<body>

Rural Tex es un estúpido sitio web de reseñas y noticias de videojuegos y cine popular. Combatiendo el mal gusto desde 2005 (nos está costando bastante) Influenciados por nuestra cultura nerd-geek de Comic Books & Video Games. Periodismo Gonzo de tercera en este Colosal Desperdicio de Ancho de Banda

ÚLTIMAS RESEÑAS

Las últimas reseñas de videojuegos y cine. También a veces música, Apple o audio (a veces). Rural Tex™ no apoya la piratería, todo medio que aquí se revisa es adquirido legal y estrictamente original.


Más en el Archivo de Reseñas.

CALIFICAMOS ASÍ

Nuestra escala para calificar las reseñas del uno al cinco (estrellas). Con el Sir William McKay reservado sólo a la excelencia.

  • Sir William McKay: Aleph One
  • Willy McKay: ¡Non-Plus-Ultra!
  • McKay: Muy bueno, peeero...
  • Pasta: Ta' bien... ta' bien.
  • Mancao: No nos inmuta.
  • Ñame: ¡Que nos devuelvan el tiempo y dinero que perdimos en revisar esta grandísima porqueria! Epic FAIL!
WEB-ONADAS

Lectura: No Girls Allowed? I'm not your fucking shield!. Una opinión sobre el sonado caso del #gamergate desde la perspectiva analítica del Editor en Jefe. –Bartolomeo

Contribuye

Audiófilos: ¿Especie en Extinción?



Leyendo un artículo del crítico de Audio -de Alan Dang- me llamó la atención su análisis de los tiempos que corren y el cambio en los hábitos de escuchar música en el hobby del Audio. En resumen según su artículo, el Audio ha perdido seriedad, disciplina y se degrada hasta el punto en que no se aprecia verdaderamente su potencial. Es como la película sobre la sociedad futurista-anti-utópica, Soylent Green, donde la gente olvidó el sabor de una buena comida -debido a la escasez de comida- en favor de una genérica y sintética pastilla verde, véanla para que sepan de qué está hecha.

Entonces: ¿Está en extinción el purismo del Audio? ¿Estamos los audiófilos condenados a desaparecer? ¿Se acabó la búsqueda por el purismo del sonido grabado y reproducido? ¿Por qué las salchichas vienen en paquetes de 10 y los panes en paquetes de 8? Tal vez esta última pregunta no calza en el tema, pero preocupa por igual ¿verdad?

Insatisfechos por años en la búsqueda del pináculo de la perfección en la reproducción musical, los audiófilos han visto pasar formatos, tecnologías y mitos que, de una forma o de otra, prometen la fidelidad absoluta, el nirvana sónico y el Aleph-One del Audio. Desde los rollos de Edison hasta el Super Audio CD, han pasado toda clase de avances en la forma de grabar y reproducir el sonido con el único fin de igualar, en la medida de lo posible, la fuente original. Recientemente, desde hace cinco años, hemos visto -u oído- avances que se aproximan a esa meta. Me refiero a los formatos de alta resolución (multicanal) que superan abiertamente al CD: DVD-Audio y Super Audio CD. Ambos muy parecidos en el resultado final en que garantizan, si posees el equipo adecuado, una mayor fidelidad a la del venerable disco compacto. ¿Pero por qué muchos no se han enterado de ellos y por qué ha sido tan lenta su aceptación? En mayor parte se debe a otra innovación, aunque paradójicamente es un retroceso en fidelidad, pero que ha tomado al mundo por asalto:

El M-P-3*

Empecemos por discernir los tres típicos consumidores de audio (los melómanos que escuchan música regularmente y la coleccionan, no a los casuales oyentes). En primer lugar están los que se contentan con cualquier resultado, no persiguen mayor calidad que la que satisfaga su alma medianamente y cualquier cosa que suene o funcione está bien (equipos baratos, quemaítos, etc). En segundo lugar están los que se preocupan, de alguna forma, por la calidad y buscan la mejor relación costo-performance/precio-valor; no les importa gastar un poquito más siempre y cuando resulte en una mejoría, dramáticamente tangible, que justifique el costo y lo puedan apreciar. Y por último el audiófilo tradicional, el que discierne, discrimina y distingue fácilmente las diferencias más sutiles y espera nada menos que el mejor performance, casi siempre sin importar el costo (el necio, el excéntrico). Sin estar escrito en piedra, estas categorías son las más generalizadas y admiten puntos intermedios entre ellas.

Pero para las nuevas generaciones el performance ha ocupado un segundo lugar a favor de la conveniencia. El audio digital ha democratizado la calidad, logrando que se pueda obtener fácil y por poco. Es decir, el audio analógico, debido a su delicada forma de transmisión y almacenamiento, requería de altísimos costos para no perder su pureza en el proceso. Antes necesitabas al menos de 9000$ en un deck para vinil Garrard o Linn Sondek para obtener mayor calidad de sonido; hoy cualquier buen reproductor de DVD de 200$ produce, aunque sin la cálida fidelidad del vinil, una reproducción aceptable de un CD rayando en los límites teóricos del formato. Pero como ahora el audio digital y el MP3 han estandarizado la calidad a bajo costo -haciéndolo accesible a todos- hace que pocos se preocupen por esforzarse en maximizarla. En su lugar la preocupación es por la capacidad de su disco duro y/o reproductor de MP3. ¿A quién culpamos? ¿Al Internet, al iPod o a la comodidad y el conformismo? A pesar que algunos prefieran una tasa alta en sus MP3 buscando calidad, sigue siendo baja fidelidad por debajo del viejo standard del CD e infinitamente inferior a los avances de verdadero Hi-Fi como el DVD-A y SACD. ¿Pero si estos nuevos formatos cumplen con la promesa de la perfección, por qué la gente no los está arrancando de las vitrinas arrojando sus viejos CDs por la ventana?

Conveniencia – Practicidad – Conformismo – Costo

Por conveniencia, ninguno de estos formatos fue ideado para la generación iPod, no son portátiles y por ende la diferencia que ofrecen no se puede apreciar en mediocres audífonos corrientes. Ocupan mucho espacio por lo que su compresión en archivos más cómodos está descartado, aparte que pierden todo propósito de ser posible. Por practicidad, estos formatos requieren, casi siempre, de un sistema bien calibrado de 6 parlantes -incluyendo un subwoofer- para apreciar todo su potencial. Muy complejo para el que sólo quiere conectar su iPod al PC, pasar las canciones y salir oyéndolas. Por conformismo, y quizás el de mayor peso, la mayoría está satisfecha con la calidad el sonido del CD, peor aún, con la del MP3, así que ¿pa’ qué mash? Y por último, el costo, estos dos formatos no son económicos, y mientras más high-end, mejor (aquí aplica el viejo proverbio en Audio: “obtienes lo que pagas”). ¿Entonces? ¿Estamos en extinción? ¿Terminaremos en los museos? ¿Cuáles serán los futuros audiófilos?

En conclusión, estos nuevos (?) formatos no son para todo el mundo, pero preocupa la dirección que está tomando la seriedad de este hobby y la atención que le da la industria. Porque les interesa más atender a las dos primeras categorías que la última. Con razón, son la mayoría y la que más dinero les genera. No creo que nos extingamos, siempre habrá un lugar para el extremista y el excéntrico. La premisa está en que ahora la conveniencia juega un papel tan importante como la calidad. ¿Qué piensan ustedes? ¿Perro bueno o perro malo? ¿Salchichas para todos?



___________
Sir Barton

Fuentes de obligatora lectura complementaria: Stereophile y The Wall Street Journal (esta última requiere de subscripción)

[*] El MP3 como muchos de ustedes están familiarizados, es un formato de compresión de audio digital (con pérdida permanente), que remueve extensas porciones -frecuencias- de la señal original que son menos sensibles a la perceptibilidad del oído humano; resultando en un compacto y práctico archivo que facilita su transmisión por Internet y almacenamiento abundante en reproductores portátiles. Creado por el Fraunhofer Institute de Alemania, es una extensión del standard MPEG-1 Layer 3 y, la calidad del resultado depende de la tasa utilizada. ¿Un retroceso? Sí, su sonido es muy inferior al del CD, el cual ya ha sido señalado y comprobado como imperfecto y de limitada fidelidad por los audiófilos. Pero puede llegar a ser bastante satisfactorio para aplicaciones poco críticas y exigentes.

Etiquetas: ,

LEGAL

Acerca: Rural Tex™ no está aliado con instituciones públicas, entes políticos, empresas privadas o medios de comunicación, ni persigue alianzas comerciales o editoriales de cualquier naturaleza. Rural Tex™ funciona con el único objeto de difundir información de entretenimiento basado en la Libertad de Expresión y Pensamiento del Artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Bajo ningún motivo Rural Tex™ recibe dinero de marcas o empresas cuyos productos endose, independiente de las opiniones expresadas hacia alguna de ellas. Tampoco hacemos eco de campañas publicitarias de cualquier naturaleza excepto aquellas previamente acordadas o como contribución hacia algún servicio social.

©2005-2017 Derechos Reservados. Los nombres: Rural Tex™, Sir William McKay, Willy McKay, McKay, Mancao, Ñame, La Otra Dimensión, Geekview, La Galería del Terror, República Metallica, Hablemos de Audio, La Real Logia de la Cervezología, Inteltosh, Tipo Serio, Gay Alert! son propiedades intelectuales originales pertenecientes exclusivamente al Grupo Rural Tex™. Rural Tex™ no revisa, critica, compra, alquila, baja, recibe o difunde contenido pirata en formato alguno por ningún motivo. Todo contenido audiovisual que se discute en estas páginas: cine, música, software o videojuegos, en cualquier formato –físico o digital– es estricta y legalmente original; más por razones de buen gusto como coleccionistas puristas, que por motivos o razones de índole ética, legal o moral. El contenido de esta página es propiedad intelectual de Rural Tex™, incluyendo sus fotografías e ilustraciones originales. Se prohibe la reproducción total o parcial del contenido sin el consentimiento directo de sus editores. Se puede enlazar a nuestros artículos desde otras páginas sin necesidad del permiso previo de Rural Tex™ siempre y cuando no se copien porciones –totales o parciales– de su contenido. Cualquier contenido –escrito o gráfico– cuya autoría intelectual no sea nuestra, será debidamente especificado –con su respectiva referencia– a quien(es) debidamente le corresponda. Las imágenes utilizadas en las reseñas, noticias y artículos son en su mayoría de dominio público, abiertas a la prensa, libre difusión y/o por cortesía del publicista o medio promocional. Esta página está protegida por una licencia de: ©Creative Commons – Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

©Derechos Respectivos. ®Apple, Macintosh, iPod, MacBook, iMac, iPad, iPhone, iCloud, iTunes, iOS, Apple Watch, el logo de Apple, así como los modelos y nombres de sus productos, son marcas registradas de Apple Inc. ®Justice League, Batman, Superman, Green Lantern, Flash y cualquier otro personaje de DC son propiedad de DC Comics, Inc. ®X-Men, The Avengers, Spiderman, Captain America, Iron Man, Thor, Hulk, Fantastic Four, Deadpool, así como cualquier personaje de Marvel son propiedad de Marvel Comics/Disney Inc. ®PlayStation, PS4, PS4 Pro, PSVR, PS3, PSP, Vita, Move, PSN, PlayStation Plus, son marcas registradas de Sony Interactive Entertainment. ®XBOX, XBOX One, XBOX 360, XBLA, son marcas registradas de Microsoft Corp. ®Nintendo, Switch, Wii U, Wii, 3DS, DS son marcas registradas de Nintendo Co., Ltd.

Aclaratoria: Rural Tex™ asume la responsabilidad de las opiniones expresadas en los artículos bajo el derecho de la libertad de expresión del pensamiento; tomando en cuenta que el contenido se publica con el propósito exclusivo de entretener más que de informar sin que ello implique que las ideas y opiniones publicadas se deban tomar en serio. Quedan advertidos que no pueden disputar nuestra opinión porque una opinión personal no implica necesariamente que es una aseveración de facto o la verdad absoluta. Son solamente opiniones como las de cualquiera. Las opiniones se respetan, se discuten, se puede o no estar de acuerdo, pero no se disputan. Al enviarnos correos con comentarios de insultos están aceptando que nos reservamos el derecho de propiedad sobre su contenido para nuestra libre interpretación. Eso incluye archivos adjuntos, fotos, tu correo, tu carro, tu trabajo, tus cuentas, tu casa, tu miserable vida, tu alma, tu novia(o), tus hijos y hasta tu perro. Entendiendo lo anterior aceptas que nos reservamos el derecho de publicar tu dirección de e-milio y cualquier dato personal para el escrutinio (burla) de todos. Igualmente entiendes que nuestras opiniones siempre están en lo correcto sin importar qué. Por lo tanto podemos difamar, burlar, humillar y destruir a cualquiera que nos rompa los huevos. Además reconoces que al enviarnos correos de odio, sólo por el simple hecho de estar en desacuerdo con nuestras opiniones, se convierten en motivos para insultarlos, difamarlos, burlarnos y destruir tu miserable inferioridad ante la vista de todos. Aceptas sobre todo que, sin importar lo que aquí se diga, no puedes demandarnos por ningún motivo. Si no estás de acuerdo con estas condiciones no envíes correos con comentarios. Estas condiciones se pueden modificar en cualquier momento sin aviso previo. Nuestros abogados no tienen ética y juegan sucio.

Powered by Blogger
Powered by Blogger
Template by Rural Tex