cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

El traje nuevo del emperador



Hans Christian Andersen fue un poeta y escritor danés del s.XIX responsable de aquel cuento que da título a esta crítica del film The Happening, lo más reciente del sobreestimado Director M. Night Shyamalan. Todos sabemos de qué trata el cuento: sobre un par de granujas que le venden "nada" al emperador, pero que de alguna forma, la labia se superpone a la paja para que se salgan con la suya (y él desnudo a la calle). Similar ocurre con el one-hit-wonder-Director de The Sixth Sense, que no sabemos hasta dónde o cuándo piensa estirar su mediocre B-Movie writing-producing-directing bajo la excusa de haberla pegado del techo con su film debut en el mainstream hollywoodense.

Al igual que el cuento de Andersen, donde le venden "nada" al emperador para que salga desnudo, el Director con delirios de guionista muestra casi dos horas de "nada" a este pajúo con delirios de crítico de cine para quitarle 15 fuertes en taquilla. Porque "nada" es el común denominador de este bodrio que no tiene sentido, emoción ni atractivo fuera de un enigmático afiche sugestivo y un reparto decentemente desperdiciado. Quizás me he quejado mucho de que recientemente abusen de los efectos digitales cuando el guión es débil, en afán de encontrarme con films sólidos en trama que ejerciten las habilidades de Directores y Guionistas. Eso no quiere decir que no los utilicen del todo, aún a sabiendas de un pobre guión duodimensional como éste; ¡Joder! ¡productores como Jerry Bruckheimer y Directores como Roland Emmerich lo saben! ¿o cómo creen que potes como Pirates of the Caribbean 3 y 10.000 B.C. asaltan la taquilla año tras año? Contar con bolsas como nosotros que corren a las salas a ver sus chascos -a pesar de leer sus nombres en los créditos- no cuenta como factor.



Pues la única forma en que veo a Shyamalan sacarle ganancias a este coleto es exprimiéndole cada centavo que pueda sacarle -incluyendo mis quince lucas- una vez que recupere las 5000 pelas que debió haberle costado producirla. Porque si me das una handycam, tres actores del taller de Karl Hoffman y un guión suficiente para un episodio de "5 minutos recorriendo nuestro mundo sorprendente" te cago esta película a tres tablas, pero la cagada (hasta con la voz de Porfirio de narrador si me alcanza el presupuesto). ¡Coñuelamadre! De pana que esa debe ser la fórmula para hacer taquilla, y si le funcionó a los chamos de The Blair Witch Project a mi también. Lo mismo debió haber pensado Shyamalan al insultarnos inteligente y artísticamente con esta cinta, cuyo contenido no da ni para un cuento de La Dimensión Desconocida de 30 min... incluyendo comerciales.

Quizás por eso es que excelentes actores como el favorito de la casa de Marky-Mark (Mark Wahlberg - Shooter, The Departed, Boogie Nights) y John Leguizamo (Love in the Time of Cholera, Ice Age) actuaron tan monodimensional como un film de Ed Wood. Porque su paga también formó parte del presupuesto-de-comercial-de-Traki que Shyamalan usó para producir este estúpido film... ¡No, esperen! quizás exagero, pagarle a las Tukis de ese comercial tipo Pepeganga debe costar más de lo que se invirtió en este film. Disculpen esa. También puede que haya sido una segunda o una penitencia. Al menos no fue penitencia para mi ver a la linda Zooey Deschanel (Hitchikers Guide To The Galaxy) con sus ojotes azules durante las dos largas e interminables horas de "nada" que me calé. Porque esperarle sentido, explicación, ritmo, emoción, suspenso o si quiera entretenimiento en la trama de The Happening hubiera sido igual que esperar inmutarse con escuchar al tri-imbécil de Luis Chataing.



Una señal que advierte la venida del fin mediante un supuesto ataque de plantas que irrigan toxinas psico-mortales es quizás la idea mas estúpida desde Basic Instinct 2, y ésta se justifica por la peladera de bola de Sharon Stone. Y como dije arriba, trama suficiente como para un episodio de La Dimensión Desconocida. Shyamalan bien puede pasar a la historia como A Flock of Seagulls, Jesus Jones, Lisa Loeb, Counting Crows y Sinead O'Connor: One-Hit-Fucking-Wonders, enough said!

Por eso es que Directores como Tarantino se pueden dar la bomba que quieran. Porque repiten demostrándose como gallo machos que son. Pero en el caso de Shyamalan no es tarde sugerir el oneroso e interesante mundo de la pornografía para darle un vuelco a su "carrera"; coño necesitamos su creatividad en este incomprendido género, estamos hartos de Milf Hunters #8, Cum-A-Palooza #10, Barely Legal #16, Jizz Sluts #12 y Buttman's Cornhole Cravers #25... Como sugerencia de la semana están mejor viendo Aló Presidente, Bailando con los gorditos o cualquier cinta de la serie Cornhole Cravers del pana Buttman, porque las otras ofertas de la cartelera dejan menos que desear. Especialmente con El Super Agente 86 doblada al mexica como alternativa del terror. Quizás debamos protestar desnudos frente a los cine en honor a cuento del poeta danés.

Film: Ñame (★☆☆☆☆)

___________
Bart en porretas

Etiquetas: ,

My Guavaberry Nights



En los viejos tiempos del sistema de estudios hollywoodense era habitual encontrar directores de cine provenientes de otras latitudes, tales eran los casos de Billy Wilder o Fritz Lang, quienes escaparon de ser perseguidos por su condición de judíos en la Alemania nazi, hasta monstruos como Erich von Stroheim o Alfred Hitchcock que llegaban a California atraídos por la infraestructura de los estudios. Y si bien en la Meca del Cine lograron la consagración y la inmortalidad, muchas veces el precio a pagar era una cierta opresión por parte de los productores (el caso de David O. Selznick con Hitch), o que sus propuestas, en algunos casos vanguardistas, chocaran de frente contra la maquinaria de los estudios, cuando no era la censura pacata que imponía el Código Hayes.

Estas fueron algunas de las razones por las que en décadas posteriores muchos directores extranjeros se negaron de plano a aceptar ofertas de Estados Unidos, o si lo hacían se enfrentaban a las iras de los círculos de críticos. Mencionar Hollywood era el equivalente al infierno para titanes como Ingmar Bergman, Federico Fellini, y en fecha reciente, Pedro Almodóvar. Y si bien la fama –y eventualmente el terror y la caída– le llegó a Roman Polanski al mudarse a Los Ángeles, no fue lo mismo con Michelangelo Antonioni quien salió con las tablas en la cabeza al hacer Zabriskie Point. Desde ese entonces los círculos artísticos y de ensayo ven con terror cuando algún director consentido de las elites acepta trabajar para el mercado americano. Algo de ello ha habido con Wong Kar Wai en su reciente producción, My Blueberry Nights.



Básicamente el film es un road movie deconstruido; es decir, si bien hay pasajes en el mismo en que la carretera es protagonista, ésta abarca sólo un aproximado de 5 % del total de la producción, la cual se centra en el arco sentimental que envuelve a la protagonista, Elizabeth, a partir de una decepción amorosa; su amistad y eventual romance con Jimmy, propietario de una pastelería; así como los destinos y desatinos a donde ella llega y los personajes que encuentra, conformados por un policía negado a dejar el alcohol y el abandono que le aplicó su esposa; misma que por más que intenta con cualquier hombre no se siente en el fondo feliz, y una apostadora que vive con la esperanza de ganar el premio gordo para siempre perder tanto en el juego como en las relaciones. Todo ello en una búsqueda del ser para cerrar el círculo y volver al principio.

Lo que en filmes como Happy Together, In The Mood For Love y 2046 era novedoso, diferente y sugerente, títulos que le valieron el reconocimiento mundial, en My Blueberry Nights se mantiene, aunque con un dejo de repetición. En su intento por reforzar las emociones de los personajes (Wong Kar Wai dirige y también escribe el guión en conjunto con Lawrence Block) termina por excederse en el uso de la ralentización y la hiperfragmentación a la manera de los video clips de U2 del año 1987, a saber, With Or Without You. Y no es que esto sea malo, pero sí puede producir hastío por lo persistente del efecto. Más a favor de ello, la edición cumple con marcar el tempo de los diferentes actos, en especial mediante el uso de viñetas en fondo negro que indican el sitio y el paso del tiempo. Además la fotografía a cargo de Darius Khondji (célebre por su trabajo con David Fincher) da la sensación de ver una revista en papel glacé, salvo en los instantes de los efectos ya mencionados. Lo musical viene de la mano del veterano Ry Cooder, conocido por muchos en fecha reciente por la música del documental de Wim Wenders Buena Vista Social Club, con sus ya conocidos fraseos de guitarra a lo hawaiano, como parte de una columna sonora compuesta por Gustavo Santaolalla, Amos Lee, Otis Redding, Cassandra Wilson, Cat Power y Norah Jones. Con esta última es de destacar que la canción compuesta por ella para el film, de nombre The Story, es a nuestro criterio tan débil que no debió haber figurado en la escena clave de la película. Lo sentimos por los fans de Jones, pero el tema no nos llegó. Hubiese sido preferible usar la maravilla que compuso Cat Power, The Greatest, conocida por aquellos que hayan visto el trailer y que es con mucho, una mejor canción.



Las actuaciones son destacadas y competentes. Desde un Jude Law en equilibrio de las emociones de su personaje, pasando por un David Strathairn sobrado en su papel de policía lleno de inseguridades y miedos, una Rachel Weisz cargada de profundidad y de dramatismo y una Natalie Portman impresionante, compleja y excelente en su rol. Pero no podemos decir lo mismo del protagónico. Podemos asegurar que Wong Kar Wai colocó a Norah Jones en el papel principal sólo porque le gusta su música, más no por su talento como actriz. Además de no saber transmitir con la expresión, también sentimos que sus diálogos son más recitados que sentidos; esto para no mencionar el hecho de que desaparece cuando comparte escena con sus coestrellas, en especial con Rachel Weisz y con Natalie Portman, quienes dominan la cámara y la película al aparecer en pantalla; tal vez el protagónico en manos de ellas hubiese sido de antología, con lo cual Jones integra la larga lista de cantantes que se meten a actriz (recordar a Mariah Carey o a Britney Spears), con la excepción magistral de Björk en Dancer In The Dark de Lars von Trier, que de tan bien que lo hizo que no quiso seguir actuando.

My Blueberry Nights es un film bien hecho, bien presentado, pero que de haberse considerado lo que se mencionó antes, pudiese haber sido un trabajo memorable. En esta oportunidad, Wong Kar Wai hizo bien en ir a Hollywood, pero aquí sí hubiese valido la pena experimentar con algo nuevo en vez de aplicar lo ya usado. Un poco de control del estudio no le habría caído mal a final de cuentas. En suma, es un film aceptable, no indispensable.

Film: Pasta (★★★☆☆)

___________
Spaceman Spiff

Etiquetas: ,


This has got to be the worst keynote evur!
Al parecer esta vez los rumores sobre el aburrrrido iPhone 2 (Zzzz...) o iPhone 2.0 no estuvieron del todo exagerados. Mas de 4000 desarrolladores han concentrado esfuerzos en desarrollar una plataforma estandarizada en lo que se ha convertido en la tercera revolución de Apple (la primera fue el Macintosh y la segunda el iPod). El nuevo sistema detrás del iPhone 2.0 se concentrará en funciones de comunicaciones empresariales aparte de aplicaciones para todo público. En la parte empresarial el enfoque es hacia el Microsoft Exchange ActiveSync support, es decir, correo electrónico, contactos, agenda global compartida como directorio empresarial actualizable en tiempo real (centralizado), Memos, bulletin boards, etc. Siendo el COCOA el alma central del desarrollo para la plataforma, utilizando recursos, APIs y Core Services como el mismo kernel del Mac OS X Leopard. Detalles sobre estas aplicaciones más abajo.

Booooooorrrrring!
Una de las peticiones más solicitadas por los desarrolladores ha sido que el iPhone posea soporte de procesos de fondo. Es decir, aplicaciones que hacen trabajos en segundo plano fuera de vista. Esto según Jobs es un problema porque añade compromisos al performance, además de matar la pila del teléfono. La solución que implementan es manejar los procesos mediante un servidor externo con acceso directo al teléfono mediante el servicio de la suscriptora. Los detalles no nos conozco y realmente poco me importan, no tengo un iPhone por los momentos y no me interesa uno. Pero es interesante cómo están expandiendo al teléfono para competir con mercados estandarizados como el Blackberry, el PSP y el emporio de Nokia/Motorola. Veremos si arrasa esos mercados como el iPod hizo con el Walkman de Sony. ¿El comienzo de un Imperio?

La sincronización de data entre el iPhone y la Mac sugiere que el teléfono mantendrá una réplica de los servicios básicos del Mac en el iPhone. En esta versión de MobileMe se plantea que el iPhone tendrá acceso al iDisk (algo que a mi nunca me ha servido para un coño), obviamente que también el iCal/AddressBook y el Mail App que hará que tus contactos, correos y calendarios se ajusten sincronizadamente y de una sola entrada. Por cierto que MobileMe reemplaza a .Mac (oooootra vaina que a mi nunca me ha servido para un coño), y que requiere de una suscripción del servicio para los usuarios del iPhone, la actualización es gratuita para los usuarios del extinto .Mac, Zzzzz...

Huh!?
Bueno, pero lo que me despertó de este snooze-fest fue que el iPhone 2.0 no podría venir sin un equipo renovado. El iPhone II viene a complacer a la llorantina de boludos que lo querían 3G desde el principio. Más delgado, de retaguardia plástica negra o blanca y con un perfil más robusto se presenta el teléfono de Apple que quizás pueda levantarle la ceja al autor de este blog... quizás. Retiene el funcionamiento EDGE mientras incorpora la tecnología 3G. Siendo 2.8 veces más rápido bajo 3G que beneficia las operaciones Web de Mail y Safari bajo el servicio de celdas celulares y no por una red Wi-Fi como sufría su obsoleto modelo saliente. Otra de sus mejoras incluye un audio más nítido y fuerte. GPS. Aparte que supera la duración de la batería alcanzando 300 horas de stand-by, 10 horas de conversación (5 bajo modalidad 3G), 5 a 6 horas de descargas por Internet o navegación, 24 horas de iPod y 7 horas de video. Se habló de muchas cosas en general, pero lo que más promete es que aparte de haber superado los retos de soluciones empresariales, soporte de 3G y aplicaciones independientes, se plantea abarcar el globo progresivamente hasta cubrir los mercados celulares de todas partes, con más de 70 países en la mira del objetivo. Disponible desde el 11 de Julio para 22 países que estén en la lista de soporte.

Pero lo mejor de todo es que su precio se devaluó a 199$ el de 8GB y 299$ el de 16GB, así que chúpenme las bolas todos aquellos que venden el iPhone 'ilegal' por millones de bolos, y que sea una lección a todos aquellos esnobistas pelotudos que cayeron por bolsa pagando esas sumas.



El "nuevo" iPhone no es una renovación en sí del equipo en cuestión, es un extreme makeover del sistema operativo y sus aplicaciones que lo hacen virtualmente de un producto nuevo.

Los nuevos servicios utilizando los recursos del Core Services del OS X del iPhone van desde las implementaciones del Core Image hasta el uso del OpenGL. Esto resulta fácil para que los desarrolladores implementen funcionalidad localizada en las bases y capas de los servicios intrínsecos del OS.

Utilizando un Interface Builder se pueden hacer interfaces de usuario que mantengan una familiaridad estandarizada a través de todas las aplicaciones simplificando la intuitividad como ocurre con las aplicaciones del Macintosh. Una aplicación que debuta es el iWork con limitados recursos pero de gran utilidad móvil. Otra de ellas en mente son los juegos de video.

De hecho SEGA, el ex-gigante de las consolas responsables del Genesis y del Dreamcast en tiempos pasados, piensa desarrollar juegos para el iPhone pensando en la plataforma como un medio viable. ¡Cof! ¡PSP! ¡Cof! Otras de las aplicaciones es la compra en línea, como Amazon, eBay y otros servicios fuera del iTunes Music Store que introdujera esta novedad. Así como el sistema de noticias móviles que actualiza la data que incluye audio, video aparte de texto, y hasta un programa médico en 3D mostraron.

También para los deportes MLB.com anuncia su soporte para el teléfono con estadísticas y resultados en tiempo real (otro widget que ya existía desde el Tiger). Esta actualización del iPhone a 2.0 estará disponibles gratuitamente en el App Store que debuta pronto y que también incluye los apps y juegos... gratis para los usuarios LEGALES del iPhone y 9.99$ de ñema enyucada para los usuarios del iTouch.


Bartolomeo
The iPhone Developers Conference 2008: este tiene que ser uno de los mas fastidiosos, por no decir el peor, keynote que haya tenido la ladilla de ver. Prácticamente un iPhone Developers Conference porque nada tuvo que ver el Macintosh, siquiera una aplicación del Mac en las dos horas de este Lexotanil Radioactivo que se ha convertido el RDF™ de su mercurialeza real. Por Dios, si alguien me hubiera dicho años atrás que Apple se convertiría en una compañía de celulares le habría dado la espalda y nunca le hubiera hablado de nuevo (después de cagármele de la risa en su cara). Gran huevonada, un nuevo iPhone 3G y más aplicaciones para que Steve consiga el capricho de tumbar al Blackberry y a Palm. Dos horas de paja para un celular. Sí, entiendo que pertenezco a otra generación que en nada se entusiasma con estos aparatos que sólo son para "telefonear" pero al parecer la mayoría quiere hacer de éstos artefactos la nueva robotina. Esto asusta porque al parecer se quiere motivar a los desarrolladores a crear aplicaciones para esta "plataforma" que a la Mac en sí, la cual es la verdadera vena innata de Apple. Sé que es prematuro anunciar otro Mac OS X pero al menos se puede intentar que Apple penetre en los mercados de software donde el PC aún mantiene dominio. Es decir, como el mercado del CAD, el mismo Office y la estructura del Windows Server, los juegos y hasta la parte administrativa donde sobresalen aplicaciones como SAINT y PROFIT. Esos son en mi opinión los puntos a atacar de parte de Apple para que sus desarrolladores se concentren. Crear aplicaciones para Apple en base a estos mercados donde la manzana aún no hace mella. Pero no, el celular, lo que vende, lo desechable, lo casi inútil (señores las cámaras de los celulares apestan, sus walkmans, su desempeño como PDA, todo a medias). Ni siquiera anunciaron las nuevas MacBook con LED LCD y Montevina Core 2 Duo. Nada, ahora todo es iPhone. -Sir Barton

Etiquetas: ,

El Gurú del A... udio



Hemos tenido descuidadas algunos columnas a las cuales nos adherimos por aquí como parate de los tópicos principales que cubrimos. No en vano ha sucedido que varios de estos días pasan sin que dejemos algo para ustedes -sin culpar a terceros- por la flojera u ocupación laboral que nos haya mantenido enfocado en otras prioridades. No crean que se nos olvidó o que repentinamente nos convertimos en un blog de video juegos como nos han acusado en los días corrientes (pero tengan un PS3 en sus home theaters para que vean mamapipes). Hablemos de Audio ha sido, sorpresivamente, una de las columnas que ha arrojado una nutrida casta de seguidores. Digo con sorpresa ya que asumí que el Hi-Fi como hobby estaba en desuso por culpa de la generación iPod/MP3, donde muchos de ustedes no sólo ha demostrado una preocupación por la fidelidad, sino que buscan la mejor experiencia visual y sónica de sus equipos de audio, modestos o exóticos. Es por ello que he tratado de llevarles lo mejor de mi experiencia y limitados conocimientos en este fascinante mundo de las artes visuales y sonoras. No en balde es el medio para reproducir las dos disciplinas que componen a este blog en la comodidad de nuestros hogares: El Cine y la Música.

Estoy preparando otra serie de artículos para ustedes que les pueda servir como los que leyeron en buena parte del 2006/2007. Me tomará un tiempo editarlos y depurarlos lo más digerible posible, pero no quiero que durante ese tiempo siga el mutismo de la columna, por lo que se me ocurre tirarles unos aperitivos para la próxima semana mientras viene el plato fuerte. ¿Qué tal si hacemos una rueda de preguntas para responder muchas de sus inquietudes? ¿O que digan cuales son los temas dentro del hobby que deberíamos prestar atención y que puede servirles para ayudarlos a mejorar sus experiencias o a solventar problemas? Sus inquietudes, sus preguntas, sus dudas, mitos, etc. Recuerden que la pregunta más estúpida es la que no se hace. Así que nada de pena ni temor a quedar como "bruto" o "ignorante" porque nadie nació aprendido, hasta Ricky pregunta ¿verdad amiguito? No joda yo pregunté, indagué y pedí ayuda que jode ¿Por qué ser egoísta y no transmitir la información? Quizás es por eso que el Audio se está perdiendo como hobby serio. Podemos hacer de esto una especie de consultoría médica gratuita que algún día me pagarán en birras. O quien sabe, que pueda terminar por asistirlos en persona con mucho gusto como he hecho con amigos cercanos en el pasado. Así puedo saber hacia donde dirigir mis artículos con un enfoque más personalizado.

Tampoco crean que vamos a resolver las incógnitas de la vida, saber si hay vida después de la muerte, el misterio del porqué las salchichas vienen en paquetes de diez y los panes en paquetes de ocho, si hay diamantes en diamántoli, los datos del 5 y 6, los números del triple ni tampoco su relación de peso/colesterol mequetrefes, Audio y solamente Audio (se sobre entiende que también incluimos el video). Por lo tanto, escriban a mi correo o dejen su sugerencia / pregunta como comentario si lo quieren hacer más público, total, es un espacio para compartir.

Así que Hablemos de Audio...

______________
Sir Barton

Etiquetas: ,

1984 Déjà vu
Anunciada en Mayo y despachada en Agosto, un Macintosh distinto en estética y operación marcó un nuevo comienzo para Apple a la víspera del nuevo milenio. Originalmente dirigida al mercado del hogar, con el Internet en mente, fue la apuesta más original en 20 años desde que la plataforma hiciera debut en 1984. En 1998 Apple revisó el concepto del Macintosh con la misma filosofía de simplicidad que definió la campaña original dos décadas atrás: "el computador para el resto de nosotros." Que de alguna manera se había perdido y complicado durante su evolución en el mercado, alejando a las masas que alguna vez se sintió atraída por su simplicidad y facilidad de uso. El resultado fue el Macintosh para la generación Internet, que con su arrojado diseño industrial, solución integral y simplicidad operativa vino a colocar no sólo el punto sobre la "i", sino la letra completa delante del clásico nombre: iMac.

El iMac fue promocionado con la misma filosofía de simplicidad que su homólogo debutante, tomando prestada la imagen y el concepto de “Hello” como lo hizo el primer Macintosh años atrás. Con el añadiente de enfatizar el Internet para todos subrayando que “todo venía listo de la caja al escritorio”, con “3 sencillos pasos” para conectarse*. Demostrando que no había nada complicado para que todo el mundo pudiera disfrutar del Internet como en el pasado hizo el Macintosh original con el concepto del PC.



The Messiah
No conforme con romper el paradigma de la complejidad del Internet, el iMac rompió el esquema cultural de la apariencia típica de un computador en una época donde predominaban las aburridas cajas cuadradas, de color beige y tan atractivas para el usuario común como una lata de aceite para un atún. La apariencia traslúcida bi-color del iMac -hasta en 5 colores bajo el concepto todo-en-uno de formas redondeadas- vino a ser una partida diametral de las cajas cuadradas grises y beige que acostumbrábamos a ver entonces. Al igual que en 1984, otro público se sintió cautivado además del usuario profesional, el ejecutivo y hasta el geek. Una vez más la configuración única vino a satisfacer las necesidades del usuario común, trayendo todo lo que éste podría usar en un computador personal, sin tantos periféricos, manuales, cables o conexiones complicadas. Atrayendo -de nuevo- a masas que podían disfrutar de un computador con acceso instantáneo a Internet quienes antes se sentían alienados.

The Return of the King
El iMac se convirtió de la noche a la mañana en un éxito rotundo que le devolvió un segundo aire a Apple, que venía de uno de sus períodos más inestables y con el futuro más incierto dentro de la industria para el momento. Marcó el retorno de su mercurialeza real Steve Jobs, quien vino como virus colado en la estrategia por renovar el sistema operativo Mac, mediante la absorción de su compañía NEXT a la nave madre que fundó en un garaje de su casa 20 años atrás. El iMac fue el best seller de todos los tiempos para un equipo de computación en todas las regiones del mundo. En parte por un atributo poco reconocido -nada técnico- pero que ayudó a su rápida y masiva adopción: la reducción de su precio para acabar con el estigma de que “las Macs son caras” (estigma que dejaron las ridículamente costosas Mac de buena parte de los ’90). Esto ayudó financiera y prestigiosamente a Apple a salir de sus problemas financieros y retomar a gotas el mercado que perdió a manos de Microsoft y su Windows 95. Fue a partir de ahí que Apple se consolida como líder en diseño industrial.

Hello... Again
La clave de su radical diseño vino de la maño de su diseñador interino -hoy día vicepresidente de diseño industrial- Jonathan Ive, que no tardó en esparcirse hacia toda la línea de productos como el PowerBook, en PowerMac, el debutante iBook y el próximo a llegar que haría una pequeña revolución dentro de Apple y el mundo de la música como lo hizo el iPod.

Al iMac se le añadía alguna novedad cada cierto tiempo para mantener fresco el concepto y las ventas estables. Esto vino a traducirse en la opción de variedad de colores a elegir, cero ventilador -para ser la máquina más silenciosa del mercado- FireWire, CD-R/RW y mejorados diseños de Teclado y Mouse (no pregunten por qué se enfatizó en rediseñar estos periféricos, ya que todos saben que los primeros fueron la única raya negativa de su casi impecable currículo como producto revolucionario durante su primera década en el mercado informático).

iMac, The White Album
Sin embargo, el cambio más radical vendría en el amanecer del nuevo siglo con el iMac G4 que cambiaría su tradicional diseño de “huevo de pascua” por otro de “lámpara Pixar” o “Girasol” como oficialmente se le acuñó a su inspirada forma extraña. Con una pantalla LCD flotante que desafía la gravedad mediante su brazo de aluminio que reposa sobre un "medio balón" de CPU. Aquí debutaría la campaña por derrocar el monitor tradicional CRT que se resistió con la aparición del eMac. Que no fue otra cosa que un diseño alterno por renovar la forma tradicional del iMac clásico -que fue rechazado como candidato para el iMac G4- para terminar como el “iMac bastardo” dirigido al marginado mercado educativo. La nueva iMac G4 no sólo fue rediseñada por fuera, ya que el PowerPC G4 le vino a dar las alas que da el Red Bull y que anteriormente era reservado exclusivamente para las PowerMacs y las PowerBooks. Tristemente esta segunda generación de iMac no pudo repetir el exitoso caudal de ventas de su antecesor, siquiera con el atractivo del LCD y el SuperDrive.

SuperMac Returns
Esto vino a cambiar con su tercera generación que rediseña todo desde cero. Ambientada en el concepto de la popularidad de las pantallas planas, se vio por fin el deceso del CRT con el iMac G5 (y el fin del eMac) que pondría el punto sobre la “i” en la palabra iMac una vez más. Llegando a ofrecer opciones que no suelen ser comunes en la línea consumer-Mac, como Firewire 800, pantallas de 24" con salida DVI para dual display y una web-cam integrada. Que con el consecuente cambio a Intel, adquieren un nivel de performance respetable para trabajo profesional debido a la arquitectura de doble núcleo. Y estéticamente adquieren sobriedad al emular la línea Pro con carcaza de aluminio pulido cual Mac Pro/MacBook Pro.



Todo parece indicar que el iMac vino para quedarse. Con el cambio a Intel toda la línea del Macintosh cambió de nombre por otro que se acomodara a la nueva filosofía de procesadores de Chipzilla (Mac); todos menos el iMac porque constituye un icono cultural dentro de la computación como si fuera un estándar. El modelo más largo en la historia del Macintosh y a sólo 7 años de igualar el record del Apple II, cuya permanencia en producción y ventas constituye el más largo de la historia comercial de la marca de la manzana y que sembró las bases económicas de la compañía, que hoy rescata el popular computador que cumple 10 años.

Feliz 10º aniversario iMac. Nunca he tenido una porque siempre he preferido las torres Pro por expansiva versatilidad, pero quizás algún día lo haga para no quedarme fuera de la onda cultural, así sea por fiebrúo para tenerla de adorno o ver pornos.




Sir Barton

[*] "There's no step three! there's no step three!" -Jeff Goldbum en el primer comercial del iMac

Etiquetas: ,

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex