cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

Review: Apple Mac mini (Intel) Core Duo Rev. A Les voy a echar un cuento: érase una vez una irreductible niñita que decía "no me gustan las Macs, todos mis amigos tienen PC y por eso quiero una PC"; sí, esa niña es mi hermana, uno de los casos más difíciles en mi vida como Mac Evangelizador donde hasta el geek más duro del Winblows se ha convertido a la causa inquisidora de "the fair side of computing." Quizás sin querer he desarrollado el poder del Reality Distortion Field™ que su mercurialeza real Steve Jobs posee y el cual devenga en mi haber a un portafolio grande de convertidos a la causa. Lo cierto es que, después de convertir a tanta gente en cuestión de minutos, mi caso más difícil pasa de la carpeta de los "Cold Case" a la de "Been there, done that". Next!

Del Oscurantismo al Renacimiento
En este caso en particular, mi pobre hermana tuvo que aprender por las malas, sí, las mismas malas por las que estás pasando tú, Cerdito infeliz. Guindes, Virus, Spyware, Ad-ware, inconsistencias de configuración, compatibilidad y diseño -aún entre sus mismos fabricantes- que siempre logran desviarte de tu goce y productividad por dedicar tiempo, dinero y esfuerzo a solventarlos... o más bien tirarle pañitos calientes porque si usas Windows estás condenado a ese círculo vicioso de por vida (si usaras Linux sería otro cantar, pero también tendrías que ser un über Geek). Subvertir la docena de antivirus instalados en tu cochina PC es pan comido para el nuevo virus de moda que sale cada semana como film de la cartelera de cine; por lo que tener un antivirus significa que, una aplicación que nunca usas, ocupa espacio en tu disco y toma recursos del procesador para estar alerta, actualizado y listo para filtrar TODO lo que recibes de Internet. ¿El mejor Antivirus para Winblows? No estar conectado a Internet y no recibir discos ni pen drives para estar aisl.. ¡cof-cof! inmune. Pero también están los Spyware y los Ad-Ware, mmmmm... esos programitas que ven con buenos ojos tus transacciones bancarias, números de tarjetas de crédito y preferencias personales de navegar (como tus páginas de carne con papa y tus foros terroristas Cerdito triste), para llenarte el correo de SPAM, ahorcarte el procesador y hasta quien sabe, que un hacker te siquitrille las lucas de alguna tarjeta. No quiere decir con esto que una Macintosh sea más blindada que las computadoras del Pentágono, pero al menos están mil por ciento más seguras que sus contrapartes de "the dark side of computing".

El que persevera vence
Bueno, el pote de PC de mi hermana se rindió y por conjunción divina aceptó mi sugerencia de probar "the fair side of computing". Al ver que el costo de repotenciar su coleto de máquina equivale al costo de un Mac mini del modelo anterior que le conseguí en remate especial, no lo pensó dos veces y dijo ¡plomo! En especial porque no solamente cumple con sus necesidades, sino que excede en precio/valor a la "PeeCee" repotenciada y por el mismo costo. Donde antes había un enorme CPU con un disco modesto, optical drive, PIV y 384MB de RAM, ahora lo ocupa un compacto y versátil CPU con un décimo del volumen pero con el triple de fuerza. Que contiene un procesador Intel Core Duo de 1.66GHz (2MB Cache L2 1:1), 512MB de RAM que aguanta hasta 2GB (@ 667 MHZ FSB), disco de 60GB SATA, Combo Drive (CD-R/RW + DVD-ROM), USB 2.0 (4), FireWire 400 (1), Ethernet 10/100/1000Base-T (Gigabit), Wi-Fi/Bluetooth (802.11n/2.0-EDR), optical/analog audio in/out y el Video Card/Chipset: Intel GMA950 que tristemente usa memoria de video compartida con el RAM. Bastante completa considerando su precio, espacio y que aparte del RAM y el disco no es expandible más allá de lo que te permiten los puertos USB/FW. Pero recordemos el target de esta máquina, los switchers, los usuarios comunes que vienen del lado oscuro que quieren un Mac, pero se quejan de su alto costo, no los Power Users ni los geeks. Por ello viene con todo, ya que no es expandible, para mantener el costo sub 600$ donde el mercado del PC tiene inundado con sus coletos desechables. Básicamente la arquitectura del Mac mini es la misma del iMac/MacBook, es un iMac sin pantalla o un MacBook sin LCD y sin pila. Lo que te garantiza que éste equipo te dará unos sólidos tres años de servicio, productividad y entretenimiento a diferencia de los desechables PCs que se hacen obsoletos en un año.

Tan chiquito y tan pingón
Uno de los detalles que hay que resaltar es que no incluye teclado ni mouse. Incómodo por una parte y práctico por otra. Esto se hizo para llegar al costo competitivo sub 600$ sin tener que bajar la calidad o reducir las funciones de un Macintosh full equipo. También recordemos que el teclado y el mouse son los componentes más económicos de cualquier Mac o PC. Por lo que conseguir un juego compatible es sencillo sabiendo que le sirve cualquier teclado y mouse que use el estándar USB... por más exótico o tapa amarilla que el usuario desee. Pero el Mini trae su fuente de poder aparte, un control remoto infrarojo para el Front Row (el media center de Apple para toda tus películas, video, música y fotos) y una suite completa de todo el software multimedia y productivo para cubrir todo lo que el usuario común necesita. Es decir, el iWork, el iLife '06 (los actualicé ambos al '08) y el mejor sistema operativo del mundo: El Mac OS X (trajo el Mac OS X 10.4.11 Tiger pero la llevé al Mac OS X 10.5.3 Leopard). Usamos el mismo monitor Samsung, teclado y mouse Microsoft de su PC anterior y estuvimos listo para ponerla a prueba.

Instalar el Firmware EFI update y el SMC Update fueron de prioridad antes de darle salida al disco duro para recibir una instalación fresca del Mac OS X 10.5 Leopard (al 10.5.2). Después de eso vino el iLife '08, un breve chequeo al Software Update por Internet para llevar todo el software al día y la reparación de los permisos del sistema desde Disk Utility (recomendable después de toda instalación de software). Un proceso que demoró cerca de las dos horas para actualizar todo, tanto de hardware como de software. Aparte de eso, pequeños sharewares y, por petición de mi hermana, el Office de Microshit, el único software que contamina esta instalación perfecta y sin contratiempos.

El performance la máquina es ejemplar, sorprendente para ser un equipo de corte consumer. Obvio que no es un Dual G5, ni un Quad-Xenon (Penryn) o un Core 2 Duo (Santa Rosa), pero ciertamente es mucho más veloz que el típico Centrino Duo, el anterior PPC G4 que usaba, y años luz por encima del ineficiente y obsoleto Pentium IV. Su rendimiento en operaciones diarias rutinarias no dista mucho de mi PowerMac G5 Dual, pero al abrir muchas aplicaciones se ahoga por sus míseros 512MB de RAM. Se conectó en un instante con mi Dual G5 por medio del la Red Airport de la casa y sin configurar nada. Así sacaba cuanta aplicación y shareware necesitaba para personalizarle la Mac a mi hermana sin tener que usar el disco externo, cables, los iPods o el que está en desuso hoy día, quemar un DVD/CD.



Ciertamente, al colocarle 2GB de RAM en dos SO-DIMM PC-5300 de 1GB c/u cambió dramáticamente el desempeño, que no sólo permite abrir múltiples aplicaciones, sino que sobreestima sus limitaciones al editar video como si fuera una Pro Mac. En todo caso, su disco de laptop termina siendo el único cuello de botella cuando se le exige por encima de lo típico, pero prestándole mi disco FireWire full size 3.5" externo, la puso momentáneamente a la par con cualquier Mac de escritorio. Claro son aditivos y accesorios -no mandatorios- que añaden al costo, pero si lo asumes no te arrepentirás porque mejora dramáticamente su performance circunvalando sus limitaciones.

Tremendo valor por el precio, esta Inteltosh®, la primera Intel Mac que entra a los predios de Rural Tex, es una ganga. Su performance te hace pensar si realmente se justifica pagar más por un iMac que rinde igual, donde lo único que destaca es su elegante diseño industrial y la pantalla. Míralo de este modo, los dueños de iMacs están atados al tamaño de la pantalla integrada, con la mini puedes ponerle la que más arrechera te dé ya que su chipset de video soporta lo que sea menos el 30" Cinema Display. En conclusión, un jamón de maquinita, ya quiero una para mi tan sólo por el queso de la pavería; pero más me satisface la cara de contenta que mi hermana ostenta para ocultar su arrepentimiento debido a tantos años de testarudez y sufrimiento como esclava del Windows. Altísimamente recomendable. ¿Ahora quién me queda como reto para convertir? ¿El Cerdito? no, ese ya está ganado, no se ha comprado la suya por sapo. Necesito un reto mayor, un par de geeks gilipollas testarudos y emosexuales: ¡claro! Delimce y Zeitan, ¡A por ustedes granujas!

Pros: Compacta, versátil, completa y poderosa. Excede las necesidades típicas del usuario promedio. RAM expandible a 2GB. Eficiente y veloz Intel Core Duo. Amplio Bus de sistema a 667MHz. Todas las opciones de Red de última generación tanto cableada como inalámbrica. FireWire, un lujo para un equipo entry-level de este precio, pero sabemos que viene estándar en todos los Macs (esto sólo se ve en los PC high-end). Video por DVI. Front Row. Veloz quemador de CD. Optical/Analog Audio in/out. Excelente performance con el paquete incluido de software (con 2GB RAM): Mac OS X 10.5 Leopard, iLife '08 & iWork '08. Económica e insuperable relación precio/valor.
Cons: No es expandible más allá del RAM y el disco. Performance del disco duro interno de laptop (2.5") puede ser irritante para usos más exigentes. Unidad óptica no quema DVDs, sólo lee DVD y quema CD-R/RW. Tarjeta de video mediocre para juegos, aparte que no tiene memoria independiente, usa 144MB del RAM del sistema. Se ahoga con 512MB de RAM por lo tanto es absolutamente recomendable llevarla al límite de su capacidad.
Veredicto: Willy McKay (★★★★★)



Sir Barton
Micro Noticias Apple: En fin, el cuadrito azul que nadie lee. Pero aquí soltaremos el par de anuncios y noticias de la marca de la manzana. Como que esta semana salieron las nuevas MacBook y MacBook Pro para empezar el año con laptops nuevas. Básicamente se trata de las mismas de siempre, salvo que ahora debutan con el procesador Intel Core 2 Duo de última generación, me refiero a los nuevos chips basados en la arquitectura "Penryn" que comenzó a usar el Mac Pro de ocho núcleos de principios de año. Sólo que con dos núcleos y no cuatro en el chip, ya que no son Xenon, sino Core 2 Duo (con 6MB de caché interno L2 que luce impresionante al lado de sus 2.4-2.6GHz de reloj). Aparte de eso no traen nada nuevo, un pelo más de disco y un pelo menos de batería (raro considerando que el chip Penryn gasta menos corriente y emite menos calor al ser de 45nm su nano arquitectura). En otro orden de ideas, el iPod Shuffle baja de precio de nuevo de 79$ a 49$ en parte porque se confirma el rumor que debuta el nuevo tamaño de 2GB ocupando el rango de precio que antes tenía el modelo de 1GB que hoy reduce su etiqueta. También ya empezaron a despachar el Time Capsule así que cojan el suyo. Y para finalizar "el cuadrito azul que nadie lee", el 6 de Marzo se perfila otro evento de Apple dedicado al empresariado, no esperemos anuncios de productos nuevos aquí, quizás algo de software empresarial ya que acaban de anunciar el X-San 2, pero uno nunca sabe. Se dice que nuevas iMacs salen la semana que viene, pero creemos que no serán mayores las actualizaciones siguiendo el ejemplo de las portátiles de la semana en curso, es decir, nada más el cambio de CPU a la nueva arquitectura Penryn. -Sir Barton.

P.D. Bueno Spiff, ¿te dormiste? o piensas seguir en el oscurantismo.

Etiquetas: ,

Death From Above



La puse en mi lista obligatoria de adquisiciones para el Rural Tex Film Vault™ hace tiempo y es ahora que la vengo a comprar. ¡Pero valió la pena la espera, porque entre el momento que la vi y ahorita que la compré, salió esta edición de lujo de una de las joyas cinematográficas más Willy McKay de todos los tiempos, Apocalypse Now Redux Dossier Edition. Mis mequetrefes lectores, este film es una merma, y sólo espera por la Platinum 25th Anniversary Edition of Platoon para enaltecer el trono sagrado de películas de guerra en mi colección. Esta joya psicótico-surrealista de Francis Ford Coppola es una raya en mi honor de cinéfilo por haber esperado casi toda mi vida para verla. La vi apenas hace 3 años y quedé inmutado (tengo mis razones justificadas para haberla eludido, o en este caso ella a mi). Pero es que después de verla quedé marcado para siempre. ¿Y como no? porque un film de guerra con mucho plomo, humor negro, sobre uso de armamento militar, surf, testosterona castrense, Classic Rock ad-honorum, Napalm galore, Marlon Brando, psicodelia, Robert Duvall, drogas, Martin Sheen, curda, Dennis Hopper y hasta un par de teticas por ahí ¡no puede equivocarse sino más bien dar en el blanco! Más aún con ésta una edición que contiene las dos, la versión teatral de 1979 y la Redux Special Edition de 2001, ambas en una edición dual-disco dentro un sobre militar, Fuck! That's what I'm talking about!

Todos conocemos la historia, un capitán del ejército americano, enclaustrado en Saigón en pleno apogeo de Vietnam que se enfila en una misión "especial" qué no tiene retorno. Buscar a un coronel boina verde de lujosa trayectoria que desertó las filas para interpretar la guerra a su manera tomando su propio bando particular: el suyo. ¿La misión? eliminarlo... Algo que sólo otro loco podría aceptar por lo que eligen a un capitán enjaulado dentro de su propia locura a causa de la guerra. Precisamente es éste el tema central del film, las consecuencias psicológicas que resultan de la exposición de la mente humana ante los horrores de un conflicto sin motivos ni razones. Considerar al coronel Kurtz (Marlon Brando -The Godfather, The Score, On the Waterfront, A Streetcar Named Desire) un traidor homicida dentro de una guerra es una interpretación banal que oculta la verdadera intención detrás de la misión. Una larga travesía río arriba para encontrar el enloquecido coronel es lo que enfrenta el capitán Willard (Martin Sheen), llevando a su paso casualidades militares que ocasionan más casualidades civiles en tan absurda guerra asiática. La película es hermosa y morbosa a la vez, mostrando las sutilezas que se ocultan detrás de la prensa internacional y que perfilan la realidad opuesta del curso de la guerra. Con escenas clásicas como el ataque de los helicópteros UH-1 "Huey" que anuncian su ataque con "La Marcha de las Walkirias" de Wagner a todo megáfono ("muerte desde arriba"); liderizado por un enloquecido general surfista representado por Robert Duvall (The Godfather, Thank You for Smoking). Sencillamente una maestría de cine.

Bueno, el DVD se ve y se oye como merece esta película. Presentada en un rarísimo widescreen de 2.20:1, pero con una restauración y transferencia de impecable pulcritud que refleja la maravillosa fotografía de Coppola (por algo mereció el premio de la Academia en este renglón junto a la edición). Los colores, el contraste, las texturas aún en la penumbra que muestra los claroscuros tonos de la selva Filipina donde se recreó esta caótica Vietnam post-hippie. El sonido se siente bien aunque no se le puede pedir mucho a una película que no fue surround, pero se aplaude el esfuerzo por recrear una atmósfera convincente de Dolby Digital con paneos, balaceras y helicópteros circundantes. Sin ser tan dinámica como una pista de audio moderna, mantiene el factor de narración y diálogo bastante claro e inteligible. Extras que jode que reviven la producción, con fotos, documentales y un comentario excelente del siempre jocoso y educativo Coppola. Altamente recomendable para tu colección de clásicos.

[DVD - Paramount 1979/2001. 153 min/202 min. 2-Discos. Zona 1. Color NTSC. Anamorphic Widescreen 2.20:1, Inglés Dolby Digital 5.1, Subt: Eng/Esp. Material Adicional: Fullscreen y Stereo]

Film: Sir William McKay; Video: Willy McKay; Sonido: Pasta



______________
Capt. Barton
"Smell that!? you smell that!?"

[*] In memoriam de Roy Scheider

Etiquetas: ,

El Petróleo y la Sangre pesan igual



Tal como les habíamos prometido, la otra del Oscar. ¿Qué sucede si el llamado sueño americano se convierte en una pesadilla? ¿Cómo se puede llegar a la altura del poder por el camino fácil de la ambición para luego caer a los abismos del ostracismo y la soledad? ¿Qué resulta del choque entre la ambición y la fe religiosa? Estas preguntas son el nervio central de la nueva producción de Paul Thomas Anderson, There Will Be Blood. Y al plantear estas interrogantes, termina creando una obra maestra.

Inspirado en la novela de 1927 Oil! de Upton Sinclair, Anderson elabora una parábola que abarca 29 años en la vida de Daniel Plainview, desde 1898 hasta 1927. Plainview comienza como cualquier soñador que busca darle al gordo en la extracción de oro, aun habiendo terminado la fiebre del oro unos cuantos años atrás. A la larga acierta, pero con otra clase de oro: el petróleo, como un anticipo de lo que moverá al mundo durante todo el siglo XX hasta nuestros días. En su afán de riqueza se desplaza junto con su hijo putativo hacia California para buscar tierras donde el excremento del diablo brota como el agua en un río. Allí se encuentra con los pobladores originales de estas zonas agrestes y con Eli Sunday, fanático religioso y aspirante a predicador que está dispuesto a ser la piedra en el zapato de Plainview, en todos los sentidos.



Paul Thomas desarrolla por primera vez una historia completamente lineal en donde la historia se sobrepone al acto de autoconciencia por desarrollar un cine de autor, si bien la misma está llena de pasajes silenciosos donde la fuerza de la imagen y las acciones de los actores hacen innecesaria la presencia de las palabras, con lo que lo acerca a este estilo cinematográfico –¡ojo!, el film está lleno de silencios y el ritmo es lento y denso por lo que si van en plan de ver acción sin parar, pasen de largo; si lo que desean es ver una historia de tono épico, vayan sin miedo–. Aun cuando en sus trabajos más celebrados, a saber, Boggie Nights (extraordinario homenaje al mundo de la pornografía de la década de los 70), Magnolia (con influencias de Robert Altman, con quien codirigió la última película de él: A Prairie Home Companion) y Punch-Drunk Love (en donde por primera vez Adam Sandler actúa) poseían un tono característico en donde las imágenes eran precisas y correctas, ahora las tomas están llenas de un tamaño magnánimo que hace que la pantalla ancha del cine se quede corta ante las dimensiones de la obra, tanto en lo visual como en lo argumental. There Will Be Blood significa la graduación de Paul Thomas Anderson como director de cine.

Además de correr con la labor de director, Anderson también acomete la tarea de adaptar libremente el libro de Sinclair, con lo cual el trabajo de que las imágenes coincidan con lo que se plantea en el texto está más que entendido; amén de ser el guión lleno de este arco de ascenso y caída que todo titán enfrenta en su vida en este mundo. Esto viene reforzado por una edición recta y sin texturas aparentes, sino subyacentes. De hecho, There Will Be Blood no es un film que sea fácil de entrarle de buenas a primeras, pero cuando se logra se encuentran logros y maravillas. Complementando lo anterior está la extraordinaria fotografía de Robert Elswitt quien, a diferencia del aspecto retro que hizo para Good Night, And Good Luck, las imágenes se aproxima a lo creado por maestros de la pintura como Turner o en el campo del cine por gente como Conrad Hall, Gordon Willis o Gregg Tolland. Y otro acto glorioso está en la música a cargo de Jonny Greenwood, guitarrista principal de Radiohead, quien se aproxima al serialismo, John Cage, Aarvo Paart, Arnold Schömberg y demás compositores académicos contemporáneos.



En lo actoral cada quien se desempeña con corrección y precisión matemática. Más hay dos revelaciones. La primera en la figura de Paul Dano, quien supera con creces el papel del adolescente problema Dwyane en la maravilla de Little Miss Sunshine para encarar dos papeles (Eli y Paul Sunday) que lo aproximan a la madurez actoral y lo mide en igualdad de condiciones con el protagonista de esta obra, y la segunda revelación, aunque no hay nada de revelador en la actuación de Daniel Day-Lewis como Daniel Plainview, sino una de las mejores actuaciones de esta década, al mismo nivel de Marlon Brando como Vito Corleone o como Orson Welles en clave de Charles Foster Kane. Tal vez el elemento de revelación está en el hecho de decir que él es el mejor actor de estos tiempos, por lo que están sobradamente justificados todos y cada uno de los premios que ha obtenido por este papel.

There Will Be Blood viene a ubicarse entonces como uno de los filmes más importantes de está década y un monumento artístico que hace ascender al cine como algo más que fotografías en movimiento, para convertirse en arte en su estado más puro. Como se citó antes, no es un film fácil de entrar, pero cuando se hace el logro de presenciar algo excelente supera cualquier pronóstico. No 100, sino 1000% recomendable.

Film: Sir William McKay

_______________
Spiff Plainview

Etiquetas: ,

La Galería Del Terror™ Presenta:
La Década Siniestra de los '80 Parte 1



Si en algo hay que estar claros es que los años ochenta condensaron terror, decadencia cercana al chaborrismo sin parangón, aunque es necesario aclarar, que no todos se sumaron al festín de momias y monstruos de diversa ralea e índole. ¿Cómo expresar en breves líneas lo mal paridos que fueron esos años de viernes negro, control de cambio similar al que hay en la actualidad, modas vomitivas, películas malas (no todas), tribus de imbéciles, locales de categoría demente, música de asco, el 1 x 1, artistas de pacotilla, radio y televisión de calidad dudosa en esta tierra del Arauca Vibrador? Puede resultar una tarea harto complicada ante el riesgo de que se nos pase algo por alto, pero trataremos de que las mazmorras sean abiertas por breves instantes para no tener que presenciar adultos grandes llorar de miedo, pánico y terror ante lo que vamos a hablar a continuación.

Recomendamos tomar las siguientes instrucciones antes de seguir adelante con la lectura: tengan a la mano una bolsa de papel para prevenir hipo, mareos y vómito, además de Dramamine, Paxil, Lexotanil o gotas del Carmen para que el susto no sea de ambulancia ni de CPR. Si están listos y son valientes, prepárense porque lo malo, lo más malo y lo verdaderamente malo viene a renglón seguido. Damas y caballeros, La Galería Del Terror™ presenta: La Década Siniestra, los 80's.

Tribus de Momias
Un fenómeno que ya existía desde antes, pero que en estos años adquirió la categoría de pestilente con visos macabros fue el conformado por las llamadas tribus de jóvenes. Algunos podrán pensar que cómo decimos que ellos eran de terror. Pues es así. Para más señas, en los 912.050 Km2 de territorio, no había punks sino punketos (ser punk en los 80 era equivalente a ser hippie en el Londres de 1976), no había yuppies sino yuppinos (con control de cambio y sin Ralph Lauren ni Wall Street cómo rayos iban a serlo), neopatriotas que descubrían lo bello que era el país –en especial Margaret Island– cuando antes daban el alma y otras partes por ir a Miami, tirafísicos gladiadores (no Kirk Douglas en Spartacus) que se la pasaban en un gimnasio ocupados en levantar el ego más que inflado (“Self improvement is masturbation… and self destruction.” -Tyler Durden). En esencia las personas estaban más pendientes de cómo se veían ante el espejo de la carnicería corporal de su preferencia o de sus casas que de estimular la mente. Literalmente el vacío cerebral de muchos individuos llegaba a niveles espaciales; no por nada el psiquiatra Edmundo Chirinos llamó a esta generación la generación boba.

Y como único aporte nacional al terror mundial en esos años, es el surgimiento de la raza prehistórica antecesora de Bogotá Hilton: los sifrinos y su equivalente económico pasahambre, los sifrinudos. Si bien la pedantería en ciertas clases de sabandijas impensantes ha existido desde los albores del terror, es en estos años cuando salen a la luz solar a riesgo de carbonizarse, encarnados en la figura más emblemática del terror macabro e imbécil –aun cuando es de ficción, el impacto que tuvo fue igual al lanzamiento del PacMan bajo otros parámetros–: Laura Pérez, la simpar de Caurimare, de la canción homónima del quinteto comenunca graba jingles que no pasaron de la efervescencia de la canción en cuestión: el grupo Medioevo, un 4:40 sin armonía o cómo ser Les Luthiers sin la genialidad de estos últimos.

Coletos y Otros Harapos
Los 80 trajeron dos logros en el campo del vestuario; a saber: la entrada del look playero surfista en la arena de las masas; esto por medio de las marcas Vans, Town & Country Surf Designs y Ocean Pacific, por citar unas cuantas. El otro logro fue el aportado por el diseñador Giorgio Armani en hacer los trajes tanto de hombre como de mujer desestructurados sin armazón rígida a la manera británica y muy importante, sin hombreras, con lo que la ropa se hizo más ligera. Pero ¿qué se hizo con ese montón de hombreras que se quedaban en los suelos de los atelieres? Sencillo, a algún degenerado macular se le ocurrió tomar semejantes colchones ortopédicos e insertarlos en toda ropa que no fuese trajes, franelas y pijamas incluidas. Y ante semejante mutación vestuaril, las franelas debían de ser tamaño extra grande con estampados que parecían vallas de autopistas o en colores fosforescentes que daban la impresión de que se tragaran cajas de marcadores Sanford. Esto mezclado con los blue jeans que sufrieron ataques de viruela en la modalidad de los pantalones nevados (asco); no importa que fuesen Sergio Cobarde (Valente); Didiyín (sic); Ferrucci; Pepe (pobres de aquellos que se llamaban así en esos tiempos); o hasta Benetton (Levi´s no se metió en esos embarques, afortunadamente), hacía que la moda informal rayara en la pedofilia cruzada con cleptomanía; esto para no mencionar cosas como punketos vestidos de negro en la marca Romano; franelas de hombre recortadas dejando ver el ombligo en clave porno gay; o diseñadores nacionales haciendo vestuarios sacados de un depósito de armas nucleares y de tiendas sadomasoquistas. Y esta época se presenció el epítome de los coletos mal hechos en las franelas And & And (Luis Chataing, maldito) y en la figura de dos tiendas de ropa: El Fortín y Pepeganga. Ahora ya sabemos que pasa en Venezuela porque no existe esta última.

Pero para rematar este apartado, hay que citar el peor corte de cabello de la historia que atacó sin furia cual poliomielitis en los '80: el mullet. Esta creación de la actriz Florence Henderson a principios de los '70 en su personaje de Marcia Brady en la serie The Brady Bunch y copiado por David Bowie en la época de Ziggy Stardust, tuvo en los '80 su momento de terror en las cabezas de cuanta persona estuviese por las calles; tanto así que influenció a artistas serios como Bono o Dave Gahan a hacérselos. ¿Qué se podía dejar a las masas? ¿Un corte de cabello que era serio adelante y parrandero atrás? Sólo una cosa generó: mal gusto y terror de verse ante un espejo.

¿Dónde se encerraban los monstruos?
Obviamente que las tribus necesitaban de lucir sus aspectos siniestros en áreas destinadas a ello; no tenía sentido disfrazarse para estar en casa. El primero, en esta época, se puso de moda un sito de patinaje, algo inimaginable en otras latitudes: el Roller Boogie en el Centro Comercial Los Campitos donde cualquiera se podía sentir como Olivia Newton-John en Xanadu. Y no conformes con ello, y si bien el CCCT se inauguró en los tardíos 70, fue en este momento que las tribus iban en cambote a La Feria para igual ser vistos cual ratas de laboratorio antes de ser sacrificadas. Amén de las verbenas, en las cuales las escuelas vendían alcohol a menores de edad con tal de producir dinero para las promociones de graduandos. Se salvaban de que no existía la LOPNA en esos tiempos.

Aunado a esto, las tribus debían de ir a los sitios nocturnos de rigeur so pena de ser catalogados de estar fuera de moda, algo que era impensable para las hordas de fenómenos. Debido a que estamos en la zona metropolitana, haremos mención de los locales de este perímetro. Weekends con su distribución tipo gallera monumental, ambiente enrarecido y seres de escalofrío; Partycular con su fauna de gladiadores narcicistas; City Rock Café (versión techno rancho de los Hard Rock) con sus tragos azul cianótico, costillas en salsa de patilla y rockola de CD que no funcionaba; L'Antro con su reloj que giraba en sentido antihorario y punketos apagados (en las ultimas cuando ya la moda punketa había bajado la temperatura y antes de ser clausurado, colocaban hasta 4.40); Member's con sus precios ultra caros y yuppinos creyéndose Patrick Bateman; Le Club donde iban –y van todavía– hijos de papi aburridos que no hayan qué hacer en una decoración de club de caza trasladada al trópico; Cliché, Fango y La Lechuga, estos tres reductos de seres de closet y sus acompañantes féminas que estaban tranquilas porque ellos no les metían mano; L'Attico con su versión New England de un sucucho, tanto así que el baño quedaba justo al lado de la puerta de la cocina; Fedora's Jazz donde se escuchaba de todo menos jazz; New York New York (la discoteca) con su italo disco a toda mecha y luces de neón; Winner's (antigua City Hall) con la misma fórmula de la anterior; todos los anteriores y los no mencionados forman parte de los manicomios en los que la gente se encerraba para verse, dejarse ver y asustarse de lo macabro que se veían.

Por los momentos es mejor cerrar los portones porque los dedos se están entumeciendo y poniendo putrefactos ante lo escrito. Pero no descansen, el sufrimiento no ha terminado. En la próxima entrega hablaremos de las películas de los 80 que todos quieren olvidar, la música que no era tal sino aullidos de lobos, la radio y la televisión que produjeron parásitos en el lóbulo parietal de aquellos que fueron testigos de sus maléficos efluvios. Así que, a cerrar las mazmorras.

______________
Spaceman Spiff

Etiquetas:

"No hay salidas sutiles..."*

Escribir o recomendarles No Country for Old Men, la cual vi en función de medianoche pre-estreno el pasado viernes, no es tan sencillo como hacemos con los típicos films de estructura coherente. La película no es fácil, no es convencional ni tampoco es estructuralmente explícita con aclaratorias ni conclusiones. Pero es, desde el punto de vista cinematográfico, dramático y artístico una obra maestra de los hermanos Coen (Dir: O Brother Where Art Thou, The Big Lebowski, The Man Who Wasn't There, Fargo). Sé que mucha gente va a hablar paja de esta película, pero pregúntenle a esa gente si lo que les gusta son comedias mamaguevas con The Rock o las puro plomo sin sentido de John Woo. Esto es cine de culto señores así que mosca con una vaina.

Sin explicaciones, conclusiones, finales felices o justicieros, No Country for Old Men es un peo que se ve muchas veces en la vida real cuando metes drogas, dinero, codicia y arrechera. Todo eso añadiendo narcos, inocentes aguevoneados, caza recompenzas pilas y policías conservadores. Es decir, la malicia vs. la justicia. Un peo lleno de daño colateral donde se le pasa la factura de los platos rotos al más huevón en medida del "vamos viendo, como vayamos viniendo"; o igual, una improvisadera de malparideces y malalechismos dentro de un sub-mundo ilegal donde la ley no impera y los errores de dinero no se perdonan... se pagan con sangre. Ya han visto los trailers, un cazador pajúo (Josh Brolin) que se consigue con el "aftermath" de una balacera que deja un escenario de cadáveres, droga y una maleta de biyuyos verdes. Creyendo que la puede agarrar, salir del pelabolismo de la noche a la mañana y sin que nadie venga a tocarle la puerta. Sí Luis. Arrastrando consigo a los padres y representantes -tanto de la droga como del bille- que se preguntan "¿qué pasó, dónde está mi mierda y a quién le planchamos el flux?" Bueno, una película de tintoreros galore.



La dirección y conducción de los caracteres es brillante por parte de los hermanos Coen, sin exigir mucho esfuerzo a un reparto de rareza extrema en cuanto al sólido linaje de su reputación artística. Siempre en clave documental, semi-reality show, con edición lenta, pausada y sin score incidental alguno que te dramaticen siquiera las escenas de mayor coje culo. Ambientada en una Texas sureña campesina de frontera mexicana de 1980 llena de anacronismos que demuestran que los Coen no son tan meticulosos en representar los detalles de la época como Fincher en Zodiac y Scott en American Gangster (se le cuelan uno que otro anuncio moderno de Domino's, Wendy's que no habían en esos condados pueblerinos para la época, así como modelos de carros posteriores a 1980 como Caprice Classic del '88 y la metralla HK SP89 que no existía para entonces). Coloreada con un amarillento desteñido mediante color timing para recrear el retro feel de los calurosos días desérticos de los condados pueblerinos americanos. La trama es lenta, con referencias personales anecdóticas, diálogos espontáneos, con algo de tensión, expectativa y fascinación por los personajes directamente involucrados en el peo de la lucas.



Pero la película es -enteramente- Javier Bardem, punto. Tommy Lee Jones (Natural Born Killers, The Client, The Fugitive, JFK), Josh Brolin (American Gangster), Woody Harrelson (Natural Born Killers, North Country, A Thin Red Line) y Kelly Macdonald (Trainspotting, Finding Neverland) son todos satélites que circulan al rededor de este monstruo de la actuación como lo es Bardem (Mar Adentro, Collateral, Before Night Falls, Extasis), cuyo puesto de "actor de reparto" le quedó pequeño. Mis panas, se define a partir de aquí el nuevo estándar de villano, Bardem es the ultimate bad-ass motherfucker dejando bien arriba la nueva marca de agua para medir a los malos del mañana. Él es eeeeeel hijueputa de los hijueputas, malo, pero maaaaalo. El que no quiere a su Mamá, le pega a los niñitos y se roba la limosna de la iglesia; un pupú, el hambre y la miseria, la escasez de leche, el recorte del cupo de CADIVI, el tsunami de Indonesia, la guerra de Bosnia, el cáncer, el ébola, hercóbulus, Satanás, nada mis panas, nada tan malo como este grandísimo granuja cuyo papel que se lanza magistralmente el dramaturgo ibérico... y con laureles esperamos su merecida y tardía premiación este 24 de Feb por la Academia. Su mirada, su silencio, sus palabras, su calculadora sangre fría, su proceder inmutable y sin misericordia es im-pre-sio-nan-te, demostrando un placer morbo demencial más que por su deber de sicario... recuerden el "Pfsssss..." cuando la vean.

La estrenan en una semana y es nuestra recomendación de lujo previo a los Oscars y mi favorita de calle. Sólo veremos qué tal son Sweeney Todd y There Will Be Blood como contendoras a la estatuilla comercial (que tendremos reviews esta semana porque también las vimos, mamapipes), porque There Will Be Blood y esta obra maestra de los Coen se las van a llevar todas en mi opinión.

Film: Willy McKay (★★★★★)

_______________
Bas Ass Barton

[*] "...para un peo." -Dijo El Culo. No hay peos discretos, todos hacen ruido y terminan oliendo raro.

Etiquetas: ,

All I want is a girl with Big Tits
Breves pero importantes anuncios con cambios dentro de la línea de productos Apple han surgido en los últimos días. Productos que su estiveza real "El Hombre Mercurio" nos forza mentalmente mediante el Reality Distortion Field™. Nada del otro mundo (gran guevoná) pero que merecen un espacio dentro de los avances de la marca de la Manzana que seguimos por aquí. Entre otras cosas los MacBook Air comienzan a ser despachados y las críticas son favorables en general. Claro, nunca faltan los pajúos que dicen, "¡no tiene unidad óptica!" que si no la necesitas, ¿a quién le importa? mámense un pipe los que se horrorizan por esta paja. Lo mismo pasó con la sacada de culo que Apple le dio al obsoleto e inútil floppy de 3.5" cuando introdujo el iMac circa 1998. Eso es a lo que se le denomina en el mundo de la tecnología tener "huevos grandes" al definir el "cutting edge" y "pushing the envelope". Qué cantidad de paja escribo ¿verdad? Mámense un pipe los que dijeron que si.

Entre los cambios ligeros, todos concentrados en el iPod/iPhone, está el aumento inevitable del iPod Touch (o iTouch) a 32GB haciéndolo por fin mas atractivo a quienes tenemos más de 4GB de música (30GB+ modestos para ser exactos). Lo que hace que el fulano "iPhone sin saldo" sea más atractivo. Esperemos a que alcance los 64GB para hincarle el diente, y también que baje de precio porque 500$ morlacos lo ponen cien pesos por encima del mísero cupo que nos dejó CADIVI (mosca que lo van a subir a 1500$ en un mes, de buena fuente lo tengo confirmado, o quedaré como un pajúo riega rumores). Eso hace que el iPhone llegue también a 16GB en un sólo coñazo para no quedarse azul al lado del iTouch, pero el precio sube proporcionalmente.

En la misma onda en que se introdujo el color Rojo de Product RED™ para la gama de colores del nano, se añade el color rosa como alusivo "al amooooor" y por el cual lo llamaremos el iPod "Caspa". Si hubiera sido con motivo de la sociedad contra el cáncer de seno, cuyo color va con su campaña mundial, le hubiéramos tenido más respeto a este producto de mercadotecnia. Al menos el iPod nano Product RED dona 10$ pesos a la causa por erradicar el SIDA en el África. Debieron haber hecho lo mismo con éste iPod del amooooor si donaran parte de las ventas a esta causa permanente y que afecta a muchas tetas en el mundo. Vamos, ¿a quién no le gustan unas buenas tetas? ¡protéjanlas! por cierto y hablando de tetas recuperadas, felicitamos públicamente a Cereza quien venció un diagnóstico temprano de un cáncer de seno con temple y fortaleza. Así que tóquense lobas, si no saben contrátenme para hacerlo por ustedes en pro de la salud y las causas nobles... eso si, de talla C en adelante para mayor descarte... any takers? show yer tits!


Sir Barton
¡El pan está blandooooo!: Apple está escuchando o se rajó con las amenazas de ir a quemar su sede por el apresurado lanzamiento del Mac OS X 10.5 Leopard. Al parecer, el semi-Beta OS salió prematuramente el pasado Octubre -lleno de problemas y fallas- para no pasar por el bochorno de "no cumplir" con la fecha de lanzamiento pautada; como le pasó a una compañía imitadora de Redmond ¡toso! Microsoft Windows Bestia ¡toso! Y eso que Apple postergó en un par de ocasiones la fecha de lanzamiento del fulano Leopard por no tenerlo sintonizado con sus desarrolladores; sólo que no le recortó el 70% de las funciones como hizo Microshit® al Bestia para sacarlo "a tiempo" (o por picarle alante al Mac OS X). Pero fuera de los pelones de itinerario -por sacar el pavo crudo del horno sólo porque había hambre- al menos Cupertino sabe donde la caga y limpia su propio mierdero. Sí, la reciente actualización del Mac OS X al 10.5.2 repara todas la pifias dejadas por el 10.5 (y las que no reparó el 10.5.1), para contentar a las masas que navegaba por los mares del Kernel Panic. El 10.5.2 trae muchísimas actualizaciones y arreglos que no sé por donde empezar (y no lo haré para no ablandarles las caraotas con paja de Apple). Pero dos que se tatuaron en la frente de la comunidad Mac fueron los "stacks" y la barra de menú traslucida, ambas modificadas para dejar de irritarle los huevos a quienes les gustaba como eran originalmente, o sea, el 99.9% de los usuarios. Sólo al pajúo que se le ocurrió cambiarlos le pareció que se la estaba comiendo. Aparte, el Time Machine presenta un menú bar icon para controlarlo como un acceso directo y para hacer back-ups manuales (que existía desde el principio, pero no fue documentado ni publicitado). Análogamente un Update al Leopard Graphics fue lanzado como postre para optimizar los drivers de todas las tarjetas de video ATI, nVIDIA e Intel de todas las Macs ¡Bravo! Dentro de otros programas que actualizaron está Aperture que llega a la versión 2.0 con un rediseño y un recorte de precio dramático a 200$ pesos. Veamos si le echamos un ojo a ver que tal. -Sir Barton

Etiquetas: ,

My Third Eye



Review: Nikon AF-S Zoom-Nikkor 18-200mm VR DX - Ahora que me aclimaté al mundo de las cámaras digitales reflex, siento que ya he alcanzado el nivel de confianza para expandirme dentro la flexibilidad que sólo ese tipo de cámaras ofrece. Me refiero a la ventaja de los lentes intercambiables que sólo las SLR gozan dentro de la fotografía. Después de revisar entre la amplia gama de lentes que ofrece la línea Nikkor de Nikon, descubrí las limitaciones del excelente lente kit AF-S Nikkor 18-55mm ED DX que trajo mi Nikon D40 (El Inquisidor). Al observar las especialidades que otros modelos ofrecían, supe casi de inmediato cuál era el modelo óptimo para mis capacidades y necesidades. Buscando un lente que se sobrepusiera a las limitaciones del básico lente original, encontré uno que me permitiera expresar con mayor facilidad sobre las capacidades finitas de mi primer lente: El Nikon AF-S Zoom-Nikkor 18-200mm VR DX.

El AF-S Zoom-Nikkor 18-200 VR DX es una maravilla que pocas veces se repite en la fotografía. Una de las características resaltantes de las cámaras Reflex -que irrita tanto como complace- es que un sólo lente no lo hace todo llegando a necesitar más de uno para cada función que quieras realizar. Además, los lentes todo-en-uno usualmente terminan siendo mediocres al querer hacer de todo en un solo paquete. Por eso es común encontrar un lente especializado para cada función en este tipo de cámaras (Wide, Macro, Zoom, etc.), que sobresalen en su tarea especial siendo ineficaces para otras fuera de su diseño. Esto trae como consecuencia la poca practicidad y el alto costo para tener una Reflex, que termina por ahuyentar a los aficionados casuales haciéndolos candidatos potenciales para el mercado de las camaritas digitales todo-en-uno. Observen a la derecha lo grande que se ve la D40 con este lente.

Pero para uno que no es profesional, mas bien un amateur entusiasta, la sola idea de llevar un arsenal de lentes da como cojonera sabiendo que la cámara en sí no es precisamente una EXILIM de bolsillo. El peso, el alto costo y la poca practicidad hacen contrapeso negativo ante la ventaja de la flexibilidad de una Reflex. Pero productos como este revolucionario lente rompe con el paradigma tradicional de los multi-uso al ofrecer funciones que abarcan mucho pero eximen en todo. Un lente todo-uso cuyo performance iguala a los exóticos lentes especializados. Ciertamente, el lente original de la Nikon D40 es suficiente para fotografías casuales que comprenden el típico ambiente de un aficionado común. Pero para ciertas aplicaciones que requieren de una ayudita adicional, un lente especializado bien puede hacerte la vida más sencilla. Más aún si ese lente hace de todo y lo hace bien, manteniendo la practicidad de una cámara point & shoot pero sin sacrificar performance de una Reflex. El AF-S Zoom-Nikkor 18-200 VR DX enfoca Macro, es un generoso Tele-Zoom y de paso trae el revolucionario sistema de estabilizador óptico "VR" de Nikon (Vibration Reduction II). Lo único que no hace es tomas de gran angular o Ultra-Wide (pero para eso le tengo puesto el ojo al AF-S Ultra-Wide Nikkor 12-24mm DX-Lens mequetrefes).

El AF-S Zoom-Nikkor 18-200 VR DX es un lente CPU exclusivamente hecho para las Nikon Digitales SLR y por lo tanto no funciona con las Nikon de film. Es un lente de formato "DX" que conforma con el 1.5x cropping factor del área de un cuadro de film de 35mm. El lente tiene una apertura focal de ƒ/3.5 - 5.6G D ED IF VR, cuyas letras denominan que: IF enfoca internamente de manera silenciosa (SWM - Silent Wave Motor) con mando manual instantáneo (M/A - M); G No tiene anillo manual para la Apertura. D mide la distancia del objetivo y comunica la data al metering de la cámara para calcular las exposiciones; ED Cristales ópticos especiales (multicoating) que incrementan la nitidez, y VR Sensores con motores para reducir las vibraciones y estabilizar la imagen. Es pesado, sólidamente construido con 16 elementos ópticos internos. Permite usar filtros de ø72mm (standard size), incluye una "cachucha" HB-35 (Bayonet Lens Hood), tapa y un forro porta lente de piel aterciopelada.

Una prueba del alcance de Zoom del AF-S Zoom-Nikkor 18-200 VR DX demuestra que tiene potencial de binocular, aunque en este caso sería un monocular. La primera foto es el punto de partida común de este lente y el anterior que reemplaza, 18mm; la segunda foto es la misma toma pero a 55mm, que es donde termina el alcance de mi anterior lente; y la última viene a ser el máximo alcance del nuevo lente a full 200mm. Una vainita.


En cuanto a calidad de imagen las fotos son tan buenas a la del lentecito básico que trajo la cámara. ¿Vale la pena pagar casi 4 veces el precio del lente básico por un zoom grande y un estabilizador de imagen óptico? Pues si quieres que lo haga bien y sin sacrificar un ápice de performance, sí. Aunque no esperen que esté libre de defectos en todo el rango focal, algo imposible en un zoom de este tipo. El lente no enfoca a muy corta distancia, que lo hace poco ideal para uso Ultra-Macro. Tiene un rango de Macro poco impresionante y una nitidez increíble a cualquier distancia focal y apertura (aunque es algo hacia lo suave por debajo de ƒ5.6), pero por encima de ƒ/11 en la difracción juega un papel a favor de él. Un simple filtro económico Macro 1.4 ó 2.0 de 72 milímetros resuelve cualquier necesidad de enfoque ultra corto. Recuerden colocarle un filtro UV.

La distorsión de barril: es mínima entre 24-50mm donde se ve con moderación, pero en general es casi imperceptible a cualquier rango focal. Para los necios que deseen remover la mínima distorsión de barril lo pueden hacer usando el Pincushion/Barrel del Photoshop CS3 a -1.8/+3.5 (18mm y 200mm respectivamente), pero repito, es casi imperceptible. Manchas de viñetas: ninguna, es casi perfecto. Refracciones, fantasmas y reflejos indeseados: si consigues hacer una foto con este lente usando cualquier cámara Nikon DX (digital) te lo regalo. Aberración Cromática: alguna por encima de 24mm, muy baja a 18mm. Velocidad de foco: ¡El Mach 5, qué rápido es! deja mi lente anterior como cámara lenta en comparación. Enfoca más rápido de lo que te tardas en encuadrar o de mantener a tu objetivo en el marco, lo hace silenciosamente y no se oye nada dentro del lente.

El AF-S Zoom-Nikkor 18-200 VR DX es un lente hermoso y bien construído. Muy compacto para ser un lente de 200mm aunque pesa bastante para cargarlo todo el día pegado a la D40. Pero vale la pena debido a su poca distorsión, su impresionante sistema de reducción de vibración y su extraordinaria nitidez.


El anillo de enfoque manual se puede usar en el modo auto-focus sin necesidad de pasar el switch a full manual. Macro: excelente, aunque el lente anterior enfocaba más de cerca por un par de pulgadas. Bokeh: bien, no sobresaliente pero aceptable; este es un lente diseñado para foco rápido y super nítido, así que no es su especialidad difuminar fondos con acabados artísticos como otros lentes (pero lo hace). Nitidez: su especialidad, es tan nítido que corta, en especial que el sistema de reducción de vibraciones evita imágenes borrosas o movidas por el temblor de la mano (aunque como todo lente, pierde nitidez a ƒ/22 por las leyes ópticas de la difracción, es natural). Flash: deja sombra a 18mm con el Flash integrado, chimbo (aumenta a 24mm y aléjate para compensar o usa Flash externo). VR: excelente, casi un milagro, sobre todo a grandes distancias focales (135-200mm).

El sistema VR II tiene dos opciones seleccionables dependiendo de las circunstancias: NORMAL: para tomas donde estás fijo, detecta las vibraciones de la mano y el cuerpo y las contrarresta con sus lentes internos suspendidos en motores y sensores; y ACTIVE: cuando estás en un vehículo en movimiento. Ambas funcionan impecablemente bien. El VR elimina la necesidad de un trípode para casi todo, mantiene el foco intacto, la nitidez precisa y te permite tomar fotos nítidas 4 stops más lento que sin el VR activo, ¡incluso de noche! Es impresionante que todo esto sea posible en un lente tan compacto que en nada disminuye la funcionalidad de cámara en mano.

Bueno, mejor que sean las imágenes que hablen por el review. Si pueden revisen mi Flickr con estas primeras fotos que tomé en su primer viaje de prueba por el Tocuyo durante un Sábado en la tarde como parte de mi Carnaval carteluo en Barquisimeto. Y si les da la gana me comentan qué les parecieron. Altamente recomendable si tienes una Nikon DX (cualquier modelo o año).



Pros: Toma fotos espectacularmente nítidas y sólidas. Resultados profesionales. Mínima distorsión de barril (24-55mm), poca aberración cromática, nada de reflejos, refracciones ni fantasmas. Rápido para enfocar. Sólida construcción. Compacto para ser un lente de Zoom. VR (Vibration Reduction). El mecanismo de anti-vibración no afecta la batería de la cámara. Silencioso.
Cons: Pesado, le quitó lo liviano a la D40. Bokeh está ahí-ahí. El Macro es muy limitado. No es lente de gran angular (pero es injusto pedirle tanto). Hay sombra del lente usando el Flash integrado a 18-24mm, algo molesto pero normal por su tamaño Zoom. Fuerte distorsión en los extremos del rango focal (18mm y 200mm). Mecanismo delicado. Costoso.
Veredicto: Willy McKay (★★★★★)



______________
Barton Leibovitz

"Photography is the power of observation, not the application of technology."
-Ken Rockwell

Etiquetas:

The Blair-Godzilla Proyect

En general, las mezclas pueden producir como resultado uno de dos casos: o es una maravilla o es un bodrio. El segundo caso se agrava cuando se anuncia como algo imprescindible, un must see. El problema está en el momento en que las luces se apagan y lo que aparece no sólo deja mucho que desear, sino que no sirve, punto. Esta clase de reacción es la que se produce luego de ver Cloverfield.

Apelando al concepto de películas de catástrofes mezclado con monstruos, esta bazofia hace un mal uso de lo alcanzado magistralmente en 1998 con The Blair Witch Proyect; es decir, alguien con una Handycam™ filmando todo sin mostrar el espécimen y más las expresiones de terror ante lo desconocido.

Lo malo en esta oportunidad está en el factor de mezclarlo con un ser tipo Godzilla cruzado con Alien, junto con la dosis acostumbrada de destrucción; Estatua de la Libertad decapitada dentro de la receta.

Si antes era la misma cabeza en la playa en Planet Of The Apes, o la ciudad de Los Ángeles en Earthquake tiempo después, ahora pareciera que no conformes con que la realidad hubiese sido lo suficientemente cruda en el colapso del World Trade Center, encima el puente de Brooklyn es también destruido junto con el resto de la isla de Manhattan. Y encima, la película es mala. Por lo menos la reciente I Am Legend tenía algo de contenido, pero ésta Cloverfield no tiene ni sesos ni mente. Irónicamente la campaña promocional que antecedió el estreno era atractiva; el resultado final… en fin. ¿Y quién es el principal responsable de semejante desperdicio? Sólo una persona, a quien llamaremos el nuevo Jerry Bruckheimer. Su nombre: J. J. Abrams. Sus crímenes: haber creado dos de los productos televisivos más revulsivos de los medios en fecha reciente; a saber, Felicity y la isla de Gilligan en clave de falso suspenso, Lost. Esto para no mencionar la más débil de las tres películas de Mission: Impossible en el rol de director de escuela.

Ya con estos antecedentes es motivo suficiente para que los próximos proyectos donde el susodicho tenga su mano metida pasemos de largo sin siquiera detenernos a ver los daños que cause. Además de una mala producción, se suman una dirección pésima, una edición inexistente, actuaciones nulas y una fotografía medianamente salvable, pero que no evita que el choque sea fatal.

Si pueden, ni se les ocurra verla aunque sea para saciar la curiosidad, no vayan a ofender su inteligencia con un producto como este. Empezando el año y ya Cloverfield encabeza la lista de lo más malo que se ha hecho en el año. Al final hubiese sido bueno que el monstruo destruyera todo, hasta el proyector con que se exhibió el film, y en especial a J. J. Abrams para que deje de hacer tanta cosa mala en la industria.

¿Recomendación de cartelera de la semana? NO LA VEAN, POR FAVOR.

Film: Ñame Total (★☆☆☆☆)

___________
Spaceman Spiff

Etiquetas: ,

Quiero Mis 20



Tanto en Astronomía como en Astrología el fenómeno de la conjunción estelar significa algo importante que afecta el comportamiento del Universo en la primera disciplina, o que influye en el curso de la vida de las personas en la segunda. Cuando esto se aplica al cine los resultados son, en el 98% de las veces, excelentes. ¿Y cómo se llamaría a la unión del productor Brian Grazer, el director Ridley Scott y los ganadores del Oscar™ Russell Crowe y Denzel Washington? En una palabra maracucha, machetérica. Eso es lo que significa la película American Gangster, de actual exhibición en las carteleras locales.

Así mismo el fenómeno de la conjunción se cumplió en el acto de ver el film, pero a medias. Tanto su eminencia el Dr. Basura como su servidor tuvimos la ocasión de reunirnos para verla ante las notorias ausencias del Editor en Jefe usuario de Chanel Sir Barton y de Herr Kaiser (no sabemos qué es lo que usa), quienes prefirieron soportar las colas de carros y las masas infames de personas que congestionan y saturan los sitios vacacionales en cualquiera de las temporadas altas. Pero con todo y que el clan estuvo reunido a medias, las birras estuvieron frías y el film estuvo de un lujo total.



Steve Zaillian quien firma el guión, se inspiró en un artículo publicado en la revista New York bajo el nombre The Return Of The Superfly, la cual narra la historia del gangster Frank Lucas, jefe de mafia en la Nueva York de los 70 y responsable directo de poner de moda la heroína en las calles de la ciudad e importada directamente del sudeste asiático. Así mismo fue el primer gangster de raza negra en la historia del crimen organizado en Estados Unidos, superando así el estereotipo del origen; es decir, no era italiano, ni judío y mucho menos irlandés; era un brotha y un nigger. Paralela a esta historia está también la del policía de New Jersey Richie Roberts, responsable de la primera agencia de lucha antidroga en los Estados Unidos y con una vida profesional y familiar muy peculiar. Ambos hombres estaban destinados a encontrarse en algún punto; uno simbolizando lo malo y corrupto de la sociedad, el otro siendo un faro de honestidad en un entorno podrido.

Es redundante decir que la elección de Ridley Scott para llevar a buen puerto este film de casi tres horas de duración –mismas que no se sienten para nada– fue más que acertada. Sólo un maestro como él puede recrear con precisión matemática y ajustada a los hechos el momento histórico de la ciudad desde 1968 hasta 1975 aproximadamente. Todo, los ambientes, los sitios, las modas, la música y los personajes, de entre muchos elementos hacen de este American Gangster un retrato de un momento histórico del mismo modo que el año pasado David Fincher lo logró en el ya clásico Zodiac. De hecho, en este nuevo trabajo de Scott hay referencias directas a dos filmes clásicos de la década de los 70; ya les queda a ustedes como ejercicio delimitar cuáles son estas películas. La edición y la fotografía están en ritmo lento para que no se quede por fuera ningún detalle. Usando una paleta amarillenta en la fotografía, no por un factor de envejecimiento del film, sino para plasmar el estilo de las producciones de la época. Esto también está reforzado en la selección musical, funk y soul dignos de aparecer en cualquier recopilación de Motown.



Un duelo actoral –similar al que protagonizaron Al Pacino y Robert De Niro en el clásico de 1995 "Heat"– es el que se presencia en esta ocasión de la mano de Denzel Washington y Russell Crowe; literalmente es como si cada uno se abofeteara en cuanto a dotes histriónicas. ¿Cuál de los dos gana este duelo? Ninguno, ambos están más que sobrados y comprobados en sus correspondientes papeles. Sin embargo, hay espacio para más personas en el film, tal es el caso de Chiwetel Ejiofor, Cuba Gooding Jr. (quien por fin hace un papel en años que no es una vulgar comedia insulsa), Josh Brolin, Armand Assante, Ted Levine, Ruby Dee (merecida es su nominación al Oscar™ como actriz de reparto) y esa ricura de Carla Gugino, entre el reparto multitudinario que cumple con su trabajo.

En suma, este American Gangster es un ejemplo de cómo los grandes están destinados tarde o temprano a reunirse para crear resultados satisfactorios, tanto para ellos en cuanto a sus destrezas artísticas, como para el público que puede darse banquete al ver semejantes talentos en un mismo lapso de tiempo. Recomendable en grado superlativo. Y véanla para que sepan qué significa "Quiero mis 20". No les va a decepcionar para nada. Altísima recomendación rural de cine para esta semana.

Film: Willy McKay (★★★★★)

_________________
Spaceman "Gangsta" Spiff

Etiquetas: ,

Me gustó mas El Puerco Araña

¡Nuestro primer Review de un Blu-ray Disc mequetrefes! Sí, como les dijimos en el review del PlayStation 3, Rural Tex entra de lleno en la era de la alta definición de video (porque llevamos un año con Hi-Def Audio) con el formato que ganó la batalla por ser el video disco de Hi-Def que suplante o coexista con el DVD.

Y en eso queremos acotar algo importante, no dejaremos de usar el DVD por varias razones. En primer lugar porque nuestras extensas colecciones se basan en ese formato; segundo porque aún se mantiene como el estándar fijo del mercado y dificulto lo deje de ser en los próximos tres años; y por último, porque su calidad de imagen y sonido sigue cautivando hasta los videófilos más acérrimos como los boludos de este Blog (en especial si los explotas al máximo con el equipo apropiado). Pero de manera experimental, como "early adopters" que medianamente somos, le daremos la vuelta a uno que otro disco que amerite ser revisado en nuestros HDTVs, y ver si hasta dan la talla para entrar en nuestras videotecas. Así que bienvenido sea el Blu-ray Disc a nuestros Home Theaters. Quizás en un futuro de absorber completamente el mercado y desplazando al DVD le daremos exclusividad, pero mientras el DVD-Video se mantiene como es estandar...

...por ahora.

Arrancamos este primer review de un Blu-ray con la película Spiderman 3 que trajo de bono el PS3 (porque no la hubiera comprado por más fan de los comics que seamos ya que no resultó muy buena como esperábamos). Lejos de ser una joya de cine, amerita por su soberbia exposición de las bondades de este nuevo formato de video con el mejor transfer que he visto de audio y video. Para el review completo de la película vayan a la crítica de cartelera que hizo Spiff en su momento, aquí hablaremos del disco y de sus prestaciones de imagen y sonido.

Recordemos que el video del HDTV (Blu-ray) no es el clásico sistema convencional NTSC/PAL analógico entrelazado convertido-a-digital que usa el DVD convencional, no. El formato utilizado en el Blu-ray es el mismo del HDTV: ATSC. Este formato es naturalmente digital, progresivo y no requiere de conversiones como en el DVD para lograr un acabado de film (progressive scanning, de-interlacing, line doubling, 2:3 pull-down conversion), además de tener un color de alta densidad de 32 bits contra los 8 bits del DVD. Complementando además que la codificación de video se hace con los novedosos codecs AVC-1 o H.264 de Microsoft y Apple respectivamente. Todo esto sin mencionar la obvia diferencia en resolución que, dependiendo del transfer y del disco, puede ser desde 3 hasta 5 veces la del DVD (720x480 @ 30i [DVD] vs. 1920x1080 @ 24p/60p [BD]). Pero recuerden los artículos anteriores sobre las condiciones que se necesitan para obtener el máximo potencial; no sin que se puedan disfrutar al pleno sus prestaciones superiores de no cumplir con todas ellas al full spec.

Ni hablar del sonido que acompaña a la imagen mequetrefes infelices, usando pistas en surround sin compresión alguna como el PCM, el nuevo Dolby True-HD y el DTS-HD Master Audio (que requieren HDMI y amplificadores con ese protocolo para decodificarlos). Sin com-pre-sión. A diferencia de las excelentes pistas tradicionales de surround que usan compresión perceptual o codecs como el Dolby Digital y el DTS -que también vienen incluidas en el BD para quienes no poseen el hardware necesario para las no-comprimidas. Spiderman 3 en Blu-ray Disc es presentada en full ATSC 1080p con Dolby True-HD 7.1 y Uncompressed PCM 5.1 canales.

La imagen es sin duda tridimensional, llena de texturas, la clave es esa palabra, texturas. Palpables, con profundidad, detalles que no se ven en el DVD convencional por mas escalado a HD que hagas en tu pinga de deck. Los colores particularmente fue lo que más me sorprendió, saturados, demasiado reales, densos, precisos y sin perder naturalidad por más intensos que sean. El color negro llega a niveles de intensidad que ni siquiera pensé que el plasma podía dar, absolutamente CRT quality que también ayuda a mejorar el rango dinámico del contraste. En las escena de la lucha callejera nocturna entre el nuevo Green Goblin y Spiderman (vestido de civil), no te pierdes de ningún detalle de las sombras, degradaciones de luz e incluso los tonos oscuros de los colores en la oscuridad. De verdad una experiencia única ver películas de formato Blu-ray en una pantalla HDTV por HDMI (con meticuloso y correcto calibrado bajo los estándares de la Image Science Foundation, THX y la ATSC). Y eso que mi plasma no es full 1080p, pero en un futuro artículo les explicaré por qué no es tan importante y a veces innecesario (no te pierdes de nada dependiendo del tamaño de la pantalla que tengas y la distancia del mismo).

El sonido es igual de alucinante, sin compresión mamapipes, así que espero tengan cornetas mascaclavos que aguanten dinámicas intensas (¡cerca de los 120dB!), por que el Dolby True-HD es candela pura, igual la Uncompressed LPCM que la acompaña. Para los que no disponen de un HDMI en su planta surround, la pista tradicional Dolby Digital 5.1 a 640kbps (la comprimida que hemos disfrutado por años en el cine y el DVD), es de pelos y bien llevada. Pero una vez que pruebas la densidad espacial y peso de una pista multicanal sin comprimir, encuentras difícil emocionarte de nuevo con lo acostumbrado (aquí en RTx llevamos escuchando multicanal sin comprimir por mas de un año con el Super Audio CD y el DVD-Audio pero en la música, en películas es otra cosa).

De pana, comienza la era del HD en el Home Theater para RTx y para ustedes si se aventuran a meterse en el Blu-ray, y con el PS3 no podría ser mejor como experiencia multimedia molar. Altísimamente recomendable mequetrefes.

Film: Pasta (★★★☆☆)
Video: Sir William McKay (★★★★★★)
Extras: Pasta (★★★☆☆)
Audio: Sir William McKay (★★★★★★)


[BD: 2007. 139 min. 1-Disco. Zona A. Color ATSC (1080p). Anamorphic Widescreen 2.35:1, Inglés Dolby True-HD 7.1, MPCM 5.1 & Dolby Digital 5.1; Subt: Eng/Por/Fra/Esp/Tha/Chi/Man/Kor]



_________________
Sir Barton

Etiquetas: ,

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex