cookieChoices = {}; <body>

Rural Tex es un estúpido portal web de noticias y reseñas sobre videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando mucho) Influenciados por nuestra cultura geek de Comic Books & Gaming, hacemos Periodismo Gonzo de tercera en este 'Colosal Desperdicio de Ancho de Banda'

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio. Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del 1 al 5. Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One.
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero…
  • Pasta: Ta' bien… ta' bien…
  • Mancao: Coleto impresentable.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! CULAZO!
WEB-ONADAS

LECTURA No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva del Editor en Jefe. –Bart

LECTURA Behavioural realism and the activation of aggressive concepts in violent video games. Un estudio extenso realizado por la Universidad de York que –una vez más– demuestra que no existe nexo entre el comportamiento violento a ninguna edad con los videojuegos de corte violento. –Rural Tex

Contribuye

Una oferta que no pude rehusar

Hablar de The Godfather es hablar de historia, de cultura de cine. Es el epítome de la consagración del séptimo arte como... arte. Es la finura de transmitir emociones y sentimientos tan sólo con el uso de la correcta fotografía, impecable producción y extraordinaria dramatización.

Es el film -o los films- por el cual las películas y dramas televisivos de mafia italiana (como no italiana) se miden y evalúan. Sin que ningún otro se le acerque, por muy buenos que sean, The Godfather se mantiene como "El Padrino" de todos los films dramáticos de mafia por su dirección, actuación, niveles de producción y maestría dramática en la pluma de Mario Puzo, con la adaptación del Sr. Coppola de guionista.

Esto no se va a convertir en una reseña de los films. Sería ridículo repetirlo a estas alturas donde gozan del status de clásico de culto, ya que es una leyenda y una obra maestra inmortal sin posibilidad de ser reevaluadas. No. Como dice Spiff "las obras maestras no tienen clasificación (...) los clásicos se disfrutan" Amen. Pues esto sucede con la obra magna de Francis Ford Coppola, que no sólo lo consagró como un Director de reservas y respeto, sino también al séquito de actores que conformaron el trabuco amateur de entonces y cartel de ahora: Al Pacino, Robert DeNiro, James Caan, John Casale, Robert Duval, Bruno Kirby, Dominic Chianese, Andy García, Talia Shire, Diane Keaton, las primeras figuras de Lee Strasberg, Eli Wallach y el in-mor-tal (arrodíllense infieles) Marlon Brando.

"Ahora vienes ante mí"
El objetivo de este review se concentra en el DVD-set que contiene la trilogía completa en un estuche tipo libro. Editado en el 2001 luego de una minuciosa restauración de parte del mismo Coppola para rescatarlas del olvido del mercado del video casero. Una renovación de sus votos en el mercado digital de la era del Home Theater. Y menos mal, porque en los días del Beta y VHS era simplemente un sacrilegio ver estos films en formato fullscreen de televisión. Para empezar, Coppola demuestra su nostalgia de los LaserDiscs al hacer que los discos se comporten como tal. El film comienza al introducir el disco al reproductor, nada de menús ni extras, sólo el film. Que ocupa bastante espacio -todo el disco- para permitir una generosa compresión del MPEG-2, que en consecuencia no deja rastros de compresión alguna. Así ocurre en los tres films, salvo la Parte II que requiere 2 discos por razones de su extrema longevidad. Un quinto disco se reserva el lujo de contener todos los extras con la historia detrás de esta clásica obra maestra.

"No me preguntes sobre mi negocio"
Los extras son un deleite para el fanático del cine y de la saga de la Familia Corleone. Tiene casi todos los documentales que se han hecho, recorriendo la etapa conceptual entre Coppola y Puzo, hasta la reunificación de todo el elenco para la conclusión en la Parte III. Con detalles históricos, llenos de anécdotas y tensiones con los estudios Paramount Pictures cuando Coppola no tenía la firmeza y el respeto que goza hoy. Hay de todo, como las pruebas de cámara con Robert DeNiro, Martin Sheen y el mismo James Caan para hacer de Michael; el drama y dilema de conseguir a Brando para el papel de Vito ante la oposición de los estudios; el nepotismo de la familia Coppola que está en todos los ámbitos de la producción; y docenas, sí, docenas de escenas excluidas entre las dos primeras partes que harían una película por si solas, con unas excelentes y otras un poco redundantes. Aparte de Fotos, Storyboards y Biografías.



"Se que fuiste tú... me rompiste el corazón"
La imagen reluce en su mejor condición posible, ya que fueron sujetas a un proceso de restauración de los negativos y una remasterización del transfer a video (incluyendo la banda sonora que se llevo a 5.1 status). Aunque no pasaron por un proceso tan cuidadoso e impecable como el de Lowry Digital (usado en Star Wars, Indiana Jones, Casablanca, Citizen Kane y las James Bond de Sir Sean Connery), conserva lo mejor del acabado original con un mínimo de residuos y daños al negativo matriz. El contraste es marcado con escasos detalles de las sombras, pero quizás fue la intención del director porque Coppola supervisó todo el proceso de remasterizado. El sonido por otra parte se presenta sorpresivamente bien para ser una pista surround que origina de una monoaural, convincente, clara en los diálogos, sin distorsión y con buen rango dinámico dentro de las limitaciones de los sistemas de audio de cine de la época.

"Cuando creía que estaba fuera, me vuelven a halar hacia adentro"
The Godfather es cultura de buen cine, es clase y escuela. Es un film que debe de estar en tu colección de películas para ver una y otra vez como debe ser. Con una oferta tan atractiva como esta, ¿quién se puede rehusar? Muchos extras, muy buena restauración y extraordinario transfer remasterizado -para la edad que tienen las cintas- hace de este combo DVD un must-have a juro y porque si, para acompañar la serie The Sopranos, los dramas mafiosos de Scorsese y las de crimen épicas de Michael Mann.

Films: Pt I: Sir William McKay; Pt II: Sir William McKay; Pt III: McKay

Video: (todos) McKay; Sonido: (todos) Willy McKay

[DVD - Respect. Pt I/II/III: 1972/1974/1990. 130 min/200 min/170 min. 5-Discos. Zona 1. Color NTSC. Anamorphic Widescreen 1.85:1, Inglés Dolby Digital 5.1, Subt: Eng/Fra]



___________
Don Bartolo

Etiquetas: ,

Memento Strikes Back



¡Primicia ruraltejana para mis Demóstenes cinéfilos! Vimos The Bourne Ultimatum en función especial y les traemos el review en vísperas de su estreno en Octubre, naturalmente, se trata de nosotros, por favor. ¿Cómo resultó la conclusión de la saga de Robert Ludlum y que se basan en sus libros somera y superficialmente? Pues Tri-Willy McKay mequetrefes y creo adelantarme al veredicto por ser fan de la serie. Ultimatum entrega, satisface y deja un agrio sabor a conclusión que define una de las trilogías más concisas y homogéneas desde El Señor de los Anillos. Ultimatum se mantuvo sólidamente en constante Crescendo & Sostenuto con cada continuación, a diferencia de las trilogías de The Matrix y Pirates of the Caribbean; donde la primera comenzó brillantemente filosófica para que sus secuelas la dejaran rodar colina abajo y la segunda arrancó sorpresiva y espontáneamente divertida para que las siguientes la soltaran en caída libre.

Con una continuidad impecable como si los tres films se hubieran producido simultáneamente -como de hecho sucede en las otras trilogías apuradas- la Saga divide a Jason Bourne en tres etapas básicas de su integridad humana: Identity fue la neo génesis de su conciencia al buscar razón dentro del confuso estado amnésico que sufre; Supremacy consolida su posición neutral dentro de su búsqueda por encontrar la verdad al dejar claro que no volverá a ser el de antes y Ultimatum cierra el libro, no sólo voltea la página. Esta entrega final es quizás la más ambiciosa al tratar de explicar su origen y rellenar los vacíos mentales dejados por las pasadas cintas.



Ultimatum repite a Paul Greengrass detrás del lente para mantener la homogeneidad en la producción y honrar la memoria del desaparecido Ludlum. Greengrass continua con la metodología de dirigir al espectador en tercera persona. Pero que lo involucra activamente dentro de la acción con el uso de su técnica de cámara en mano dinámica (aplaudida y criticada por igual). Técnica que puede ser desesperante en algunas escenas de combate mano a mano, que intensifican las proximidades entre la acción y el espectador con mucha tensión. Con esta dramática dirección, Ultimatum se empalma con Supremacy al retomar las acciones casi en el segundo siguiente en que termina ésta última.

La cinta es bastante rápida al haber pocos momentos de explicaciones, expedientes y revelaciones que quedaron más que expuestos en las precuelas. Aquí lo que hay es plomo, carrera y coñazos. Coñazos que recibe todo el mundo, incluso el anti-héroe-villano de Bourne. Aquí el fugitivo ex-agente/mercenario de la CIA continúa demostrando su temple, su humanidad, sus mecanizados movimientos y su calculada mente ágil como lo hemos visto desde siempre. Sólo que a diferencia de antes se muestra con cansancio y convicción de terminar de una buena vez con el problema que lo hizo ser como es, aunque la verdad sobre su pasado le resulte difícil de asimilar.



Matt Damon (The Bourne Identity/Supremacy, The Departed, Syriana, Saving Private Ryan) vuelve a inmutarnos como Bourne, directo, sin emociones, con mucha humanidad y dando señales de estabilidad desde que se encontró con amnesia en la primera cinta. Con Joan Allen (Pleasantville, Face/Off) en el rol de la consternada sub-directora de la CIA, que se preocupa más por las apariencias arrojadas por el caso desde que entró en el peo en la entrega pasada, brillante como siempre esta señora. Pero los "nuevos" de David Strathairn (Good Night & Good Luck, L.A. Confidential, The Memphis Belle), Albert Finney (Erin Brockovich, Big Fish) y Scott Glenn (Training Day, Vertical Limit, The Silence of the Lambs, The Right Stuff, Apocalypse Now) entran en escena como los villanos de turno de las altas esferas de Langley, Virginia (CIA), para asumir las riendas del desorden y tomar responsabilidades como los autores intelectuales del proyecto de los mercenarios clandestinos. No hay debilidad alguna por parte de las actuaciones, todas de primera.

Hay decepciones -personales- que en nada afecta al guión, la dirección, las actuaciones, ni tampoco el ritmo del film, pero que me hicieron sentir defraudado de alguna manera. Como la participación dramática de nuestro Edgar Ramírez que sólo dice una línea en todo el film, pero que compensa con su carácter presencial al servir de Némesis a Bourne como su homólogo adversario. Aparte, la casi ignorancia de Chris Cooper (Conklin) y Brian Cox (Abbott) como los corruptos directivos de la CIA dentro del rollo de Threadstone, sabiendo que su participación en el proyecto y en la vida de Jason Bourne fue clave desde el comienzo. Como de hecho hicieron con Franka Potente al recordar a Marie en la atormentada memoria de Bourne. Pero sí le dieron atención a Julia Styles (Nicky) que, aunque forma parte de la trilogía desde el principio, poco aporta a la trama y el núcleo de la historia. Fuera de esto el film es sólido, dinámico, conciso y definitivo. Arrojando respuestas a la vez que deja preguntas. Confirmando que se puede hacer cine de calidad, presupuesto modesto y sin efectos digitales; donde un sólido guión, un excelente reparto y una producción cuidadosa es todo lo que se necesita para un entretenimiento inteligente. Absolutamente recomendable como uno de los mejores y esperados films del año.

Film: Willy McKay (★★★★★)

___________
Sir Barton

Etiquetas: ,

Spy vs. Spy



Otro film que quería ver era esta nueva adaptación sobre los hechos verídicos de quizás el escándalo de espionaje más grande de los Estados Unidos. Para los que no conocen el caso, durante 20 años Robert Hanssen estuvo vendiéndole secretos de la CIA y seguridad militar norteamericana a los Soviéticos de la pre y post guerra fría (incluso luego de la caída de la Unión Socialista Soviética en 1991).

Hanssen fue un brillante y elusivo agente de la CIA que aprovechó los momentos de flaqueza de ambos gobiernos para lucrarse con mas de 1.4 millones de verdes y diamantes. Actuando de doble agente, hacía y deshacía a su antojo con la información crucial de las estrategias y tecnología militar de la nación, ya que él mismo estuvo a cargo de estructurar sus defensas y seguridad. Letrado en computación y en las artes del espionaje, parecía no haber forma de atraparlo ya que él siempre estaba un paso adelante de quienes levantaron una ceja respecto a su comportamiento.



Comportamiento que por demás ocultaba a un maniático sexual debajo del velo de un católico practicante ejemplar, con impecable record dentro de la congregación más abjecta y conservadora del Opus Dei. Sigiloso, furtivo y discreto. Parecía indetectable. Hasta la llegada de un novato agente (Eric O'Neill), que fue puesto a su servicio para espiarlo bajo la supervisión de una unidad especial encargado de investigarlo, no fue que las actividades de Robert Hanssen llegaron a su fin.

Ya había visto el documental en History Channel y me pareció fascinante, por lo que una película donde se recrea al pelo todos los acontecimientos verídicos del caso me resultó muy atractiva. Más aún si en el papel de Hanssen tenemos al excelente primer actor americano Chris Cooper (The Bourne Identity, Syriana, Seabiscut, Jarhead), a quien ya hemos visto en roles similares aunque de corte ficticio. Por parte del agente O'Neill estuvo el no menos talentoso Ryan Phillippe (Flags of our Fathers, Gosford Park), que en este caso, y a diferencia de Flags of our Fathers, estuvo bien seleccionado para el casting como el ingenuo y confundido agente (ambos actores presentan un semblante fisonómico muy cercano a los autores reales). En el soporte tuvimos a un Dennis Haysbert repitiendo rol de agente gubernamental, pero con la ayuda de la mami Laura Linney (The Exorcism of Emily Rose, Kinsey, Absolute Power) que ya ha demostrado tener los minerales para cualquier reto dramático, aparte que es un jamón sin importar los años que pasan.



El film es lento, pero de buen ritmo. Nada de acción con elementos tipo Bourne/Bond que, aunque no proyecta la complejidad de un guión de espionaje como la excelente Spy Games, conserva su realismo documental sin perder la tensión ni el suspenso. Que sólo obtienes visualmente en un par de escenas que recrean sucesos tal como ocurrieron a pesar de las situaciones forzadas. Pero que en esencia debes construir -el suspenso- analizando el intrigante y psicológico diálogo entre los actores que hace el film en su totalidad. Es una cinta fuerte en diálogos, así que aparte de no quitarle atención no esperen un surround de referencia lleno de efectos distractores.

El DVD es referencial, posee muchas imágenes oscuras que dan la impresión de una depresiva Washington que pierde sus valores en medio de las sucias acciones del espionaje. Los colores son captadas con minucioso detalle. En especial los detalles de las sombras, los corredores semi-monocromáticos de la CIA, la melancolía de las iglesias cavernosas en medio del invierno, manteniendo los tonos de piel precisos entre los colores lavados del entorno. Resolución, uniformidad, colores y contraste, un disco de referencia. El sonido es semi-monoaural debido a la fuerte concentración de diálogos y la ocasional ayuda de los demás parlantes para recrear atmósfera, pero en general es un film de canal central mayormente, nada para brincar de la emoción. Altamente recomendable si te gustan los drama/documentales de pensar.

Film: McKay; Video: Willy McKay; Sonido: Mancao



___________
Sir Barton

Spy vs. Spy comic strip es propiedad de MAD Magazine y ©Copyright Antonio Prohías.

Etiquetas: ,

Cine Continuado




"Yo me como dos mondongos y tú, cochino frito"
La cordura, la moral, el limite entre el deseo y las normas establecidas dentro del decoro. Seamos francos, existe una glandula que aún la ciencia no ha descubierto, pero que todos saben que está ahí. La glándula que te enciende el morbo del ataque de queso. Que segrega una sustancia similar a la adrenalina, pero que nubla todo raciocinio y te lleva a cometer toda clase de actos lascivos cuando el queso pincha la emoción. El queso manda, el queso gobierna. La cultura del sexo, el morbo... sólo piensan en esas cosas.

El film, Notes on a Scandal es un buen ejemplo de ello. No es una tragicomedia de lo moral vs. lo indecente. Realmente muestra la otra cara que la mayoría no ve cuando explota un escándalo sexual. Que en este caso es el de una maestra que se encuentra en la crisis de la edad media; que fue una punketa de los días de Johnny Rotten y que le picó el culo por un tiernito de secundaria que le cayó mas duro que Katrina a Nueva Orleans. ¿Cuál es el peo? dirán ustedes, que se planchen el flux mutuamente y no miren a los lados. Si tan sólo fuera así de sencillo. Puesto que una de las maestras en víspera del retiro, una vieja cachapera come-casabe, se le activó el mismo queso, pero en este caso por la maestra... ¡Dios mío, fin de mundo, que inmoral! Esperen un momento mientras cierro la ventana de la página de PRIVATE y sigo escribiendo ¿si?

Bueno, como les decía, tremendo film, bien llevado, sin exponer escenas explícitas, sólo con la dramatización brillante de dos actrices de grueso calibre y alto octanaje. Cate Blanchett (Aviator, Lord of the Rings, Bandits, Elizabeth) como la maestra ex-anarquista que vivió la época de Patti Smith y The Clash en el alma, pero que divaga entre la moral socialmente impuesta, su poco convencional familia y las recargadas juveniles que le da su tiernito cuando la maraquea; y por el otro lado la sobrada Judi Dench (Casino Royale) como la frustrada y amargada solitaria que le gusta la cachapa pero cuando está en el jojoto. Tremendo soporte de Bill Nighy (Pirates of the Caribbean: Dead Man's Chest/At World's End) como el esposo de Blanchet y que da un punto intermedio entre ambos lados del peo con intereses pesonales y tentaciones sexuales.

Sea de cualquier índole, a todos les interesa ver quién será el próximo en meterse en un peo de esos. Sea porque se coló un video de alguna puta como Paris/Rosanna, o que Monica le trompeteó el saxofón a Clinton, o que agarraron a George Michael metiéndose en un cubículo de baño cuando éste estaba ocupado por un "Tipo" (y no era porque se estaba cagando) o porque Michael Jackson le agarró el culo a un nuevo muchacho que ni cédula tiene. Es la cultura del morbo, del escándalo, de apuntar con el dedo al "pillao" mientras se dan golpes de pecho camino al Aladdín o al Dallas... elíjan su favorito cuerda de mal pensados. Todo el mundo lo piensa o lo hace -unos más pasados que otros- pero al final nadie es. Aquí nadie anda de modosito ocultando nada, we love porn! we love sex! we love to fuck! el peo es cuando más de una -o uno- se la quiere dar de santic@ y resulta que es rolo de ravaler@. Podría darles un ejemplo de una que me topé no hace mucho, que si sigue jodiendo como "anónimo" en el Blog de los Guaros le quito la máscara y la rayo con evidencias. Sí, tú, PUTA, no te hagas. El DVD está ahí-ahí, la imagen es muy suave, el contraste pobre aunque el color está... bien, pero el film es altamente recomendable.

Después se tripean una con Jena, Krystal y Tera... juntas (cachapa y queso).

Film: Willy McKay; Video: Pasta; Sonido: Pasta




I Want Candy!
A mi me gusta Sofía Coppola (Dir: The Virgin Suicides, Lost In Translation), su arte es diferente, su estilo independiente y su alcance vanguardista. Pero mosca, a todo el mundo no le puede gustar este tipo de cine artístico no-comercial porque prefieren algo más cliché y cónsono con los tiempos de comida rápida y entretenimiento instantáneo. No. Tampoco crean que Marie Antoinette es un film de profundidad trascendental con exactitud histórica y actuaciones de ultranza. Si han visto los films de Sofía, sabrán en el peo que se metieron. Sofía no necesita hacer dinero con cine comercial, siempre ha tenido pega gracias a papi Francis, por lo que puede darse el lujo de hacer cine artesanal de culto vanguardista sin dictámenes de los estudios.

Antoinette es una visión Kitsch de los días de Maria Antonieta, la esposa del último Rey de Francia de la sucesión de la monarquía absolutista de Luis XV previo a la Revolución Francesa. Si son duchos en la historia, sabrán cual fue el destino de tan noble princesa austro-franchota y malcriada junto a su Gay, digo Rey Luis XVI... (empieza por Guillo y termina con tina, pero no les dije nada, lean). Lo anterior no tiene nada que ver con el desenlace del film, de hecho ni siquiera lo dramatizan. Como les dije, Antoinette representa una visión a la MTV de la vida real de Maria Antonieta, desde los días previos a su boda con el princi-gay de Luis XVI hasta los momentos del encendedido de la Revolución Francesa y la toma de la Bastilla (1789).

La escenografía es increible, desde le Palacio de Versalles mismo con un despliegue de vestuario que deja claro a dónde iban los reales de la corona con absoluta majestuosidad (lo punitivo fue intencional). Pero el fume radica en la dirección semi-diario en tercera persona de Sofía Coppola; que le da a Kristen Dunst (Spiderman Trilogy, Eternal Sunshine of the Spotless Mind, The Virgin Suicides, Interview with the Vampire) la forma y figura de una Paris Hilton rococó con dramatizaciones de un programa de niñas adolescentes tipo Nickelodeon. ¿Dónde más van a ver un film que recrea la era victoriana post-renacentista de La Ilustración con musicalización New Wave de los '70 y '80? ¿Siouxsie & The Banshees, Bow Wow Wow y New Order con bailes barrocos? Touché, sólo Sófía. La belleza de este film radica en su minucioso y bien seleccionado soundtrack, que, aunque no compagina con la época, paradógicamente va como anillo al dedo a las escenas que transmiten la atmósfera visual de la Directora Coppola.

Buena, aunque a veces se torna floja, predecible y poco entretenida por el libertinaje cinematográfico; sobre todo con las arecheras de impotencia que cojes al ver como el princi-gay Luis XVI (Jason Schwartzman -I Love Huckabees-) se queda dormido en la cama nupcial con el jamoncito de Dunst al lado... por tres años (históricamente correcto); ¡mire! ahí es cuando le digo "agárrese princesita que la voy a reventar a pipe toda la noche y me traje el cetro del Rey como vibrador así que Face Down, Ass Up Bi-a-tch!" ¿No les dije en la crítica de arriba que aquí nadie anda con diplomacias pajúas? It's a No Bullshit & Let's Fuck policy people! El DVD está transferido con culillo y caligueva. Se puede ver si te gusta el cine alternativo, independiente y de corte art-cult-pot.

Film: Pasta; Video: Pasta; Sonido: Pasta


–––


Una propuesta decente
Pana este film es cartel, tiempo sin ver un Western tan fresco y distinto desde Unforgiven y eso es bastante tiempo. The Proposition es una prueba a la lealtad versus los principos. Una magnífica y poco predecible historia, si acaso, sobre el lado humano de un forajido en los tiempos de las conquistas de territorios salvajes e indómitos.

En este caso durante la Australia de la colonización británica del s. XIX en los desiertos plagados de aborígenes. Un militar a cargo de la seguridad policial de una pequeña colonia inglesa, que sufre y lucha por mantenerse en condiciones habitablemente civilizadas, en quizás el último rincón salvaje y ambientalmente hostíl del mundo. Junto al capitan, interpretado por Ray Winstone (The Departed, Sexy Beast), está su esposa Emily Watson (Red Dragon, Gosford Park, Angela's Ashes, The Boxer) que se encuentra más desubicada que periodista de Globovisión en plena marea roja. En esta situación se atraviesan tres forajidos que comandan una pandilla de maleantes que se mantienen al márgen de la ley. El líder es el excelente actor y retoño del viejo John Huston, Danny Houston (Children of Men, Marie Antoinette, The Constant Gardener), que no tiene clemencia, pudor ni moral para cometer sus crímenes; contrastando con sus dos hermanos que difieren de sus métodos y que termina pagando el más inocente o el más pendejo. Ahí que viene la proposición del militar, ante el forajido con remordimiento interno de conciencia, que presentan el drama moral y la lucha espiritual del film.

El estelar actor autraliano Guy Pearce (Memento, L.A. Confidential, The Time Machine), es quien mantiene la dualidad entre su naturaleza salvaje, su lealtad familiar y su moralidad como ser humano. Encontrados en el medio del lío, están un caza recompenzasas en la demacrada apariencia cenil de John Hurt (V for Vendetta, Contact, The Elephant Man, Alien) y un elocuente patiquincito como el Alcalde del poblado improvisado, encarnado en el rara-vez-visto-en-papeles-refinados, David Wenham (300, The Lord of the Rings). Un buen guión de Nick Cave, a quien acostumbramos a oír como compositor musical de films en lugar de dramaturgo cinematográfico, que siga así.

El DVD es de referencia. Paisajes australianos, polvo de desierto, pieles quemadas y arrugadas por el inclemente sol, dientes sarrozos y amarillentos, todo con absoluta impecabilidad en el transfer a video. Colores tan saturados y casí amarillentos por el horizonte del continente oceánico que se ven con mucha naturalidad. Especialmente la fotografía e iluminación que tuvo cuidado hasta en las noches estrelladas del desierto. El sonido no se deja opacar por la imagen, dinámico, fuerte, explosivo y atmosférico al mismo tiempo. Con diálogos claritos y transparentes.

Buen film, buen DVD, buena renta, buena recomendación.

Film: Willy McKay; Video: Willy McKay; Sonido: Willy McKay

_____________
Sir Barton

Etiquetas: ,


Si con esto Spiff y Kaiser no abdican...
Saludos humanoides, como nos hemos encargado de mantener esto a flote en lo posible, a pesar que las vicisitudes laborales nos han mantenido al margen del ritmo acostumbrado, no está de más darle una vueltecita al Blog. Ya que el Sir Bartolomeo se encargó de mi sección de Jazz en mi ausencia, no veo porque no hacer lo mismo con sus avances y artículos sobre nuestra adorada marca de la manzana. Siendo el otro que usa Apple en este Blog, amen de iPods a granel (los otros dos sapos aún están en la era del Discman dentro del paganismo atroz de usar Windows), me doy la justificación para informarles de lo último que salió en materia del perolito de moda musical desde los confines de Apple Inc. el día de ayer. Veamos humanoides...

Siempre hay espacio para uno más
Atención señores que toda, sí, toda la línea iPod fue revitalizada. Aunque más hacia el nano, además la introducción de un "iPhone sin saldo" como el iPod "Tauch" o Touch como se dice en Inglés. El fulano iPod tradicional se llama ahora "Classic" y sale a partir de 80 GB donde antes limitaba, llegando ahora hasta 160GB. También traen mejoras y aditivos en la interfaz, que según está disponible en su versión más chonchuda. ¿Qué les parece? Deja mi iPod video de 30 GB como un vulgar pen drive de buhonero en comparación.

Tiene una cubierta de metal donde antes había plástico, no más color blanco, sólo gris y negro. El nano se asemeja al Classic en cuanto a que copia la pantalla grande, añade video y cambia los colores. Las capacidades se mantienen iguales, entre 4 y 8 GB.

No creo en nada humanoides
Pero el aspecto cambia (nano), ensanchándolo hasta quitarle su adelgazada forma anterior, que para mi es más práctico ya que nunca salgo sin mi iPod nano RED Product. Aparte que repite el delicado acabado de espejo pulido en su reverso que lo hace sumamente apto para rayas, cosa que no sucede con el nano saliente. Bueno, lo admito, se ven horribles, por eso no hay foto aquí.

Los Shuffles se mantienen iguales salvo que cambian los colores por una paleta mas pastel. Me hubiese gustado una paleta mas alcohólica como caramelos de licor, algo así como color Cerveza, color Tequila, color Whisky, color Campari, color Absinthe, ¿me siguen? Bueno, que se va a hacer... (coño, quiero esos 160 GB del iPod nuevo). Sigamos, pues lo que más llama la atención sin duda es el iPod Touch que debuta con sus altas y bajas. De entrada es un iPhone sin saldo. Un iPhone pero sin el Phone. De resto es la misma cosa, inclusive el Wi-Fi. Así que nos ahorramos las explicaciones de sus características porque sería redundar. Lo que sí creo que va a molestar a algunos es que no usa disco duro y apenas tiene 16 GB en su configuración más grande. Poco para los que tenemos más de 6000 canciones en el iTunes y queremos un iPod con mas espacio. Sobre todo si venimos de uno con 30 GB o más. Bueno, no creo que detenga a nadie a hacer la cola por el nuevo iPhon... digo, el iPod.

Hasta la vista humanoides... ja ja ja...


Dr. Basura

P.D. Kaiser, éste mes no es libre de Apple, sapo. Sucumbiras, "tu cael en nuetlas manos"

One More Thing™: Por cierto, no que aquí tenga trascendencia alguna, pero se habilitó el iTunes Music Store de compra directa por Wi-Fi desde el iPod mismo (sólo el Touch), no se si se incluye al iPhone, pero no dudo que si. Usando los establecimientos de Café Starbucks de USA, uno puede comprar la canción que está sonando, o cualquier otra, mediante el iTMS mobile que se encuentra instalado en el iPod mismo. Aqui, si tuvieramos iTunes Music Store para empezar, sería interesante, pero en lugar de Starbucks mejor Restaurantes Chinos o Bares. Imagínense, pides el reggaeton del momento mientras degustas una espumosa. [Nota del Dr. Basura PhD]

Etiquetas: ,

#000000 / (0,0,0) / 0% 0% 0% 100% / IRE 0*



ESTA PÁGINA ESTÁ TEMPORALMENTE CERRADA
(Por un par de semanas para recuperar el ritmo, vuelva pronto)

No light. Darkness. Obscurity. Superunknown. Metallica. Johnny Cash. Collapsed Stars. Dale Earnhardt. Anarchist Symbolism. Pearl Jam "Ten" #5. Mayhem. ...Metal. Sociétés Anonymes. ...Panthers. Chineese North and Water. Paranormal Mirror. Gothic. Evil. Oakland Raiders. Italian Fascist Militias. Abbasid Caliphs. The Rolling Stones (Paint it...). Kuro. Beltzak. October 29, 1929. AC/DC. 8th Ball. ...Widow. Ebony. Charcoal. Darth Vader. Aztec War. England Taxi Cabs. Slayer (Spirit In...). Sophistication and Power. Chicago White Sox. Kiss. MIB. ...Sabbath. The Dark Knight. Led Zeppelin (...Country Woman). Negative. Crude Fuel Oil... = Black.


"Loneliness it shadows me, quicker than darkness
Crawls to the surface of my skin, visibly surrounded by it.

Surrounded by empty souls, artificial courage used
And because so, once was mine, I walk this maze alone.

Chaos and hate shadow me, hate it fills me up
Only one thing makes me feel, missing better half of me.

Black is all I feel, so this is how it feels to be free."

Am I Inside -Alice In Chains


THIS PAGE IS OFFICIALLY CLOSED - B-BACK SOON

[*] Hex / RGB / CMYK / NTSC

Etiquetas:

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex