<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

The Old Adventures in Hi-Fi



Todo lo que siempre quisiste saber sobre sex... ¡ejem! cornetas, pero sentías pena en preguntar. Seguro que no existen labores tan subjetivas que evaluar cornetas simplemente por escucharlas. Lo que puede ser el lomito para uno podría ser la mierda para otro. Pero entre los que tenemos cierta experiencia escuchando variedades de componentes, existe una nomenclatura para categorizar elementos cualitativos estandarizados para juzgar el performance de una corneta. Gracias a críticos como Daniel Kumin* de la extinta publicación Stereo Review, he aprendido a entender esta nomenclatura -en teoría y práctica- pero también con la ayuda de la experiencia.

Recuerden lo que hemos repetido aquí respecto a la noción que "compra lo que te guste y lo que suene bien para ti" pero tampoco olvides que una buena recomendación te puede ayudar. Tal vez encuentres que vale la pena gastar un poco extra si existe algo mejor y lo audicionas. Con las cornetas es siempre una norma. Pero si tu deseo también consiste en lograr la máxima precisión en la reproducción de las grabaciones que escuchas, entonces debes entender cuatro principios evaluativos básicos para saber si lo que buscas es "preciso". Pero es un arma de doble filo porque ¿cómo sabes si tus grabaciones favoritas son lo suficientemente precisas? Nunca lo sabrás, pero al menos aceptas que son un facsímile de la realidad si asumes que conoces bien el sonido de los instrumentos en vivo, el performance de tu artista y la habilidad de los ingenieros de grabación. De la misma manera que no sabes si la pintura de Michelena sobre Miranda representa un fiel semblante de su aspecto, pero confías en que lo es, ya que reconoces las cualidades artísticas del pintor. Es por ello que la diferencia cualitativa entre buenas grabaciones es mucho menor que las diferencias abismales entre cornetas excelentes y parlantes mediocres. Haz caso a tus oídos y tus preferencias particiulares.

No hay sustituto para la experiencia, así que aprovecha cada oportunidad de probar y comparar. Recuerda que las condiciones del ambiente acústico son críticas, así como la fuente de reproducción. Pero una vez que los factores críticos se han verificado, encontrarás que las diferencias entre cornetas similares son infinitamente mayores que la diferencia entre buenos equipos de reproducción. Y recuerda que, al comparar dos cornetas bajo ambientes y fuentes idénticas, asegúrate que los niveles de volumen estén parejos (no más de medio decibel de diferencia), ya que es un hecho psicoacústico comprobado que el cerebro tienda a interpretar como "mejor" el sonido de la que suena más alto. Por supuesto, a la hora de evaluar cornetas, usa discos que están muy familiarizados contigo y conozcas cada nota como la tabla de multiplicar (¿terminaste el bachillerato no?). En especial si son grabaciones vanguardistas de alta calidad. Cuando sepas dónde estás parado y estés listo para evaluar tus próximas cornetas, cuida estos detalles a continuación:

Uniformidad: Entiédase por el carácter tonal de los sonidos sin deformar sus características intrínsecas y naturales. Sobre todo en el sonido de los instrumentos en solitario y la precisión del tono de voz del cantante. Es decir, que suene natural, sin esfuerzo, sin adquirir coloraciones nasales (como si el cantante, que conoces bien, suena como si le taparon la nariz), tonos opacos (como la falta de brillo natural), encajonamiento acústico (como encerrado en una caja o por un megáfono, que presentan características encajonadas con excesiva reverberación que la hace ininteligible). Y en los brillos busca suavidad, caída y timbre natural, no esa rasposa e irritante distorsión armónica de saturación metálica.

Imagen: Con la imagen nos referimos al espacio y distribución a lo largo -y ancho- del cuarto. A la profundidad, altura y sensación de tridimensionalidad de la música. Más aún si supera las deficiencias acústicas del recinto. Aquí es donde puedes apreciar la ubicación de los músicos en el espacio, casi como si los pudieras apuntar con el dedo y como si no estuvieran saliendo de las cornetas, sino de varios puntos (buen consejo, si sientes que todo sale plano y estéril de las cornetas sin ubicaciones en el espacio o todo suena hacia el centro, mejor prueba otra cosa). Cuidado con ser engañado con procesadores DSP que generan imágenes forzadas. Todas las cornetas distorsionan la realidad de alguna forma, así que aquí el gusto personal juega un papel importante.

Dinámica: Todas las cornetas comprimen el rango dinámico real de un sonido de una forma o de otra. Con dinámica entendemos por la capacidad de una corneta de ejecutar transiciones veloces entre picos muy altos y niveles muy sutiles de un sonido. En especial a volúmenes donde muchos instrumentos desarrollan cambios dinámicos a niveles reales entre momentos planísimos y pasajes fortísimos. Las fallas las evidenciamos cuando escuchamos sonidos forzados y distorsionantes que produce la corneta misma, pero no están en la grabación como vibraciones, golpes y ruidos que indican que se alcanzó el límite físico de sus posibilidades y no puede responder favorablemente. O al contrario, todo suena plano y comprimido (como los MP3 a 128kbps que reducen dramáticamente el rango dinámico de una grabación) sin variaciones naturales en la amplitud.

Extensión de Bajos: Cuando se habla de la extensión de bajos, específicamente las últimas dos octavas, el gusto juega un rol importante. ¿Qué tanto te gustan los bajos? (los sonidos, no las personas, gafo) dependerá para saber si un estilo en particular de cornetas te puede satisfacer. Por lo general, instrumentos tradicionales no llegan hasta ese límite de la percepción humana. Instrumentos como sintetizadores, percusiones fuertes y bajos eléctricos son la excepción. Las dimensiones del cuarto -y su ubicación dentro del mismo- lo afecta dramáticamente. Busca cornetas que no acentúen exageradamente las frecuencias bajas haciéndolas sonar como un tono homogéneo cual generador eléctrico industrial, pero tampoco bajos tan secos como si le pegaras un puñetazo al woofer.

En fin, son lineamientos elementales que te dan una idea para que sigas mejor los consejos de los críticos que lees y, más importante aún, lo que sientes al escuchar y evaluar tus grabaciones favoritas con tus propios oídos. Que al final son quienes dan la última palabra. De nuevo, el gusto y la experiencia son siempre los protagonistas.

"Aprender a escuchar no es lo mismo que oír, la diferencia entre tantas está, que cuando se combinan las dos, podrás apreciar más allá de lo evidente."

-Dr. Basura PhD

___________
Sir Barton

[*] El presente post fue inspirado en un artículo de D. Kumin de 1998.

Etiquetas: ,

0 COMENTARIOS

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido escrito o gráfico cuya autoría intelectual no sea nuestra será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Computer Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ no se hace responsable por las ideas y opiniones expresadas en los comentarios emitidos por los lectores, bien sea por su grado de estupidez, ignorancia o mal gusto. De igual manera los editores de Rural Tex™ asumen la responsabilidad de sus opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Sin excepción no publicamos comentarios anónimos. Los comentarios se publican tal como vienen, sin censura, sin correcciones y sin edición, así que cuiden su ortografía mequetrefes. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos o comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que más arrechera nos dé o nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos y comentarios de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos o comentarios, es decir, te callas. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados son de los bajos fondos, no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex