<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

El Arte Detrás De Un Martini

El Martini
El epítome de la coctelería a todo nivel. Alabado y paladeado por millones. El trago por excelencia. Para algunos es el Rey de los Cocktails.

Es interesante notar que con todo y el carácter aristocrático y burgués que simboliza el Martini, es sin embargo una de las bebidas más democráticas que existen. Prácticamente cualquiera con un mínimo conocimiento de licores y de sus posibles combinaciones puede crear un Martini, si bien en los últimos tiempos se han creado bebidas con combinaciones tan estrambóticas que desafían a la imaginación, algunas incluso rayan en lo impensable. Más en esencia y aún cuando muchos tienen diferentes nombres, en última instancia permanece el sustantivo Martini.

De Tragos, Bares y Copas: No hay un origen preciso sobre cuándo se sirvió el primer Martini. De acuerdo con unos lo ubican en San Francisco; otros en Nueva York, e incluso en Venecia. Pero todos coinciden en que surgió a finales del siglo XIX.

Ha habido historiadores que dan un sitio preciso donde se sirvió el primer Martini. El lugar es el Hotel Knickerbrocker en la ciudad de Nueva York por intermedio de un barman de apellido Martini, quien inventó el trago seco como un aperitivo para sus clientes, con lo cual se confirma que el nombre no proviene de la embotelladora Martini & Rossi de Italia (esta empresa surgiría después) y permitiendo que pueda prepararse con otras marcas de vermouth, como Cinzano o Noilly Prat, sólo por citar a dos de ellas.

Existen personas que han llamado al Martini “la bala de plata”; esto debido al carácter seco, fuerte y por el alto contenido de alcohol que según muchos podría perforar a cualquiera.

Fans Célebres: Uno de los hombres más ricos del mundo en su momento sólo bebía Martinis; este era John D. Rockefeller. En su momento el Martini se consideraba una bebida de millonarios, visión que reflejó magistralmente F. Scott Fitzgerald –otro célebre fanático- en su novela clásica “The Great Gatsby.” Además de su afición al Absinthe, Ernest Hemingway también era un fan del Martini, colocándose del lado de aquellos que aseguraban que su origen era veneciano, y además aportando variaciones a la bebida, expandiéndola. Sir Winston Churchill era del criterio de que si se dejaba una botella de vermouth seco mirando a la copa mientras se preparaba se podría optmizar el resultado. El compositor Cole Porter equiparaba al Martini al mismo nivel que el champagne como una bebida con clase y estilo. El comediante W. C. Fields lo llamaba “leche de ángel”; esto porque empezaba el día con un Martini, desayunaba y se tomaba otro.

Actores como Dean Martin, Bing Crosby, Frank Sinatra y Humphrey Bogart popularizaron el beber Martinis en el cine, al punto que “La Voz” paraba las filmaciones de las películas a las 5 de la tarde sin importar cual fuese porque a esa hora era “la hora de los cocktails”, y en el caso de Dino era célebre encontrarlo a las 4 de la mañana en la barra del bar del Hotel Sands en Las Vegas bebiendo Martinis. Se cuenta que una de las últimas palabras pronunciadas por Bogart antes de morir en 1957 fueron: “¡Diablos! Nunca debí cambiar el escocés por los Martinis.”

El novelista inglés Noel Coward incluyó en su clásico teatral “Separate Lives” personajes que batían y bebían Martinis en escena mientras se desarrollaban diálogos sobre rupturas y divorcios. El escritor británico Ian Fleming –otro fan más- hizo célebre el vodka Martini en sus novelas de James Bond, magnificado en grado sumo al aparecer la primera película, “Dr. No”, en 1962 donde se prepara el trago “...shaken, not stirred” (“batido, no mezclado”). Si bien para los puristas es un error hacerlo así porque se agua y se enturbia la bebida, con el paso del tiempo se ha convertido en una forma clásica de prepararla.

Por supuesto, la música que debe sonar no es precisamente hard rock. Lo ideal es escuchar buen jazz de los 40, 50 o principios de los 60 (Charlie Parker, Dizzy Gillepsie, Thelonius Monk, Miles Davis, John Coltrane, Chet Baker, Dave Brubeck, Vince Guaraldi, Louis Armstrong, entre muchos), música lounge o de películas de ese momento (Nino Rota, Hugo Montenegro, Juan García Esquivel, Henry Manzini, John Barry o Monty Norman), música de grandes bandas (Artie Shaw, Tommy Dorsey, Glenn Miller, Benny Goodman), damas de jazz (Bessie Smith, Ella Fitzgerald o Billie Holiday, por citar un trío de ellas) y crooners (Tony Bennett, Dean Martin, Sammy Davis Jr., Bing Crosby, y por supuesto, Francis Albert Sinatra).

Preparación al Placer
Las copas: Las tradicionales son de forma cónica, y se han convertido en un símbolo internacional para identificar los bares. Estas deben de estar completamente frías, casi al punto de congelación. Un Martini tibio o a temperatura ambiente es igual a manejar un Aston Martin a 30 Km/h.

Los ingredientes: Por fuerza deben de ser de calidad. El vermouth debe ser lo más aromático posible. Entre las marcas comerciales que elaboran un buen vermouth a precio razonable está Martini & Rossi. Para presupuestos y gustos más elevados está la ya mencionada Noilly Prat; eso sí, nunca se debe emplear vermouths que parezcan vino Sagrada Familia. Citando las célebres palabras de Ted Allen, encargado de la comida en el programa “Queer Eye For The Straight Guy”: “Life´s too short to drink cheap booze.” (“La vida es muy corta para beber licor barato.”)

La ginebra debe al igual que el vermouth ser de buena calidad, de preferencia Tanqueray, con un sabor seco y cortante que permita apreciar el cachet del trago.
Si se hace con vodka en vez de ginebra, y no nos cansamos de repetirlo hasta la saciedad, debe ser de extra superlativa calidad. En primer lugar, Absolut en cualquiera de sus versiones, seguida por Stolichnaya, Smirnoff, Finlandia, Grey Goose y Skky entre las principales y mejores marcas de vodka.

Un detalle importante es en el caso de que se usen aceitunas. Por favor, lávenlas antes de colocarlas en la bebida, no permitan que la salmuera contamine el trago, salvo que preparen un Dirty Martini. Y usen de las rellenas, no existen emergencias dentales a las 2 de la mañana. E igualmente, cualquier aditivo que le agreguen al cocktail debe estar lo más fresco posible: cáscara de limón en vez de aceituna o de manzana si es un Apple Martini o Appletini, cerezas marrasquino si es para una dama, cebollitas encurtidas para un Gibson, etc.

La coctelera: Existen discrepancias en cuanto a éstas. Todos coinciden en que las de vidrio se parten sin siquiera empezar a mezclar. Las de acrílico tienen sus fans, pero otros consideran que les da un mal sabor a los tragos. Las clásicas de metal son usadas por la mayoría, aúnque existe un grupo que opina que el metal también le da mal sabor. Por ello, el criterio sobre tal o cual artefacto es potestad del gusto personal de cada quien. Y por supuesto, un Martini es único; el que se prepara al principio nunca es igual al de la siguiente ronda.

Y ya con estas instrucciones y algunas palabras de erudición para que se destaquen con su pareja de turno y que aprendan el arte de un buen Martini al mismo tiempo, sólo podemos pedir otro trago más al barman y brindar con ustedes. ¡SALUD!

______________
Spaceman Spiff
El Martini como tal
Apartando el hecho de que un Martini puede ser batido suavemente si no se desea aguado, o con fuerza si se prefiere un poco más diluido, decir cuantas clases de Martinis hay es tanto como mencionar la cantidad de habitantes del planeta Tierra. Existen multitud de tragos, variaciones, mezclas y gustos que el espacio no abarcaría lo suficiente. A despecho de los que sean fans de tal o cual trago, mencionaremos aquí siete clases de Martinis, recordando que al cambiar la ginebra por el vodka se llaman vodka Martini:

Martini Original: Una parte de ginebra y una parte de vermouth. Se mezcla y se sirve con una aceituna.
Dirty Martini: 6 partes de ginebra, dos partes de vermouth seco, una parte de salmuera de las aceitunas. Se mezcla en una coctelera con hielo picado. Se sirve con aceituna.
Gibson: 6 u 8 partes de ginebra o vodka, una parte de vermouth seco, 3 cebollitas de cocktail. Se agita o se mezcla la vodka o la ginebra y el vermouth en coctelera con hielo picado y se sirve con las cebollas atravesadas con un palillo mondadientes.
Chocolate Martini: 6 partes de vodka, 1 parte de licor de cacao. Se combinan la vodka y el licor en un vaso coctelera con hielo y se agita. Se sirve decorado con virutas de chocolate amargo.
Apple Martini o Appletini: 3 partes de vodka saborizada de manzana (recomendación: usar Smirnoff Apple), 1 parte de licor de manzana o jugo de manzana, cáscaras de manzana. Mezclar en un vaso coctelera los ingredientes con hielo picado y servir adornando con las cáscaras de manzana.
Vesper Martini: 6 partes de ginebra, 2 partes de vodka, 1 parte de Lillet blanco, cáscara de limón. Se agita la ginebra, la vodka y el Lillet en una coctelera con hielo picado y se sirve adornado con cáscara de limón.

Etiquetas:

0 COMENTARIOS

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido escrito o gráfico cuya autoría intelectual no sea nuestra será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Computer Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ no se hace responsable por las ideas y opiniones expresadas en los comentarios emitidos por los lectores, bien sea por su grado de estupidez, ignorancia o mal gusto. De igual manera los editores de Rural Tex™ asumen la responsabilidad de sus opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Sin excepción no publicamos comentarios anónimos. Los comentarios se publican tal como vienen, sin censura, sin correcciones y sin edición, así que cuiden su ortografía mequetrefes. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos o comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que más arrechera nos dé o nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos y comentarios de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos o comentarios, es decir, te callas. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados son de los bajos fondos, no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex