<body>

Rural Tex es un estúpido portal web de reseñas y noticias sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

República Metallica #35: Rock Star Weekend



Por ahí dicen que no hay mal que por bien no venga. Este pasado fin de semana fue, definitivamente, una muestra de que la sabiduría popular no se equivoca. Lo que al principio pareció el gran fastidio de tener que ir a Valencia para ver a Testament y Megadeth en el GillmanFest –por lo menos para quienes vivimos en Caracas–, al final se convirtió en un ingrediente más de lo que sería, sin duda alguna, un fin de semana para los anales de la historia. No sólo fue éste un gran festival musical, sino que terminó siendo muchas cosas al mismo tiempo: un mini BlogStock™, un reencuentro con los panas de la infancia, con metaleros de la vieja guardia, con gente que no veíamos desde hacía años, en fin, un viaje sentimental hasta para el más podrido de los comegatos.

Pero es que para todo verdadero fan de la música, del género que sea, hay artistas y bandas que trascienden todo límite racional para convertirse en figuras de valor prácticamente religioso. Y para todo metalero digno de tal nombre, que se respete y se enorgullezca de ser calificado como tal, Megadeth es una de esas bandas. Hasta los escépticos –como mi pana Dani Filth– que hasta hace poco renegaban del grupo porque “sus últimos discos no suenan como los clásicos de los ochenta”, tuvieron la sabiduría y humildad suficiente para poner en duda sus propios prejuicios y atreverse a ver su error, y no faltaron a la cita. Y quizás es por eso que nos duele como si fuera nuestra la ausencia de otros panas que se dicen incondicionales de la banda, como el Basura, mi pana el Dr. Jesús, el Negrocomicón y unos cuantos más, quienes nunca sabrán lo que se perdieron.

Antes de entrar en materia, debo decir que al César lo que es del César: felicitaciones y agradecimientos eternos a Paúl Gillman por tener la iniciativa y, lo que es más importante, las bolas de haber hecho todo lo necesario por alcanzar tan importante logro en la historia del metal en Venezuela. Y vayan esos mismos sentimientos a todas las personas y organizaciones que hicieron posible el festival, tanto del sector público como del privado.

Sin embargo, y apenas como un humilde consejo al pana Gillman, a quien apreciamos y respetamos musicalmente, le rogamos que en el futuro separe la política y los (re)sentimientos personales de lo estrictamente musical, pues lamentablemente esos elementos tienden a opacar el brillo de su obra.

Day One: Into the Pit
El primer día del GillmanFest comenzó como la propia road movie de El Barto y yo, aunque muy zanahoria, cero intenciones de lanzarnos una de Fear and Loathing in Valencia, pues la idea era llegar sanos y salvos al show.

Al arribar, y después de algunas vueltas de reconocimiento por el territorio valenciano, nos cagamos de la risa al ver que una licorería frente al estadio Misael Delgado era prácticamente saqueada por las hordas metaleras sedientas, sobre todo después del anuncio de que no habría caña adentro (aunque al final sí hubo birras). En vista del gentío y el calor valenciano –y del hecho de que por más que queramos ya no somos carajitos de 20–, tomamos la decisión conciente de pasar de los grupos iniciales y dedicarnos a descansar y prepararnos para Testament. Sin embargo, he de decir que los comentarios que recibí de las bandas nacionales es que estuvieron muy bien.

Al final, cual vampiros que somos, nos dejamos caer con la noche por los predios del estadio, y vimos a Gillman desde la distancia y tranquilidad de las gradas. El público pareció complacido con su set, especialmente con clásicos como “Levántate y Pelea”, “El Anticristo” (a pesar de la blasfemia de cambiar el coro para decir que “Bush es Lucifer”, see what I mean? Y digo blasfemia no por mi opinión política, sino por cambiar un clásico de ese calibre) y las canciones del Escalofrío, que nunca le han fallado en vivo. La banda estuvo acoplada y firme, y el sonido me pareció aceptable. Sin embargo, la voz de Gillman, aunque con potencia, me pareció que estaba desafinada y plana en algunos pasajes.

A las 9:00 de la noche salió, por fin, el primer plato fuerte del festival: los thrasheros de Testament, hijos de la Bay Area de San Francisco y vecinos de Metallica. Durante la primera canción había decidido quedarme en la comodidad de las gradas, pero en ese momento tuve como un despertar y me dije a mismo, “¿Qué coño te pasa, güevón? ¿Estos carajos son unos de tus ídolos de toda la vida y te vas quedar aquí como un imbécil?”, así que me fui corriendo a la olla con mi hermano Julio.

El show comenzó con un sonido muy malo, prácticamente sin batería en la mezcla y con muy poca potencia. Después iría mejorando paulatinamente hasta ser bastante aceptable, pero la potencia nunca llegó a ser la esperada en un concierto de metal. Más allá de ese detalle, ¡el toque fue conciertazo! Los panas fueron de menos a más. Toda la banda estuvo muy buena, con el cantante Chuck Billy absolutamente sorprendido por la recepción del público.

De hecho, en mitad de concierto el carajo no pudo aguantar las ganas de sentir ese amor de cerca y se bajo del escenario a saludar a la gente de la primera fila. Como se imaginarán, éxtasis total en el Misael Delgado. 25 mil orgasmos simultáneos.

Pero la verdadera estrella de la noche fue el guitarrista Alex Scholnick, quien, con una sonrisa de oreja a oreja, demostró que es un verdadero maestro en su instrumento.

Realmente sorprendente. Mención especial merece el baterista Paul Bostaph (ex Forbidden y ex Slayer), que en repetidas ocasiones se paró sobre su trono para hacer reverencia al público venezolano. Como siempre, no voy a ahondar aquí en el set list, salvo para decir que estuvo al pelo, la mayoría de los clásicos estuvieron presentes, así como una buena dosis del disco nuevo (que pronto reseñaremos). Mis favoritas: “Practice What You Preach”, “Souls of Black”, “Disciples of the Watch” y sobre todo “The Preacher”, durante la cual me metí en la olla a hacer slam dancing y con un solo coñazo me devolvieron directo a la realidad de mis 32 sobrepesados años.

Day Two: Reckoning Day
La mañana del domingo comenzó con lo que pareció un intento de la naturaleza por desanimar a las huestes metaleras, con un palo de agua brutal, pero que va, eso no paró a nadie, a pesar de que la lluvia se extendió hasta bien entrada la tarde. La única consecuencia lamentable fue que los grupos teloneros, Resistencia y Arkángel (par de leyendas del rock nacional), no pudieron tocar, pues la lluvia produjo retrasos y ni pensar en alterar la hora de salida de la banda principal. Estos son tipos serios, nada que ver con nuestros desorden y sabrosismo tropical.

Sea como sea, la ansiedad y la expectativa eran casi insoportables. Julio y yo no nos mojamos (estuvimos guindados hasta las 4:00 pm, al mejor estilo de la Dinastía Soze), pero la mayoría de la gente estaba allí desde temprano, empampada hasta los huesos. A pesar de la seriedad de Megadeth y los organizadores, la lluvia hizo que el arranque del show se retrasara media hora, lo que llevó los nervios y la tensión al máximo. Aires de casi linchamiento se respiraban en el estadio. Pero es que, señores, se trataba de una expectativa guardada en el corazón por muchos años (casi 20, en mi caso). Todavía recuerdo cuando en 1990 me compré el vinilo Rust in Peace en Barquisimeto (mi segundo disco “importado”, lo más cool de lo cool en la época). Mi vida nunca sería igual. Pero esa mis panas es otra historia…

Finalmente, pasadas las 7:00 de la noche, sin mucho aspaviento, comenzó a sonar la intro de “Sleepwalker”, tema que abre el nuevo disco, United Abominations. Los panas se tiraron ésta y tres canciones más sin respiro, sin apenas un saludo o comentario. Se me ocurre que el gran Dave Mustaine estaba arrecho por el sonido, pues la verdad es que éste dejó mucho que desear. De hecho, empezó muy muy mal (la voz casi inexistente en la mezcla, las guitarras indistinguibles), pero fue mejorando poco a poco y, aunque llegó a ser bastante aceptable, una vez más la peor falla fue la falta de potencia.



Sea como sea, el pelirrojo al final no pudo resistir el calor del público. Nosotros podremos ser tercermundistas y subdesarrollados en muchas vainas, pero si hay algo de lo que me enorgullezco es de la energía que somos capaces de transmitir como público. Todavía no he ido al primer concierto donde los artistas no queden totalmente sorprendidos por el calor con el que son recibidos, sobre todo en el caso de los metaleros, que se imaginarán que esto es una república bananera (o petrolera) donde el reguetón y el vallenato no dejan espacio para más nada. Pero gracias a Dios están equivocados. Y Mustaine no fue la excepción. Cuando el pana por fin saludó, sus palabras fueron: “Ustedes no tienen idea de los años que habíamos esperado para tocar aquí. No saben todos los obstáculos que hemos tenido que sortear para llegar aquí”. –Los más acérrimos fans saben a lo que se refiere. A Tout Le Monde anyone?–

Pero como ese hubo muchas frases más, algunas de ellas en un español bastante aceptable para un gringo rajado que de por sí no habla el mejor inglés del mundo. De hecho, para mí uno de highlights de la noche fue cuando el pelirrojo se acercó al micrófono y por un instante pareció indeciso, como si no estuviera seguro de lo que iba a decir, hasta que al final expresó: “¿Saben qué? Amo a Venezuela”. Se notó que le salió espontáneo, del corazón. ¡25 mil orgasmos más en el Misael!

La cosa casi casi llegó a ser cursi, como por ejemplo cuando comentó lo siguiente: “Quisiera que estuvieran aquí arriba para que vieran lo hermoso que se ven” (Cerati in English, jeje). Cursi, sí, quizás, pero, ¿saben qué? A nadie le importó. Algunos de los metaleros más duros que he visto en mi vida estaban en la olla con lágrimas en los ojos. Literalmente. Una de las tantas cosas increíbles de la noche fue escuchar al pana cantando el coro de “Trust” en español, que en el DVD de Buenos Aires me había parecido casi ridículo, pero aquí, en persona, viviéndolo en la piel, casi casi me pone a llorar a mí también. En otro momento, el pana dijo, “Mi nombre es David, pero mis amigos me dicen Dave. Uds. me pueden llamar Dave”. Dave, buddy, we fuckin' love you too!



Aunque el show no fue tan largo como hubiéramos querido, el set list fue bastante completo y variado. Los temas más nuevos me sorprendieron gratamente, con un sonido agresivo, mucho más de lo que se siente en el plástico. De hecho, probablemente mi favorita de toda la noche fue “Burnt Ice”, demasiado ácida, demasiado ruda, los solos de guitarra simplemente brutales, sobre todo el final. Speed/thrash metal en su más pura y rabiosa esencia. Otro momento de esos que no tienen precio vino con la presentación de “Washington is Next” que –ojo, para los que no entendieron, o peor, los que entendieron mal– no fue dedicada a Chávez. Tampoco fue que Mustaine dijera que Chávez está loco. Lo que dijo literalmente fue “ésta es una canción acerca de un tipo que hace que su presidente se ponga de muy mal humor”, en referencia a George W. Bush.

“Gears of War” también me sorprendió en vivo. Sólida, muy sólida. Por supuesto, no faltaron los grandes clásicos como “Hangar 18”, “She Wolf”, “In My Darkest Hour”, “Tornado of Souls”, “Symphony of Destruction”, “Peace Sells” y “Holy Wars”. Una de mis mayores y más gratas sorpresas fue Chris Broderick, el nuevo guitarrista. Excelente presencia en escena, seguro de sí mismo, buena química con Mustaine y, por supuesto, con una ejecución impecable. El pana dejó claro que es un maestro de guitarra, tiene madera de rock star y definitivamente en Megadeth puede alcanzar ese estatus (ojalá dure lo suficiente). El resto de los músicos perfectamente acoplados, la banda en general lució excelente, con buena química. El bajista James Lomenzo muy entregado, y el baterista Shawn Drover en vivo mucho más efectivo que en disco.

En resumen, aunque el festival no fue perfecto, son más los puntos a favor que en contra. La policía no jodió a nadie (que yo sepa), la organización en general estuvo excelente. Las bandas nacionales todas buenas, un buen mix, y la calidad de los dos invitados internacionales no necesita ser repetida. El sitio estuvo bueno, bastante cómodo incluso a pesar de la lluvia. El acceso, los hoteles, la gente, todo en buen nivel. El mayor bache, como ya dijimos, el sonido, tanto en calidad como en potencia. Pero de eso se trata precisamente el rock and roll, de sentimiento más que de perfección técnica. Y desde ese punto de vista, Testament y Megadeth (y los organizadores, por supuesto) se las arreglaron para darnos no sólo una experiencia memorabilísima, sino probablemente el mejor concierto de la década.

Mustaine prometió que volverá pronto. No sabemos si es verdad, pero, tomándole la palabra, y parafraseando una vez más una frase criolla famosa, le decimos: “¡Dave, amigo, el pueblo está contigo!”.

___________
Keyser "My name is David, but my friends call me Dave" Soze

A Tout le Monde: En una nota más personal, quiero extender mi agradecimiento y un saludo muy especial a todos los panas que de alguna u otra manera nos acompañaron en este festín de metal: El Barto, dude, great time together; my brother Julio (picture him as the Ralph Schumacher to the Michael Schumacher that I am, hehe); el alto pana Juan Carlos Padilla de Acarigua (brother, ¿te acuerdas de la “Cajita Feliz” de Metallica?); el alto pana Delimce, anfitrión de lujo; el gran Slave, no habría sido igual sin Ud., sir; el Zeitan, ¡un abrazo pa’ ti, MadreFoca! Al pana Rafael de Chaos Avatar y al inmortal Julio (my very own “Caín” from the Rockadencia days); al pana Carlos, viejo, casi no nos vimos pero tripeamos igual; Butterfly, it was so nice to know you, looking forward to meeting you again soon; a mi prima (perdóname que no nos vimos, love you!) y last but not at all least, el gran Dani Filth, you’re my brother in arms, it’s good you came back to the Megadeth fold (it was about time, mutha fucka!).

Las fotografías son originales y cortesía de Megadeth.com

Etiquetas: ,

LEGAL

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido –escrito o gráfico– cuya autoría intelectual no sea nuestra, será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente le corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Interactive Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ asume la responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos con comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos con comentarios. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex