubiese gustado mayor tiempo de escena y cámara con el segundo y la razón principal que me motivó ver este film (me pasé media película diciendo "¿cuándo va a salir GORT a entrarle a pingazos al ejercito?").



    La dirección es buena, mantiene al menos un ligero ritmo de tensión con expectativas grandiosas que nunca terminan por satisfacerse. No hay desarrollo de los personajes y las actuaciones son de cartón en el mejor de los casos. En especial Keanu Reeves (The Matrix, Constantine) quien es perfecto para el papel del Klaatu, el extraterrestre sin emociones, bueno, como todos sus papeles. Vayan con expectativas bajas aunque nunca hayan visto la original y quizás la pasen mejor que yo. Pudo ser peor, al menos no es dirigida por Roland Emmerich (10.000 B.C., ID4, The Day After Tomorrow, Godzilla), o peor aun, protagonizada por Adam Sandler (HORROR!). Al menos Jennifer Connelly (Blood Diamond, Dark City, A Beautiful Mind) estuvo de principio a fin para endulzar la pantalla porque ella es un jamón acaramelado de aquí a Ganímedes.

    "¿¡Coño GORT, que pasó con la famosa frase del film!?"

    Recomendable para un alquiler, tarde de cable, pero no para que salgan de sus casas.

    Film: Pasta (★★★☆☆)

    ___________
    Barton

    [*] La famosísima frase del film original para detener al robot GORT

    Etiquetas: ,

    La Otra Dimensión: Mente'e Carrito

    Review: Need 4 Speed: Pro Street (PS3/X360) - Tal como lo prometimos, les tenemos reviews de "otros juegos que no sean de guerra" y en este caso carros como pidieron muchos de ustedes. Muchos juegos de carros hay para elegir, difícil es saber cual se ajusta a lo que queremos porque varían en estilo, dinámica y presentación. Unos son simulaciones y otros tipo Arcade. Suficiente con decirles que tenemos dos representantes de Arcade y dos más de simuladores; los primeros en esta entrega, los otros para el año que viene porque La Otra Dimensión cierra con este doble review por este año.

    En cuanto al estilo Arcade pocos se pueden comparar a la franquicia Need For Speed. Que en esta oportunidad les mostramos dos variantes del juego: Carbon y Pro Street. Empecemos por el último. Desde siempre la saga de N4S se ha caracterizado por piques de carros encendidos y envenenados hasta los huevos. El submundo de los piques ilegales de carros tunning. Pero para esta edición, Need 4 Speed: Pro Street, alteraron la temática de juego al legalizar la competencia como deporte regulado. Muchos gritaron "foul!" cuando se anunció pero después se callaron porque el juego demostró ser variado y versátil. N4S Pro Street elimina el concepto ilegal de competencias clandestinas, persecuciones policiales y garajes ocultos para convertirse en un deporte domesticado y controlado por corporaciones, patrocinantes y espectadores. En Pro Street haces de Ryan Cooper, un ex-corredor nocturno que se entrega al deporte legal empezando desde cero. Su reputación en las calles le precede dejando la interrogante ¿podrá competir bajo reglas controladas y sin las sirenas policíacas a su espalda? De ti queda, ya que debes seguir un tour de campeonatos donde compites con diversos corredores en variadas pistas y torneos.



    La jugabilidad es tan típica y sencilla como en todos los N4S de siempre. Nada de simulaciones ultra realistas ya que el elemento de juego es el clásico Arcade. Sin embargo, el performance de los carros varía según los aditivos envenenadores que le añades bajo el método de compra con el dinero obtenido en victorias durante el tour. Hasta un selecto grupo de vehículos puedes llegar a hacer dedicando uno para un tipo específico de competencia. Drag (1/4 de Milla), Drifting, Time lap, Sprint, Groups, etc. A medida que superas competencias en escenarios y pistas distintas, asciendes de categoría y continuas tu carrera hasta coronarte campeón. A pesar de todo las pistas y los eventos se vuelven monótonos que aleja toda sensación adictiva a seguir jugando. Pero se pueden revisitar competencias completadas a costa de volver a empezar, para mejorar tu ranking y ganar más dinero. Las opciones de visualización son abiertas a todo tipo de preferencias (dentro del carro, dos vistas fuera de tercera persona y una casi que delante de la parrilla para una sensación arrechísima de velocidad). El modo multiplayer recrea algunos torneos para jugar en red con otros mamapipes a ver si les quemas el culo con tu carcaman a tres tablas. Un modo de pantalla dividida (split-screen) te permite competir con un pana en la misma consola como es tradición en estos juegos (antes no había red).

    La presentación es bastante buena. Los gráficos son muy realistas sin llegar a rayar en el impresionismo fotográfico del Gran Turismo 5 (esperen el review pronto). Los carros presentan brillo y reflejan el ambiente en los cristales y carrocería pulida. Los carros se vuelven mierda, es decir, mas decente, que se vuelven pupú si los chocas, costándote dinero repararlos ya que está prohibido competir con yagones y chatarrones. La destructibilidad progresiva de los carros es tan interactiva que nunca es igual sin importar las repetidas veces que lo golpeas en un mismo lugar. De la misma manera es la personalización casi infinita de tus carros en tu garaje, increíble que hasta intimida. Las luces y sombras son dinámicas y cambian según tu posición respecto al sol. El sonido es bastante genérico aunque con buen Dolby Digital 5.1, lleno de música típica de MTV con bandas neo-punk desconocidas de adolescentes que ladillan más que complementan. Variado, rompiendo con la tradición y mostrando un lado innovativo es este N4S Pro Street que recomendamos a quienes quieren un Arcade bien preparado.

    Jugabilidad: McKay (★★★★☆)
    Presentación: Willy McKay (★★★★★)
    Diseño: Willy McKay (★★★★★)
    Multiplayer: Pasta (★★★☆☆)

    ¿60$?: Si sobran... sí.

    [PS3: 2007. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 720p. Sonido: Dolby Digital E 5.1, Jugadores: 1-8, Online: Requerido; Espacio de Disco: 2.5MB, ESB Rating: E]

    Review: Need 4 Speed: Carbon (PS3/X360) - Rayando en lo estrictamente tradicional, Need 4 Speed: Carbon es tan típico que complacerá a los fans de la serie. Sin las innovaciones que caracterizan al Pro Street, esta edición no pierde la esencia de la saga que es "pica por real y pira que vienen los pacos". Todo dentro del submundo nocturno de los piques clandestinos con carros de diversas categorías de tunning.

    El tema es simple, eres un famoso corredor de piques que regresa a su territorio de origen después de un tiempo en exilio (peo policial): Palmont City, la Ciudad del Cañón. Objetivo: Recuperar su reputación y sus territorios. Es aquí donde se diferencia radicalmente del Pro Street, no son escenarios y pistas aisladas en búsqueda de un trofeo con circuitos controlados como en cualquier deporte de ruedas con reglas. Un pelo de trama con personajes, traiciones e intereses de clanes edulcora el contenido. Aquí la ciudad es el campo de batalla y se conquistan territorios o distritos para tu clan de acuerdo a las competencias ganadas. Es importante resaltar que la sensación de libertad -y velocidad- supera abiertamente a Pro Street debido a que ¡LA CIUDAD ES INMENSA! Los pasajes, calles, autopistas, callejones, recovecos y avenidas, son tan vastas que es digno de aplaudir... las dimensiones son épicas haciendo del juego bastante variado que rompe con la monotonía repetitiva de los circuitos fijos por tour del Pro Street. No en balde cuando piras, piras, la velocidad es vertiginosa, tanto que deja as Pro Street en cámara lenta en comparación. En la trama tienes a tu compañero de clan, un culito, tus rivales líderes de otros clanes (Kenji, Angie y Wolf), el garaje donde envenenas los carros y tu cuenta de dinero que varia según vayas compitiendo y no te agarre la policía.

    La policía añade tensión y emoción al juego ya que intervienen en las competencias con redadas de persecuciones para apresara los corredores ilegales. Si te atrapan corres el riesgo de perder el carro o mucho dinero en multas para retirarlo. No son pendejos, corren tan duro como tu, por lo que las habilidades para desprenderte de ellos en la ciudad es crucial. Aquí te la tienes que jugar a lo Bullit. A medida que conquistas competencias diversas, conquistas territorios hasta coronarte como el monarca de la noche.



    La jugabilidad es similar al Pro Street cambiando ciertos elementos de la física para acentuar el factor peligro al correr en zonas urbanas. Duelos de velocidad, drifting y sprint conforman la vida del corredor clandestino, que involucra el factor peligro que carece el Pro Street por su carácter de deporte seguro. En especial por el cañón, donde si haces un movimiento en falso, pierdes algo mas que el carro y la carrera. Los controles son bastante intuitivos y las opciones de personalizar el carro en tu garaje es muy similar al Pro Street. Donde se diferencian es que en el Pro Street los carros son destructibles, aquí no por desgracia y su punto débil. Que imagino fue intencional mas que deficiencia técnica ya que los ambientes, como los carros de la policía son destructibles (no encontré si existe esa opción a activar/desactivar, pero tampoco existe en el Pro Street así que asumo el juego es así). Una particularidad interesante es el efecto "bullet-time" a lo Matix donde congelas el tiempo en cámara ultra lenta para hacer maniobras de reflejos instantáneos que te pueden asistir en la jugabilidad (compensa la velocidad extrema donde las reacciones pueden ser de un instante de segundo o te jodiste). El modo multiplayer en red es similar al Pro Street, las mismas competencias del la trama sólo que aisladas en eventos para un total de 8 jugadores en línea, con la opción de pantalla dividida para jugar en la misma consola con otra persona al igual que en el juego de arriba.

    La presentación, al igual que Pro Street es de lujo, con excelente uso de luces y sombras (shaders), tridimensionalidad palpable de los carros (a pesar de su imperdonable indestructibilidad), convincente atmósfera de ciudad en medio de la madrugada y un Dolby Digital 5.1 inmerso y dinámico. Hay menos vistas de perspectivas del conductor (2 tercera persona y una delante del carro). La música es como extraída del film The Fast & The Furious por su carácter callejero, hip-hop y punk neo californiano, al menos mejor que el soft-core light-punk del Pro Street. Existen similitudes y diferencias que balancean ambos N4S al punto que es difícil -mas no imposible- declarar uno mejor que el otro. Son, como sus respectivos temas indican, Día y Noche, legal e ilegal, etc. Lo que puede decidir es tu gusto particular. Como aquí no pudimos decidir, los compramos los dos...

    ...nada es caro si se trata de nuestra felicidad ¿verdad?

    Jugabilidad: McKay (★★★★☆)
    Presentación: Willy McKay (★★★★★)
    Diseño: Willy McKay (★★★★★)
    Multiplayer: Pasta (★★★☆☆)

    ¿60$?: Criminal.

    [PS3: 2007. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 720p. Sonido: Dolby Digital E 5.1, Jugadores: 2-8, Online: Requerido; Espacio de Disco: 2.5MB, ESB Rating: E]



    ______________
    Bart McQueen

    Pronto vendremos con más juegos de carros como Gran Turismo 5: Prologue y GRID para compararlos culo a culo. Hasta el año que viene cuando volveremos con La Otra Dimensión™ y los títulos que estamos revisando en estos momentos como Resistance 2, Call of Duty: World at War, Little Big Planet, Dead Space, Far Cry 2 y PURE, todos recientes, como también otros juegos que dejamos resagados este año por su mediocre impacto como Star Wars: The Force Unleashed, Gran Theft Auto IV, Mercenaries 2 y FIFA 08... con muchos más por venir como los títulos más esperados para el año próximo KillZone 2 (PS3 exclusive) y Resident Evil 5, hasta la próxima.

    Etiquetas: , ,

    "El pana y yo tenemos algo pendiente"



    Regresando después de un pésimo mes de Noviembre (para el Blog), no por culpa del yeso o de la falta de contenido -aunque el cine estuvo malísimo durante ese mes- ya que tenemos juegos, CDs y BDs para reseñar, la culpa es de los infelices que comparten honores en esta publicación de quinta que nada hicieron por ustedes, nada. Ya veremos. Al menos las cosas prometen en el panorama de la cartelera desde el viernes pasado cuando asistimos a la premiere de Quantum of Solace, la nueva de Jaimito Bond con el nuevo agente renovado por Danny Craig (The Invasion, Munich, Road to Perdition), quien parece un "Transportador" mas que un opulento y elocuente agente del MI6 como acostumbramos a ver durante años. Ahora lleva coñazos como John McClane, se las arregla como McGyver y corre mas que Lola. Pero sin perder el glamour, como la distancia y categoría de siempre, por favor. Noooo, la presión que le pegó el éxito de Jason Bourne no se sintió, no que va, si hablan paja mequetrefes.



    Quantum of Solace es la continuación directa e inmediata de Casino Royale, tanto que si no vieron la "primera" van a quedar mas azul que el pollo Maggi cuando vean ésta. En realidad, y así lo hicieron oficial, Quantum es la mitad extendida de Casino, escrita por Paul Haggis (Guión: Crash, In the Valley of Elah, Letters from Iwo Jima/Flags of our Fathers), y que arranca casi que a los 5 minutos donde terminó la anterior.

    Siendo mucho mas corta, menos compleja acercándonos a ver una perspectiva más reveladora de los enemigos del film anterior, lleno de acción y con caras familiares. No esperen la complejidad misteriosa de Casino, porque el film se concentra en plomo, acción, persecución, coñazas y explosiones. Sin el aparataje de espionaje y el derroche de glamour repartido en trajes, carros, flagrantes villanos y mujeres de adorno como ha sido la tradición. No en balde es sólida, seca y fuerte en llevar lo que promete: consolidar al nuevo Bond como el mejor desde el propio Connery, ya que Craig posee un adecuado balance de credibilidad como agente duro de acción, drama y el mandatorio glamour chic que caracteriza al agente del servicio secreto británico.



    Insistimos que es crucial ver Casino o de verdad es como si estuvieran llegando a mitad de película de cualquier film. La concatenación es tremendamente directa y, en sincronía con la edición veloz de un ritmo acelerado del guión, hacen de Quantum una mitad de lo que parece un film épico de espionaje y acción. Afortunadamente la dirección no se vuelve un pastiche con un ritmo tan acelerado y una trama simplista sin vueltas impredecibles. Por supuesto no falta el soporte de un tremendo reparto con Giancarlo Giannini, "La Dame" Judi Dench y Geffrey Wright (todos de Casino), que se sustentan sólidamente con Mathieu Amalric (Munich) y el jamón de Olga Kurylenko, la rusita de Hitman. Simple, buena, entretenida y completa a Casino como el 'expansion pack' que podría extenderse a una trilogía de apertura al mejor James Bond en un buen tiempo.

    Recomendable.

    Film: McKay (★★★★☆)

    ___________
    Sir Barton

    Etiquetas: ,

    Powered by Blogger
    Powered by Blogger
    Template by Rural Tex