<body>

Rural Tex es un estúpido portal web de reseñas y noticias sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

El Milagro del Audio (Dolby Pro-Logic II) pt. 1



¿Qué maravilloso es el sonido envolvente verdad? cuando la experiencia es convincente y estimulante, el "surround sound" no tiene parangón. Mal hecho, es un circo de sonidos incoherentes por doquier que satura, irrita y distrae en lugar de sumergirte en la recreación simulada del programa de audio. En música y películas, en análogo o digital, comprimido o sin comprimir, las variantes del sonido surround, que existe desde la prehistoria de la cuadrafonía analógica de los '70 hasta el Dolby TRUE-HD y el DTS HD Master Audio digital del presente, son un festín para el sentido de la audición.

Aunque hay experimentos mucho más primitivos que el surround para cine y música (como los viniles cuadrafónicos de los '70), el sonido surround no encontró masificación comercial hasta la llegada del Dolby Stereo con Star Wars en 1977 (realmente fue con el remake de "A Star is Born" un año antes pero el film fue un coleto para darle promoción a la tecnología). El Dolby Stereo consistió en audio analógico, basado en matrix encoding del principio Efecto Haas**, que usa sonidos fuera de fase incrustados de los canales izquierdo y derecho del estéreo convencional para "codificar" los otros dos canales adicionales logrando el sonido envolvente (como hacían los viniles cuadrafónicos). Eficiente y simple, con resultados increíbles, considerando que los canales adicionales no son discretos y tienen una limitada respuesta de frecuencia.* Tan exitoso fue que resultaba difícil que un film de alto presupuesto de Hollywood saliera sin este sistema. Y no tardó en llegar al hogar bajo el nombre de Dolby Surround a mediados de los '80.

La tecnología encontró al poco tiempo, tanto para el cine comercial como el hogar, una mejoría drástica al emplear decodificadores analógicos "de paneos lógicos" para anclar un canal de sonido adicional en el centro de las stereo. Mejorando el especto frontal y los diálogos, pero manteniendo las surround en monoaurales ya que la tecnología de matrix encoding no permite más de dos canales adicionales al estereo (es imposible usar matrix encoding en programas mono). A esta revisión del Dolby Stereo/Surround se le llamó Dolby Pro-Logic, y fue una mejoría tan dramática y convincente como lo demostró su arrasador éxito en el mercado del cine comercial como también del naciente y creciente mercado del Home Theater a comienzos de los '90. Lo que quiero que entiendan, y de ahí el título de "milagro" del encabezado, es que todo esto se hacía sin procesadores digitales, computadoras DSP (Digital Signal Processing) y sin siquiera audio digital; era completamente analógico, y de una simple pista estéreo se guardaba y extraía dos canales adicionales -para un total de 4- logrando una experiencia surround convincente aunque plagada de limitaciones.* El DPL era tan simple, eficiente y efectivo que se podía transmitir por TV (aire o cable), en películas pregrabadas de VHS o LaserDisc, y en cualquier fuente donde hubiese estéreo como mecanismo de transmisión. La vida era hermosa.

Avanzado los noventa y con la democratización masiva del audio digital, el sonido surround maduró con la nueva tecnología y evolucionó a niveles dramáticos. El Dolby Digital y su contraparte competidora, el DTS, llevaron el surround a niveles nunca antes imaginados por el venerable Dolby Surround Pro-Logic analógico. Gracias a la compresión perceptual de codecs avanzados (como los usados en el MP3), el DD y el DTS superaron las limitaciones del DPL al ofrecer 6, sí, 6 canales completamente independientes y discretos, a full escala de frecuencia y con increíble rango dinámico, muy a pesar de usar compresión "lossy" con pérdida permanente***. No obstante, el mundo de la música quiso un pedazo de la torta de este festín del novedoso "5.1" y -cargado de complicaciones y altos costos- llevaron el surround a la música con el DVD-Audio y el Super Audio CD (que afortunadamente no usan compresión debido a lo delicado que es el material musical para los audiófilos). La muerte para el Dolby Surround analógico estaba dictada.

"Los rumores sobre mi muerte estuvieron fuertemente exagerados" -dijo Dolby Labs con respecto a su viejo pero fiel formato 'anticuado' de surround; y después de unos años de trabajo en sus laboratorios, regresaron con el amanecer del nuevo milenio para anunciar el retorno triunfal del Dolby Surround para el s.XXI: El Dolby Pro-Logic II (después de un extreme makeover). Señores, ¿tienen un home theater? ¿sí mequetrefes? No necesariamente tienen que ser de alta gama como los de sus servidores rurales, pero revisen, hasta su humilde HT todo-en-uno en combo que compraron en tiempos recientes de seguro está listo para el DPL-II. Acompañando al estándar actual del surround digital (DD y DTS), busquen el logo de "PRO LOGIC II" (o IIx) debajo del logo de Dolby Digital al frente de su planta, mini HT todo-en-uno, etc. Si es así, dense una palmada en la espalda porque poseen el milagro mas hermoso que he experimentado en el mundo del audio en mis años de experiencia en este subjetivo mundo. Recuerden que, continuando con la tradicional configuración de cornetas, el DPL-II requiere de las 5 cornetas + el subwoofer (Frontal L y R, Central, Surround L y R + SW) y que la correcta ubicación es crucial. Tan milagroso, simple y eficiente como resultaron sus antecesores de las décadas pasadas, esta nueva encarnación mantiene el legado de dar "mas-por-menos" y sacar "algo significativo" donde no hay "nada". Años y años de escuchar sobre "efectos increíbles" y "procesamientos digitales especiales" para buscar imprimir realismos envolventemente atmosféricos en tus discos corrientes me han sacado un cayo en los oídos. Puras promesas y charlatanerías que más bien generaban artificios que plastificaban la música hasta hacerla inaudible. No es el caso del Dolby Pro-Logic II.

Si bien para el viejo Pro-Logic había que codificar analógicamente usando matrix encoding para el material en estéreo*, no es necesario para el DPL-II siempre y cuando el material sea una buena mezcla estereofónica. El DPL-II usa los mismos principios fundamentales de procesamiento analógico que sus antecesores (aunque también lo hace por la vía digital) para extraer canales adicionales -de una pista estéreo- obteniendo una convincente experiencia surround donde originalmente no existe. ¿Dónde mejora sobre sus versiones anteriores? y aquí es donde está el milagro mequetrefes, en que simula una experiencia de 5.1 canales MUY CONVINCENTE e IMPRESIONANTE de una simple pista en estéreo, ¡con matrix encoding o sin ella! Eso quiere decir que, aunque no estuvo en las intenciones del productor discográfico y sus resultados son impredecibles, puedes extraer y simular sonido surround de tus CDs ordinarios. Como también puedes sacarle una convincente simulación de 5.1 -como el Dolby Digital y el DTS- de tus viejas películas de VHS, transmisiones de PPV por cable o cualquier formato que tenga una pista Dolby Stereo (con matrix encoding donde los resultados sí son premeditados). Aunque el resultado final no es como para rivalizar con el Dolby Digital y el DTS –que ofrecen una verdadera y enfocada experiencia surround con canales independientes– el DPL-II mete la coba donde no hay o no existe una fuente de surround digital discreta. Sin añadir delays, reverbs ni colorear el tono y timbre natural de las frecuencias originales como hace la mayoría de los DSP.

Tan simple de usar como el primer DPL, el DPL-II sólo tiene tres modalidades: MOVIES, MUSIC y GAMES. Cada uno calibrado y ecualizado genéricamente para cada género y no necesita extensos parámetros de ajustes como en el DD y el DTS (aunque sigue siendo importante ajustar distancias y delays para compensar la posición de escucha y que todos los sonidos arriben simultáneamente a tus oídos). La belleza del Dolby Pro-Logic II radica en que respeta el material original del estéreo (cosa que no hacía el viejo DPL), extrae información semi-discreta para el canal central, usa las surround en estéreo (simulando paneos y localizaciones) y no limita a estas últimas a frecuencias restringidas (todas los canales son full frequency 20Hz-20kHz excepto el ".1" de las frecuencias graves o 20Hz-120Hz). En la segunda parte les relataré unos experimentos interesantes que realicé con material diverso para ejemplificar lo bueno que es el DPL-II y lo útil que resulta.

___________
Batolomeo

[*] Dolby Pro Logic es una tecnología de sonido envolvente (surround) diseñada para decodificar pistas de sonido codificadas en Dolby Surround. Dolby Surround fue originalmente desarrollada por los laboratorios Dolby en 1976 para sistemas de sonido analógico para cines como el Dolby Analog SR (Spectral Recording). El formato analógico SR fue adaptado para uso doméstico en 1986 como Dolby Surround recientemente sustituido por la nueva tecnología Pro Logic. Dolby Surround Pro Logic está basado en la tecnología básica Matrix. Cuando se crea una pista de sonido Dolby Surround, se codifican cuatro canales de sonido en canales estéreo ordinarios (2 canales) usando técnicas de cambio de fase. Un decodificador/procesador decodifica el sonido en el original envolvente de 4 canales; los sistemas que no tienen el decodificador reproducen el sonido como estéreo estándar. A pesar de que el sonido Dolby Surround fue presentado en formato analógico, todos los decodificadores Dolby Digital incorporan un decodificador digital Dolby Surround Pro Logic para las señales digitales que tienen sonido Dolby Surround codificado.

[**] El efecto Haas también se conoce como efecto de precedencia o efecto de prioridad. El efecto Haas afecta a la percepción humana del sonido. Este fenómeno fue descrito por el médico alemán Helmut Haas, a quien debe el nombre (de hecho, este efecto fue el tema que utilizó en su tesis doctoral de 1949). El efecto Haas describe cómo, a nivel de percepción, si varios sonidos independientes llegan a nuestro cerebro en una intervalo inferior a 50 ms (milisegundos), éste los fusiona y los interpreta como uno sólo. Esto se debe a que el cerebro deja de percibir la dirección y entiende los sonidos posteriores como un eco o reverberación del primero. Para que el retardo (efecto Haas) no determine en nuestro cerebro la dirección del sonido (es decir, para se perciba el sonido como proveniente de un punto central), la señal retrasada debe tener más nivel que la primera. La llamada curva de Haas indica la intensidad (expresada en dB) necesaria para lograr una equivalencia en cuanto al retardo en milisegundos entre dos señales. Esta curva de Haas se utiliza en acústica, entre otras cosas, para mantener el estéreo en recintos.

[***] Digital Dolby, o AC-3, es la versión más común que contiene hasta un total de 6 canales de sonido, con 5 canales de ancho de banda completa de 20 Hz - 20 kHz para los altavoces de rango-normal (frente derecho, centro, frente izquierdo, parte posterior derecha y parte posterior izquierda) y un canal de salida exclusivo para los sonidos de baja frecuencia conocida como Low Frequency Effect, o subwoofer. El formato Dolby de Digital apoya usos Mono y Stereo también. El AC-3 es uno de los formatos denominados de compresión perceptual. Lo que hacen, básicamente, es eliminar todas las partes del sonido original, codificado analógicamente, que no pueda ser percibido por el oído humano. De ésta forma, se logra que la misma información sea de menor tamaño y por lo tanto ocupe mucho menos espacio físico.

Etiquetas: ,

Squit, Bobby & Pesto*

El hecho que la cartelera de cine esté últimamente llena de películas especta-anales, no quiere decir que debamos hacer la misma vaina con nuestra filmoteca ¿verdad? Por lo tanto, mientras esperamos por las películas en cartelera que sean merecedoras de nuestra pega, seguimos añadiendo plásticos de calidad a nuestra filmoteca. Y cuando nos referimos a plásticos de calidad ya saben que hablamos del Blu-ray Disc (BD) mequetrefes, porque como saben aquí en Rural Tex el DVD fue declarado como el formato "para cachifas y vigilantes."

Como nos conocen bien saben que tenemos un cierto fetiche por los films de mafia, no en balde los reseñamos con entusiasmo. Como en esta oportunidad cuando nos llega la joya inmortal de este género de la mano del Director italo-americano Martin Scorsese: GoodFellas. Considerado como el mejor film de mafia después de The Godfather, de su realeza cinematográfica Francis Ford Coppola. Aunque no lo discuto, soy de los que sostiene que Casino, la otra joya de Scorsese, es mucho más densa, dinámica y compleja en cuanto a la recreación de hechos verídicos de los días dorados de la mafia italo-americana. De hecho, aunque no tienen relación una con la otra, Casino complementa a GoodFellas haciendo un dueto épico de films de mafia que sólo es superado por la Trilogía de Puzo/Coppola.

Basado en la vida de Henry Hill y su "paseo por la mafia" desde temprana edad, Scorsese sólo aprovecha sus 145 minutos para darnos una clase magistral de dirección (como también de escritor a co-escribir el guión). Pero lo más icónico sin duda es la química increíble entre Robert De Niro y Joe Pesci (este último merecedor del premio de la Academia por actor de reparto de ese año) como los "wise guys" de lujo que tuvieron que repetir en Casino, también de Scorsese, aunque en roles distintos. Pero no podemos desestimar al lujosísimo reparto, con Ray Liotta complementando el trío central del film (que fueron parodiados en Animaniacs como "The GoodFeathers"); y una docena de actores que, entre desconocidos (para entonces) y conocidos (como Paul Sorvino), lograron una convincente atmósfera que pocos han recreado en el género... sólo Scorsese. Una nota especial, es que medio reparto -desconocido- de este film conformarían una década después a todos los personajes principales de The Sopranos (salvo James Gandolfini), entre ellos la siempre atractiva narizona de Lorraine Bracco.

Para los que tuvieron la dolorosa decepción de experimentar el horrendo DVD de este maravilloso film (repartido en Lado A y Lado B, sí, empecé con el DVD desde el día cero), encontrarán en el nuevo transfer a HD en formato Blu-ray una luz celestial después de la tormenta. Aunque dista mucho de ser un BD referencial, es suficiente sabiendo que tiene buen contraste, buen color y presenta una imagen limpia y apenas suficiente para pasar por alta definición. Algo suave en la resolución y con escenas de negativos sucios o dañados que claman por una restauración digital. Sin embargo, no se compara con BDs referenciales de otros films viejos de mafia como Donnie Brasco, pero al menos se ve ligeramente mejor que el mejor transfer a DVD. El sonido es una decepción, aunque los films de Scorsese no son efectistas, presentan un carácter musical fuerte de la época que recrean. Dicho esto olvídense de una pista sin comprimir (MPCM, Dolby True HD o DTS HD Master Audio), porque no hay otra cosa que una pista Dolby Digital al igual que cualquier DVD. No obstante suena bien, los diálogos son inteligibles con bajo ruido pero fuerte presencia frontal (¿surrounds?) y dinámica pobre. Qué forma de engalanar mi colección de films de mafia que con esta maravilla para la historia y los libros.

Altamente recomendable.

"I'm funny what? like I'm a clown? I amuse you? what's so fuckin' funny about me!?"

–Jose Pesci como Tommy DeVito

Film: Sir William McKay (★★★★★★)
Video: Pasta (★★★☆☆)
Extras: Mancao (★★☆☆☆)
Audio: Mancao (★★☆☆☆)


[BD: 1991. 145 min. 1-Disco. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 1.85:1, Inglés Dolby Digital 5.1; Subt: Eng/Fra/Esp/Ita]



______________
Sir Barton

[*] Goodfeathers

Etiquetas: ,

República Metallica #40: Obamatic for the People



Radio Free Caracas
No nos podemos quejar mequetrefes infelices, porque este -sin duda- ha sido un buen año para los conciertos (en especial para moi que he asistido a casi todos). Tampoco nos podemos quejar porque ni Olga Tañón ha venido a aterrorizarnos la vida; aparte que el año no termina aún y siguen los buenos pronósticos para un cierre de lujo con "La Lauper" en el Aula Magna de la UCV. Pero mientras tanto, en otra Universidad, se llevó a cabo el Caracas Pop Festival con toda tranquilidad y sin que Evenpro meta la pata como siempre lo hace. Con dos días y cuatro excelentes bandas que engalanaron a un público multigeneración que se portó a la misma altura. Así debe ser siempre. Mi hermana fue al primer día donde se presentaron Maroon 5 y Duran Duran dejando satisfechos a todos. No me quise aventurar a ir a los dos días porque el brazo biónico no está para llevar pela y lluvia para llegar a la casa aromatizado a birra y tronchos (el nuevo modelo quizás venga listo para esas demandas). Así que pasé de largo el primer día para concentrarme en el segundo donde se presentara una de las mejores bandas de folk-Rock de todos los tiempos y favorita de la casa: R.E.M.

New Adventures in U.S.B.
Nunca había ido a un concierto por esos lares de la Universidad Simón Bolívar así que andaba como un turista cualquiera. La entrada fue sin cola, para mi que llegué cerrando los teloneros, buscando algo para el saco porque los sedantes para el dolor de la muñeca me tenían en WARP 5 detrás del Enterprise (bueno, yo les llamo "sedantes" y dejémoslo así ¿ok?). Domino's salvo la patria con una pizza criminal de jamón recién horneada. Armado con agua mineral me preparé para Er Chou (recuerden que ya no tomo curda en los conciertos, lo recomiendo). Acompañado de mi hermanita y el pana Ray teníamos armado el friendly-mosh-pit porque tristemente ningún otro pana de la cofradía pudo venir... Triste, en especial por Spiff que es alto-fan de R.E.M. ¿Los demás? bueno, ustedes saben, el Basura entrando en la tercera edad no sale ni a la licorería que tiene en planta baja, el Kaiser no va si los artistas no echan sangre por la garganta, el Morcilla no va si no está el puesto de Defensa Civil para sus desmayos etílicos y el Cerdillo en su onda adulto contemporáneo prefirió comprar la entrada para Elton John. Repito, es triste.



Around the field
Tengo que admitir y aplaudir a la banda Travis a pesar de no ser seguidor de su trayectoria porque se esmeraron en dar la talla. Con un performance lleno de energía y un vocalista con dotes de comediante que se supo ganar el afecto de todo el público con su ánimo, buen humor y un gracioso acento escocés como no había oído desde Trainspotting. No soy seguidor de bandas soft-crooner-acustic Rock como James, Semisonic y los propios Travis, pero después de haberlos escuchado en vivo por casi dos horas puedo decir que merecen una segunda atención. Saludos al pana de Evenpro quien me dejó pasar backstage a Nine Inch Nails que se acercó a saludar al reconocerme (realmente me quería quitar un pedazo de pizza pero para su tristeza la caja ya estaba vacía por cortesía de mi hermana y su servidor... de nuevo, es triste... por él). El concierto de R.E.M fue distinto a lo que esperaba... estuvo a la altura, excelente en ejecución, conexión con el público, duración, sonido, peeeeero, el repertorio no fue de mi completo agrado ya que dejaron por fuera muchas piezas claves que hubiera querido escuchar en lugar de las tantas de su nuevo disco que ni tengo ni he escuchado (aunque Ray lo cargaba en su iPod Touch, ya era tarde para samplearlo y cojerle cariño).

Out of Tunes
En el setlist de la noche hubo fuerte concentración de temas de su nuevo disco, que a decir verdad sonaban intensas y rítmicas a lo Monster, cosa que me dejó con ganas de comprar el CD. Pero para compensar, hubo un equivalente, para mi satisfacción, de temas clásicos de su era indie en I.R.S. Records como (Don't Go Back To) Rockville, The One I Love, Orange Crush, It's The End Of The World As We Know It (And I Feel Fine), Bad Day, etc. (hey! ¿y Stand?). Por supuesto no faltaron temas de obligatoria presencia como What's The Frequency, Kenneth?, Losing My Religion, Imitation Of Life, Man On The Moon, Drive y Everybody Hurts, pero faltaron otras como "Nightswimming, Strange Currencies, Bang And Blame, I Took Your Name, Bittersweet Me, Daysleeper" y la favorita de Stipe -confesa- y que está en todos los DVDs en vivo que tengo: "Country Feedback". En su lugar estuvieron un set de piezas que normalmente no son recurrentes en su repertorio, buenas todas, sí, pero no son las emblemáticas que hacen de sus shows los sets inolvidables como aparecen en los DVDs... de nuevo, es triste.



Al menos Michael Stipe hizo inolvidable su fuerte presencia en escena con constantes bajadas del escenario para encontrarse directamente con el público ("enfluzao" para sorpresa de mi hermana que dice que siempre está como un mamarracho). Hablando hasta de lo personal casi que después de cada canción, expresando su alegría por la victoria de Obama al despellejar a todos los gobiernos anteriores de su país (el tema político es inevitable en estos días por lo visto), afirmando que siguen siendo los mismos humildes músicos de Atenas Georgia y sobre todo muy contentos e impresionados de tocar aquí. En especial por la efusiva participación de Mike Mills al intentar, intentar, hablar en español a cada rato "Quieren eschuarnos más?" Lástima que no se sintió lo mismo de parte de Peter Buck, a quien notamos casi inmutable toda la noche aunque perfecto en ejecución como siempre; al igual que a Mills en el bajo y los teclados y obviamente a Stipe demostrando que tiene su voz igualita y mejor que nunca.

___________
Bartholomeus

Etiquetas: ,



Se cumple el sueño de todo metalero que se respete en Venezuela: después de haber visto a Metallica, Slayer y Megadeth, ahora viene el que faltaba de los cuatro grandes del thrash...

En una movida que veníamos preparando desde hace un tiempo –en mi condición de consigliere de nuestros buenos amigos de Emporio Group–, a partir de este momento podemos confirmarles de manera exclusiva una de las noticias más importantes de la historia reciente del metal en Venezuela: ¡VIENE ANTHRAX!

¡Así es! El que faltaba, el último de los cuatro grandes del thrash ha confirmado su venida a Venezuela el próximo jueves 26 de febrero de 2009 en el Poliedro de Caracas (locación por confirmar). Después de la positiva experiencia de Emporio con el concierto de Mago de Oz el pasado 10 de abril, así como el incremento de conciertos de rock en los últimos tiempos, estos panas –reconocidos por sus shows de música pop y latina– decidieron apostar una vez más por el heavy metal con unos de los pesos pesados del género. Todavía hay algunos detalles que afinar, pero la expectativa de la compañía es que el precio de la entrada sea bastante razonable, cercano al nivel de la de Carcass, lo cual es una muy buena noticia.

Anthrax surgió en Nueva York a principios de los años ochenta, de la mano de los guitarristas Scott Ian (pronunciado “ían”, por favor, no “áian”) y Danny Lilker como respuesta de la Costa Este estadounidense a la movida thrashera que estaba prendiendo gente como Metallica, Slayer y Exodus en California. Desde sus inicios y hasta hoy la banda se ha caracterizado, entre otras cosas, por ser un poco más ecléctica y atrevida que sus contrapartes en la experimentación musical. Sin renunciar nunca al thrash bien enraizado en la NWOBHM, los panas desde el principio dejaron sentir su origen neoyorquino a través de la inclusión de elementos del hardcore en su música, y después serían unos de los pioneros en combinar metal con hip-hop –pero de una manera natural, nada que ver con los esperpentos innombrables de los noventa–. Asimismo, siempre tuvieron como atributo un enfoque vocal más melodioso y virtuoso, así como una imagen un poco más ligera que las de sus congéneres malencarados y vestidos de negro.

Después de probar con varios músicos, finalmente la banda sacó su primer disco, Fistful of Metal, en 1984, con Dan Spitz en la guitarra líder (mientras que Lilker se pasó para bajista), Charlie Benante en la batería y Neil Turbin en la voz. Sin embargo, sería con legada de Frank Bello en sustitución de Lilker y de Joey Belladona como cantante, cuando realmente se completaría la verdadera formación clásica del grupo, que llegaría a publicar cuatro discos entre 1985 y 1990, dos de los cuales son considerados absolutos clásicos no sólo del thrash sino del metal en general: Among The Living (1987) y Persistence of Time (1990).



En 1992 se fue Belladona, para ser remplazado por John Bush de Armored Saint, lo que –junto con circunstancias como el estado de la música a partir de ese momento, con la llegada del grunge y la “muerte” del metal, así como algunos peos con disqueras grandes que, como cosa rara, no supieron como manejarlos– representó un relativo giro estilístico del grupo, en una experimentación por encontrar una nueva identidad. Así publicaron varios discos que, si bien no se sintieron a la altura de los clásicos, tampoco fueron mal recibidos –salvo por los infaltables talibanes entre sus seguidores–. En 2002, con la salida de Spitz y la llegada del relativamente desconocido Rob Caggiano como su sustituto, los panas por fin consiguieron su ritmo otra vez y en 2003 sacaron We’ve Come for You All –producido por Caggiano–, sin duda alguna un palo de disco y reconocido por los fans y la crítica como un regreso triunfal.

Sin embargo, en 2005, en una movida no del todo explicada hasta hoy en día, la banda inventó una reunión del line-up clásico que, aunque generó una exitosa gira, un disco de compilación y un decente DVD en vivo, al final no terminó bien y resultó con el retiro nuevamente de Belladona y Spitz. Caggiano al final volvió a la banda en 2007, pero Bush, que no quedó muy contento con la forma en que se manejó el tema, no quiso volver, por lo cual los panas se buscaron a otro “desconocido” como nuevo cantante, Dan Nelson, quien además, por ser más joven, una vez más trae nueva energía a la banda.

Anthrax entraron en el estudio el pasado 4 de noviembre para grabar su décimo álbum, tentativamente titulado Worship Music, que saldría hacia mayo de 2009. El disco será producido nuevamente por Caggiano (quien también ha producido a gente como Cradle of Filth, Dry Kill Logic, Ill Niño y Bleeding Through, entre otros) y mezclado por nada menos que Joe Barresi quien, además de haber sido el ingeniero de sonido del Rural Tex Best Album of the Decade™, 10,000 Days de Tool, ha trabajado con Queens of the Stone Age, Kyuss, The Melvins, Enslaved, Clutch y Satyricon, por solo mencionar algunos.

Así que ya saben, a partir de este momento declaramos a la Rural Tex como el blog oficial de la visita de Anthrax a Venezuela. En próximas entregas profundizaremos en la historia de la banda, su discografía, sus particularidades y su contribución a la escena musical moderna. ¡La epidemia de Anthrax llegó a la República Metallica y desde aquí seguiremos Spreading the Disease!



___________
Keyser "Randall Flagg" Soze

Etiquetas:

República Metallica #38: Coitus Interruptus



1. The foreplay (los preliminares)
Hace poco más de un año reflexionábamos en esta columna acerca de la reunión de una de las bandas más importantes del metal de todos los tiempos, Carcass. Poco nos imaginábamos en ese momento que tan solo 381 días después estaríamos viendo en vivo, en carne y hueso, a Jeff Walker (voz y bajo), Bill Steer (guitarra), Michael Amott (guitarra) y Daniel Erlandsson (batería).

Una experiencia totalmente increíble, alucinante e inesperada, sobre todo para quienes nunca tuvimos oportunidad de verlos en sus tiempos. Una noche de domingo cualquiera, en un lugar particularmente feo (ese boulevard Amador Bendayan es realmente horrendo, y toda esa zona en general, oscura, solitaria y peligrosa. Pero es que con ese nombre, es digno de ser el boulevard de la Galería del Terror™). En pocas palabras, el escenario perfecto para un concierto de metal extremo, suceso aún más surrealista por el hecho de que el sitio está flanqueado en el extremo opuesto por la gran mezquita de Caracas y el templo de la Iglesia Maronita. Se podrán imaginar la cara de los fieles de ambas denominaciones al ver su espacio natural invadido por hordas de carajos vestidos de negro y con caras de pocos amigos. Qué contraste, sobre todo con los musulmanes que llegaban en camionetotas último modelo tocados con turbantes y con barbas que pondrían en vergüenza a Scott Ian y Kerry King.



2. La cabecita nada más
Después de la inevitable cola y los retrasos clásicos de nuestra república bolivariana socialista, por supuesto pasada por agua, por fin comenzamos a entrar al recinto pasadas las 7:00 pm (cuando el concierto estaba anunciado para las 6:00). El sitio es un estacionamiento puro y simple, tenía apenas unas mesitas con birras, “frescos” y chucherías –puntos a favor por haber incluido a Domino’s Pizza que, aunque tenía el slice a 7 bolos, siempre será preferible a los pastelitos horrendos enchumbados en grasa de tres meses y a los asquerositos de dudosa procedencia–, y otro puesto con disquitos y franelitas de las bandas participantes, excepto Carcass, pues la última remesa de las franelas oficiales llegó con errores de impresión.

Para no alargar mucho la vaina, digamos que los dos teloneros, SerpentChrist y los veteranos de Krueger, me dejaron gratamente sorprendido, los primeros con un brutal death decente, bien acoplado y con buena técnica (destaca el guitarra líder, con solos altamente influenciados por Morbid Angel), y los segundos con su show sadomaso previo (con varias strippers que, sin ser nada del otro mundo, realmente le dieron un toque diferente e inesperado a su presentación). El sonido de ambos estuvo bueno, y de hecho Krueger sonaron muchísimo mejor de lo que los recordaba.



3. The main course (el plato principal)
Ya casi a las 10:00 de la noche, y luego del anuncio de “Lo prometido es deuda: ¡Carcass!” por parte del organizador, por fin se cumplió el sueño de las cerca de mil almas que nos encontrábamos reunidas allí ese día. Una de las intros clásicas de la banda dio paso a los primeros acordes de “Inpropagation”. Después de ahí, no tiene mucho sentido dar detalles del concierto canción por canción, porque no hay manera de transmitir por esta vía lo que esos panas hacen en el escenario. Digamos que varios panas que fueron conmigo, que no conocían nada de Carcass y no son particularmente fans del death metal, terminaron brincando y tripeando como locos, porque ese es uno de los atributos de su música, que logra ser poderosamente melódica y rítmica a pesar de lo agresiva que es. Todo el mundo a mi alrededor estaba tripeando al cien por ciento, cero quejas, cero caras aburridas o cansadas, todo era puro entusiasmo que, como siempre, no tardó en colarse hasta el escenario. A poco empezar el concierto ya Walker anunciaba, “Tocamos anoche en Colombia, ¡y aquí es más divertido!”. De hecho, Steer y Amott, que al principio parecieron un poco escépticos, a los pocos minutos se veían de lo más animados y sonrientes.

El sonido estuvo en general muy bueno, aunque empezó con las guitarras un poco bajas en la mezcla, pero no tardaron mucho en corregirlo. La voz sí estuvo baja durante todo el concierto. La batería, por su parte, sonaba excelsa, totalmente clara, punzante y profunda, con los platillos bien claros, definidos y sin distorsión. Por cierto que Erlandsson, a quien ya habíamos visto en vivo (en DVD) con su banda Arch Enemy, fue el héroe “silencioso” de la noche, pues el tipo es una fucking maquina detrás de los tambores, demasiado agresivo y preciso, copiando a la perfección los ritmos originalmente creados por Owen sin alterarlos.



Asimismo, Amott, que es uno de mis dioses particulares, no decepcionó, pero quien debo admitir que me sorprendió fue Steer, con quien tenía cierta bronca por haber dejado de tocar metal para dedicarse al rock de Firebird. Pero no, aquí el pana dejó claro que es uno de los padres del metal extremo, pues tocaba los agresivísimos riffs de su propia invención como si no hubiera pasado 12 años alejado del metal. O, mejor dicho, tanto él como sus compañeros demostraron claramente que hoy en día son músicos mucho más completos y hábiles que en aquellos días, pues lejos quedó aquel sabor casi amateur de los días del Gods of Grind Tour –grabado para la posteridad en el DVD Wake Up and Smell the Carcass–. La banda que se presentó esa noche, por el contrario, estuvo a la altura –y más– del valor legendario que tiene no sólo para el metal extremo sino para el rock en general. De hecho, más allá del innegable atractivo que siempre tendrá para el rockero de corazón el espíritu underground que se respiraba esa noche, no pude evitar lamentar que Carcass nunca hubieran llegado más lejos en términos de reconocimiento global, pues, sin temor a equivocarme, me atrevería a decir que su contribución es equivalente a la de Black Sabbath, Iron Maiden o Metallica. Esos panas deberían estar llenando estadios en todo el mundo y vendiendo millones de discos. Pero al final eso no es importante. Lo importante fue que esa noche, quienes tuvimos la fortuna de estar allí, disfrutamos de un momento quizás irrepetible. Peeeeero...

4. ¡Échamelo afuera!
En el setlist de la noche no faltaron los clásicos esperados por todos, como “Buried Dreams”, “Corporal Jigsore Quandary”, “This Mortal Coil”, “Edge of Darkness” (estas dos últimas dedicadas a los templos adyacentes), “Incarnated Solvent Abuse”, “Carnal Forge”, “Reek of Putrefaction” (¡durante la cual se armaron unas ollas del coño de la madre!) y, por supuesto, “No Love Lost” y “Heartworks” (con su ya acostumbrada intro de “Ruptured”).

Lamentablemente, como seguro la mayoría de los lectores de esta columna sabe, el concierto fue interrumpido por órdenes de la policía a poco más de las 11:00 de la noche, cuando a los panas todavía le quedaban por tocar unos cinco temas más. Aunque los organizadores no han dado un motivo oficial, la razón aparente fue que los infaltables arroceros y muertos de hambre de turno (que no tuvieron para pagar los 150 bolos que costó la entrada en primera preventa, pero sí tenían real para comprar curda, cigarros, ganya, perico y piedra) se pusieron a formar peo en la entrada y la policía se arrechó. Pero a pesar de la interrupción, el toque fue una experiencia absolutamente especial. Y a lo que dijo Walker para cerrar el concierto, “Fuck the cops!”, habría que agregar también “Fuck los hijos de puta muertos de hambre que siempre joden la vaina con su pensamiento comunistoide-resentido tercer mundista de que hay que dejarlos entrar porque sí”.

___________
The Forensic Keyser (back from the dead)

Etiquetas: ,

Mequetrefes, este post fue escrito con una mano para que vean que nos esforzamos por ustedes (¡cof! eso sonó como a mucha gente). Así que no esperen muchos posts durante los días próximos, a menos que los "bate quebraos" de los demás mequetrefes se dignen a hacerlo, porque, al igual que el Coronel Steve Austin, sufrí un accidente regresando de mi "orbita geoestacionaria" y me tuvieron que reconstruir... tranquilos, sólo fue el brazo izquierdo, el cual debió ser reemplazado con un implante biónico que me acredita como "The Six Million Dollar Man" (o de "The 4.99$ Dude" después de la caída de la bolsa de Wall Street). Afortunadamente para las lobas, al que llaman "El Venoso" y sus fieles compañeros reparte pingazos, "Los Fantásticos Gemelos Sharpei", salieron ilesos del estrepitoso accidente a mi re-entrada a la Tierra... pero igual meten radiación nuclear sin ser implantes biónicos por si se lo preguntan.

En serio, ahora soy como Lee Mayors, "El Hombre Nuclear" gracias a mi super (in)útil brazo biónico de la M.A.S.A., pero de la masa'e yeso que me pusieron después de la torta que me metí en el brazo izquierdo, y no precisamente el brazo gitano de "tres leches" que le encanta al orangután guayanés del Zeitan por el orto*. El asunto -en verdad- fue que me metí un pingazo, me fracturé la muñeca izquierda y me la tuvieron que enyesar. Que ahora parece como si tuviera un brazo cibernético como el Col. Austin, aunque el de él es biomecánico de titanio y el mío es bendajepiédrico de yeso. Pero cuando les decía que estaba en órbita como estuvo Austin -antes del bollo a Mach 2 contra el piso- no les mentía, ustedes saben, Jack Daniels con Anfetaminas pone en órbita elíptica a cualquiera al rededor de Ganímedes. Pruébenlo, es Apollo 13 en IMAX.

Pero el peo no fue nada mas el coñazo y el inevitable dolor, que es mas arrecho que llevarse el labio superior a la nuca por encima de la cabeza. Un dolor como el coñuelamadre. No primo, mas arrecho fue mi pasaje en la clínica el día de ayer -por cortesía de Rod Sterling. Verga mamapipes, me dolía tanto que las enfermeras me inyectaron desde analgésicos hasta cera Cruz Verde mientras llegaba la traumatólogo de turno (no se den tortazos a tres tablas un Domingo, ni los veterinarios atienden a perros como uno ese día). Resulta que la -atractiva- Doctora estaba operando un choque entre motorizados, pero nada de implantes biónicos para los Tukis porque -a pesar que "Jalowin" fue el viernes pasado- la galena se metió a pabellón disfrazada de Jason Voorhees** con sierra a gasolina y hacha. Que a decir verdad salieron barato para como llegaron, que parecía el resultado de una pelea entre Rocky Balboa y Kid Caraota.

Coño pero mientras tanto me tuve que calar el dolor, enfermeras lujuriosas, niños llorones y la mezcla de medicamentos, que por cierto me dejó en un estado de Lucy In The Sky With Diamonds como para componer 20 discos mas arrechos que el St. Pepper. A todos los carajitos llorones de Caracas les dio por tener fiebre, asma, diarrea y vómito ese mismo día. Que por todo lloraban a todo gañote, uno mas duro que el otro, como en un duelo de tenores. Como duelo fue el que tenían tres enfermeras contándose sus aventuras putísticas, que iban desde el queso por chat hasta el enema del "sin hueso" por donde el sol no les da. Estaba sedado, no sordo. Con la muñeca tan hinchada como un jamón serrano que casi lo rebanan de pasa palos en su tertulia erótica; total, alcohol etílico hay a patadas en el botiquín de primeros auxilios (aunque el isopropílico también se deja colar con un pelo de Gaytorade, no lo digo por experiencia, mosca). Al final -y 5 horas después- sale la Doctora, mira la radiografía, me dice "piazo'e coñazo El Mío" y manda a buscar los implementos para el yeso más otra inyección para que no me enratone. Me fui a mi casa más entonao que un "Steinway & Sons de cola y un Lamborghini de agencia".

Las lecciones que la vida te da para que aprecies lo precioso e invaluable que es tener tus dos manos sanas y funcionales. Ustedes dirán "bueno mequetrefe, ni que la paja requiriera de las dos como batear", cierto, pero no todo en la vida es castigar al mono y limpiarse la pepa'er chocho. De pana, me siento como "El Hombre Nuclear" que hacía todo con la derecha porque su brazo izquierdo no era el aventajado biónico. Llevo un día haciendo todo con la derecha, convirtiendo en un reto todas aquellas actividades que subestimamos inconscientemente a diario: como amarrarse los zapatos, cortar el bistec, bañarse (aunque puedo aplicar el estilo europeo mientras me quitan el yeso), conducir, servirse una bebida, lavarse una mano y ponerse desodorante (repito, me gusta la idea de pasar estos días a lo zapatero gallego para evitarme un reto o dos). Lo que mas me duele, es que tampoco puedo jugar PlayStation, aunque con una mano estoy al nivel del Cerdillo para darle cancha, es que hasta jugando con el TV apagado lo dejo de cama.

Hasta que me recupere (cuenten los días que nadie postea si no lo hago yo).

Bienfor.

_____________________
Col. Bart Austin "The Six Million Dollar Man"

[*] "¿por qué esa reciente fijación con el simio sur-oriental (Zeitan)?" se preguntarán ustedes mis fieles ruraltejanos, pues porque acaba de ser nombrado nuestro nuevo "amigo especial" ...sorry Ricky.

[**] Friday the 13th.

Etiquetas:

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex