<body>

Rural Tex es un estúpido portal web de reseñas y noticias sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

Open my files please HAL...

It can only be attributable to human error
Mucha gente no sabe la importancia del respaldo de los datos digitales, creen que los discos duros tienen duración indefinida y pasan la prueba amarga cuando el desastre les toca la puerta. Una cosa si es segura, cuando muere el disco duro, tus datos se fueron pa'l puta y no volverán. Al menos que hayas tenido el hábito de hacer respaldo periódico en un medio alterno e independiente de almacenamiento confiable.

Good evening Bart, your files are running smoothly...
Hoy día nuestros archivos son mas grandes, las fotos, los videos y la cantidad de porn... ¡cof! ¡cof! digo, de documentos importantes nos encogen los discos duros como la inflación nos encoge los sueldos. Cuesta creer que hace mas de 20 años usaba una Macintosh 512K que le bastaba un disquete de 800KB para operar productivamente. Que contenía el sistema operativo, la aplicación y los archivos correspondientes, todo dentro del mismo entorno gráfico aunque más simplificado y menos adornado (pimped?) que el actual Mac OS.

Do you mind if I ask you a personal question?
¿Qué ha pasado con aquellos eficientes programadores que podían hacer tan maravillosas proezas con tan poco espacio y sin caer en la tentación de abultar el código con parafernalias innecesarias? Hoy en día entendemos que hay necesidades que entonces no era posible, como bibliotecas enteras de música, fotografía a resoluciones inmensas y video para manipular. Pero cuando usaste al primer Word y al primer Page Maker (mucho antes que se pensara en el CD-ROM), te preguntas qué tanta basura necesita el Office 2008 y el Adobe InDesign CS3 para saturar cientos de MegaBytes en un disco óptico y terminar haciendo la misma vaina que las primeras versiones.

My formatting is going... I can feel it
Bueno, en fin, espacio es lo que necesitamos. Si consideramos que en la actualidad los discos duros se abaratan en medida que aumentan exponencialmente de tamaño, no tiene caso darse mala vida por cuanta data acumulamos y simplemente comprar uno más grande. En ese aspecto le dije adiós a mi viejo disco duro externo a quien cariñosamente llamaba "El Transportador", de linaje marca "El Traidor" por su origen genérico, que me proporcionó años de servicio y sólido performance. Pero como dije al comienzo, nuestra hambre por más espacio parece no encontrar saciedad, por lo tanto los 250GB que tenía mi viejo disco no me dieron abasto y requería de un upgrade urgente. A pesar de la naturaleza expandible que el viejo cajetín genérico me brindaba, no pude pasar de los 250GB que tenía porque sólo acepta discos IDE (o Paralel ATA). Les explico, siendo una tecnología saliente como estándar para los discos duros comerciales, me resultó muy difícil conseguir discos IDE de 500GB o más. Especialmente sabiendo que en la actualidad el estándar de la industria son los discos SATA (o Serial ATA), que gozan de una conexión más simple y velocidades más altas que los obsoletos discos IDE. Por lo tanto me sentí obligado a reemplazarlo por uno acorde a las opciones del cambiante mercado de la computación y la variedad de interfaces que hay en una Mac contemporánea como la G5, Mac mini, iMac, etc.

To FireWire and Beyond
El disco duro externo LaCie d2 Quadra de 500GB luce más como un prop sacado del film 2001: A Space Odyssey que un típico periférico de computadoras. Es que su limpio y minimalista aspecto industrial, con un sobrio acabado de aluminio matte, le da un aspecto tan estéril como elegante que hace juego con cualquier Macintosh de data reciente (por la tendencia uniforme de sus acabados de aluminio ionizado). Es más, su esférico botón que sobresale en la parte de arriba se nos parece a un H.A.L. 9000 pero después de darse un paseo "to LSD and beyond", en principio por su predominante luz azulada (que no se puede apagar, pero se puede programar para que ejecute rutinas de back-up o cargue una aplicación)... razón por la cual -como hago con todo disco interno o externo- lo he bautizado con el nombre de "HAL 9 BsF." (por la reconversión).

I know you were planning to disconnect me, but I'm afraid I have Quadruple interface
El LaCie d2 Quadra es el más pequeño de la serie Premium de LaCie, que van desde el tamaño de la muestra hasta los 2TB pero siempre bajo la filosofía de la serie "Quadra". Que significa "cuatro" que no es otra cosa que el número de interfaces de conectividad que tiene para garantizar una flexibilidad compatible con cualquier configuración. Es decir, no sólo tiene el tradicional USB 2.0 y el FireWire 400 -que también tenía mi viejo disco externo- sino que también posee los ultra-veloces FireWire 800 (x2 que permite encadenarlo con otro para configuraciones RAID) y el nuevo eSATA (o External Serial ATA), pero no tiene puerto Ethernet. Lo sorprendente de todo esto es que LaCie ¡incluye un cable de cada tipo en la caja del equipo! ¿saben lo difícil que es conseguir un cable FireWire, más aún un FW 800? ¡Bravo! Un transformador de corriente y una base de aluminio para sostenerlo verticalmente completa el paquete físico. Pero aparte incluye un combo de software de respaldo como bono. Detalles en el apéndice (el cuadrito azul de abajo mequetrefes).

Everything is going extremely well
Su performance es extremadamente sobresaliente. De nuevo el FireWire fue mi puerto de preferencia pero en este caso el FW 800 (IEEE 1394b) que duplica el ancho de banda del clásico FW 400 (IEEE 1394a). En mi apreciación subjetiva el LaCie d2 Quadra por FW 800 se percibe mucho más rápido que mi disco externo anterior por FW 400. Pero para hacerlo oficial utilicé Xbench de Spiny Software (http://www.xbench.com/) para medirlos objetivamente y confirmar mis impresiones. Como podrán ver -en el cuadro de abajo- los números confirman el incremento radical en velocidad que se siente en uso real. Prácticamente duplica la velocidad en casi todas las circunstancias, no sólo se debe en parte porque el SATA es más veloz que el IDE en teoría, sino que el protocolo FireWire 800 permite el doble del ancho de banda del FireWire 400. Esto coloca al LaCie d2 Quadra como un disco ideal para hacer "scratch disk" en Final Cut Pro y no sólo para transporte y almacenamiento de datos.

chart.gif
Los números arrojados por Xbench están en MegaBytes por segundo (MB/s). ¿USB 2.0? ¡Ja ja ja ja ja!

Si hablamos de usarlo como scratch disk, tomemos en cuenta que la temperatura del disco aumenta. Aquí entra en juego la caja de aluminio ondulado que permite 60% más de eficiencia al disipar el calor. El disco siempre está entre tibio y frío, en contraste con el viejo disco que, a pesar de tener un cajetín de aluminio, siempre está entre tibio y encendido como grill de hamburguesas. Revisando al disco LaCie uno encuentra una rejilla de ventilación que debe hacer su trabajo porque el otro disco es sellado sin ventilación alguna. No crean que el LaCie hace trampa, no tiene ventilador y su operación es virtualmente silente. Y si se preocupan por dejar el disco encendido cada vez que cierran sesión y apagan la máquina, les complacerá saber que el LaCie d2 Quadra tiene un selector de On - Auto - Off que te permite encenderlo y apagarlo manualmente o dejarlo en automático donde el disco se apaga y enciende en sincronía con tu Mac.

This Macintosh is too important for me to allow you to jeopardize it
Pero ustedes se preguntarán "mamapipe, ¿no te acabas de comprar un Time Capsule de Apple que ya tiene un disco duro de 500GB incorporado?", pues sí mequetrefes, es cierto. Lo que no han captado es que el Time Capsule lo obtuve para un fin determinado y solucionar un problema específico. En primer lugar lo compré para que sirviera de Router Wi-Fi en casa (que al parecer a mi viejo Router le daba alergia trabajar con Macs). Segundo, su disco interno no está diseñado para funcionar como un disco de trabajo fuerte ni mucho menos para transportar datos como un disco externo; de hecho, no tiene puertos FW ni su puerto USB 2.0 es para ese propósito. Así que nada tiene que ver una cosa con la otra. El disco del Time Capsule es solamente para hacer respaldos automáticos y poco flexibles de múltiples clientes Mac que tengan acceso a él.

En conclusión, todo disco duro muere tarde o temprano, es inevitable. Lo difícil es que dos discos se mueran al mismo tiempo por lo cual es recomendable tener al menos un segundo disco que tenga un respaldo "espejo" de disco principal. Así que, si buscan un disco externo grande, rápido, silencioso, fácil, económico, elegante y expandible (se puede abrir para cambiar el disco, pero no durante la garantía) el LaCie d2 Quadra es mi recomendación más entusiasta y sincera para todos los ruraltejanos que usen Mac o PC.



Pros: Rápido. Compacto. Silencioso. No se calienta. Tiene todas los protocolos de conexión. Expandible. Se puede encadenar para RAID por FireWire. Elegante y sobrio diseño minimalista. Económico por GigaByte.
Cons: Fuente de poder puede ser incómoda al transportar. No se puede apagar la luz azul por software (distrae en ambientes de baja iluminación). No tiene puerto Ethernet.
Veredicto: Willy McKay (★★★★★)

"This post can serve no purpose anymore. Goodbye..." -HAL 9 BsF.


Sir Barton

P.D. Sólo un fan de 2001: A Space Odyssey captó que cada título de cada párrafo es una línea de dialogo de HAL 9000.
Just a moment... Just a moment... LaCie es muy generoso al combinarse con la experimentada casa de Sotware DANTZ al incluir el paquete de respaldo Retrospect para que hagas tus respaldos por más complejos, simples o personalizados que estos sean. Mucho mas flexible y personalizable a cualquier configuración y necesidad que el one-size-fits-all del Time Machine que trae por defecto el Mac OS X de Apple. El software viene tanto para Mac como para PC y viene también en múltiples idiomas. No está por demás decirles que el disco LaCie d2 Quadra también sirve como disco Time Machine, pero para eso esta el Time Capsule, desperdiciar un disco tan veloz para Time Machine como éste es un crimen en mi opinión. El Retrospect se puede combinar, luego de que lo hayas configurado a tus necesidades de respaldo específicas, con el botón azul para que ejecute las rutinas automatizadas de un toque y sin tener que desviarte de tu trabajo. En lo personal le di una mirada justa y me pareció muchísimo más complicado que la simplificación que me brinda el Time Machine, pero si no soportas que el Time Machine haga respaldos a cada hora y deseas tener el control de hasta el más mínimo detalle entonces el Retrospect es para ti. La programación del botón azul se hace desde un preference pane o panel de control (depende si estás en Mac o PC) y ofrece tres opciones: Nada, Retrospect o cualquier aplicación que quieras que se ejecute cuando presiones el botón. -Sir Barton

Etiquetas: ,

Angelina Jolie me puede patear el culo cuando quiera (yo le plancho el flux)



Por años hemos visto a la antes mencionada diabla de turno hacer toda clase de papeles; algunos serios, otros de más acción cual es el caso de la soporífera Lara Croft: Tomb Raider. Pero algo que siempre llamaba la atención era que en todas sus actuaciones previas, por efectos del Photoshop o del maquillaje se le tapaban los tatuajes que forman parte indeleble de su sexual anatomía. Hasta que el director ruso Timur Bekmambetov se dio cuenta de que ese era el gancho para atraer a la audiencia masculina –nosotros incluidos– y decidió mostrarlos, junto con una dosis de patadas, balazos y golpes atestados por ella en la recientemente estrenada Wanted.

Tomando como base la serie de comics del mismo título creada por Mark Millar y J. G. Jones, Wanted adopta elementos ya vistos en la trifecta de The Matrix, pero bajo otro ángulo. Ambas tienen como elemento en común el protagonista que pasa por ser invisible hasta que descubre su objetivo en la vida; lo que las diferencia está en el hecho de que si Neo estaba destinado a ser el salvador de la humanidad, Wesley –protagonizado en forma satisfactoria por James McAvoy– está destinado a convertirse en el mejor asesino del mundo a partir de un acto de venganza contra la muerte de su padre, siendo en este caso reclutado por una organización milenaria llamada The Fraternity. Si en algún momento el crimen fue una organización de tipo empresarial, en esta producción el asesinato a sueldo adopta una trascendencia cuasi mística.



Es este misticismo el que rodea la dirección de Bekmambetov, conocido en estas latitudes por hacer el equivalente ruso de los filmes de Larry y Andy Wachowski, bajo los títulos de Night Watch y Day Watch (se espera pronto que se estrene la tercera y última de estas películas). Wanted viene a ser en esta oportunidad su debut en la cinematografía estadounidense que, al igual que sus producciones rusas, está llena desde el primer cuadro visual de un ritmo trepidante y en constante alza, un poco como si cada acción tratase de superar a la anterior, todo ello mediante la adopción del universo del comic en el que se desafían todas las normas y todas las leyes físicas. Aquí no vale aquello de que las balas viajan en línea recta, pueden hasta volar hacia el espacio y reingresar en la atmósfera; literalmente Newton no tiene nada que buscar, salvo sentarse en la butaca de la sala de cine y gozar como un niño con carritos.

El que el señor Timur llegue a hacer semejantes destrezas directorales viene dado por una edición dinámica, con cortes precisos y rápidos en ocasiones y cámara lenta en otros, amén de una batería de efectos visuales que llenan cada espacio de la pantalla y cada línea argumental del guión firmado por Michael Brandt, Derek Haas y Chris Morgan, que aun cuando puedan verse ideas y situaciones ya mostradas en filmes previos, posee un tono que de inmediato genera empatía en algunos de los personajes. En lo musical Bekmambetov cuenta con las maravillas incidentales de Danny Elfman que sostiene la columna sonora del film, aderezado con una selección de rock industrial exquisita, empezando por Nine Inch Nails como abreboca.



Ya mencionamos un par de líneas atrás la actuación competente de James McAvoy en esta producción que viene a ser su primer film del tipo superproducción. Y el resultado que imprime a su personaje de Wesley es de una incredulidad inicial para devenir en una convicción del papel que debe hacer. En otra producción veraniega tenemos otra vez a Morgan Freeman en el rol del jefe de The Fraternity, Sloan, llevando su papel con gallardía y clase, aun a pesar del tipo de labor que comanda. Thomas Kretschmann se convierte en esta oportunidad en un malazo de primera que lo que provoca es dejarlo sin nariz y sin dientes de lo convincente que es en su papel de pseudo torturador. Un veterano como Terence Stamp viene a servir como elemento conductor en su rol de Pekwarsky, al igual que el novato Gunsmith, interpretado por el rappero Common de forma satisfactoria. Pero la crema de la crema es Fox; es decir, Angie pura lujuria en carne y hueso. Verla en pantalla es olvidarse del que está sentado al lado de uno en la sala de cine o si alguien habla por teléfono, que el aire acondicionado está muy fuerte o que las cotufas están muy saladas o frías, en nuestro deseo de ser dobles de McAvoy en las escenas de besos con ella con la consabida envidia que nos produce.

En definitiva hay que ver Wanted sin esperar a que sea una clase de armamento para novatos o de física newtoniana, aquí se respetan cada una de las leyes de las novelas gráficas que no coinciden precisamente con la realidad. Lo único que sí quisiéramos que sucediese en el mundo real es que Angelina salga de la pantalla para patearnos, darnos una coñaza hasta dejarnos convertidos en carne molida. Aquí te esperamos, Angie.

Film: McKay (★★★★☆)

___________
Spaceman Spiff

Etiquetas: ,

Plásticos Pendientes

De arriba a abajo: Patton, Los Químicos y Gordon Mathew Sumner quienes aumentan mi colección musical.

Bueno mamapaips, con este pequeño lote de plásticos se me acabaron los churupos de CADIVI. Que los rendí tanto y administré tan bien que si me dejan las arcas de la nación siquitrillo sin que me investiguen y de paso freno la crisis económica. No joda ya entiendo cuando la gente dice "no me alcanza para nada" ¿y piches 400$? ¡menos! A decir verdad me quedan 20 pelas, suficientes para jalar el 'Death Magnetic' de Metallica una vez salga el 12 de Septiembre. Lo que hay que hacer por aquí para conseguir música. Ahora, a ver como hago para seguir comprando discos 'especiales' que no traen los distribuidores locales. Aunque no me puedo quejar, siempre se consigue una que otra joya en los anaqueles de los Pepeganga, Traki y El Fortín Records (PPM, Euro Compact y Recordland). Mientras esperamos el cañonazo del 31/12 que trae consigo el borrón y cuenta nueva del mísero cupo (si es que no lo eliminan antes), tengo bastantes plásticos que llegaron durante el año, entre los cuales pellizqué este grupito que no podía dejar de tener, dos títulos nuevos y dos clásicos renovados en 5.1 surround.




Peeping Tom - Peeping Tom
Sin argumentos, Mike Patton es el pana más McKay del planeta, el tipo más cool desde Miles Davis, el Rey de la originalidad, la innovación y por supuesto, del talento crudo y sin huevonadas. De hecho, Patton es tan cool que puede convertir al continente Africano en la próxima Antártica tan sólo con pararse sobre ella. Es que no hay nada que este tipo no haga que no le ronque: ¿Rock? check, ¿Rap? check, ¿Pop? check, ¿DJ? check, ¿Opera? check, coño, si mañana se le ocurre hacer reggaetón, perreo.

Creí saber sobre todos sus proyectos luego de aquellos años dorados como el frontman vocalista de Faith No More: Fanthomas, Mr. Bungle, Tomahawk y Lovage, pero rodé con la rodilla cuando "el reemplazo de Ricky Del Norte" y "Yeti de Guayana", Glam Queen (a.k.a. Zeitan) me pasó este disco por correo hace un año para convertirse en el virus de mi iPod y del repro del carro.

Por lo tanto, como fan y coleccionista de todo lo Patton, me sentí obligado a legalizar esta grabación adquiriendo el respectivo CD, preguntándome por qué coño no lo compré antes. Peeping Tom es un palazo de disco, muy distinto a las loqueras de Fanthomas y los fumes de Mr. Bungle. De hecho, es mucho mas digerible, aproximándose a un nivel más comercial sin ser Faith No More ni nada que se le parezca. Es más, no hay una canción que sea similar a otra en este glorioso despliegue de talento y calidad vocal que sólo Patton puede hacer.

Así como conocí a Peeping Tom por medio de archivos compartidos por e-milio, Patton conoció -y grabó todas las canciones por correo electrónico- a todos los músicos que colaboraron con él para imprimirle una personalidad distinta a cada una de las piezas del álbum.

Los estilos varían desde hard rock, rap, trip-hop, metal, trance, ritmos brasileños e industrial con Patton haciendo de las suyas con su extenso rango vocal. Artistas de la talla de Norah Jones, Bebel Gilberto, Kool Keith, Dan The Automator, Kid Koala, Amon Tobin y Massive Attack, entre otros, engalanan esta colección de piezas de lujo que debe estar en tu colección. El sonido pudiera estar mejor, comprimido a veces, plano, seco y con poca textura considerando la complejidad instrumental y post-producción artificial que predomina en esta hermosa grabación.

Música: Willy McKay (★★★★★)
Sonido: Pasta (★★★☆☆)


[CD - 44 min. 2006. Ipecac Recordings]


Chemical Bros - We R The Nite
Todos tenemos nuestro lado gay, el mío es Madonna y el Techno, al que no le guste que lo diga y lo invito a unos balazos con cancha. Bueno, eso es más serio que Celine Dion y La Lupe ¿verdad Cerdillo? aparte que por ahí conozco a algunos que tienen su rabo de EMO, como a otros que aún tienen su closet de Glam forrado en fórmica de los '80 ¿aquí no hay que decir quién es verdad? Bueno, a mi si me gusta mi psicotroneo criminal que tenga altas dosis de músicos que simples pincha discos. Como Moby, Fatboy Slim, Faithless, Juno Reactor, Underworld, Massive Attack, Propellerheads, Crystal Method, etc. Pero entre todos no hay quien se le pare ni se compare a los hermanos Kalamazoo de la electrónica química: Los Chemical Brothers y se maman un pipe tutilimundi.

Tom Rowlands y Ed Simons han hecho de todo desde su salida pública en los '90. Con cada disco mejor que el anterior es difícil encontrar repetición o patrones predecibles sin que pierdan su estilacho y su marca de agua. Sus dos últimos trabajos estuvieron llenos de experimentación rítmica que acabaron con cualquier prejuicio de que sólo eran maestros del sampling. En esta oportunidad, We Are The Night es una colección de piezas que van desde el heavy trance hasta fungir elementos de jungle, rap, hip-hop, house y hard beat en una amalgama homogénea y agresiva que lleva el estilo europeo a cuestas.

Temas como We Are The Night, Burst Generator y la trimardita Saturate mantienen el pulso dance al máximo que si los pones en el carro vas a 200 Km/h en las curvas y en cola mequetrefes (o al menos así quieres estar). Saturate es la pieza del disco, intensa, llena de adrenalina de alta percusión, con el toque de batería más intenso que abusa de los platillos. All Rights Reversed y Do It Again vocalizan entre samplings y hard beat que, aunque menos intenso que las anteriores, mantienen el álbum en curso. Con Das Spiegel poniendo los ánimos a siete mil que con el sampling rítmico-melódico instrumental pone el LSD sónico en tu cabeza. El álbum cierra con The Pills Won't Help You Now que baja la tensión con una melancólica melodía carente de ritmo que demuestra la sensibilidad musical de los químicos. No es un álbum 100% agresivo como Push The Button, pero balanceado y en mi opinión el mejor de su carrera. Ojalá el sonido fuera bueno.

Música: Willy McKay (★★★★★)
Sonido: Pasta (★★★☆☆)


[CD - 60 min. 2007. EMI Music]



Sting - Nothing Like The Sun
Este es un disco clásico, que ya lo tenía en mi colección, aunque un duplicado en MiniDisc del remaster que tiene el Basura. Hace tiempo que escuché la versión en DTS donde la gente de CM Audio y quedé impresionado; tampoco entiendo por qué tardé tanto en comprarlo sabiendo que tengo decodificador DTS desde hace años.

Ya todos sabemos que es el segundo álbum solista de Sting, que es un clásico, que combina elementos de fusion, jazz y rock y que tiene a Eric Clapton, Branford Marsalis, Manu Caché y Rubén Blades entre su increíble lista de músicos. Pero no todos sabíamos que Sting permitió que se re-mezclara para 5.1 para el catálogo de DTS CDs. Lo curioso es que Sting solamente dejó que se editaran el Nothing Like The Sun, el Ten Summoner's Tales y el Brand New Day.

Para los que no lo saben, el formato DTS Surround no sólo fue hecho para cine y Home Theater. Mucho antes de que saliera el DVD ya se estaban haciendo vulgares CDs con DTS Surround; que sólo requieren de un CD player corriente con salida digital (óptica o coaxial) y de un decodificador DTS con cinco parlantes y un subwoofer. Desde hace mas de una década, la mayoría de los amplificadores de Home Theater tienen un decodificador DTS, incluso muchos componentes todo-en-uno de cine casero tienen uno. De no cumplir con los requisitos, un DTS CD no suena o arroja ruido blanco a +10dB por las cornetas, pudiendo dañarlas si no tienes el debido cuidado.

Nothing Like The Sun en DTS 5.1 es una revelación, una experiencia sin precedentes de inmersión musical. Aunque haciendo comparaciones directas entre la mezcla original en CD Stereo y esta versión en DTS 5.1, encontré diferencias curiosas y características acústicas que no siempre favorecían al DTS CD por encima del CD original. Me explico... mejor no, el experimento arrojó material como para un artículo de "Hablemos de Audio", de pana que me llevé una sorpresa inesperada.

Sólo les adelanto que, experimentando con el CD original, usando el Dolby Pro-Logic II Decoder que genera falso surround, lo encontré más satisfactorio que al DTS CD que tiene verdadero 5.1 canales discretos. Impossible! No hay espacio, pero les prometo que lo habrá en una próxima oportunidad. Aun así, suena arrecho.

Música: Sir William McKay (★★★★★★)
Sonido: Willy McKay (★★★★★)


[DTS CD - 55 min. 1986. A&M Records]


Sting - Ten Summoner's Tales
Este disco fue un álbum poco ambicioso para Sting, aunque para su beneficio resultó su hit más comercial hasta la fecha. Ten Summoner's Tales trajo su vuelta a las carteleras musicales después de un semi retiro por la muerte de su padre. Sin mucha energía y con apenas 10 canciones, Ten Summoner's Tales consigue su lugar por contar con piezas de calidad y un sonido homogéneo.

A diferencia del Nothing Like The Sun y del
The Dream of the Blue Turtles, este álbum no tiene la complejidad de world music que caracterizó a Sting junto a su multiétnica banda afro americana. Atrás quedaron las influencias y sonoridades de jazz y de ritmos africanos que le dieron texturas progresivas a sus trabajos anteriores. El Ten Summoner's Tales se presenta como un álbum pop digerible, de fácil aceptación que por algo cautivó a las masas y alienó al fan tradicional del ex-policía británico.

Predominante en baladas pop como Fields of gold, It's probably me y Shape of my heart, el álbum se siente lento, atmosférico y suave. Pero no deja de asomar un par de joyas como If I ever lose my faith in you y Seven Days que, sin pretensiones de rock puro, aceleran un poco las emociones para darle ese carácter de álbum pop que al final termina por adquirir.

El DTS CD suena espectacular, muy enfocado y con más atmósfera entre los canales que el Nothing Like The Sun. La voz de Sting se siente palpable en el canal central, dejando espacio entre los instrumentos que se ubican en una circunferencia casi envolvente, pero alrededor de él y no de ti. Recuerden que el formato DTS usa compresión como todos los codecs de pérdida perceptual para reducción de data (como el Dolby Digital, el MP3 y el AAC). Sólo que el DTS usa menos compresión, por ende su transparencia, conservación del rango dinámico y fidelidad tonal de las frecuencias. Que a pesar de sus resultados impresionantes, palidece ante verdaderas grabaciones sin comprimir en 5.1 como la que encontramos en los formatos de música de alta resolución como el Super Audio CD y el DVD-Audio. Más aún si has escuchado mezclas de referencia absoluta como las de Steven Wilson y Elliot Scheiner (Porcupine Tree y R.E.M.)

Aún así ofrece una experiencia distinta a la del CD, que no siempre se traduce en mejoría, pero si asegura resultados interesantes e impresionantes.

Música: McKay (★★★★☆)
Sonido: Willy McKay (★★★★★)


[DTS CD - 49 min. 1993. A&M Records]

Se acabó el cupo, pero no las ganas de seguir comprando música, la que siempre les mostramos, revisamos y compartimos con ustedes. ¿Habrá quienes vendan su cupo? ¿O lo regalen? Si nos quieren tanto pueden hacerlo en carácter de donativo a la Real Logia de La Cervezología™, la religión oficial de Rural Tex®. Así que dejen de ser tan pichirres y nos regalan 20 dolaritos aquí o 50 allá que no enriquecen ni empobrecen a nadie. Total, es para una causa benéfica, nuestra satisfacción. Sabiendo que compartimos con ustedes toda la música nueva que compramos; coño, hasta una copia del disco les podemos hacer para que vean lo panas que somos. Bienfor.



___________
Sir Barton

Etiquetas: ,

Wang Meng-Tao



When we say crap, we mean it! Tan mala está la cartelera actual que esto fue lo mejorcito que encontré para la reseña de cine Rural de la semana. Es que The Dark Knight pierde sabor a la 89va vez que la vez, ustedes me entienden. Confieso que vi las anteriores entregas de The Mummy, pero no esperaba que la tercera de la saga fuera tan peorra por más bajas que hayan sido mis expectativas. Con tantos films de corte aventurero (Saturday Serials) como National Treasure e Indiana Jones, es difícil resistir la tentación de tirar dos horas irrecuperables de tu vida en un film con una trama menos densa que la atmósfera de Saturno. Artes marciales de coreografía, efectos de segunda y actuaciones de Disney Channel, garantizaron que los 20 fuertes que se fueron en el Cinex del San Ignacio dolieron más que cuando le quitaron los puntos a mi Papá*.



A decir verdad los films de La Momia han disfrutado de un escenario temático gozando de trascendencia histórica verídica. Las primeras ilustraron a una Momia ficticia de un sacerdote Egipcio que se inspiró en el auténtico Imhotep (quien no fue faraón). Hasta el spin-off The Scorpion King basa su delgada trama someramente en el verdadero Rey Escorpión del período pre Dinástico de la civilización Egipcia. Por lo tanto no me esperaba menos de The Mummy: The Tomb of the Dragon Emperor; en especial cuando supe que explotarían la leyenda del emperador Qin Shi Huang quien dejó más misterios históricos que maravillas arqueológicas. Aunque de nuevo, la temática histórica tan sólo raya en lo superficial -con la profundidad dramática de una fina hoja de papel- para desenvolverse en toda clase de absurdos hollywoodenses que profanan lo sacro de la cultura China en lugar de honrarla. Pero sin lugar a dudas el legendario misterio del "ejército de terracota" del "inmortal" Emperador Qin Shi Huang da mucha madera para películas tan imaginativas como absurdas. Sólo que aquí lo absurdo tomó carácter denominador, Yetis anyone?



El film falla principalmente porque pierde el encanto de sus precuelas originales. Contando tan sólo con un par del elenco original, entre ellos George of the Jungle Brendan Fraser en el rol principal, desaparece la magia natural que resultaba de la química de los personajes icónicos de la serie. Añadiendo otros de manera forzada, a la vez que no transmiten ni convencen en los roles que representan. En especial por el reemplazo de Rachel Weisz por Maria Bello (A History of Violence) en el papel de la pareja de Fraser, Evelyn, que resultaba tan natural como la belleza de la preciosa Weisz. Quien por cierto también hacía dupla de comedia con el actor John Hannah quien tiene el rol de su hermano, y que, junto a Fraser, es el otro que queda del reparto original. Los acompañan Jet Li (War, Romeo Must Die, Hero) que -como siempre- sólo se hace notar con patadas y coñazos que por sus dotes dramáticas. Igual apara Michelle Yeoh, que a diferencia de sus compatriotas chinos, no habla en mandarín en esta película como hizo obligatoriamente en Crouching Tiger, Hidden Dragon. ¿Una china hablando en inglés? ¡Qué carajo!

En fin, tratando de darle vida a la leyenda de la Momia (aun no desenterrada) del Emperador Qin Shi Huang de la Dinastía Zhou Qin, que unió a China y construyó la Gran Muralla, The Mummy: The Tomb of the Dragon Emperor resulta tan carente de vida como el misterioso ejército de soldados de piedra que dejó enterrado junto a su tumba. Déjenla pasar para un Domingo por HBO cuando liberan la señal.

Film: Mancao (★★☆☆☆)

___________
Sir Barton

[*] ¡No vayan al Cinex del San Ignacio, es un coleto de Cine, mi Home Theater le mete la yuca en comodidad y performance, aparte que el servicio es abismalmente mediocre por su personal de Tukis, lambucios y tierruos ¿y ese es el supuesto "Cine VIP" de un centro comercial del Country Club? Por cierto estoy vendiendo mi Plasma Panasonic HDTV de 42" para quien quiera una experiencia de cine real calibrado bajo los estándares mas estrictos de la industria.

Etiquetas: ,

El dinero no compra la felicidad... (pero la financia en comodas cuotas)

©Wulffmorgenthaler

Bueno, de regreso, a ver si recuperamos el ritmo en esta vaina (o si botamos a todo el mundo ya que nadie quiere escribir si no lo hago yo). Muchas cosas han pasado por mi cabeza en estos dos meses y la locura espacial me está poseyendo. Descuiden, volveremos a lo de siempre, música, películas, video juegos, boludeces, etc. Pero es que existen prioridades que se anteponen a cualquier otra cosa, en especial si se trata de lo más importante en la vida de toda persona: La Familia.

Quiero compartir con ustedes un asunto personal que me he reservado durante los últimos dos meses. Alejándome de todo lo cotidiano, desde mis responsabilidades (?) hasta los hobbies que reflejamos a diario en este "colosal desperdicio de ancho de banda" (ahora, una semana sin un post no es por culpa mía, reclámenle a los otros mamapipes). Hablando en serio -cosa difícil por aquí- mi mente ha estado enfocada hacia la salud de mi Papá. A quien le encontraron un tumor en el páncreas hace casi dos meses en un examen casual y que por fortuna no representa mayor peligro porque le fue extraído hace un par de semanas. No tienen idea de lo preocupante que ha resultado todo esto sabiendo lo delicado que son esas operaciones. Un tumor del tamaño de un puño adulto que necesitó remover parte de su estómago, páncreas, hígado, intestinos y el duodeno. Todo en un maratón interminable de más de 10 horas de intervención quirúrgica. Lo sorprendente de todo esto es que su recuperación ha sido acelerada para el asombro de los especialistas. Algo casi milagroso que nos tiene contentos a todos. Ha acercado a muchos amigos y familiares para demostrarle a mi Papá que no está solo, al contrario, que ha cosechado muchos amigos durante las sesenta y pico de ruedas que tiene.

En especial a mis hermanos que, por las circunstancias inesperadas, nos hemos reunido los cuatro durante estos días para compartir como hermanos, como debería ser siempre. Acompañando a mi Papá para asistirlo durante sus días de recuperación en una acomodada suite de un reconocido hotel del este de la ciudad (como vive en el interior no puede viajar en su estado). Son estas las señales que nos indican que el tiempo no va para atrás y que el calendario no espera para cuando "sientas que te nace". Si no aprovechas el tiempo que tienes para estar con los tuyos y disfrutar los breves momentos de la vida entre la familia, los panas y hasta con el culito de turno, puede ser demasiado tarde (Am I wrong Kaiser? remember this the next time I call ya just to have a couple of cold ones with my homies, 'cause life ain't just work and no play Bitch).

No uso este blog para bitácora personal como hace la mayoría, pero quise dejar este post para compartir con ustedes lo que pasa por mi mente en estos tensos días. Más importante aún, para agradecer a todos los amigos y familiares que se han preocupado por mi Papá, que lo han colmado de visitas y atenciones sin importar el tiempo y la distancia. A los médicos de la Policlínica Metropolitana y a las milagrosas manos del Dr. Zambrano. Al Dr. Basura quien entre los panas se prestó de inmediato al llamado de donar sangre durante su operación, mi pana, gracias. A mis dos familias, la de Caracas y la de Maturín, al personal del hotel por sus esmeradas atenciones de seis estrellas y a Dios primordialmente por su voluntad a que todo haya salido bien. Gracias.

We'll be right back with the same old crap people. Stay tuned!

___________
Bart

Es ist Zeit für Rache...

Etiquetas:

RMX™: Encuentros Cercanos del Tercer Pipe



Mequetrefes, lo vi todo, anoche hubo un encuentro entre la raza humana y un extraterrestre, Joe Satriani. Es lo único que se puede explicar de lo que fue el concierto del "pipe pelao", El "Profesor" Joe Satriani, porque no hay otra explicación mequetrefes. ¡Por los Cojones de Judas! no digo que es un Dios porque ya El Kaiser tildó de deidad a Dave Lombardo y a Mike Portnoy, que como buen baterista "in the making" que es nuestro editor de Metal, sabe apreciar a los que se destacan en la percusión. Pero en la guitarra siempre se ha dicho que no hay otro más que Satriani, desde sus primeros pasos hace mas de dos décadas al inicio de su exitosa carrera*. Lo ponen por encima de leyendas como Eric Clapton, B.B. King, Eddie Van Halen y Tony Iommi (las deidades más grandes de las seis cuerdas -todas influencias marcadas en Satriani- pero de la generación clásica). De la generación actual Satriani se ha caracterizado por ser un músico innovador de técnica avanzada; tanto que su título de profesor no lo lleva en vano al haber tenido bajo su tutelaje a grandes como Steve Vai, John Petrucci, Yngwie Malmsteen, Andy Timmons, Paul Gilbert, Kirk Hammett y ha trabajado con otros grandes como Robert Fripp, Mick Jagger y Deep Purple. Un icono del Rock instrumental de diversos estilos que irónicamente fue alumno de Billy Bauer, un gran guitarrista de Jazz y Blues.

Su paso por Caracas en su Gira de Hard Rock Live: Ambassadors of Rock, organizado por Hard Rock Cafe, fue contundente y de calidad íntima en el anfiteatro del Centro Sambil de Chacao. En una noche despejada y fría que fue una sorpresa para estar a mediados de Agosto. Pero el calor lo puso Satriani al hacer fricción con un público que le demostró que aquí nos gusta el rock del bueno y del duro. Maldita sea, ese fenómeno es para verlo de cerca para creer que lo que tus oídos te dicen, su ejecución técnica y soltura con la guitarra es de orden virtuoso a proporciones extra-planetarias. Ese carajo es un guevo, hasta se peina como un guevo (es calvo de cabeza afeitada para quienes no lo conocen bien). Gracias al mejor puesto de la casa lo pude apreciar con todo lujo de detalles. Tan sólo 3-4 metros me separaban del encuentro cercano extraterrestre, con a una estratégica silla perpendicularmente frente a su ubicación centro izquierda en la segunda fila del anfiteatro. El sonido fue sencillamente espectacular, muy a pesar de que el anfiteatro no tiene la mejor de las ubicaciones para beneficiarse de una acústica apropiada por su cercanía a la autopista. Lo que significa que no hay retos para un buen ingeniero de sonido.

El concierto abarcó dos horas y media de intenso Rock & Roll con fuerte dosis de Metal que resultó agradable ya que mis expectativas apuntaban hacia un show más apaciguado y hasta orientado a sus orígenes de Blues y Jazz. Pero no, puro Rock intenso, con estilos variados que abarca el Rock de carretera con ritmos tipo ZZ Top, solos tipo Van Halen y melodías Blues/Rock al mejor estilo del desaparecido Stevie Ray Vaughan (otra gran leyenda por cierto). Derrochando todo su despliegue técnico que te mareaba si le tratabas de seguir las manos. Demostrando su maestría en el uso del barridas, doble tapping, legato, arpeggio y su impecable uso del volumen con el tremolo (o wang arm). Concentrando su repertorio en tres discos, el "Flying In A Blue Dream", el "Surfing With the Alien" y su más reciente trabajo el cuál aún no conozco bien. Me decepcionó que sólo tocara una sola canción -"Cool #9"- de mi disco favorito -de título homónimo- que se centra en Blues/Rock de marcada influencia clásica. Pero no dejaron de estar clásicos como "Flying In A Blue Dream, One Big Rush, Crying, Surfing With The Alien, Ice 9, Crushing Day, Always With Me, Always With You, Satch Boogie" entre otras que como verán fueron en su mayoría de los álbumes "Surfing With The Alien" y "Flying In A Blue Dream", los favoritos de todos. La banda de Satriani estuvo a la altura, en especial el bajista -Stuart "Stu" Hamm- que se lució como un perro pelúo, coñuesumadre, toca el bajo del carajo.

La sorpresa vino de parte del venezolano que actuó de telonero, Pablo Mendoza, que dejó a todos boquiabiertos por su destacada disciplina en la técnica de ejecución. Con una marcada influencia del Maestro Satriani, y otros grandes del virtuosismo, Mendoza dejó una impresión indeleble por su juventud y su talento. Que sin duda impresionó a Satriani porque lo invitó al cierre del show a subir a tocar con él en un Jam Session con la pieza "Going Down", pieza que Joe acostumbraba a tocar durante su gira del G3. Un honor indescriptible para ese carajito, quien recibía elogios de parte de Satriani cada vez que turnaba en el duelo de solos. Ese chamo, si sigue dedicándose al instrumento con disciplina, desarrollando su técnica y su estilo particular, puede hacer honor a la frase del "alumno que vence al maestro" y es un orgullo que sea talento local. Rumores dentro del Hard Rock Cafe -a la salida donde todos abarrotamos la barra- es que "el muchacho está en la mira del profesor mesmo" para engrosar su lista de pupilos. Espero que así sea, porque el chamo tiene con qué, y unas clínicas de guiatura con el extraterrestre lo puede poner en la vía de los grandes... se lo merece.

Un concierto de lujo mequetrefes, ahora a esperar a Nine Inch Nails.

___________
Barton


[*] Yo que he visto en vivo a fenómenos como Kirk Hammett, Dave Mustaine, Gustavo Cerati, Slash y a Kerry King, puedo decir que, de pana, Satriani es El Pipe, pero El Pipe, Punto.

Etiquetas: ,

Review: Apple Time Capsule 500GB Hace como 5 años, desde que me dijeron "¡por los cojones de Judas no quiero mas cables ni canaletas por las paredes!", he estado viviendo los beneficios y sufrimientos de la tecnología inalámbrica, conocida popularmente como "Wi-Fi". Cualquier usuario frecuente de la tecnología IEEE 802.11x entiende de corazón lo que quiero decir. Es que el Wi-Fi es una bendición en la misma proporción que también es una maldición. Es una solución práctica a la vez que introduce nuevos problemas incómodos. Significa libertades sin precedentes como también una condena impredecible. No hay cables, pero tampoco hay garantías de conexión sin conflictos. He pasado por todas las especificaciones del estándar inalámbrico a medida que ha ido evolucionando. Desde el 802.11b en mi vieja PowerMac G4 (Airport), pasando por el 802.11g que ofrece más velocidad y estabilidad, la tecnología Wi-Fi ha ido mejorando en comparación con aquellos días de su accidentada introducción al mercado. Pasando por propuestas alternativas desde NETGEAR hasta Belkin, he ignorado la opción de Apple por motivos prácticos y funcionales más que por razones económicas (a decir verdad los Airport Base Station de Apple siempre fueron mucho mas costosos y menos funcionales que las opciones de terceros). Pero mis experiencias con todas esas marcas fueron mixtas hasta que decidí, por fin, darle una oportunidad a la opción de Apple.

Wireless "The Gray"
En los últimos meses, en especial a la llegada de una segunda Mac a la casa, una Inteltosh® mini, y un PlayStation 3, la estabilidad de la red casera ha ido de mal en peor. La conexión a Internet menguaba en lo mediocre, casi rayando en performance de "Dial-up" y las desconexiones del servicio una cotidianidad que hacia costumbre ir a reiniciar al Router al mismo tiempo que aumentaba la arrechera. Que muchas veces me provocaba meterle un martillazo al Router gris NETGEAR. El intercambio de archivos (File Sharing) entre las dos Macs era tan lento que prefería usar CD-ROMs o el iPod "Pen Drive" como medio de transporte de datos; algo absurdo en esta época donde las redes caseras obsoletiza a los flash drives y quemadores para esa función. Lo que resultaba curioso era que el PS3 no parecía sufrir (tanto) como los demás equipos. Las desconexiones al PlayStation Network durante los juegos en Red no eran muy frecuentes, a la vez que la transferencia de archivos entre el PS3 y la Mac era bastante rápido y efectivo. Igual para mi receptor de Internet Radio que tiene mi planta Yamaha, tampoco había mayores inconvenientes en este caso. Lo que me hizo suponer que el peo mayor radicaba entre el Router NETGEAR y las Mac. ¿Interferencias por Microondas, teléfonos inalámbricos, celulares y otros Wi-Fi vecinos? descartados, o estaban muy lejos, bajo control, en una frecuencia diametralmente distinta o no existían. Si el problema radicaba en un conflicto aparente entre mi Router y las Mac ¿no debería funcionar el producto que Apple ofrece para sus propios equipos?



Wireless "The White"
Decidí echarme al agua con el Time Capsule y venderle el viejo Router al Cerdillo, porque de lo contrario le tenía una cita segura con el martillo. A pesar que ya dispongo de un disco duro externo FireWire de 250GB destinado como mi Time Machine Drive, no resistí la tentación de un disco duro centralizado que hiciera las veces de Time Machine colectivo entre las dos Mac. Sobre todo sabiendo que ambas disfrutan del actual sistema operativo Mac OS X 10.5 "Leopard" que, en su reciente actualización, permite que un limitado número de Macintosh utilicen simultáneamente el disco duro interno del Time Capsule como respaldo automático. El Time Capsule en sí en un Airport Base Station en esteroides o con complejo de servidorcito. Pero para mi sorpresa no sólo cumple con todo lo que promete hacer, sino que lo hace bien. De verdad no me esperaba una satisfacción tan grande de un producto tan aparentemente simple, pero por fortuna así fue.

El Time Capsule es igual a un Airport Base Station en el exterior, sólo que un poco más grande para dar cabida a un disco duro interno Serial ATA de 3.5" con 500GB de capacidad. Tiene los mismos puertos de entrada y salida Ethernet para una configuración de Red por cableado (en mi opinión la mejor opción), hasta un total de tres componentes al mismo tiempo. En sí, el Time Capsule es un Airport Base Station completo y universal Mac & PC (802.11a/b/g/n draft); sólo añade la función de disco duro en red que sirve de hub para compartir archivos y como servidor colectivo de múltiples cuentas de Time Machine, bien sea por Wi-Fi o por cable. Adicionalmente cuenta con un puerto USB 2.0 que permite compartir una impresora u otro disco duro externo tal como lo hace el Airport Base Station. Expandiendo la capacidad del disco incorporado, así como fungir como servidor de impresión.





It's Alive! IT'S ALIVE!
La instalación y puesta en marcha es muy simple, pero no sin algunos altibajos que se solventaron rápidamente y sin contratiempos. Preferí hacer el back-up inicial del Time Machine vía Ethernet porque la velocidad por Wi-Fi no es ni remotamente similar a la de un disco externo, especialmente considerando que son casi 200GB de data. Aunque para mi sorpresa la velocidad del respaldo por Ethernet no estaba a la altura de una conexión de 1000BASE-T por cable CAT-5e (Gigabit). Apenas unos 10MB/s alcanzaba por Ethernet, pero algo me dice que esa lentitud se debe a la particular manera de organizar la data respaldada por el Time Machine que difiere de la copia bit-por-bit tradicional que hacen otros software de respaldo. Una prueba copiando a la tradicional drag & drop por medio de la conexión Ethernet confirmó mis sospechas, ya que lo hizo tan veloz como cualquier disco externo por FireWire 400 (IEEE 1394a). Repetí el procedimiento de respaldo inicial con la Mac mini, que resultó más rápido ya que su modesto disco de 60GB no tomó tanto como el de la G5. Lo demás fue casi automático, reemplacé mi viejo Router por el Time Machine y seguí los simple pasos de Airport Utility que tiene el Mac OS X en su carpeta de Utilidades. Al darme luz verde supe que todo estaba bien configurado. Pero no conforme preferí una configuración de mi RED Wi-Fi (WPA-2) un poco más personalizada al hacer ajustes manuales en su extensa variedad de opciones; algo innecesario para la mayoría que estará bien con el set-up automatizado, pero en todo caso ofrece flexibilidades para configuraciones más complejas. Repetí el procedimiento para la Mac mini y en pocos minutos tenía una Red casera con respaldo centralizado y acceso a Internet, todo desde un mismo componente compacto.

El performance fue una comparación de la noche a la mañana en contraste con los embates sufridos con el Router anterior. No sólo se acabaron las desconexiones y reiniciadas diarias de Router, lo puedo atestar a dos semanas de supervisión bajo uso normal, sino que la conexión a Internet alcanzó su velocidad máxima y sostenida, aún con las dos máquinas navegando simultáneamente. La velocidad del File Sharing (Intercambio de Archivos) pasó de ser abismalmente inútil a decentemente aceptable, que técnicamente fue de 150KB/s promedio a 2MB/s promedio. Completamente aceptable para una conexión inalámbrica y dentro de los parámetros del protocolo 802.11g a 2.4GHz (a pesar que el Time Capsule dispone del nuevo estándar 802.11n -que quintuplica la velocidad y minimiza las interferencias- no puedo disfrutarlo debido a que la PM G5 y la Mac mini soportan hasta Airport Extreme 802.11g). El PS3 y el Internet Radio siguen como si nada, funcionando de la misma manera que con el viejo Router. Los respaldos automáticos del Time Machine son más rápidos de lo que esperaba y lo hace de manera invisible sin que te des cuenta. Su performance para restituir archivos borrados es igual como si lo hicieras desde un disco externo por cable, sólo que con un ligera penalización en respuesta por la obvia interfaz inalámbrica, pero sigue siendo rápida y efectiva. No hice pruebas con un PC por lo que desconozco su desempeño con el sistema operativo del lado oscuro. No tenemos impresoras desde hace años por lo que también omití las pruebas como Print Server; no dudo que debe cumplir su función, dependiendo por supuesto de las facultades de la impresora a utilizar.

En resumen el Time Capsule es un componente maravilloso que cumple por encima de lo ofrecido. Rara vez estoy tan contento con un producto de Apple y es primera vez que le doy máxima puntuación de excelencia a un equipo de la marca, en principio porque no le encuentro puntos negativos de peso por más que le busque. Altísimamente recomendable.

Pros: Compacta, completa y muy versátil. Excede las necesidades típicas de una red casera promedio. Time Machine tan fácil de configurar como un disco externo. Red mixta por Ethernet (Gigabit) o inalámbrico universal (802.11a/b/g/n draft). Airport Base Station full funcional con servidor de impresión. Veloz como File Server y File Sharing aún bajo protocolo 802.11g (que debe ser aún mejor bajo el nuevo protocolo 802.11n). Amplia capacidad de disco para varias máquinas. Respaldo periódico, confiable, sencillo e intuitivo con operación invisible y automática. Económico.
Cons: Ninguno hasta ahora (toco madera). No lo puedo creer "there's no step three!" Aunque se calienta un poquito pero no es motivo de alarma, recuerden que tiene un disco duro full size de 3.5" y no uno de laptop, que a 7200rpm genera un nivel de calor considerable, así que ventílenlo bien. Uno que podría afectar a ciertos usuarios es que no es dual band simultáneo (2.4GHz/5GHz).
Veredicto: Sir William McKay (★★★★★★)



Sir Barton
Es necesario actualizar el Airport Utility a la versión 5.3.2 desde la página de Apple Support, desde el Software Update del Mac OS X o desde el CD-ROM suministrado en la caja del Time Capsule. Además, es importante actualizar el Firmware del Time Capsule antes de instalarlo en tu red casera. Se logra mediante la conexión de Ethernet y el Software Update que lo hace de manera automática y sencilla, reiniciando el equipo una vez terminado el procedimiento. El estándar 802.11n posee compatibilidad con las señales anteriores de Airport (802.11b y 802.11g) sólo que el nuevo 802.11n abarca mucho más lejos, es mucho más robusto ante interferencias y con 5 veces la velocidad del 802.11g que usa el Airport Extreme. Funcionando bajo la tecnología de múltiple-entrada, múltiple-salida (MIMO - Multiple IN/Multiple OUT), este nuevo estándar transmite en múltiples paquetes con mayor robustez, alcanzando una velocidad hasta cinco veces mayor que la 802.11g y con el doble de alcance. Gracias a que opera en las frecuencias de 2.4GHz y 5GHz, esta última necesaria para la transmisión de video en Hi-Def por streaming para el AppleTV a la resolución mínima de 720p. A 5GHz está muy por encima de la mayoría de los teléfonos inalámbricos, los microondas y los celulares, sin contar con otros sistemas de radiocomunicación como DirecTV (DSS) y video cámaras de seguridad. Por lo que conflictos e interferencias serán mínimas. Lo único que necesita es una tarjeta 802.11n que viene en todas las Inteltosh® recientes y en las PC de última generación para disfrutar de sus beneficios. -Sir Barton

Etiquetas: ,

Nueve Pulgadas de Dureza y Potencia Mark II



En la expectativa por la cercanía del concierto de Nine Inch Nails me llegaron unos plásticos para completar su discografía, y en un caso en particular, actualizarla. Algunos de estos discos los teníamos revisados con antelación, todos por parte de Spiff, pero es a mi a quien me terminan de llegar, aunque los he escuchado hasta el cansancio.

No es raro encontrar que me tarde en conseguir algunos títulos de mis artistas favoritos. Me ha pasado antes incluso con NIN. La razón radica en varios factores, uno de ellos que las disco tiendas locales nunca los traen (como ha sido la constante de NIN muy a pesar de gozar de un nutrido grupo de seguidores), el otro que muchas veces el disco viene editado por una casa colombiana o mexicana que compromete arrechamente la calidad del producto ante la versión original americana. Lo cierto es que en este caso fueron variadas, en un par de casos nunca llegaron aquí por nada del mundo, necesitando recurrir a nuestro escaso y mísero cupo CADIVI (como hizo Spiff mucho antes que yo), en otros porque Reznor lanzó el álbum digitalmente por la Web de manera gratuita y recién ahora lo viene a sacar en físico; y por último repetimos un título que ya teníamos (y que también revisamos), sólo que lo renovamos a un nuevo formato.




Year Zero
Year Zero es el primer álbum conceptual de NIN desde The Fragile. Es una nave de disco que presenta la idea de una Norteamérica bajo el yugo de una dictadura de ultra-derecha fascista que enciende una guerra civil. Se promocionó vía Web con un despliegue de páginas secretas lleno de mensajes codificados. El resultado es un disco mucho más maduro que With Teeth el cual dicen que lo hizo a los coñazos para terminar su contrato con Interscope Records, y aún así quedó bárbaro.

El review oficial de RTx está aquí hecho por Spiff cuando lo pidió mucho antes. Pero no quiero dejar de expresar mi opinión sobre esta magnífica obra. Estoy de acuerdo con lo que escribió nuestro camarada el cadete espacial, Year Zero es un disco visceral, con concatenaciones rítmicas en varias piezas donde también retorna a los instrumentales en un par de ellas.

Temas que reviven el sonido industrial progresivo de trabajos como Broken lo escuchamos en Survivalism y The Warning. Aunque recurre al sampleo de sonidos primitivos con secuencia rítmica como Meet Your Master, God Given y My Violent Heart. Pero retiene la complejidad melódica de álbumes recientes con The Begining of the End y retomando los suaves pasajes etéreos de temas lentos y suaves como In This Twilight y Zero-Sum con las cuales cierra el disco.

En sonido fue donde se quedó corto Spiff. Demuestra que Reznor continúa meticuloso en el proceso de grabación desde la mezcla hasta el mastering con la ayuda de Atticus Ross y Alan Moulder. La calidad de la tridimensionalidad espacial es atmosférica. La precisión de los instrumentos, tradicionales y electrónicos, hacen armonía y balance aún a volúmenes de concierto. Impecable grabación. Sonido de lujo.

Música: Sir William McKay (★★★★★★)
Sonido: Willy McKay (★★★★★)


[CD - 63 min. 2007. Interscope/Universal]


Y34RZ3R0R3M1X3D
Year Zero Remixed resultó al poco tiempo como un experimento donde Reznor hizo público los archivos crudos de los multi-track recordings de las canciones del álbum Year Zero. Muchos afamados DJs, músicos y artistas se hicieron de ellos para hacer su versión de cada pieza del ya excelente YZ. El resultado fue, en mi opinión, mucho mejor que el álbum original.

Artistas de la talla de Saul Williams, The Faint, Ladytron, Modwheelmood, Fennesz, el genial Stephen Morris, Gillian Gilbert de New Order, Olof Dreijer de The Knife, Basil Laswell y hasta curiosamente The Kronos Quartet le imprimieron su estilo particular -uno por canción- para hacer este collage variopinto que gira más hacia lo Dance/Trance Euro que al industrial en sí. No se confundan, no es un álbum de NIN convertido en changa, sigue teniendo la esencia del álbum original sólo que las piezas tienen un estilo que las hace diferentes al mismo tiempo que las mantiene familiares. En lo particular me gustan más las versiones remezcladas de God Given, Survivalism, Zero-Sum y The Begining of the End que las versiones originales del álbum YZ.

El sonido es tan bueno como el de YZ porque fue producido y mezclado por Reznor y compañía (Ross y Moulder). Alcanzando una sensación atmosférica que pretende ser surround aunque no lo es. Es un ejemplo de que con cariño se pueden grabar discos de este tipo sin perder el gusto por la finura del Audio. Las frecuencias bajas presentan fuerte énfasis en las dos últimas octavas, algo característico de las mezclas de DJs europeos. Algo fresco y distinto que todo fan de NIN debe experimentar o mejor aún, tener en su discografía de Nine Inch Nails. Incluye un DVD con los archivos multi-track para que hagas tu propia mezcla.

Música: Sir William McKay (★★★★★★)
Sonido: Willy McKay (★★★★★)


[CD - 71 min. 2007. Interscope/Universal]



The Slip [LE]
Ya habíamos hecho la crítica a The Slip, cuando fue distribuido gratuitamente por la Web de manera legal hace apenas unos meses. Una estrategia de NIN en su etapa de Indie Label que le ha dado resultados impredeciblemente positivos, como igual ha sido para nosotros los fans. Es ahora que recibimos el plástico físico porque en aquella oportunidad revisamos los archivos Apple Lossless, que tienen al misma calidad que el CD original por no presentar compresión perceptual como el degenerado MP3. Pero nosotros como puristas y coleccionistas no nos conformamos con eso, aún siendo gratis preferimos tener el plástico.

¿Qué atractivo incluye la edición en físico que obligue a pagar por un material que ya teníamos? Para el fan verdadero no hace falta eso, pero para quienes necesitan ese intensivo, les complacerá saber que The Slip se editó en una versión limitada por poco tiempo y que trae algunos bonos interesantes. El primero es un DVD con los ensayos de la actual gira Lights in the Sky que incluye 20 minutos con 5 piezas del álbum; ejecutados con una energía que nos embriaga a saber que sólo faltan dos meses para experimentarlo en vivo. En anamorphic widescreen con simple Linear PCM Stereo para no hacer pretensiones mayores que la de un bono suplementario, lo que demuestra que es el contenido lo que vale. Aparte, un set de calcomanías alegóricas al motiff del disco están incluidas como parte de esta edición limitada que viene individualmente numerada hasta 250.000 piezas (la mía y la de Spiff llegaron con la numeración cercana a las 150.000 por lo que si no se apuran se la van a perder mamapaips).

¿El Review? Ya se lo habíamos traído de la mano de Spiff al momento de su lanzamiento. ¿El Sonido? al igual que YZ y YZR3M1X3D, excelente. Altísimamente recomendable aún si ya tienen los archivos digitales de la Web.

Música: Sir William McKay (★★★★★★)
Sonido: Willy McKay (★★★★★)


[CD - 44 min. 2008. The Null Corporation - Bonus DVD: 2008. 20 min. 1-Disco. Zona 0. Color NTSC. Anamorphic Widescreen 1.85:1, Linear PCM 2.0; Subt: n/a]


Beside You In Time (Blu-ray)
Este concierto ya lo teníamos desde hace más de un año (por cortesía del casposo de por vida quien me lo trajo en uno de sus viajes, gracias) y se convirtió al instante en mi DVD referencial de música, tanto en Audio como en Video. Pero como les he venido diciendo que el DVD ahora es para "cachifas y vigilantes" en éste, el año del Blu-ray y la era de la alta definición, no pude resistir la tentación de volverlo a adquirir pero en el formato de Tipo Serio. Principalmente por su pista en Dolby TRUE-HD, que no tiene la compresión de la pista Dolby Digital de la versión en DVD. No me lo podía perder.

El review del concierto lo encuentras aquí, por lo que me dedicaré a describir las bondades y beneficios de la versión en Blu-ray. Que a decir verdad vale la pena porque mejora la experiencia al punto que es casi como si estuvieras en el concierto en vivo. Así de detallada se ve la imagen y eso que mi plasma no es full HD 1080p como viene grabado el concierto al igual que casi todos los BD. Sin embargo aprecias una notable y radical incremento en la resolución de la imagen HD.

Pero lo mejor es el sonido, es increíble, demasiado vivo, seco, denso, atmosférico, dinámico, tridimensional, palpable, se me acaban los adjetivos y apenas empiezo a detallar su excelente calidad de grabación. Realmente el audio sin comprimir, como el Dolby TRUE-HD en este caso, se hizo para la música y explota su potencial en conciertos más que en las películas donde se promociona con mayor hincapié. ¿Tienes Blu-ray? ¿Te gusta NIN? No se hable más, compra el BD, porque el DVD es para cachifas y vigilantes...

Música: Willy McKay (★★★★★)
Video: Sir William McKay (★★★★★★)
Sonido: Sir William McKay (★★★★★★)


[BD: 2007. 94 min. 1-Disco. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 1.85:1, Dolby TRUE-HD 5.1 & Dolby Digital 5.1; Subt: Eng]

Bueno granujas, al fin completo la discografía de NIN y justo a tiempo a la víspera de la llegada de sus luces a nuestros cielos oscuros este 15 de Octubre. Les daré más vueltas que un trámite para crédito hipotecario mientras esperamos ese día. Que a diferencia de otros conciertos sólo iremos el Spiff y yo de los rurales quienes tenemos nuestras entradas desde el primer día, naturalmente, ¿qué se esperaban de nosotros? Mientras podemos calentar motores este Domingo en el Sambil con la llegada del extraterrestre de Joe Satriani, al menos yo voy, ¿ustedes qué? cualquier cosa pegan un grito a ver si nos tomamos unos tragos a la salida, antes no, porque pienso ver a ese fenómeno sobrio.



___________
Sir Barton

Fotos propiedad y cortesía del Flickr nin.com

Etiquetas: , ,

Referencia Azul

"Para cachifas y vigilantes" ¿no les dijimos que para eso quedó el DVD? pues no nos confundan con cuidadores de residencias y pasadoras de coleto, porque en RTx™ sabemos distanciarnos del lumpen proletariado al adoptar el Blu-ray Disc como nuestro formato de facto para las películas que entran en nuestra filmoteca. Y con este par, se nutre la creciente colección de plásticos en la era del Hi-Def mequetrefes.

Parte de los plásticos que nos llegaron están este par de films. Uno intelectualmente forjado como el clásico de la historia del cine y el otro como un adrenaline fest de acción que se ha convertido en un cult-classic per se.

Empecemos por esta última. Underworld es un film de acción-horror de proporciones épicas a-lo-comic-book que se ha convertido en un favorito de culto por dos razones. La primera por su increíble acabado visual que le imprime el Director Len Wiseman, que convierte cada toma en un cuadro de comic book y cada secuencia en una Matrix-filled action-fest. La segunda por el culo de Kate Beckinsale ¡es un jamón maldita sea! ¿En esos trajes de cuero pegado que le quedan miamorrr en un look a-la-Trinity? Fin oficial de la discusión, punto.

Siempre he tenido un fetiche fascinante por los films de Vampiros desde que vi The Lost Boys de niño hace unas décadas. Es que hay algo fascinante en la seductora y oscura vida maligna de los vampiros que no son de ningún bando más que el de su propia causa. Algo así como Batman, que en su particular forma de ser es un pseudo vampiro que por algo recurre a la imagen icónica del murciélago. Pero es que en el vampiro encuentro la representación de todas esas cosas que me atraen en una sola imagen: el Mal, el ocultismo y lo que todos deseamos cuando somos jóvenes, la inmortalidad. Films que recrean a este personaje cultural literario han sucedido desde Nosferatu El Vampiro de 1922 con gran maestría. Por eso sólo me interesan las que lo abordan de una forma elegante, sobria y con inteligencia. Bram Stoker's Dracula de Coppola y Interview With A Vampire de Neil Jordan forman parte de mis favoritas y son el ejemplo de cómo se hace un film de ese género con clase. Los de Wes Craven y los tipo From Dusk Till Dawn de Rodriguez/Tarantino me pueden "chupar" -literalmente- las bolas hasta que sangren; coñuelamadre prefiero ver a Buffy The Vampire Slayer (una mierda de programa) que a esos coletos de películas, al menos me buceo a Sarah Michelle Gellar.

Lo que me encanta de Underworld es esa mezcla de acción tipo "The Matrix" con el estilo gótico oscuro de un comic book. El reparto con Bill Nighy (Notes on a Scandal, Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest/At World's End), Kate Beckinsale (Uff!), Scott Speedman, Michael Sheen, es simplemente brillante. Con una buena trama que, siendo simplista para el género y sin ambiciones intelectuales, merece reconocimiento por encontrar un balance entre historia, ciencia, mitos y leyenda. Enfrentando a dos leyendas en conflicto como lo son Les Vampirae y Los Lycanthropus (Dráculas vs. Hombres Lobo mequetrefes). La dirección y la fotografía claroscuro semi-monocromática azul es de museo. Excelente. ¿Cómo queda todo eso en este Blu-ray? Se Magnifique Mamapaips, Se Magnifique...

Un disco referencial y la razón por la cual existe Hi-Def porque no tiene defectos, nada, NADA. La resolución es perfecta sin presentar reducción de ruido digital, reteniendo el detalle del gránulo natural de film, cosa difícil al usar film en escenarios tan oscuros; pero con una fotografía tan brillante que cuida la iluminación escena por escena, entiendes por qué las tomas salieron sin ruido o exceso de gránulo. Igual para el detalle que no tiene nada de edge-enhancement que acentúa la nitidez artificialmente, nada, todo natural, fílmico, del carajo. Los colores es un truco, por que no se puede medir ni evaluar objetivamente a sabiendas que todo el film es color-timed hacia el azul por razones artísticas. Agregando el maquillaje, que oculta el tono natural de las pieles. Este es un film de claroscuros, tonalidades y acentuados contrastes que nunca pierden detalles de las sombras en este excelente transfer.

El sonido tri-Willy McKay, 5.1 canales SIN COMPRIMIR en full PCM 48kHz/24bits. No tienen idea de lo intenso y dinámico que suena, que humilla la pista Dolby Digital 5.1 que la acompaña para quienes no tienen un amplificador con HDMI o entradas analógicas multicanal. Es como si estuvieras sumergido en una masa densa de sonido cuya atmósfera te ataca a momentos. Mequetrefes, no apto para mini corneticas, las funde, puso de rodillas a mi subwoofer, y eso que es un bestiajo JBL de 10" que aguanta la pela pareja (¿hora de un sub mas poderoso?).

Disco referencial, de demostración, de rigor, altamente recomendable.

Film: McKay (★★★★☆)
Video: Sir William McKay (★★★★★★)
Extras: Pasta (★★★☆☆)
Audio: Sir William McKay (★★★★★★)


[BD: 2003. 134 min. 1-Disco. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 2.40:1, Inglés Uncompressed PCM 5.1 & Dolby Digital 5.1; Subt: Eng/Fra/Esp/Ita]

2001: A Space Odyssey es la joya inmortal de la óptica del genio Stanley Kubrick y de la pluma del visionero Sir Arthur C. Clarke. El film de ciencia ficción teológico-filosófico que hunde el término "ficción" para darle un sentido mayor de ciencia. La chispa de inspiración de una generación de directores que se inmutaron con su inigualable magnificencia para llevarnos a otro nivel de respeto dentro del género.

Todos la conocen, y nunca, repito, nunca se vio mejor en su vida, siquiera en la pantalla grande, que en esta impecable transferencia a Blu-ray Disc. Los que aman este film no necesitan que se los digamos, es de rigor tenerla, y no por coincidencia es mi primera adquisición cuando sale un nuevo formato de video que dé un salto cuántico en calidad de imagen. Fue mi primera elección cuando tuve mi Laser Disc Player, mi primera compra hace 11 años al debutar en el formato de "cachifas y vigilantes" (el DVD) y ciertamente en la génesis de la Alta Definición, es mi primer film que adquiero en Blu-ray (los otros dos que revisé hace unas semanas son de la filmoteca del Kaiser). Sería absurdo repetir ad-nauseam lo que se ha dicho hasta el cansancio a estas alturas de 40 años de su estreno. Más aún sabiendo que contamos con el excelente análisis homenaje que le hizo Spiff a propósito de su cuadragésimo aniversario y la despedida del genio de Clarke quien nos dejó hace poco (de lectura recomendada). Por lo que nos concentraremos en el disco para no hacer esto más largo de lo que ya es.

Definitivamente para ser el primer par de discos que añado a la filmoteca HD, no me puedo quejar. Son extraordinarios. Pero 2001 se lleva los laureles y se pone a la par con Donnie Brasco como mis discos referenciales en HD. Nunca pensé ver a 2001 con tanta claridad y sin defectos luego de haberla visto en todos los formatos caseros posibles, desde el Betamax hasta el DVD (nunca la vi en cine porque no había nacido para 1968, así que mi cédula tampoco que es tan amarilla por haber tenido Betamax).

Es que para un film de esa época es increíble el grado superlativo de restauración y remasterización alcanzado por este impecable transfer a Hi-Def. Todo, sin artificialismos, detalles al máximo, tonos de piel perfecto, colores exactos y saturados con un impecable despliegue de contraste natural de film. Spiff la evaluó conmigo y no pudo ocultar su entusiasmo al confesar que era y cito "como cuando la vi por primera vez y en la pantalla grande" (sí, él la vio en cine, es mas pure que yo).

El sonido por su parte es denso, atmosférico con timidez y humildad. 2001 nunca fue un film de sonido, no tanto porque para la época el sonido jugaba un segundo plano en cuanto a efectos, atmósfera y participación en el film; sino porque Kubrick ideó a 2001 como una pseudo película muda que contara la historia sólo con imágenes y música. Eso lo evidenciamos al no encontrar una sola pista de diálogo hasta bien avanzada la primera media hora. Pero si la música jugaba un papel preponderante, sabemos que Kubrick le prestó la debida atención tanto como a su imponente presentación en Cinerama de 70mm. La música que acompaña las escenas del film, en especial las del cosmos infinito, es orquestralmente intensa, rellenado el recinto con su pista PCM 48kHz/24bits SIN COMPRIMIR en 5.1 canales. La escena en el segundo acto con la danza de las naves y el Danubio Azul hablan por si solas. Aún así, detalles como la voz de HAL 9000, los coros del Réquiem de György Ligeti, el punzante sonido de los respiradores y el ambiente claustro del Discovery cobran nuevo significado con este detallado y complejo sonido en HD.

Sin duda otra razón por la cual debes ir corriendo, no caminando, a comprar una Plasma o LCD de 42" en adelante -y con él un Blu-ray Disc Player o en su defecto un PlayStation 3- para que te des el gusto de experimentar Alta Definición como debe ser. Con 2001 es una apuesta segura que sí lo experimentarás.

"Dave?"

Film: Sir William McKay (★★★★★★)
Video: Sir William McKay (★★★★★★)
Extras: Pasta (★★★☆☆)
Audio: Pasta (★★★☆☆)


[BD: 1968. 148 min. 1-Disco. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 2.40:1, Inglés Uncompressed PCM 5.1 & Dolby Digital 5.1; Subt: Eng/Fra/Esp/Ita/Jap]



______________
Sir Barton

Etiquetas: ,

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex