<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante)

Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

La Otra Dimensión: El Santo Grial del 360

Review: Gears of War (X360) - Es complicado hablar del santo Grial en la consola XBox 360, el antes y después de los juegos para este medio, déjense de joder los amantes de sHiAtLO, el juego de tipo serio se llama Gears of War.

Uno de los juegos más enviciantes que me he topado en mi actividad en el X360. La "Enviciabilidad" es Sir William McKay. Magnifico a nivel visual y lo que transmite ese carácter HDP que Marcus Fenix expresa desde el momento que Dominic lo libera de su encierro luego de ser un antiguo héroe de guerra.

Desde el comienzo del juego nos cambia la forma como percibimos cada uno de los Shooters o FPS existentes, de hecho este es un TPS (Third Person Shooter) y en vez de darte una misión de “dummy” donde aprendes a usar las armas, simplemente te sueltan en el escenario de la guerra para que te entrenes rápidamente. Recorriendo unos pasillos aprendes los controles básicos del juego, abriendo y disparando a blancos de guerra; y la simpleza del uso de los controles reside en la grandeza de GoW, que en vez de provocarte artritis en las manos tratando de hacer un disparo, con un par de botones en tu mando tienes la capacidad de matar y MATAR en el mejor sentido de la palabra. Ver como la bala de tu lanzer atraviesa a tu enemigo, en el mejor arte gore, ves como el impacto los hace caer, con partes de su cuerpo saliendo disparadas mientras la sangre escurre de su cuerpo. Sencillamente una sensación de gloria orgásmica asesina.

La misión del juego es simple, liberar gente, conseguir ciertos blancos y al final de todo eliminar a Raam, un maldito general Locust que con su aspecto sobrehumano te muestra que no te tiene miedo y es el jefe de ese planeta de mierda.



Ahora la pregunta que nos podemos hacer es simple, ¿qué hace Marcus y Dominic en este planeta (SERA) que parece abandonado y destruido? ¿luchando por nada? Para poder responder esto debemos irnos un poco al pasado, el planeta tuvo escasez de energía y, haciendo excavaciones, se descubrió una fuente alterna y barata en las entrañas del mismo, lo cual hizo que ahora SERA fuese una pieza interesante de conquistar por otras naciones (que devengó en una guerra en la cual nuestro personaje participó y por cuestiones de su carácter fue detenido). Mientras se hacía la explotación de esta energía barata, los Locust emergieron de su hábitat para comenzar la lucha por el planeta -el llamado Día de la Emergencia- que devino luego por necesidad en la liberación de Marcus.

Durante 5 largos Actos nos tocara ir descubriendo este planeta destruido, luchar con los habitantes surgidos de las entrañas de la tierra (Locust, Berserker, Krills, etc.). Ir viendo como vamos eliminándolos sin que siempre podamos usar nuestra ira para esto (llamemos ira al hecho de usar nuestro lanzer para destripar a algún enemigo usando la sierra).

Como decía en el párrafo anterior cada enemigo debe ser eliminado de una forma diferente y algunos son mas duros que otros, por ejemplo matar a un Boomer cuesta mas, pero es super divertido escuchar su voz de retrasado mental diciendo “Boooom!” cada vez que van a realizar un disparo -que te da la ubicación donde está- y así poder acertarle una buena dosis de metal caliente en sus entrañas. Pero por ejemplo un Berserker es imposible matarlo si no consigues el martillo del alba y lograr hacer que el satélite dispare el láser para eliminarlo.

¿Qué criticaría en GoW? que el juego se hace muy lineal, no hay chance de explorar el mundo debes hacer lo que debes hacer y ya, ciertas zonas o puertas no se abren hasta que cumplas una parte (aunque parezcan pasos libres), sencillamente se hace medio tedioso todo esto. La parte gráfica, a pesar de ser un juego del año 2006, es algo que te hace sucumbir y abrir la boca para decir ¡Waaooo! Al ver este mundo, muchas veces sombrío y oscuro, el sonido de un fogonazo de tu arma hace que el silencio del ambiente muera y se ilumine en el medio de una balacera sangrienta en el mejor estilo de una película asiática, donde los pedazos de parte y parte adornan las paredes de la zona por donde transitas. Otro festín gore para los amantes de este suculento arte (o sea yo xD).



Una de las ventajas del sistema de sonido de GoW es que los disparos se distribuyen por tu HT permitiendo ubicarte de alguna forma y saber de donde te están atacando. Por ejemplo la escena de la fuente, donde quedas en el medio, te atacan desde cualquier lado y tienes que actuar rápidamente sellando los huecos para evitar que los enemigos sigan saliendo. Y si seguimos hablamos del ambiente sonoro este es una de las mejores características, llegando al extremo de sentirnos en una película cuando estamos en el fragor de una lucha contra las hordas de los locust y sentimos ese magnifico OST score en el ambiente; animándonos cuando vamos ganando o sino sintiéndonos oscuros y depresivos en los ambientes de lucha que son contrarios a nuestro esfuerzo.

El modo online nos presenta batallas entre comandos CGO y hordas de Locust en diferentes mapas (escenarios) donde la brutalidad y sangre son mucho mayores al juego offline. La mayor critica es un lag demasiado latoso para los jugadores que le da una ventaja muy grande a la persona que realiza la función de host, dándole la oportunidad de asesinar y destripar a cualquier enemigo antes que este se de cuenta. Para poder descargar muchos de estos mapas fuera de USA hay que usar algún proxy que nos haga parecer que vivimos allá sino el sistema live no lo permite, cuestión de evitar supongo algún juicio extraterritorial o simplemente xenofobia electrónica xD.

La muerte de Raam al final me pareció como muy simple, es difícil de matar por culpa de los HDP Krills que lo acompañan, pero al darle la vuelta sabes que siendo tan grande es también igual de torpe. Puedes tu alejarte rápido y asestarle unos buenos fogonazos en la testa (hasta que la pesada masa amorfa de mierda cae) y puedes activar la bomba con lo cual eliminas estos apestosos seres.

El tema es que te enteras -luego de todo esto- que no lo has matado a todos y que como ave fénix regresan por ti en el tan esperado GoW 2 para este Noviembre.




Jugabilidad: Sir William McKay; Tema: Sir William McKay; Presentación: Sir William McKay; Multiplayer: McKay ¿60$?: Aunque el GoW 2 valga 100$ lo compro.

[X360: 2006. 1-Disco (DVD). Video HD: 720p/1080i. Sonido: Dolby Digital E 5.1, Jugadores: 1-4 (Cooperativo), Online: Sí (de 1 a 8 Jugadores en Live); Espacio de Disco: 1MB, ESB Rating: M (Acaso pensaban que luego de tanta sangre era apto para imberbes :D)]



___________
Zeitan "Marcus" Hell

Etiquetas: , ,

5 COMENTARIOS

*صديق هو خير من الدجاج



Si no son de los que disfrutan los thrillers con asesinos en serie como nuestra recomendación Rural de la semana, les tengo otra y que estrenan hoy: The Kingdom. Fuimos a la presentación privada a la prensa, es un camión de película con mucho toque real de denuncia y sí... ¡plomo! Ya va, ya va... ya sé que van a decir, que "a los sádicos rurales les encanta una balacera en pantalla" ¿sí y cuál es el problema? Prepotencia armamentista aparte, The Kingdom no se basa en la acción ya que apenas es el contorno platanero del enriquecido pabellón que es este film, con el guión como el arroz, las actuaciones como las caraotas y... ¡Jennifer Garner como la carne! ¡Mmmmmm!

The Kingdom encierra el tema actual del petróleo y las pugnas detrás de las guerras pre-fabricadas para obtenerlo y controlarlo. Mas o menos similar al drama de Syriana pero sin tanto diálogo suspensivo y con mas plomo. La temática central se vuelve aleccionadora en calidad de auto crítica usando el film para denunciar como señaló Spiff cuando se refirió al tema-de-moda en la reseña de Lions For Lambs (¿Dónde está nuestro co-editor de cine esta semana?). Pero en este caso The Kingdom revela algo más que la realidad implícita en este conflicto mundial sin sentido ni conclusión.



Un grupo de investigadores (agentes especiales americanos) intentan resolver un genocidio dentro de una comunidad americana militarizada en competencia policial con las autoridades del Reino de Arabia Saudita. La carrera por ver quien detiene primero a los fundamentalistas islámicos termina en una lucha por sus propias vidas a medida que se acercan al núcleo de los terroristas agresores.

The Kingdom se presenta sin altruismos heroicos hollywoodenses que traten de hacer propaganda pro-yankee e inclinar las opiniones en su favor por el debate de Irak. Simplemente presenta las cosas como son, como están y como seguirán (con una balacera encendida por cierto). Con los antecedentes que señalan a todas luces que los acontecimientos actuales, aunque se encuentran en su punto más álgido, han persistido en otros escenarios políticos e históricos con asombrosa similitud. Es decir, los americanos siempre han querido aprovecharse de los recursos energéticos del globo y los legítimos dueños siempre se han resistido. Esto no va a cambiar.



Aunque dirigida por Peter Berg y escrita por Matthew Michael Carnahan, nombres poco conocidos y de carácter de debutantes en las grandes ligas de Hollywood, fue el respaldo de Michael Mann como productor ejecutivo lo que me inspiró confianza desde el comienzo. Como también la presencia impecable de dos calibres de la actuación como Jamie Foxx (Collateral, Jarhead, Ray) y Chris Cooper (The Bourne Identity, Breach, Seabiscut, Jarhead) en el reparto principal... sí, sí, sí, está bien, y el jamón de Jennifer Garner, lo admito. Ya habíamos visto la química Actor/Director entre Foxx y Mann en la excelente Collateral (2005) y pocas dudas tuve sobre su desempeño en esta buena película (aunque la química no funcionó en Miami Vice). Lo acompaña el actor de TV Jason Bateman que demuestra que no es el mamador de gallo que vemos en Arrested Development. Aplaudo la rítmica directoral de Berg que presenta la trama con buena linealidad que lleva una buena secuencia de los acontecimientos.

En fin, la estrenan hoy y la recomiendo con confianza si quieren algo menos intenso y surreal que Mr. Brooks. Considérenlo como la recomendación de la semana que viene, porque no creo que vaya al cine este fin de semana.

Film: McKay (★★★★☆)

___________
Sir Barton

[*] Un amigo es mejor que un pollo.

Etiquetas: ,

3 COMENTARIOS

La Otra Dimension: Hail the Freeman!

Review: The Orange Box: Half Life 2 (PS3/X360) Black Mesa, planta nuclear militar en New Mexico, U.S.A. Eres el científico Gordon Freeman* que participa en un proyecto de cuántica interdimensional nuclear para el Departamento de Defensa. Que termina mal desencadenando un Resonance Cascade trayendo alienígenas de "la otra dimensión" (Xen). Caos que obliga a la humanidad rendirse ante una raza llamada COMBINE que eventualmente toma el control del mundo. Perdimos, fin de la historia.

Así terminan los hechos en Half-Life**, el 'juego del año 1998' por su particular historia distópica sobre la caída accidental de la humanidad que da vida a un anti-héroe que poco se asemeja al estereotipo común de los video juegos: Gordon Freeman. Sembrando las bases de una nueva saga en el mundo de los video juegos que retornó seis años más tarde con una sólida secuela: Half-Life 2. En la categoría de los juegos de primera persona, éste es EL juego por el cual todos los demás se miden, punto. En cuanto al tema, jugabilidad y presentación, es duro vencerlo, por eso es tan imitado. Salvo por la mediocre codificación para las consolas PS3/X360 por la infame casa EA (malditos), este juego es una joya de rigor en la juegoteca de cualquier Playstation y XBox. Parece mentira que luego de tres años que salió la serie Half-Life 2, su motor 3D -Source- se encuentra invicto en acabado, física y textura visual. De hecho, sólo puedo mencionar los quasi-fotográficos gráficos del Call of Duty 4 como lo más cercano en tiempos recientes, pero aún nada en comparación con lo que hace Source bajo el capot de Half-Life 2.



Valve Software la sacó del parque al incluir toda la serie de HL2 (hasta donde llegó en el 2007) en un paquete único al que llamaron The Orange Box. Si te la has perdido, te pones al corriente desde el comienzo de la secuela hasta el Episodio 2 donde se encuentra hasta el momento.*** No importa si no jugaste el primer HL.

El tema continua -dos décadas luego- donde terminó Half-Life para salir de las cerradas instalaciones de Black Mesa y expandir la trama en City 17, toda una ciudad ficticia en Rusia como patio de juego (inspirada en Pripyat -Chernobyl- Ukrania). Aunque no es novedoso, viene tan cargado de originalidad que olvidas la repetición del clásico cliché de los FPS que nació con DOOM (iD), el de Humanos vs. Aliens. Lo que te da una sensación absoluta de realismo y atmósfera creíble que pareciera a momentos estar ahí, en especial si lo experimentas en HD 720p gracias a su increíble presentación gráfica mequetrefes. La jugabilidad mejora en muchas maneras rompiendo con la monotonía repetitiva de su exitosa precuela. En este caso, como la humanidad se rindió ante los COMBINE, Gordon Freeman forma parte de la resistencia humana con su habitual bio-traje gris/naranja (The HEV suit) y su clásica arma de elección: la pata de cabra mascaclavos (recogiendo toda clase de armas a su paso por el juego).

Novedades en la jugabilidad debutan en HL2. Como el uso de vehículos en algunos niveles que tiende a cansar de lo largas que son sus secuencias. Además de la compañía de una tiernita -Alyx Vance- que te enamora por su impecable actuación vocal y su animación facial casi humana; la mejor en juego alguno hasta la fecha, incluso luego de los casi tres años que tiene el software. Es la única "nueva" de los personajes, casi, lo digo porque ya la habían nombrado siendo una niña en Half-Life, la hija del colega Eli Vance (quien regresa al igual que otros personajes memorables como Barney Calhoun, Isaac Kleiner, el traidor de Dr. Wallace Breen -quien en esta ocasión se alía con los alienígenas a cambio de poder- y por último nuestro "amigo" The G-Man).



La jugabilidad es suave y coherente como una seda sin costuras. Todo se siente real, todo es interactuable, la física es la más perfecta que jamás hayas visto en juego alguno, es decir, todo interactúa con todo -en relación causa/efecto- ofreciendo alternativas de inmersión, aparte de una flexibilidad infinita en los sempiternos problemas que debes resolver nivel tras nivel (no todo es plomo). Casi nunca se vuelve repetitivo ya que o estas resolviendo problemas, entrándote a tiros con los soldados COMBINE, batallando contra zombies o luchando contra reloj en situaciones diversas.

Aquí la estrategia cuenta, por lo que rendir las municiones y administrar bien el uso de tus armas es crucial. Hablando de armas, aquí debuta la pistola de gravedad que desafía toda ley de la física dejándome sin calificativos para describir su funcionalidad en estas líneas, debes jugarlo para experimentarlo. Después de la fiel pata de cabra, esta arma es tu mejor aliado en todos los episodios, con ella puedes usar casi cualquier cosa a tu rededor como arma si te quedas sin municiones.

Pero la jugabilidad pierde un poco el entusiasmo en un par de niveles largos donde debes usar dos vehículos -una moto lancha y un buggy- para seguir la ruta lineal de la trama. Tan largos son que cansan por más paradas que existan para resolver obstáculos y entrarte a piña con el enemigo (afortunadamente no se repite en los EP: ONE y TWO con la misma longevidad). Por cierto el enemigo disfruta de uno de los AI (Artificial Intelligence) mas arrechos que estresan tus habilidades y reflejos hasta al límite.



La presentación supera casi cualquier cosa que exista hasta en el PC salvo por los gráficos de Crysys (a decir verdad el motor de Crysys es reciente cuando el de Half-Life 2 es de hace tres años). Aquí todo es casi fotográfico, no puedes dejar de tomar aire para contener el impacto generado por el realismo de los escenarios y los paisajes hasta en los detalles más pequeños. Todo tiene textura palpable que se aprecia mejor en alta definición. El uso impecable de los vertex shaders (luz y sombra) raya en lo tenebroso de lo real que se ve. Este juego es crudo y grotesco en el uso de la sangre y decoración mórbida post apocalíptica, si eres de esos que se impresionan con mutilados, sangre a chorros y morbosidad visceral, mejor juega Mario Bros, éste es un juego de Tipo Serio®.

El sonido es tan dinámico que genera una atmósfera creíble, tanto que la condición de surround es opcional. Sólo escuchar el sonido de las armas de casi todo el arsenal es increíblemente realista y dinámico. ¡La música es lo mejor que tiene el juego! ambientación tétrica techno-industrial europea que sacude tus sentidos y se dispara en los momentos perfectos para acelerar la tensión y el drama.

¿Qué le quita la puntuación perfecta? Aunque no es culpa de Valve porque de verdad hicieron un excelente trabajo, reprimimos su mediocridad al pasarle a EA Software la tarea de portarlo al PS3/X360 por no saber codificar para cada consola. EA porteó el juego a los coñazos sin optimizar el código para el hardware de cada una. ¿Las consecuencias? aunque se juega bien en general, es inaceptable que en algunas escenas -pocas afortunadamente- tengan caídas en el frame rate (fluidez de la animación de cuadros) que molestan sabiendo que Half-Life 2 se juega 100% fluido en hardware del Pleistoceno como un PIV a 2.4GHz con una nVidia 7300 GT PCI-E.

Pero que esto ocurra con el hardware V8 que traen el PS3/X360 es una inaceptable grosería. ¿Por qué? porque portearon aprovechando UN sólo núcleo de los CPU de ambas consolas, renegando casi toda la fuerza gráfica en la tarjeta de video. Es triste que un clásico de la historia como Half-Life 2 sufra de esta mediocridad de tratamiento al reeditarlo para la séptima generación de consolas.

Fuera de esto es un juego perfecto y no impide que se disfrute. Por lo que no dejo de recomendarlo con todas mis fuerzas. Un juego donde no hay finales felices y la situación de la humanidad no parece mejorar por más que avances en victorias pequeñas que acumules. Deprimente, oscuro y grotesco, el juego perfecto para mis sobredosis de Paxil. Altamente recomendable.

Jugabilidad: Willy McKay (★★★★★)
Present: Sir William McKay (★★★★★★)
Tema: Willy McKay (★★★★★)
Multiplayer: N/A (☆☆☆☆☆)

¿60$?: Seguro.

[PS3: 2007. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 720p. Sonido: Dolby Digital E 5.1, Jugadores: 1, Online: Requerido (sólo Team Fortress 2); Espacio de Disco: 520MB (mínimo), ESRB Rating: T-M]



______________
Barton Freeman

Nota especial: Aunque celebridades retiradas del medio actoral prestan sus voces al cast de Half-Life como hacen muchos actores en etapa de retiro, resalta como nota curiosa la presencia de Mike Patton, famoso vocalista de rock, haciendo breves apariciones vocales en Portal. No es primera vez que presta su voz a personajes de video juegos, como la voz oscura del protagonista en la reciente "The Darkness" (2K) para la PS3/X360, sino que se le conoce como un frenético fan de los videojuegos y que mantiene amistad con gente de la casa Valve Software. Otros títulos donde se sabe que participará es en "Left 4 Dead" (de Valve) así como le dará vida al protagonista de la próxima "Bionic Commando" de Capcom. Definitivamente este carajo explota el potencial de su poderosa voz sin límites.

[*] El nombre del científico rebelde Gordon Freeman fue inspirado para homenajear a Freeman Dyson, un científico que dedicó su vida a la física cuántica como la labor de Gordon en HL, aunque no se pareciera físicamente ni tuviera habilidades de combate.

[**] Half-Life es el término utilizado en la ciencia para medir el tiempo que tarda una sustancia "X" en permanecer alojada en un huésped hasta que pierde la mitad de su efectividad sobre ella. En el caso de la radiación por plutonio es de 350 años (promedio) por lo que había tiempo de sobra para idearse la secuela que desencadenó la ola más grande de reverencias y premios de "juego del año" de la historia de los video games: Half-Life 2.

[***] En el Orange Box se encuentran tres juegos de HL completos, más dos mini-juegos extras: HL2, HL2: Episode ONE y HL2: Episode TWO (el Episode THREE lo prometen para este año para cerrar la serie y quizás emprender en la inevitable continuación con HL3). Los otros dos juegos incluidos se llaman Team Fortress y Portal, siendo el primero una joda multiplayer on-line que nada tiene que ver con la saga de HL, y el otro con cierta relación pero paralelo a la trama oficial. Todos son excelentes, pero el plato fuerte es la serie en cuestión.

Etiquetas: , ,

2 COMENTARIOS

RMX*: Testament gratis en GillmanFest (En serio)



¿Qué hubo, mequetrefes? Múltiples actividades profesionales –esos sacrificios laborales que hacemos todos los días para poder pagarnos nuestros nada baratos hobbies– nos han mantenido un poco alejados de este espacio, pero eso no significa que no han estado pasando cosas interesantes en el mundo del metal. En el plano local, debo decir que el concierto de Dream Theater estuvo excelente e incluso superó mis más altas expectativas. Como ya mencioné alguna vez, aunque son una de mis bandas favoritas, en los últimos discos me ha parecido que han adoptado una tendencia a repetirse y a caer en una extrema autoindulgencia, por lo cual han terminado por aburrirme. Sin embargo, el concierto el pasado 14 de marzo en el Forum de Valencia fue todo un éxito.

A diferencia de su primer show por estas tierras, en septiembre de 2005, en esta ocasión se trajeron todo su equipo y parafernalia, y además, luego del buen sabor de boca que les dejamos en aquella ocasión, los panas lucieron totalmente entregados al público, con un John Petrucci más expresivo que de costumbre, James La Brie súper animado y, por supuesto, Mike Portnoy y Jordan Rudess más pantalleros y payasos que nunca. Hasta al “chino” John Myung, que es un muerto en cuanto a presencia escénica, se le vio haciendo un headbanging casi imperceptible y de vez en cuando una sonrisa asomó su boca. Aunque se había dicho que la acústica del sitio era una porquería, los ingenieros de sonido de la banda se botaron con un trabajo impecable. Y, tal como el mismo Portnoy había prometido, un set-list de lujo, sin ninguna canción repetida del concierto anterior, con mucho del último disco y algunas joyas que no tocan frecuentemente. Definitivamente un Willy McKay para los panas, que lograron reivindicarse conmigo.

Paralelamente, debo comentarles que Paull Gillman anunció que traerá a Testament para la próxima edición de su GillmanFest, que se realizará el 24 de mayo en Valencia, con entrada gratuita, e indicó asimismo que está haciendo todas las gestiones posibles para incluir en el cartel a Megadeth, al día siguiente y con un precio estimado en apenas 150 súper bolívares. Aunque mi tendencia natural en este tipo de cosas es no creer hasta no ver confirmación de un promotor reconocido, debo admitir que todos mis deseos están puestos en que Gillman logre su cometido y traiga a estos panas, en especial a los ’Deth. Sería un verdadero servicio de su parte a favor de la comunidad metalera nacional, que le generaría un muy merecido respeto de mi parte.

Por otra parte, aparentemente el 25 de abril se presentarán en Maracay los panas de Obituary, otras leyendas seminales del death metal. Asimismo, los promotores de este show (Slacht Productions e Incarnated Producciones) anuncian para más adelante a otros pesos pesados del death como Suffocation, Sinister y Vital Remains. De ser cierto todo esto, los próximos meses apuntan a ser de cabilla de la mejor calidad, así que vayan desempolvando sus muñequeras puyúas y sus franelas de monstruos.

En materia de nueva música, nuestras manos sudan en espera de una shit piñata directo de Amazon con prometedores lanzamientos, como el nuevo disco de Death Angel, que en el preview en MySpace sonaba realmente BRUTAL. Viene también desde Inglaterra el último EP de Porcupine Tree, titulado We Lost the Skyline, un set acústico de 30 minutos grabado en vivo en una discotienda en Orlando. Y en el carrito de compras de la Amazonia –mientras cavilo con respecto a la triste situación de los piches 400 dólares a que tenemos permiso los venezolanos para compras por Internet (de los cuales me quedan como 200)– tengo en cola los nuevos discos de Meshuggah, Testament y uno que espero con especial ansiedad, el de The Sword, que parece ser aún más pesado que su ópera prima, si nos dejamos guiar por su primer single (vean el video aquí). Otros lanzamientos pendientes: el Still Life de Opeth en edición especial surround 5.1; el Lightbulb Sun de los Porcupine también reeditado en DVD-A con audio surround de alta definición; y por último el DVD en vivo (The Wacken Carnage) y el EP (Unblessing the Purity) de Bloodbath. Pura crema.

Nos vemos en un par de días con algunos reviews de los excelentes discos que hemos estado escuchando en estos días.

___________
The Expectant Keyser

(*) RMX: República Metallica Express, noticias cortas y actualidad en materia de metal y buena música en general.

Etiquetas:

0 COMENTARIOS

Tyler Durden Lives!



Después de sufrir los rellenos -malos- de la cartelera reciente, tenía que ver una buena película o sucumbía ante la tentación impía de acudir a los quemaítos así sea sólo por satisfacer mi adicción al cine ¡Dios me libre! Es que últimamente hasta el Blockbuster está pobre en selecciones. Bueno ya que estoy confesando pensamientos pecaminosos después de la semana mayor, en puro acto de redención mequetrefes, les confieso que sentí un éxtasis morboso cuando vi Mr. Brooks en función para la prensa el pasado miércoles. Quizás (?) deba apuntar una cita con mi psiquiatra porque no fue del todo normal. La sobredosis de adrenalina llegó a tal punto que podría ir preso por considerarse ilegal. ¿Cuánta adrenalina puede soportar el cuerpo sin convertirte en Cornholio? Soy un ejemplo para la ciencia... y una aberración para la sociedad.

Mr. Brooks es un caballero ejemplar que posee un estilo de vida modelo que muchos desean alcanzar. Maneja un negocio exitoso al punto que es nombrado Hombre del Año por la Cámara de Comercio de Portland. Tiene una hermosa esposa, una simpática hija, una casa de ensueño y hasta tiempo libre para dedicarse a un hobby como artesano del vidrio. Pero la-men-ta-ble-mente, pero la-men-ta-ble-mente, pero la-men-ta-ble-mente... ¡tiene ideas muy obscenas! Sí, el admirado hombre del año disfruta de una pseudo doble vida como asesino temático que busca suprimir alguna frustración o simplemente por el cochino placer de hacerlo. Algo difícil de localizar a juzgar por su impecable vida social que no refleja insatisfacciones, complejos o resentimientos ocultos. Actividad criminal que confiesa ser una adicción incontrolable por presiones de un alter-ego que vemos representado en un amigo imaginario o personalidad múltiple: Calvin meets Hobbes.



No confundan, Mr. Brooks no ostenta ser un slash fest de sangre gráfica y asesinatos explícitos por el tema en cuestión. No viene ser un modelo repetitivo de típico asesino en serie en primera persona a lo American Psycho (re-ñame), una joda satírica a lo Natural Born Killers (un clásico Willy McKay de Oliver Stone), ni tampoco un drama policial real como la reciente obra maestra de David Fincher: Zodiac. Brooks es un juego de conjunción de elementos fortuitos, enlazados por circunstancias imprevistas, en medio del caos de la impredictibilidad. El tema del asesino en serie apenas roza en lo complementario. A su vez que ayuda a construir el excelente guión -que sorprende bastante- porque no es una fórmula nueva ni un concepto innovador. De hecho, aunque son muchos los fluxes que plancha Brooks, apenas tienes el honor de verlo un par de veces en acción detallada. Aquí el protagonista es el thriller y no el gore-fest. Bravo.

Esto no le resta presencia al protagonista, excelentemente encarnado por un renovado Kevin Costner a quien dábamos por muerto debido a tantos chascos que lo tildaron de actor estéril por su fijación en hacer tantas películas de béisbol (Bull Durham, For the Love of the Game, Field of Dreams, The Tin Cup ¡oops, ésta es de Golf!). Aquí lo vemos tranquilo, inmutable, seguro y con capacidad de dejarse llevar por sus impulsos y sentimientos que lo hacen humano por más calculadoramente frío que aparente ser. Pero el lujo está en su otra mitad, su alter-ego, su amigo imaginario o su personalidad esquizofrénica representada en la voz, cuerpo y alma del excelente William Hurt (The Good Shepherd, Syriana, A History of Violence). Un pelo avejentado, pero calibre como siempre. Aquí no hago señalamientos de la trama ni revelo nada crucial ya que la relación Costner/Hurt es mostrada durante los primeros 5 minutos del film sin posteriores sorpresas a lo The Others, Fight Club o the Sixth Sense. Que de haber repetido el modelo cambia mi percepción sobre esta sorpresiva producción independiente (Indie film).



La química entre los dos personajes es tan brillante que no dejas de simpatizar con ellos como un único ente molar. Lo que no termino de entender es si Hurt es un producto de una esquizofrenia. No lo parece ya que no ejerce mayor control sobre su huésped mental más allá de un simple consejero. Es como una mala conciencia, el diablito sobre el hombro pero con la ausencia del angelito en el otro hombro. Quizás el Director (Bruce A. Evans) no quiso ahondar en detalles explicando la existencia del sádico e indiferente personaje imaginario para dejarlo a discreción del espectador. A mi me parece que es una representación visual del la razón, impulso e inteligencia del protagonista para justificar y/o controlar su adicción de matar. Tengo algo de experiencia en esto de la psiquiatría de tantas veces que he ido a terapia mequetrefes.

La dosis de adrenalina morbosa va a depender de qué tan retorcida sea tu mente. La mía está muy sucia, gracias, igualmente. Pero la de ustedes dependerá de qué tanto consideran este tipo de films un romance a los sentidos. La trama es un típico thriller impredecible cuya guión poco novedoso está muy bien estructurado con una muy buena dirección y edición. Que compensa el pobre soporte de actores ñame como Demi Moore, quien como investigadora policial obtuvo más cámara que la que racionalmente le tocaba. Así como la de la esposa de Costner, Marg Helgenberger, que no aporta nada como personaje, ni influye tanto como la presencia de su hija quien ofrece al espectador más de lo que salta a la vista. Aún así tiene buen ritmo y tensión que te mantiene al hilo hasta el inesperado desenlace que deja sabor residual inconcluso.



Mr. Brooks es nuestra sólida recomendación como cartelera de la semana. Que espero se sienta en las salas a partir de este viernes -en su estreno- como sentimos el clan Rural cuando asistimos a la función privada de medianoche. Tan privada que sólo estuvimos nosotros cuatro, para que vean el caché de que nos gastamos en los medios mequetrefes (¿o es que todo el mundo estaba en la playa menos nosotros?). Kudos a la fiel ruraltejana Nany (mi loba) por esta sólida recomendación cinéfila.

Film: McKay (★★★★☆)

__________________
Barton Durden
"In Tyler we trusted"!

Etiquetas: ,

0 COMENTARIOS

Mis “Amigos” Los Exhibidores Locales

©Wulffmorgenthaler

Es cosa sabida que todo aquél que se arriesga a traer películas al país para su distribución en salas de cine se expone a perder más que a ganar, salvo que sea un bombazo en otras latitudes y que en estas se repita lo mismo. La competencia de la piratería conspira contra cualquier intención de observar buen cine para el standard actual. Pero es bueno preguntarse qué criterio prevalece en estas entidades para que algunas producciones lleguen a las pantallas de plata locales y que de otras ni siquiera se pueda ver el trailer promocional de la película.

En décadas pasadas el negocio de la distribución local estaba bajo el control de tres entes: Blanco y Travieso y el Circuito Radonski como integrantes de Cinematográfica Blancica (representaba a buena parte de los estudios de Hollywood; Universal, Paramount, MGM, United Artists y a veces Columbia); MDF (Twentieth Century-Fox, Warner Bros., Cannon Group y otras productoras de menor tamaño) y Korda Films (especializada en cine de otras latitudes). La división entre distribuidoras iba desde el tipo de películas hasta las salas en que se exhibían; uno podía ver E.T. The Extra-Terrestrial en Concresa, Raiders Of The Lost Ark en Gran Casino, Star Wars Episode VI: Return Of The Jedi en el cine Altamira, Sudden Impact en el Obelisco, o si la onda era cultural, Ran de Akira Kurosawa en el Cine Prensa, Once Upon A Time In America de Sergio Leone –en Venezuela se vio la versión completa de 4 horas que en Norteamérica no se exhibió– en el Centro Plaza, Fanny & Alexander (la última obra maestra de Ingmar Bergman) en la Cinemateca Nacional o The Last Temptation Of Christ de Martin Scorsese (con todo y las funciones a las 12:30 de la noche) en la Margot Benacerraf.

Empezando el año 1995, Cinematográfica Blancica anuncia que cambia de nombre para llamarse Cinex e inaugurar en el país la modalidad de las multiplex (espacios con muchas salas de cine y diferentes ofertas de películas); para ello transforman el venerable cine Concresa, la última sala que pasaba películas en Supercinerama™. A manera de anecdotario, allí presenciamos Jurasic Park de Steven Spielberg, The Doors de Oliver Stone y el último film que vimos allí: Apollo 13 de Ron Howard. Demás está decir que mínimo una lágrima soltamos cuando supimos que iba a ser transformada esta sala, pero al mismo tiempo veíamos con cierto agrado que, aparte de la refacción total que iban a sufrir las salas de cine de ahora en adelante, con sonido Dolby Digital, calidad de imagen y demás maravillas, también se podrían exhibir películas de otro tenor además de las superproducciones. Acto seguido, MDF cambia a Cines Unidos, Korda Films a Gran Cine y con ello la exclusividad de estos en cuanto a estudios de Hollywood. Por un momento la oferta parecía prometer y en el caso de las superproducciones se ha cumplido a cabalidad. Pero otras no han corrido con la misma suerte. No entendemos qué motiva a que se traigan cierta clase de películas y otras se pasen de largo, o que en otras circunstancias se exhiban por breves instantes, casi como decir de un día para otro. Las pruebas:

Sofía Coppola se ha erigido como uno de los nuevos talentos en el cine de la última década desde su excelente The Virgin Suicides de 1998, pasando por su obra maestra y, a nuestro criterio la tercera mejor película de la década: Lost In Translation de 2003, hasta llegar al 2006 con Marie Antoinette. Si es sabido por todos lo anterior, ¿por qué los distribuidores no trajeron el primero de los filmes mencionados? ¿No era comercial como Spider-Man? Sí se exhibió la segunda de sus películas, pero sólo por el factor de estar nominada al Oscar™ y por ganarlo al mejor guión original, pero si no hubiese sido así ¿se habría traído al país? Y en el caso de la tercera mencionada, si bien tuvo críticas diversas, ¿no creen que somos lo suficientemente adultos o inteligentes como para discernir si es buena o mala? Y sabemos, aun sin haberla visto, que nos puede gustar por la estética y la puesta en escena, pero ¿acaso tenemos arte o parte en emitir un juicio de valor? ¿Quién es el sabelotodo que está decidiendo por nosotros?

George Clooney hizo en 2005 otra obra maestra, la cuarta mejor según nuestra opinión, Good Night, And Good Luck; una película capital y contundente tanto por el tema que toca como por su realización y factura. Y aún con todo y las cinco nominaciones al Oscar™ –que la segunda película de George tuvo– nunca se llegó a pasar en las salas de cine locales, siendo posible el verla por parte nuestra mediante el alquiler de un DVD original en Blockbuster Video (porque no recurrimos a las películas "quemadas" por su inferior calidad más que por el principio moral/ilegal de la piratería).

De nuevo, ¿quién es el sabelotodo que está decidiendo por nosotros? ¿Será que los que alquilan películas tienen un mejor criterio artístico y cultural que los exhibidores? ¿Y los que queman también? ¿Por qué el distribuidor subestima al público local? No en balde encontré por casualidad uno que se encontraba en Sabana Grande que tenía en su oferta de DVDs desde Fellini hasta Bergman, pasando por Orson Welles, Alfred Hitchcock, Stanley Kubrick y David Cronenberg, por citar una variedad digna de cualquier cinéfilo respetable. ¡Un Buhonero! Y mientras tanto Good Night, And Good Luck no se veía en los multiplex.

Gus Van Sant. En plenos años 90 no llegaron a los cines clásicos como Drugstore Cowboy y My Own Private Idaho. Y en el último año no se estrenó Last Days; suerte de biografía no oficial de Kurt Cobain con cambios en cuanto a los hechos, pero similar en intención. Con todo y la fanaticada de cualquier tipo por Nirvana y por la figura de Kurt, este film no llegó. ¿Y acaso piensan estrenar alguna vez Grindhouse de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino del modo correcto y en su versión completa de más de cuatro horas? ¿Por qué The Darjeeling Limited de Wes Anderson no se exhibe completa con el cortometraje Hotel Chevalier? ¿Cuándo llegará esa maravilla llamada I'm Not There de Todd Haynes sobre la vida de Bob Dylan?

El fenómeno de las producciones que no llegan a estas fronteras también tiene otra arista: el de las películas que duran unas cuantas horas en las carteleras. Dos de ellas no se pudieron ver. La primera es The Assassination Of Jesse James By The Coward Robert Ford en la cual se está ante la presencia de dos factores: un western de nueva generación y dos actuaciones magistrales (Brad Pitt como Jesse James y Casey Affleck como Robert Ford; este último con todo y nominación al Oscar™). Ni aun con el factor nominación, duró lo suficiente como para verla como es debido, en una sala de cine. Obviamente no es High School Musical, y también es obvio que el público que no ve esta clase de filmes se merece un respeto. El segundo film es Atonement, otro de los nominados este año para los premios de la Academia. Aun siendo un drama, había motivos de sobra para ver esta producción un poco para mirar algo diferente en nuestra condición de ratones de cinemateca; e igualmente el film desaparece de las ofertas de las salas de cine a la velocidad supersónica de un F-117 Stealth.

Otra versión de las películas que no duran nada en pantalla está en el año pasado con The Queen y que le mereció a Helen Mirren ser coronada con un galardón como mejor actriz. La película llegó al país 10 meses después de su momento de moda y un año después de su estreno mundial. ¿Acaso los méritos artísticos de Cloverfield son más elevados que los de esta producción? ¿Un monstruo tipo Alien actúa mejor que su alteza real Helen?

Y al final, ¿qué nos queda como espectadores inteligentes? ¿Meternos a distribuidores y pasarlas en cualquier sitio, desde hospitales hasta tiendas de campaña? ¿Boicotear las salas de cine hasta que entren en razón? ¿Aupar a la piratería a que eleven más aún su criterio artístico y traigan películas simultáneamente con sus temporadas de estreno, con lo cual dejarían de ser piratas para ser distribuidores? ¿Abstenernos de ir al cinematógrafo? En verdad no sabemos qué hacer ante lo mediocre que se pone por momentos la cartelera de cine local. ¿Y no decían que al haber más salas iba a haber más opciones y variedad para todo público? Sí hay variedad, pero de la peor.

______________
Spaceman Spiff


POST #666 "The Post of The Beast"

Etiquetas: ,

5 COMENTARIOS

Unga-Bunga: "¡Wilma, ya llegué!"



¿Cuándo voy a aprender que no debo ver películas dirigidas por Roland Emmerich por los cojones de Judas y los huevos de Cristo? Parece que no es suficiente los tropezones que me he llevado con sus chascos de Blockbuster como Godzilla, The Day After Tomorrow y la clásica Independance Day. Pero como siempre uno vuelve a caer con los bombardeos incesantes de la propaganda hollywoodense que te venden los films de este mequetrefe como la última verga de triana. Aparte que uno es masoquista, ustedes saben, "esa película debe ser re-mala, pero vamos a ver qué tan mala es." Dentro de los potes que he visto últimamente en el excelente repertorio de la cartelera actual, gocé más bola viendo Rambo porque al menos había mortadela, plomo y mucho chaleco (no de los anti-balas).

10.000 B.C.: presenta tantos problemas que no sé por donde empezar. Pero salgamos de lo poco bueno que tiene y que le salva de un rotundo Ñame, el peor calificativo que le podemos dar a un film o review alguno. El culito tierno de la niñita de la película y el festín de efectos visuales, la marca de agua de todo film de Emmerich. Ya, eso es todo. De resto es un pegoste con más de dos horas llenas de nada, nada y más nada. La trama es un misterio prehistórico que requiere de antropólogos y paleontólogos para encontrarla, porque los historiadores cometieron harakiri a los pocos minutos de comenzar el film. Es tan históricamente imprecisa en tiempo, espacio, localidad y contexto histórico que se vuelve risible; eso si tienen referencias de historia prehistórica más allá de Los Picapiedra, infelices noveleros (aunque viéndolo bien, hay mas precisión histórica en la comiquita clásica de Hanna-Barbera que en este pote de película).



Históricamente es un desastre. Olvídense de lo obvio, como reunir tantas especias prehistóricas conviviendo en un mismo tiempo y localidad geográfica. Eso lo pudo pasar Jurassic Park porque era un experimento controlado de clonaciones arbitrarias en un parque temático, pero no cuando dices recrear un contexto histórico no-ficticio. Pero lo que no quiero que olviden es el arroz-con-mango de culturas prehistóricas en un slash de Stargate meets 300 meets Apocalypto; esta última, aunque criticable, tiene cuerpo, tensión, ritmo y algo de trama. Al menos Gibson no pone la cagada tan grande -como Emmerich- con sus brillantes aunque cuestionables obras fílmicas.

Pero aquí no hay nada de eso, la trama es tan hueca y vacía como un fósil, no hay nada de tensión, y el ritmo es como un viaje en LSD sin generar emociones más que las ganas de inyectarte cloro en las venas. No sigamos, porque si empiezo por la dirección y edición no termino nunca porque es tan artificial como la de todos sus films donde el protagonista son los efectos visuales. Efectos que sobresalen en recrear especies extintas como los Mamut, Tigres dientes de Sable y Aves "raptor" en diferentes puntos de la escuálida secuencia rítmica. Ni la narración de Omar Sharif le prestó seriedad siquiera por un momento.



¿Quién coño le dijo a los productores que las Pirámides de Gizá se construyeron en ese período cuando pertenecen al Reino Nuevo (el período mas opulente y poderoso del Imperio Egipcio 1570–1070 a.C.)? Aparte que jamás unos bárbaros hicieron mella en la cultura egipcia, aunque existieron revoluciones e invasiones de externos en distintos puntos de la historia de los hijos del Nilo como la de los Hicsos y los Persas luego del Tercer Período Intermedio (en ese período fue que terminó la XX Dinastía de los Ramses, no sería sino hasta el final que sucedería la primera invasión Persa). Pero aquí es como que los bárbaros del norte, que aún vivían al borde de la cultura civilizada, se les metió el espíritu guerrero de los espartanos para derrocar a una desubicada Dinastía Egipcia de avanzada. Una cosa es que alteren la historia para entretener, otra cosa que la ultrajen. Así como que el hombre no domesticó el caballo para uso de transporte hasta la maduración del Imperio Romano seis mil años mas tarde.

No la vean, no boten sus reales. Aquí no promulgamos, fomentamos ni mucho menos usamos la piratería bajo ningún concepto, pero en este caso un quemaíto te salva de gritar "¡maldita sea, devuélvanme mis 15 Bolívares!" en medio de una sala pública de cine... que a los mejor sirve para despertar a la audiencia a los 20 minutos de comenzar este film.

Film: Ñame (★☆☆☆☆)

__________________
Bartholophitecus Borrachus

Etiquetas: ,

1 COMENTARIOS

La Otra Dimensión:
"War is delightful to those who have not experienced it"

Review: Call of Duty 4: Modern Warfare (PS3/X360) - A nadie le gusta comer todos los días siempre lo mismo. Desde hace tiempo que los fans de los juegos de primera persona estamos cansados de que estiren el tema de la Segunda Guerra Mundial como tópico exclusivo para juegos de guerra por más historia que tengan.

Hace 10 años empecé con el clásico Medal of Honor, y continué con sus excelentes secuelas -como Medal of Honor: Allied Assault- para satisfacer las ganas dejadas por la primera entrega. Pero con el tiempo se fueron haciendo viejas, repetitivas, cansonas; que hasta la excelente serie Call of Duty -basada en la misma tónica- empezaba a arrojar ese sabor a recalentado que daba ladilla jugarlo. Al parecer a los desarrolladores de juegos también les dio ladilla seguir haciendo más series sobre la Segunda Gran Guerra como a nosotros jugarla, porque con Call of Duty 4: Modern Warfare se abre una nueva ventana que deja entrar un aire fresco al sofocado ambiente de los seguidores de los juegos de guerra. Con tantas posibilidades que ofrece la idea de recrear otros escenarios bélicos contemporáneos, aunque no tengan la misma trascendencia histórica para la humanidad, no comprendo como no se le ocurrió antes a otra casa de software. En especial cuando a nosotros los fans de las armas y los juegos de guerra poco nos importa el "tema histórico" en sí, sino la oportunidad de variar los juguetes con los que le metemos balazos a todo lo que se nos mueve al frente de la pantalla. Aparte de estar cansados repetir el uso de la M1, la Thompson, la Colt 1911 y la MP40, se nos estaba haciendo viejo escuchar los alaridos de dolor del enemigo en alemán.

Call of Duty 4: Modern Warfare entra literalmente como una bala al destronar todo lo que se ha visto hasta ahora en el género de FPS (first person shooter), innovando en muchas formas donde nunca se creyó posible. El juego consta de una campaña en solitario y un modo multiplayer en línea. La campaña la juegas encarnando a dos soldados, uno de las Fuerzas Británicas Especiales (SAS) y otro de The U.S. Marine Corps (USMC). Del primer grupo sobresale "Soap" un candidato para las misiones más realistas que puedas experimentar sin tener que pisar un campo de batalla. La moraleja intrínseca dejada por la gente de Infinity Ward Software -con la experiencia del juego y las frases famosas de grandes personajes históricos- es que la guerra no es nada divertida, fácil ni gloriosa. El realismo llega a tal punto de simulación que la sensación de claustro, desesperación, confusión y catastrófica impredictibilidad te dejan aturdido. Más aún si lo experimentas en Dolby Digital surround y sus increíbles gráficos quasi-3D a full HD 1080p.



El juego está brillantemente diseñado desde todo punto de vista. La precisión exacta del armamento militar es impresionante, lo puedo testificar gracias a mi roce poco común con armas de este tipo para un civil (falta la certificación porcina). La trama, el ritmo, el gameplay, la simulación, la inteligencia artificial (AI) de los oponentes, la física del entorno, el sonido, en fin, todo es magnifico y eso que trato de ser lo menos entusiasta y lo más objetivo posible. Este no es un juego de Tom Clancy en la tradición de los Rainbow Six y los Ghost Recon donde domina la estrategia ante la acción; si no has jugado alguna de las sagas de COD, pues prepárate porque la acción es lo que manda.

El tema central es la cooperación aliada Américo-Británica para detener una amenaza terrorista que se ajusta con la temática conflictiva actual. Un ruso, en combinación con un líder fundamentalista islámico del Medio Oriente, planean devolverle el régimen comunista a Rusia y golpear el sistema socio-económico occidental con un atentado genocida. Su plan es robar arsenal nuclear y usarlo. Las campañas que emprendes consisten en el empleo directo de la fuerza militar escalando objetivos claves hasta llegar al clímax del peo. Como soldado debes seguir órdenes de tu capitán y no decidir acciones arbitrarias como si estuvieras jugando Duke Nukem, es decir, actuando cual Rambo a plomo limpio comprometiendo tu vida y la misión. Existen procedimientos, tácticas y estrategias que empleas en consonancia con la inteligencia planificada a pesar del caos de los conflictos en caliente. Los escenarios van desde poblados árabes citadinos y rurales, hasta una escalofriante recreación AL PELO de la zona recreativa-deportiva de la ciudad fantasma de Pripyat, el poblado de los habitantes de Chernobyl, Ukrania.

Pero la carne con papa está en su modo on-line mequetrefes. Aquí no hay palabras para describir el goce y morbo de entrar en una deliciosa orgía de balazos con mamapipes de todas partes del mundo, dentro de escenarios tan variopintos que seducen. Al igual que puedes crear tu perfil único, que a medida que asciendes de rango puedes personalizar tu arsenal personal al gusto. El modo multiplayer on-line de CoD 4 fue el que destronó a Halo 3 como el Deathmatch arena de facto de las consolas. Lástima que no se pueda usar inter-consola con tantos panas que tienen este juego pero en X360 (este review es de la versión del PS3 aunque son idénticas en amblas plataformas).



La jugabilidad está más que Willy McKay, la sensación de la simulación es perfecta, junto con la física que gobierna el comportamiento de las superficies y objetos tan interactuables como colapsables. Ocultarte detrás de una lámina de zinc no es igual que hacerlo detrás de un muro de concreto. El "look & feel" de los fusiles, como HK G36, M4 Assault, HK MP5, M249 SAW (MINIMI), AK-47, etc.- es tan real como parecen, por lo que presumo que igual debe ser el de los RPG y los misiles Javelin. El apego a los detalles inmuta como el acabado visual del uso de las gafas infrarrojas de visión nocturna, las he probado (no pregunten). Los controles y las múltiples formas de emplear tus herramientas de combate en relación con tu entorno son infinitas. Las reacciones impredecibles de los oponentes, incluso al ser disparados, raya en lo impresionante. Aun avanzando en la campaña es difícil amaestrar tus habilidades creyendo que los puedes predecir.

Aplaudo el ritmo y la impecable secuencia de la trama, que nunca se duerme o aburre con largas "cargadas al sistema" cuando la consola lee del disco. Durante la cargada, el juego aprovecha para instruirte de las tácticas a emplear en la misión, los antecedentes y los objetivos usando cut-scenes con real-time rendering graphics. La presentación es del coñísimo de la madre, los gráficos son neo-fotográficos con espectacular uso de sombras, humo, texturas y profundidad de campo visual. El sonido en Dolby Digital a través de la salida HDMI u óptica de tu PS3/X360 es referencial, dale volumen y que empiece la locura. Puntos en contra está la ausencia del uso de vehículos aparte de un par de paseos como artillero de un helicóptero y desde la batea de una Pick-up. Sin contar que la campaña solitaria es super corta, pero compensa lo sólidamente condensada de su trama.

Absolutamente recomendable de rigor para toda colección de juegos que se respete y para Playstations de Tipo Serio.

Jugab: Sir William McKay (★★★★★★)
Tema: Sir William McKay (★★★★★★)
Present: Sir William McKay (★★★★★★)
Multi: Sir William McKay (★★★★★★)

¿60$?: ¡No joda, plomo!

[PS3: 2007. 1-Disco (Blu-ray). Zona 1. Video HD: 1080p. Sonido: Dolby Digital E 6.1; Jugadores: 1-4 (18 en Red). Online: Sí. Espacio de Disco: 10 MB (mínimo). ESB Rating: M]



"I know war as few other men now living know it, and nothing to me is more revolting. I have long advocated its complete abolition, as its very destructiveness on both friend and foe has rendered it useless as a method of settling international disputes. -Douglas MacArthur

______________
Barton "El Jabón"

PSN.png

Etiquetas: , ,

12 COMENTARIOS

Jesus Built My Hot Rod*

©Wulffmorgenthaler

Esta vez es en serio
Sé que desde hace tiempo este Blog dejó de ser el típico Blog personal que reseña las anécdotas particulares de sus integrantes para generalizarse en una "revista digital multidisciplinaria de medios, arte, tecnología y boludeces" (me lo creí). Pero hoy haré una excepción off-topic que no va a ser el típico rant bílico de los que acostumbro a menudo, ni tampoco va a ser una de nuestras mamaderas de gallo, en serio. Esto hay que advertirlo, porque cuando anunciamos la venta de los PlayStation 3 en Diciembre, la gente creyó que era una joda nuestra, pre día de los inocentes, razón por la cual nadie nos contactó durante la primera semana de ventas. No todo es joda mequetrefes.

Mi carro trató de matarme
Como tampoco se juega con vainas como lo que me pasó hoy, que quiero compartir con ustedes, y más importante aún para dejar un gracias por escrito al Divino Jefe (Cristo) y a los gendarmes de la guarda que cuidan de mi y de mi vieja (mi abuela Leo y mi abuelo Lolo). También para recomendarles que revisen una vez al año su tren delantero y sus frenos, así su carro sea nuevo o le hayas hecho un trabajo en esa parte hace poco. ¿Por qué? Porque a pesar que le hice todo el tren delantero al carro hace relativamente poco, tengo un ruido en la rueda izquierda desde hace tiempo que me obligó a revisarlo la semana pasada. Descubriendo que los huecos de Caracas, por cortesía de la seguidilla de alcaldes inútiles de nuestra odiada ciudad, han destruido ciertas partes de la dirección del tren delantero (rótulas y terminales). Pues como responsable que soy ¡cof-cof! compro las piezas el jueves, llamo al mecanico ayer y me dice que el lunes le echa bola y todo fino. Hoy salgo a llevar a mi Mamá a hacer unas compras y, antes de salir a la autopista, me dice que me desvíe un momento a la farmacia justo en la salida de la urbanización. Al llegar a la farmacia ¡PRRRAAANG! se parte el terminal quedando el volante rueda libre y el carro tomando la dirección que más arrechera le daba. Afortunadamente y gracias a los divinos celestiales que agredecí al comienzo, no sucedió a 80 Km/h en la autopista donde seguro cojo barranco o me meto contra otro carro o quien sabe, pelamos bola pa'l puta. Sin jodederas y sin mamaderas de gallo esta vez les digo que pudo haber sido una tragedia y no una simple grúa de vuelta ocho cuadras a la casa.

Meterse a Hippie o Evangélico no es suficiente
Tampoco que fue un "near life & death expierience" pero sí fue una señal que "hay quienes nos cuidan desde arriba". Por lo que desde hoy soy "El Ungido", sí, "Barton El Iluminado". A partir de mañana me porto bien, dejo de fumar marihuana y tomar curda; dejo de pensar en follarme a todas mis amigas, vecinas y adoptaré el celibato tibetano con todo y su voto de silencio. No oiré más Metal. Arrojaré a la basura mis CD's de Rock y mi disco duro de 250GB de puro porno; además que borraré mis links de Redtube, Youporn y Pornotube. Queda revocado mi carnet de Divas, El Angelus, Puerta Amarilla y El Volta. No comeré más carnes rojas ni pepitos de Javier. Mi dieta será vegetariana y no usaré productos que provengan de animales. No me meteré más con Ricky del Norte y dejaré de tener a Zeitan como mi sopita del día. También le pediré discuilpas a Bruno Ciampi y me uniré a todos sus grupos. Abandonaré todas mis posesiones materiales, andaré descalzo, me afeitaré la cabeza y tatuaré signos budistas en mi espalda. Usaré una bata naranja como última prenda de vestir eludiendo vanidades superficiales cosmopolitas y ungiré inciensos para ocultar mi tufo porque tampoco me baño más. Meditaré todos los días hasta alcanzar el pinaculo de la espiritualidad de mi Dharma para circumvaler mi Karma en la búsqueda por alcanzar el nirvana (desarrollaré la telepatía así que olvídense de mi celular). No diré mas groserías. Escribiré este Blog en sánscrito. El yoga y la artes marciales serán mi nexo con la naturaleza y el mundo material. No pisaré ni a una hormiga por lo que mis días de batirme a balazos con malandros y policías quedaron atras, así como también a los mugres, jíbaros y dañaos de la Caracas nocturna. En su lugar repartiré flores en el aeropuerto tocando la Zanfona martillando a los turistas para reunir mi pasaje para el Tibet el cual será mi destino final. Y desde allá ¡les mandaré amooooor!

De pana, quitando el último parrafo (lo siento no lo pude evitar), todo lo anterior fue real, e igual mi opinión e interpretación al respecto: sí tenemos quienes nos cuidan desde arriba.

Jesus built my car
Its a love affair
Mainly Jesus and my hot rod
Yeah, fuck it!

_______________
Barton "El Ungido"

[*] "Jesus Built My Hot Rod" es un sencillo de la banda Ministry del disco Psalm 69: The Way to Succeed and the Way to Suck Eggs con Gibby Haynes de los Butthole Surfers como vocalista invitado.

Etiquetas:

11 COMENTARIOS

Edward cambió las Tijeras por Navajas



Una característica de la cinematografía de Tim Burton es esa mezcla estrambótica y extraña que puebla su canon de películas. Todas y cada una, desde su obra maestra Edward Scissorhands, filmes más personales como Ed Wood, o en producciones plenas de estética gótica retorcida como Sleepy Hollow, Corpse’s Bride, Batman y Batman Returns; e incluso su versión psicópata pop de Charlie And The Chocolate Factory, los filmes de Tim son reconocibles a kilómetros de distancia aun sin ver los créditos. Y otra cosa los identifica: el actor fetiche de Burton, Johnny Depp. Cuando los dos se juntan los resultados van de lo impredecible a lo sublime; así como el acto de ver Sweeney Todd: The Demon Barber Of Fleet Street.

Advertencia: este film es un musical. La inspiración para la película está en la tradicional –desde 1979– obra musical de Stephen Sondheim y Hugh Wheeler, y que en su tiempo significó una ruptura con la convención en Broadway (en el momento de estrenarse ya no se hacían musicales a la manera antigua en Hollywood), por no ser otra historia de amor más, de baile o de melodrama en que los finales son siempre felices y los decorados son brillantes y estridentes. En esta historia -aparte de canciones- hay venganza, envidia, amor no correspondido, amor joven y el ingrediente siniestro: asesinatos y sangre por litros. Quizás estos eran los elementos que faltaban en la carrera de Tim Burton: un musical y sangre en toda la escala cromática.



Por lo anterior les indicamos que desde que terminan los créditos iniciales es cantar a renglón seguido, con pocos pasajes de diálogo, tal cual la usanza de los teatros de la Calle 42 en pleno Times Square o en el West End de Londres. Y en virtud de ello haremos cuatro recomendaciones. Primero, si por ningún motivo les gustan los filmes musicales, no vayan a verla, punto. Segundo, si les gustó películas como Moulin Rouge! o Chicago, tampoco vayan porque los colores, la trama y la música no es alegre sino pesada. Tercero, si vieron y les gustaron los dos filmes mencionados, pero quieren ver algo diferente en este campo, véanla porque lo es. Y cuarto, si su criterio es amplio, admiran la obra de Tim Burton o les gusta el cine como fenómeno que ven pornografía o Abbas Kiarostami (director iraní) por igual por el factor el cine por el cine, vayan a verla.

Lo increíble en Sweeney Todd es el manejo de la dirección de Burton que la hace entre atractiva y siniestra, un poco como si Norman Bates se vistiera de Santa Claus y en vez de repartir juguetes regalara puñaladas; en pocas palabras, esto es un musical gore. Los ritmos y tiempos de la cámara son precisos y punzantes como las navajas del barbero. Esto se complementa con una dirección de arte en un tono preciosista sucio que si apareciese en pantalla la Reina Victoria tendría aspecto de mucama. Además, la edición es harto dinámica tanto para que el espectador no se distraiga ante el maratón de canciones como para agilizar la trama. Y reforzando lo anterior, la fotografía se desplaza hacia lo monocromático del gris en el 98% del film, sólo roto por los litros de sangre en toda la gama de rojos. Obviamente, mencionar la música es poco más que sobrante considerando los 25 años que tiene la obra, así como la trayectoria de Sondheim.



El amigo Johnny hace de su Benjamin Barker, alias Sweeney Todd, todo un espectáculo, tanto que podría ganar un concurso de disfraces de Halloween por el aspecto siniestro que posee, o un concurso de imitadores masculinos de La Tongolele. De hecho, este sería un disfraz perfecto para una fiesta de Noche de Brujas en vez de las tijeras de su primera colaboración con Tim –el actual film es el sexto.

Y además, the boy can sing. Helena Bonham Carter muta en su papel de Mrs. Lovett como un ser frío y conciso, pero que no puede obtener el amor que desea, amén de preparar unos pasteles de carne tan sui géneris… Alan Rickman como el juez Turpin se vuelve en un agente de la envidia y la mezquindad; en esencia es él quien desata todas las acciones posteriores. El psicópata en la vida real que es Sacha Baron Cohen (alias, Ali G, Borat y Bruno) aquí se vuelve un camaleón para transformarse en un falso barbero italiano que rivaliza con el “señor” Todd. Y el resto del reparto se hace con la tarea de hacer de soporte ante tanta sangramentazón hecha canción.

Sweeney Todd: The Demon Barber Of Fleet Street viene a resultar en dos advertencias. La primera ya la mencionamos, este film es un musical. Y la segunda es que lo piensen dos veces antes de ir a una barbería, porque si no han caído en cuenta el barbero pega un arma punzo penetrante cerca de la yugular, por lo que es mejor llevárselas bien con él y dejar buena propina. Recomendable para la cartelera Tex de la semana.

Film: Willy McKay (★★★★★)

_______________
Spaceman Spiff Todd

Etiquetas: ,

1 COMENTARIOS
Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex