<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

30 años atrás el cine no volvió a ser el mismo



Hace mucho tiempo atrás, en una galaxia muy muy lejana...

Si hacemos un recuento de hechos, durante el transcurso de la década de los 70 el cine gravitaba entre el género de catástrofes tipo The Towering Inferno, The Poseidon Adventure y Earthquake, y en títulos de perspectivas más pesimistas con énfasis en la figura del antihéroe a la manera de The French Connection, los dos números de The Godfather, Mean Streets, A Clockwork Orange, Chinatown, Taxi Driver y The Exorcist, por citar unos cuantos, amén de producirse en la industria cinematográfica norteamericana el llamado cine de autor a la usanza del que se hacía en Europa. Era la época de las máquinas de risa de Woody Allen, del estilo callejero de Martin Scorsese, de los blockbusters de Steven Spielberg y de la experimentación con el terror y el film noir hecha por Brian De Palma. También fue la época de George Lucas.

Luego de haber hecho dos piezas de diferente tenor; a saber, THX 1138 y American Graffiti, Lucas decide mezclar a Kurosawa con Flash Gordon, cowboys, space opera, Beowulf, J. R. R. Tolkien y Joseph Campbell de entre muchas influencias literarias y cinematográficas que pueblan su saga, para hacer una obra sobre el bien y el mal –el tema principal de toda la historia de la humanidad- que mezcla el espíritu del cine de autor con el espectáculo a la manera de las matinés fílmicas de los sábados por la tarde en décadas previas. Y esto fue lo que a partir del 25 de mayo de 1977 marcaría un antes y un después en la forma como se hace cine. Ese día se estrenó Star Wars.

El Lado Visible de la Fuerza

En la primera foto: De izq. a der. Harrison Ford (Solo), David Prowse (Darth Vader), Peter Mayhew (Chewbacca), Carrie Fisher (Leia) y Mark Hamill (Luke). Segunda foto: Escena en el Bar de Mos Eisley.

Puede que redundemos en el hecho de que además de marcar a varias generaciones de cinéfilos de todas las edades en el mundo –a manera particular fue la segunda experiencia de entender qué era lo que estaba viendo a la tierna edad de 5 años; la primera fue Close Encounters Of The Third Kind de Steven Spielberg–, Star Wars significó el regreso del género de los efectos especiales, abandonado en la década de los 60 debido al fin del star system, la venta de los estudios de cine a grandes corporaciones, la tendencia de los directores a hacer películas más enraizadas en la realidad como consecuencia del panorama social imperante en Norteamérica y la baja rentabilidad generada por el formato (la más taquillera hasta ese momento era 2001: A Space Odyssey de Stanley Kubrick, con más de $ 10 millones). Sin contar que desde la década de los 60 la ciencia ficción se situó del lado de las distopías para describir futuros apocalípticos (Soylent Green, Logan's Run, THX 1138, etc). Por primera vez en mucho tiempo se les permitió a las audiencias soñar y expandir la imaginación sin sentir que se minimizaba su sentido de madurez, sino elevándolo al punto de hacerlo aceptable.

Además de esto, Star Wars –renombrada en 1997 como Star Wars Episode IV: A New Hope– sirvió para oxigenar el medio cinematográfico poblado de pesimismo y desesperanza en cuanto a lo argumental y lo visual, sin contar el hecho de que muchas películas pecaban de ser pretenciosamente intelectuales y cerebrales. Permitió que el sonido, un elemento tomado a menos en el pasado, sirviera como puente para asociar imágenes y estados de ánimo; Star Wars fue uno de los primeros filmes en hacer uso del Dolby Stereo™ que se convertiría en un standard habitual en todas las películas.

Propulsó las carreras de sus protagonistas, Mark Hamill, Carrie Fisher, en especial la de Harrison Ford, y en el camino convirtió a George Lucas en uno de los hombres más influyentes en la historia del cine a la par de George Meliés, Orson Welles, Cecile B. DeMille o John Ford, tanto por su obra como por las empresas creadas a raíz del éxito de sus filmes; a saber, THX, Industrial Light & Magic y Skywalker Sound, por mencionar las más importantes en la producción de películas. Y en un plano más comercial, sirvió para inaugurar el campo del mercadeo de cine en todos los ámbitos posibles; entre estos: juguetes, videojuegos y libros, algo inconcebible antes: merchandising.

El Lado Oscuro de la Fuerza

Escenas de Luke Skywalker en el depósito de basura de la Estrella de la Muerte y luego vestido para destruirla.

A la par de estos logros, lo que se inició en 1977 con Star Wars también trajo consigo elementos no tan memorables. Como consecuencia de su estreno, muchos estudios de cine se enfrascaron hasta el sol de hoy en hallar la próxima Star Wars; es decir, una película que sea tan taquillera o más que la que nos ocupa. Y en el camino se han producido desastres artísticos de consecuencias catastróficas. Bodrios como Starship Troopers, Battlefield Earth, Event Horizon, Red Planet y Aeon Flux, si bien no son todos filmes de ciencia ficción de acción, sí están imbuidas del espíritu de ser la próxima 'Sci-Fi wonder'. Y los resultados han sido poco más que bazofias sin atenuantes.

Una extensión del concepto anterior está en la creación de franquicias cinematográficas. Al igual que con los Episodios V y VI además de los tres de la precuela, todas y cada una de las fábricas de sueños se han dedicado a hacer secuelas, segundas, terceras y hasta sextas partes (el caso de Rocky) de filmes que en muchos casos funcionaron al principio, pero que se desinflan al agotar el material o crear absurdos argumentales en aras de vender más entradas y 'merchandising' relacionado con los filmes que tienen a mal crear. Si quieren pruebas, analicen la tercera parte de Spider-Man, la segunda y tercera parte de Pirates Of The Caribbean, por citar dos casos recientes. Hasta Spielberg ha caído en esta trampa al permitir en un caso y dirigir en el otro secuelas de su obra maestra Jurassic Park.

Esto, sin contar con el hecho que Star Wars sirvió para hacer patente la división fílmica en el año, donde los llamados filmes de verano con tramas ligeras y aptos para todo público se estrenan a mitad del año, y los de tono serio que concursan por los Oscars™ para finales de otoño, como si fuese poco más que impensable que una película seria no pueda apelar a las masas y viceversa. Afortunadamente en esto último se ha encargado de desmitificarlo Peter Jackson al estrenar en diciembre las correspondientes películas de la Trilogía de The Lord Of The Rings, ganando Premios de la Academia al por mayor en los meses posteriores a sus estrenos.

Además, Star Wars ha significado un descenso en la productividad y creatividad de George Lucas. Luego de haber dirigido el Episodio IV y haber encargado los guiones y la dirección de los Episodios V y VI, Lucas se estancó en cuanto a la creación fílmica, salvo en la colaboración con Spielberg en la maravilla de Raiders Of The Lost Ark –otra franquicia más–. Al terminar estas tres primeras películas, cualquiera podría haber hecho otra clase de filmes para variar los temas y demostrar versatilidad, por ejemplo: dramas, comedias o policiales. Más debido a que Lucas no le gusta mucho el proceso de selección de actores para sus películas y la dirección le parece cansona por momentos. Cuando en 1999 se estrenó la primera de las películas de la precuela, Star Wars Ep. I: The Phantom Menace (con uno de los seres más detestables del cine: Jar Jar Binks), el paso de más de 20 años sin dirigir material nuevo hizo mella en su proceso creador; esto sin contar con que ese mismo año se estrenaría la primera de las películas de The Matrix que simbolizó un soplo de frescura en lo argumental, en efectos especiales y en la dirección de actores en el Sci-Fi Cyberpunk... un par de años después tocaría a la Trilogía de Tolkien. En resumen, Lucas ya no estaba casado con su saga intergaláctica.

El Lado de un Fan

Primera: George Lucas y equipo con Mayhew en traje de Chewie. Segunda: Lucas inspirado en el desierto de Tunisia. Tercera: Kenny Baker ajustándose dentro del androide más famoso del cine: R2-D2.

Apartando lo malo que se mencionó, también Star Wars significó algo para todos aquellos que vieron en su momento la película y para los que vinieron después. Sirvió para lograr romper por unos instantes la tan comentada brecha generacional. Por primera vez en siglos, padres e hijos compartían un gusto y una devoción rayando en lo obsesivo en ocasiones. En algunas partes del mundo se ha inventado hasta una religión basada en el concepto de La Fuerza.

Para los que crecimos con los filmes, significó una muy buena cantidad de juguetes relacionados con las películas (que eran fabricados por la compañía Kenner Toys) en cumpleaños, Navidades, intercambios de regalos, y en fechas recientes en cajitas felices. ¡Cómo olvidar el R2-D2 que llevaba 3 pilas y era manejado por un control remoto que también llevaba una pila! O el Millennium Falcon, la Estrella de la Muerte, las figuras de los protagonistas. Y por supuesto, los light sabers. Sin contar en años recientes con las películas en cualquier formato: VHS, LaserDisc, DVD, etc.

Así mismo, Star Wars introdujo en nuestro lenguaje palabras arquetípicas. La Fuerza, Luke Skywalker, Han Solo, Obi-Wan Kenobi, Darth Vader, C-3PO, R2-D2, Chewbacca, Jabba The Hut, Jedi, Storm Troopers, hyperspace, Estrella de la Muerte, Mos Eisley, Tatooine, Alderaan, el Imperio, y muchas más que fomentaron la imaginación y la creatividad en millones de personas en el mundo.

Esto es lo que significó que el 25 de mayo de 1977 el cine volviese a fantasear, a crear historias, personajes y mundos diferentes al cotidiano para luego convertirse en parte de nuestro panorama y de nuestra formación como seres humanos. A manera personal –y disculpen el acto–, mi episodio favorito de los seis que conforman la saga es precisamente el ahora conocido como Episodio IV, y que en 1977 marcó una pauta en la creación artística –en mi persona– y por el cual celebramos la pasada semana sus treinta años… y que se llamaba Star Wars.



The Force will be with you. Always!

________________________
Spaceman Jedi Luke Spiff

Etiquetas: ,

LEGAL

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido –escrito o gráfico– cuya autoría intelectual no sea nuestra, será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente le corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Interactive Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ asume la responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos con comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos con comentarios. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex